Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Diciembre de 2013.

Los momentos más creativos de la democracia rara vez ocurrieron en las sedes de los parlamentos".

Cándido Marquesán Millán

Nuestros dirigentes políticos, en connivencia con los medios de comunicación, pretenden convencernos de que estamos disfrutando de un sistema democrático pleno, instaurado tras un modélico y exportable proceso de transición, basado en: una Carta Magna producto del consenso de las principales fuerzas políticas, que reconoce la soberanía del pueblo español, e instaura un Estado social y democrático de Derecho con una amplísima Declaración de derechos civiles, políticos, sociales y económicos; además de elecciones libres con sufragio universal, libertad de expresión y de información,  y pluralismo político. Mas la realidad actual es muy diferente.

 

El gobierno nos está imponiendo irresponsablemente unas políticas sin consulta alguna, que estuvieron ocultas en su programa electoral y que están produciendo un gravísimo daño a la gran mayoría de la ciudadanía española, para  beneficio de una minoría. Existe una explicación. Susan George avisa que «lo importante no es el coche oficial de los políticos, sino que el Estado gobierne para el mercado». Y como su voracidad es inagotable  “Los españoles son ratas de laboratorio para ver cuánto castigo toleran sin rebelarse”´. Eso puede alentar al fascismo.”

Es evidente que  las decisiones no surgen del pueblo soberano, muy al contrario, provienen de las élites financieras y empresariales, que al seguirlas a rajatabla los gobiernos, se convierten en sus mayordomos. Por ello, están más atentos a los mandatos de los banqueros que a los de los ciudadanos.   Siendo ministro de Fomento, José Blanco, dijo  "Aceptar la dación de viviendas en pago de las hipotecas pondría en dificultades el sistema financiero”.   La  reforma laboral y de las pensiones han sido impuestas desde determinados poderes económicos y financieros. Con estas actuaciones los gobiernos pierden la legitimidad de las urnas.

Tal como señala Juan J. Linz en su libro La quiebra de las democracias, la legitimidad de un régimen democrático está dada por la creencia y confianza de la ciudadanía en él, y supone dos dimensiones: eficacia, que es la capacidad de un régimen para encontrar soluciones a problemas básicos y efectividad, que es la capacidad para poner en práctica las medidas políticas formuladas con el resultado deseado. Legitimidad  es igual a eficacia más efectividad.

Existe una relación constante entre estas tres variables, influyendo sobre la estabilidad y el rendimiento del régimen. Vistas la eficacia y la efectividad de las políticas del gobierno actual, desaparece su legitimidad. Tal carencia provoca un grave problema: ¿quién es responsable? Si una de las cualidades de la democracia es la capacidad ciudadana de exigir cuentas a quien ostenta el poder, actualmente hay un vacío de responsabilidad ya que las medidas se imponen desde esferas donde la voz ciudadana no tiene acceso.

Y así es muy factible la quiebra total de nuestro sistema democrático. Por ello, son lógicos determinados juicios emitidos por expertos filósofos, sociólogos, historiadores que califican nuestro sistema político actual de un auténtico fascismo o cuando menos en proceso de advenimiento. Para Boaventura de Sousa Santos  se está produciendo la emergencia del fascismo societal. No es  el fascismo de los años treinta y cuarenta. No se trata  de un régimen político sino de un régimen social y de civilización. Es un fascismo pluralista. Las principales formas de la sociabilidad fascista son las siguientes.

El fascismo del apartheid social implica la segregación de los excluidos dentro de una cartografía urbana dividida en zonas salvajes y zonas civilizadas. Estas viven bajo la amenaza constante de aquellas y para defenderse se transforman en castillos neofeudales, en  urbanizaciones privadas. El fascismo del Estado paralelo que actúa con una doble vara, una para las zonas salvajes otra para las civilizadas.

En estas últimas, el Estado actúa democráticamente, como Estado protector; en las salvajes de modo fascista, como Estado predador. El fascismo paraestatal resultante de la usurpación por parte de poderosos actores sociales, de las prerrogativas estatales de la coerción y de la regulación social, en connivencia del Estado.    El fascismo de la inseguridad, que se sirve de la inseguridad de las personas debilitadas por la precariedad del trabajo o por acontecimientos desestabilizadores. Tales niveles de ansiedad y de incertidumbre respecto al presente y al futuro rebajan el horizonte de expectativas y crean la disponibilidad a soportar cualquier sacrificio. Y el fascismo financiero el de los mercados de valores y divisas, de la especulación financiera. Es el más pluralista: los movimientos financieros son el resultado de las decisiones de unos inversores individuales e institucionales mundiales y que, de hecho, no comparten otra cosa que el deseo de rentabilizar sus activos. Es el más virulento ya que su espacio-tiempo es el más refractario a cualquier intervención democrática.

