Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2007.

España ha dejado de ser católica  

             Un 13 de octubre,  de hace 75 años, en las Cortes españolas,  se pronunció uno los discursos más brillantes en la historia parlamentaria. El tema versaba sobre la cuestión religiosa, y  todo su contenido la derecha de entonces y buena parte de la de ahora, sin haberlo querido entender, y retorciéndolo con fines partidistas, lo redujo a la frase: España ha dejado de ser católica. De entrada no era revolucionario, ya que venía a reflejar una realidad que en repetidas ocasiones las autoridades eclesiásticas, como Vidal i Barraquer, lo habían dicho ya. Afirmar que España había dejado de ser católica no fue una originalidad de Azaña. Fue, por el contrario, una mera constatación, y dijo lo que quería decir y lo que todo el mundo sabía, incluso los obispos: que la Iglesia no informaba ya la cultura española y que vivía de espaldas a la clase obrera. Lo novedoso, lo que hará aborrecible a Azaña es que a partir de tal premisa pretendiera ordenar el Estado, imposibilitando a la Iglesia el puesto que en él, y en la sociedad, siempre había ocupado.

            Si  en aquel año la susodicha y denostada frase, era cierta y contundente; hoy lo es más todavía.  Nunca, como ahora en España, hubo una huída tan masiva, silenciosa y creciente de católicos que abandonan la Iglesia; nunca los templos estuvieron tan vacíos, nunca los jóvenes se desentendieron tanto de todo lo relacionado con el clero y sus directrices, nunca los seminarios y noviciados estuvieron tan solitarios… y por ello se lamentan compungidos los obispos españoles. Todos lo podemos constatar, como lo reflejan estudios serios de la Fundación Santa María, el Injuve o el CIS. Habrá que indagar en el porqué.

            La creciente irreligiosidad en las sociedades avanzadas, como indica  el teólogo José M. Castillo, suele explicarse por la cultura propia de la modernidad o postmodernidad. Hoy, en las sociedades de Europa y América del Norte, al no existir conflictos bélicos, al existir prosperidad y bienestar se ha alcanzado un estado de seguridad sin precedentes, por lo que los ciudadanos saben que a la hora de la verdad no les va a faltar lo que necesitan para vivir. La consecuencia lógica es que ha descendido vertiginosamente la necesidad de consuelo que, a lo largo de la historia, ha proporcionado la religión.

            Hoy, en España se vive como nunca, lo que no significa que se sea más feliz y se sepa encontrar un sentido de la vida Vivimos mejor, pero necesitamos de una manera imperiosa siempre algo nuevo y distinto, comportamiento lleno de infantilismo, como señala Pascal Bruckner. Por ello la tendencia a la evasión, a la búsqueda de válvulas de escape, a pasarlo bien sea como sea. De ahí la locura por huir de las ciudades en todos los fines de semana. Hoy nos atrae mucho más el bienestar inmediato que las promesas “en la otra vida” que nos puedan ofrecer las religiones. Hoy se quiere la felicidad aquí y ahora, y vivir lo mejor posible, lo que puede incluir también el lote de religión, sobre todo, en romerías, procesiones de Semana Santa  o de fiestas patronales, donde uno se lo pasa bien