Es urgente luchar por recuperar la democracia y así embridar un capitalismo que mantenga el Estado del bienestar. La izquierda, la de verdad, tiene que reaccionar y organizarse para evitar estos retrocesos y seguir avanzando. Tarea no fácil. Las conquistas políticas y sociales han llegado  tras luchas colectivas y mucho sufrimiento, ya que las clases privilegiadas solo hacen concesiones movidas por el miedo. Y  ahora no lo tienen. Al respecto   me parecen muy ilustrativas y esclarecedoras las palabras del gran historiador Josep Fontana: "Desde 1789 hasta el hundimiento del sistema soviético las clases dominantes europeas han convivido con unos fantasmas que atormentaban frecuentemente su sueño: jacobinos, carbonarios, anarquistas, bolcheviques..., revolucionarios capaces de ponerse al frente de las masas para destruir el orden social vigente. Este miedo les llevó a hacer concesiones que hoy, cuando no hay ninguna amenaza que les desvele-todo lo que puede suceder son explosiones puntuales de descontento, fáciles de controlar---, no necesitan mantener."

Por ello, estimo que si las instituciones políticas existentes no sirven para dar respuesta a las aspiraciones de amplios sectores de la ciudadanía, es necesario reformarlas o crear otras. ¿Para qué sirve el Senado? Hasta que esto ocurra, es legítimo y democrático actuar pacíficamente al margen de ellas en la calle. Una sociedad democráticamente sana puede y debe mostrar su protesta y su indignación en la calle. Cuando la gente pacíficamente toma la calle, para hacerse oír, es porque quiere cambiar las políticas públicas. Y esta actuación es otra forma de democracia; la democracia de movilización que está cuestionando, sin querer suprimirla, la democracia representativa de los gobiernos, parlamentos y partidos políticos. Así lo hizo el 15-M, manifestándose pacíficamente y en pro de más democracia, por lo que no debería ser criminalizado por los poderes públicos, planteando una reforma del Código Penal.

Como ha escrito Luis I. Sandoval "Para Eric Hobsbawm 'las marchas callejeras son votos con los pies que equivalen a los votos que depositamos en las urnas con las manos'. Y es así, porque los que se manifiestan eligen una opción, protestan contra algo y proponen alternativas. La acción colectiva en la calle, como acto de multitud o de construcción de un discurso, expresa una diferencia u oposición, muestra una identidad, y se transforma de lo particular a algo más general y cuando se mantiene en el tiempo se convierte en un movimiento social. La historia nos enseña que si en la sociedad democrática no se produjeran estas oleadas de movilización por causas justas no habría democratización, es decir, no habría la presión necesaria para hacer efectivos derechos reconocidos constitucionalmente, ni la fuerza e imaginación para crear otros nuevos".

Todo esto les resulta difícil de entender a nuestros representantes políticos. Con frecuencia, las sociedades se incomodan con los movimientos y aún los consideran peligrosos y nocivos. Solo cuando triunfan reconocen sus bondades e integran sus conquistas a la cultura e institucionalidad vigentes. Ardua tarea, a veces se necesitan siglos para alcanzar algunos derechos: jornada laboral de 8 horas, descanso dominical, sufragio universal, igualdad entre hombre mujer. En definitiva, con movilizaciones se han civilizado y avanzado las sociedades que hoy conocemos como modernas y democráticas. Según de Sousa Santos "Los momentos más creativos de la democracia rara vez ocurrieron en las sedes de los parlamentos". Ocurrieron en las calles, donde los ciudadanos indignados forzaron los cambios de régimen o la ampliación de las agendas políticas

03/12/2013 14:40 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

¡VIVA LA TRANSPARENCIA!

Cándido Marquesán Millán

En las sociedades democráticas existe el derecho fundamental a saber, a estar informado sobre lo que está haciendo el gobierno y por qué lo hace. La democracia es el gobierno de lo público en público. En contraposición al autocrático, es un poder sin máscaras, o debería serlo. La democracia moderna nos remite a la Atenas de Pericles, del Agora o de la Ekklesia, o sea, a la reunión de todos los ciudadanos en un lugar público, a la luz del sol, donde hacen propuestas, debaten y deciden alzando las manos o mediante pedazos de loza.

 

James Madison, el forjador de la Primera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos, que garantiza el derecho a la libre expresión, captó muy  bien el tema de la transparencia en un gobierno: “Un pueblo que desea gobernarse a sí mismo necesita armarse con el poder que le proporciona la información. Un gobierno del pueblo sin información para todo el pueblo o sin los medios para obtenerla no es más que el prólogo de una farsa o de una tragedia, o tal vez de ambas cosas”.

Ya en 1984 Bobbio  en su libro  El futuro de la democracia, manifestó también su preocupación por el problema del poder oculto.

Por tanto, democracia supone transparencia, información, visibilidad y publicidad, sin las cuales no es posible su funcionamiento, ya que los ciudadanos no pueden controlar a sus gobernantes. Lo contrario a la transparencia es el flagelo del secreto, que es  propio de las dictaduras, aunque impropio de las democracias. El secreto es corrosivo, es la antítesis de los valores democráticos, ya que se basa en la desconfianza entre los que gobiernan y los gobernados y a la vez agudiza esta desconfianza.

Las consecuencias del secreto son muy graves. Para el senador norteamericano Moyniham el secreto impuesto por el estamento militar exacerbó la Guerra Fría y muchas de sus manifestaciones, como la carrera armamentística. Si no hubiera habido secreto, se habría conocido que Rusia no era el enemigo formidable y el gigante industrial que nos pintaron durante medio siglo.

Harald Schumann, periodista alemán de investigación sobre la eurocrisis, señaló que cuando en 2008 y 2009 el gobierno alemán rescató a sus bancos con casi medio billón de euros, para salvar el expediente en el Bundestag se formó una comisión secreta de nueve diputados de todas las fuerzas políticas. Fue todo tan democrático como el papel de La Asamblea Nacional del Pueblo de Corea del Norte.

Nuestro presidente nos dice: la deuda pública supera los 900.000 millones de euros. Si tenemos que pagarla con nuestros impuestos y recortes de prestaciones sociales, tenemos derecho a conocer su origen. ¡Qué menos! Al respecto parecen pertinentes conocer algunos datos. De Guindos,  a la pregunta: ¿el dinero de qué bancos se está salvando con el rescate de Bankia? Contestó: “no es una información esencial, aunque sabemos que la mayoría son inversores extranjeros”.

Pere Ortega del Centre d`Estudis per a la Pau JMDELÀS, en el artículo Las trampas del presupuesto para el ejercicio 2013, indicó que según  los datos del Ministerio de Defensa eran de  6.913,6 millones de euros, cuando realmente ascienden a 13.708,3. En un reciente programa de debate sobre el presupuesto de Defensa, el ministerio renunció a estar presente, a pesar de haber sido invitado.
Por ello, sea bienvenida una Ley de Transparencia que la presentó y defendió en el Congreso la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría,  aduciendo que estamos ante una ley necesaria e inaplazable, … La primera institución que se incorporará en la norma será la Casa Real…. Esta ley será una de las más avanzadas de nuestro entorno”. 

Para  fijar la posición por el PP, el ínclito, Esteban González Pons dijo, abróchense los cinturones que vamos a despegar: “Señorías, el valor de la transparencia como requisito de la democracia no es nada nuevo. Sin transparencia es imposible que haya democracia, como sin luz es imposible que se pueda ver.. En la democracia el ojo tiene que ser siempre más rápido que la mano. ¡Que se lo pregunten a Bárcenas!

Pero sigamos con otras perlas preciosas: no hay mejor remedio contra la corrupción que anticiparse a ella, que evitarla. Solo se corrompe el agua estancada. Allá donde habitan la sombra, el secreto o el exceso de confianza es sencillo que se produzcan favores, arbitrariedades y desfalcos.  “Manda huevos”.

Como ciudadano español me sentí perplejo  e indignado. ¡Qué cantidad de cinismo, hipocresía y desfachatez! ¿Puede hablar de transparencia un diputado de un partido inmerso en los gravísimos casos de corrupción de Gürthel, Bárcenas, Emarsa, y que está poniendo todo tipo de trabas para su aclaración?

Esto lo pensé en escribirlo poco ha. Todo debe ser arrojado al cubo de la basura. ¿Por qué? Mi querido lector si has tenido la paciencia de llegar  hasta aquí, lo entenderás perfectamente.
Todo esto va cambiar, estoy totalmente convencido. La acción política de nuestros gobiernos va a ser como una urna con cristales transparentes. Podemos estar todos contentos y felices. Se acabó la oscuridad, la penumbra, las zonas sombrías. Esto va a ser diferente, por lo que todos podemos sentirnos contentos y felices, Que no va de coña, que, de verdad, nunca como ahora había sido tan sincero.  Este cambio de opinión se debe a que nuestros gobernantes en todo un ejercicio de responsabilidad van a ser transparentes. Sobre todo, Rajoy, Montoro, Floriano, Cospedal. No sé con  quién quedarme. La opción es complicada. Voy a arriesgarme.

El paradigma de la transparencia es y será el ínclito Floriano. Aterrizando. Va a haber un antes y un después. Motivos no faltan. Nada más hay que leer.  Les ruego a mis queridos conciudadanos que se la lean. Esto es la de Dios: Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno. De ella extraigo, con permiso de nuestros legisladores, unos párrafos de su Preámbulo, que es una justificación de motivos. Ahí van, esto es la de Dios. Disfruten con ellos.

“La transparencia, el acceso a la información pública y las normas de buen gobierno deben ser los ejes fundamentales de toda acción política. Sólo cuando la acción de los responsables públicos se somete a escrutinio, cuando los ciudadanos pueden conocer cómo se toman las decisiones que les afectan, cómo se manejan los fondos públicos o bajo qué criterios actúan nuestras instituciones podremos hablar del inicio de un proceso en el que los poderes públicos comienzan a responder a una sociedad que es crítica, exigente y que demanda participación de los poderes públicos.

Los países con mayores niveles en materia de transparencia y normas de buen gobierno cuentan con instituciones más fuertes, que favorecen el crecimiento económico y el desarrollo social. En estos países, los ciudadanos pueden juzgar mejor y con más criterio la capacidad de sus responsables públicos y decidir en consecuencia. Permitiendo una mejor fiscalización de la actividad pública se contribuye a la necesaria regeneración democrática, se promueve la eficiencia y eficacia del Estado y se favorece el crecimiento económico.

La presente Ley tiene un triple alcance: incrementa y refuerza la transparencia en la actividad pública –que se articula a través de obligaciones de publicidad activa para todas las Administraciones y entidades públicas–, reconoce y garantiza el acceso a la información –regulado como un derecho de amplio ámbito subjetivo y objetivo– y establece las obligaciones de buen gobierno que deben cumplir los responsables públicos así como las consecuencias jurídicas derivadas de su incumplimiento –lo que se convierte en una exigencia de responsabilidad para todos los que desarrollan actividades de relevancia pública–.

¿Podemos sentirnos eufóricos los españoles? , ¿o no? ¡Viva la transparencia!

11/12/2013 14:01 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.


Necesidad imperiosa de unión de todas las izquierdas.

Cándido Marquesán Millán

Se ha extendido en amplios sectores de la sociedad española que los destrozos a nuestro incipiente Estado de Bienestar con la extensión de situaciones de pobreza y miseria, así como un ataque brutal a los derechos sociales, económicos, políticos y civiles recogidos en nuestra constitución, era el programa oculto que tenían los populares. Es cierto que las medidas puestas en práctica por el gobierno de Rajoy no iban en su programa. Luego mintió. Mas solo los ingenuos o despistados pueden sorprenderse ahora por estas actuaciones de los populares. A mí no me ha producido sorpresa alguna. Además son plenamente coherentes con su ideología neoliberal. Lo que verdaderamente me preocupa, es la actuación de la socialdemocracia: ¿con un gobierno del PSOE encabezado por Rubalcaba, serían muy diferentes las políticas económicas? Respondo con prontitud: salvo matices, en lo fundamental serían muy semejantes, entre otras razones porque la hoja de ruta la marca la Troika.

 

La siguen a rajatabla tanto la derecha como la socialdemocracia europeas. Es evidente. Esto ya viene de lejos. Fue el Gobierno socialdemócrata-verde de Gerhard Schröder el que puso en marcha la llamada Agenda 2010.  Un momento clave fue la renuncia de Oskar Lafontaine en 1999, en todo un ejemplo de coherencia ideológica, al ministerio de Finanzas porque le resultó intolerable el viraje de las políticas hacia el neoliberalismo del gobierno de Schöeder.  También es cierto que de no haber renunciado hubiera sido cesado, ya que por todo el sistema financiero Lafontaine fue considerado el político más peligroso de Europa.

Ángela Merkel, le agradeció su valor a Schöeder y convirtió la Agenda 2010 en un mito. ¿ Y  aquello de la Tercera Vía de Tony Blaire?  Hay un artículo genial de Yanis Varoufakis titulado Cuándo y por qué se jodió la socialdemocracia europea, que explica la traición a sus principios de esta corriente política. El PSOE siguió la misma tónica. Lo acaba de decir con una contundencia apabullante Gerardo Pisarello “La posición del PSOE para contrarrestar el singular patriotismo constitucional desplegado por el PP, ha lanzado una andanada variopinta de posibles enmiendas constitucionales.

Muchas de ellas son ambiguas o irrealizables, y apenas consiguen ocultar dos hechos. Uno, la falta de ideas o de predisposición para avanzar alternativas sociales y económicas urgentes que, en principio, no necesitarían enmienda constitucional alguna. Y dos, la estridente incompatibilidad entre este reformismo sobrevenido y el triste papel que le cupo en la consagración constitucional de la prioridad absoluta del pago de la deuda, una regresión que excedía incluso lo exigido por el Banco Central Europeo y que carece de parangón en el Derecho constitucional comparado.

Y la traición de la socialdemocracia se mantiene. A pesar de que en Alemania  era factible un gobierno en una coalición tripartita, un Frente Popular del SPD con 192 escaños, Die Linke con 64 y Los Verdes con 63, que con 319 escaños, sobre el total de 630, es mayoría absoluta; acabamos de comprobar que el SPD ha preferido un gobierno con la Merkel.Es todo un detalle, todo por un plato de lentejas, la subida del salario mínimo, tímidas mejoras del sistema de pensiones, y alguna inversión mayor en gasto social. Lo fundamental de la política de Merkel sigue intacta.

No creo sea necesario insistir más en esta idea de la traición a sus principios por parte de la socialdemocracia. Por ello, hoy la diferencia de políticas sociales y económicas entre la derecha europea, la de CDU de Merkel o del PP de Rajoy, con la socialdemocracia europea, la del SPD alemán y del PSOE son mínimas. Y en esas estamos. ¿Cómo salimos de esta?

Si seguimos en la misma dirección es la crónica de la muerte anunciada. La única opción es que la socialdemocracia dé un paso al frente y recupere sus principios y valores y pivote una alternativa que aglutine a todas las izquierdas políticas, sindicales y sociales. Pero aquí hay un problema de gran enjundia y de no fácil solución: la sempiterna desunión, cuando no guerra a muerte, de las izquierdas, que se han matado muchas veces entre sí. Esta circunstancia es la gran fuerza de la derecha. Lo estamos constatando en la España actual. Por ello, es imprescindible corregir esta situación.

Cabe esperar de las distintas izquierdas un acto de generosidad y responsabilidad, para que se olviden de las viejas rencillas. Es imprescindible. No sé qué más puede ocurrir o qué más pueden hacernos para que de una puta vez, todas las izquierdas se unan en un frente común, un Frente Popular. ¿Esperamos a que nos pongan los grilletes? Las unas (IU, ERC, BNG, Amaiur)... acusan a las otras (PSOE) de estar contaminadas por haber sido partícipes de la situación actual, lo cual en parte no deja de ser cierto, por lo que confían en aprovecharse de una parte de su espacio electoral.

Evidentemente el PSOE ha cometido errores, como su claudicación ante el neoliberalismo y prepotencia hacia las otras izquierdas, pero sin él, no se puede construir ese Frente Popular, aunque tampoco sus dirigentes, como Rubalcaba, quieren a las otras izquierdas como compañeras de viaje, confiados en que les llegará la mayoría por el lógico desgaste del gobierno de los populares. Tal actuación ha ocurrido en Alemania, donde el partido socialdemócrata alemán (SPD) ha preferido gobernar con la CDU de la Merkel.

Si las izquierdas se presentan por separado, las unas sacarán 30 diputados, las otras 110 o 120. Si se presentan juntas es muy factible una mayoría absoluta. Los "líderes" de las izquierdas, deberían ser sensibles ante el sufrimiento de la ciudadanía y asumir su responsabilidad. Este paso al frente es imprescindible, mas improbable con los dirigentes actuales.
Tendría que elaborarse un programa, en torno al cual se unieran todas las izquierdas.

En primer lugar una defensa a ultranza de la democracia, que está secuestrada por lo que Luigi Ferrajoli llama poderes salvajes. Las grandes decisiones, auténticos atropellos a la ciudadanía, como la reforma laboral y de las pensiones, o el desmantelamiento del Estado de bienestar, nos han sido impuestas desde los grandes poderes económicos, cuando al ser cuestiones que afectan a nuestro Estado social y democrático de Derecho, deberían haber sido sometidas a consulta popular. Por ello, hablar hoy de democracia es una burla.

Políticas activas de fomento del empleo, anulando la reforma laboral actual. Control del sistema financiero. Auditoría de la deuda pública. Reforma fiscal en sentido progresivo. Implantación de la Renta Básica Universal. Persecución implacable de la corrupción con una financiación suficiente y transparente de los partidos políticos para independizarse de los poderes económicos. Defensa de los servicios públicos y así recuperar, mantener y reforzar nuestro Estado de bienestar. Control o nacionalización de servicios básicos fundamentales como energía, telecomunicaciones. Reforma de la ley electoral con listas abiertas. Reforma constitucional de artículos como el 135, que prioriza el pago de la deuda sobre el gasto social, o el 8°. que dice "Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional".

Realización de un referéndum sobre Monarquía o República. Implantación de un Estado laico, denunciando los Acuerdos del Estado español con la Santa Sede. En relación a la vertebración territorial del Estado español reconocer el hecho plurinacional, sin excluir que alguna de las naciones puede conseguir un Estado propio, si así lo manifiesta la mayoría de la población.


Estoy convencido, que con este programa, y con el compromiso de llevarlo a la práctica desde el poder, ese llamémosle Frente Popular ganaría las próximas elecciones generales por goleada. Si las izquierdas siguen con sus guerras encarnizadas, es factible un gobierno del PP con la populista Rosa Díez y los nacionalistas del PNV, CIU y CC. Aunque no quiero llegar a pensar un gobierno en coalición PP-PSOE, como en Alemania, aunque en política no hay nada previsible.

17/12/2013 15:07 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Un deseo de paz, justicia y felicidad para mis lectores

Cándido Marquesán Millán

Con una periodicidad semanal tengo la costumbre de escribir  un artículo de temas de actualidad, que publico en este periódico, caracterizado por su pluralismo informativo. Algo que está desapareciendo de una manera alarmante en la mayoría de los medios de comunicación, puestos al servicio incondicional de los grandes poderes financieros y empresariales. El escribir no es tarea fácil. Por lo menos para mí. Cierto profesor, de esos que te dejan una huella imborrable, nos decía a los que éramos sus alumnos, que solo se daba cuenta de la dificultad de escribir, el que tenía esta saludable costumbre.

 

 

Para enzarzarte en esta tarea, se tienen que dar varias condiciones. Tener cosas que decir. Obviamente, en los momentos actuales temas de interés para la ciudadanía ocupada y preocupada por la polis no faltan. Y luego debemos encontrar las palabras adecuadas para contarlos. Tarea en absoluto fácil. A veces, tienes muy claro aquello que quieres transmitir pero no encuentras el modo adecuado para darle forma, lo que te obliga enfadado a abandonar la tarea, y retomarla pasado un tiempo. No siempre estás igual de inspirado.

Mi pensamiento, que reflejo en mis escritos, es producto de la observación de la realidad socio-política, de mis conocimientos históricos al haberme dedicado a la enseñanza de esta disciplina en mi vida profesional y, por supuesto, de las lecturas de determinados autores y de la prensa escrita y digital. Con todo este bagaje y tras reflexionar en profundidad  saco mis propias conclusiones., que vierto en mis artículos. Por supuesto, es mi visión personal. No pretendo convencer a nadie. No quiero vender milongas a nadie. Mi pretensión es fomentar en mis lectores el espíritu crítico, como también lo hago con mis alumnos.

Es hoy cada vez más necesario. Si no andamos despiertos desde el poder nos venderán unos relatos tan bien construidos, que llegaremos a asumirlos como los únicos posibles. Mas es claro que sin alternativa no hay democracia. Es necesario e imprescindible, nos jugamos mucho en ello, que volvamos a aprender a cómo criticar a quienes nos gobiernan, como hicieron los ilustrados hace más de 200 años, que fueron capaces de pensar y de actuar por sí mismos, libres de cualquier sumisión divina o humana. Los Voltaire, Rousseau, Diderot, D`Alembert, Montesquieu con la razón, con su capacidad crítica construyeron un bagaje ideológico, que permitió la disolución de todas las estructuras del Antiguo Régimen.

Eso sí, de todo lo que sale del teclado de mi ordenador y remito al periódico para su publicación, estoy plenamente convencido. Nunca he dicho lo contrario de lo que pensaba. Aunque puede ser un tanto solemne asumo plenamente las palabras de Josep Chamberlain  “El propósito de mi existencia es hacer la vida más agradable a la gran mayoría; no me preocupa si para ello debe volverse menos agradable para la minoría acomodada”.

Quiero terminar con un saludo cordial  deseándoles paz, justicia y felicidad a raudales a todos mis lectores que tienen la paciencia de leerme, y también con unas palabras de Adam Smith, impulsor del liberalismo económico, que deberían servir  especialmente de motivo para una profunda reflexión a toda esa ralea de políticos  neoliberales, que  me parecen muy oportunas para estas fechas:"Sentir mucho por los demás y poco por nosotros mismos; reprimir nuestro egoísmo y practicar nuestras inclinaciones benevolentes; esto constituye la perfección de la naturaleza humana".

28/12/2013 10:14 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La subida del recibo de la luz es una mezcla de crueldad, sadismo y ensañamiento

Cándido Marquesán Millán

El título que encabezan estas líneas puede parecer fuerte, mas, estimado lector, si tienes la paciencia de adentrarte en su lectura, podrás comprobar que está plenamente justificado. Son múltiples las penalidades que estamos sufriendo la gran mayoría de los españoles, con 6 millones de parados, pensiones congeladas y recortadas  por una reforma brutal siguiendo las directrices de un Comité de Sabios  y repagos sanitarios; con sueldos  cada  vez  más miserables, que todavía serán rebajados más y millones de trabajadores sin convenio por una reforma laboral de la que se enorgullecen los gobernantes del PP, a pesar de ser una máquina de destrucción masiva de empleos; con cientos de miles sin recibir la asistencia de la dependencia a la que tienen derecho; con cientos de miles de niños, cuya única comida es la que reciben en el colegio, con cientos de miles de ancianos que han sido expoliados con los productos financieros de las “preferentes”, mientras  las autoridades del Banco de España solo estaban preocupadas por la moderación salarial; con millares de personas desahuciadas de su vivienda y que quedan encadenadas a una deuda a perpetuidad… con más de tres millones en la pobreza absoluta.

 

Son datos que están ahí y son incuestionables. Ahora quiero fijarme en otro no menos dramático, la pobreza energética, entendida como la incapacidad para mantener la casa a una temperatura decente, a una temperatura mínima adecuada. Según intervención en el Congreso de Diputados de la diputada Ortiz Castellví del Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUIA, CHA: LA IZQUIERDA PLURAL, de la Proposición de Ley DE MEDIDAS PARA PREVENIR LA POBREZA ENERGÉTICA, la encuesta sobre condiciones de vida de 2012 indica  que la pobreza energética afecta al 17,9% de hogares, que no alcanzan la temperatura suficientemente cálida que se debería tener en términos de salud y confort.

A finales de 2013 puede superar el 22% fruto del aumento del desempleo, la caída de salarios, la precariedad y el aumento continuo de los precios de los servicios básicos. A pesar de la opacidad y la falta de cooperación que ofrecen las compañías eléctricas, alrededor de 1,4 millones de viviendas sufrieron un corte de luz en 2012 por impago el año pasado en nuestro país, más del doble que antes de la crisis. Las consecuencias concretas de la pobreza energética, no es una cuestión de comodidad, sino de salud e incluso de garantizar el derecho a la vida.

Según el último informe del Observatorio español de la sostenibilidad basado en datos de la Comisión Europea, en nuestro país la pobreza energética podría comportar entre 2.300 y 9.300 muertes prematuras en invierno, muchísimo más que las 1.400 muertes prematuras por accidentes de tráfico. La falta de calefacción o calor afecta a la higiene y a la salud, tanto física como mental, generando también aislamiento y exclusión.

Por todo ello, las familias en situación de pobreza energética necesitan que se actúe ya, por ello el Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUIA, CHA: LA IZQUIERDA PLURAL  propuso una ley simple, una ley de siete artículos para definir, acotar y prevenir la pobreza energética. En primer lugar, definir la pobreza energética como la dificultad de mantener la vivienda en unas condiciones adecuadas de temperatura, a los consumidores vulnerables como aquellas personas en riesgo de exclusión al acceso de los suministros básicos por razones económicas, sociales o personales. Propusieron un nuevo concepto de bono social,  por el que  los suministros básicos de electricidad, de gas natural y de gas butano se regulen mediante un sistema público de precio social para todos los hogares con poder adquisitivo reducido y en particular para las familias en riesgo de exclusión social. Este precio social no implicará un gasto presupuestario y, por tanto, no tienen la excusa de la austeridad, ya que precisamente las compañías eléctrica lo asumirían, ya que obtienen millonarios beneficios precisamente por prestar un servicio general permitir...

También introdujo una tregua invernal mediante la cual las empresas suministradoras no podrán interrumpir el servicio de electricidad, gas o agua por impago, siempre y cuando se reúnan unas condiciones de renta familiar que se determinen o haya un informe de servicios sociales

Esta proposición instó al Gobierno a elaborar un plan contra la pobreza energética y garantizar asimismo el derecho de la ciudadanía a suministros básicos. También la modificación del IVA para que el gas natural, el gas butano y la luz al ser básicos y por tanto IVA reducido. La respuesta del Grupo Parlamentario del PP, dando muestras de su gran sensibilidad social, por medio del diputado Flores Lanuza fue el rechazar tales medidas, con las siguientes palabras “En definitiva, le puedo decir que pueden estar tranquilos porque la preocupación y sensibilidad del Gobierno para buscar soluciones a cualquier problema de carácter social es más que patente, soluciones en las que se incluyen las iniciativas planteadas en esta proposición de ley sobre medidas para prevenir la pobreza energética que usted formula y, por tanto, no se considera justificada su aprobación, por lo que nuestro grupo votará en contra”.

Con toda esta situación sangrante, nuestro presidente del Gobierno nos obsequia con una inmediata subida de la luz del 2,3%, por lo que debemos estar profundamente agradecidos  ya que de acuerdo con la subasta podría haber llegado a superar el 11%. Estos días, las compañías eléctricas han hecho un despliegue mediático para echar la culpa al gobierno de la subida del precio de la luz, ya que en buena parte se debe a una carga impositiva.

El gobierno replica, echando atrás el precio de la subasta, aduciendo que son las compañías las responsables. No quiero entrar en que si Pedro que si Juan. Lo incuestionable  es que la luz es un artículo de primera necesidad y resultan intolerables tales subidas, que han convertido el recibo de la luz en España entre los más caros de la Unión Europea. Los paganos los de siempre. De verdad, con lo que está sufriendo la sociedad española no puedo entender tales niveles de crueldad, de sadismo y de ensañamiento. No sé si son conscientes de que la capacidad de aguante de una sociedad tiene un límite.

Cada vez estoy más convencido de que las palabras de Susan George son ciertas “creo que los griegos y los españoles son como ratas de laboratorio para ver qué nivel de castigo y sufrimiento puede ser aceptado por esta sociedad sin que la gente se rebele. Eso puede alentar al fascismo”.

Están jugando con fuego. Deberían ser conscientes de que se está  acumulando mucho material inflamable, que puede explotar en cualquier momento. Los grandes incendios se inician con un simple chispazo.  De no tomar medidas drásticas es bastante factible que pueda generarse una explosión social. Una de esas medidas drásticas en otras latitudes se ha tomado. Veámosla. Me parece muy oportuno recordar la noticia de inicios de este año por la que el presidente boliviano Evo Morales nacionalizó cuatro filiales de Iberdrola, en concreto dos de las principales distribuidoras de electricidad en La Paz, 'Electropaz', y en Oruro, 'Elfeo', además de una empresa de servicios y una gestora de inversiones.

Como no podía ser de otra manera fue fuertemente criticado por el gobierno de Rajoy y por la gran mayoría de los medios de comunicación españoles.  Lo que callaron, y no por desconocimiento, es que en La Paz, la tarifa eléctrica urbana en promedio era de 0,63 bolivianos (0,09 dólares) por kilovatios/hora, mientras que en el área rural era de 1,59 bolivianos (0,23 dólares). Según el mismo Evo "Habían hablado con la empresa para que igualase la factura a todos, que asumiera su responsabilidad social llevando el tendido eléctrico a todos los lugares. “Cuatro meses de negociación sin resultado", "Y como no quiso buscar esta equidad, igualdad en el consumo de energía eléctrica, nos hemos visto obligados a nacionalizar”.

Señaló que se decidió expropiar porque según la constitución promulgada en 2009 “los servicios básicos de agua potable, alcantarillado, electricidad, gas domiciliario, postal y telecomunicaciones "son un derecho humano“ y su provisión debe responder a los criterios de universalidad, responsabilidad, accesibilidad, continuidad, calidad, eficiencia, eficacia, tarifas equitativas y cobertura necesaria; con participación y control social, y un derecho humano no puede ser negocio privado". "Esta nacionalización está orientada justamente para buscar la igualdad y acabar con la extrema pobreza". Por ende, tal decisión es además de ética, impecable desde el punto de vista jurídico. No hace otra cosa que exigir el cumplimiento constitucional. Igual que en España, ya que nuestros gobernantes  con una mano juran la Constitución y con la otra le hacen un tacto rectal.

Por lo visto, para Iberdrola estas peticiones del gobierno de Evo eran inasumibles cuando su presidente Ignacio Sánchez Galán, ganó 17 millones en 2008 entre sueldos y gratificaciones. ¡Vaya ejemplo de solidaridad! Lo que no quita que al mismo tiempo en su página web, aparezca en lugar relevante su participación en la Campaña de UNICEF “Cumpledías contra la malnutrición infantil”. Vaya ejercicio de hipocresía.

Mas, lo que no puede ser no puede ser y además es imposible. Seguirá todo igual. Veámoslo. “Prestigiosos” políticos forman parte como consejeros o asesores, con remuneraciones suculentas, de los consejos de administración de las grandes empresas eléctricas. Ángel Acebes es consejero de Iberdrola, y durante el primer semestre del 2012, por el trabajo de dos meses, periodo en que se celebraron dos consejos de administración y una junta general de accionistas, percibió 145.000 euros. 

Iberdrola Ingeniería fichó como consejero al marido de Cospedal, Ignacio López del Hierro. Endesa a Miquel Roca Junyent. Gas Natural y Endesa a Felipe González y José María Aznar por lo que cobrarán respectivamente 126.500 euros al año, y 200.000. Estos casos son un ejemplo del efecto “puertas giratorias”: el trasvase permanente del mundo de la alta política al de la alta empresa y viceversa. Muchos políticos mientras están en activo, aprovechan sus contactos con el mundo empresarial, para prepararse unas buenas colocaciones para el futuro. Así se entiende que los gobiernos de turno estén al servicio incondicional de los jefes de las eléctricas, bancos o grandes empresas.

Comentarios
Añadir nuevo
31/12/2013 14:17 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris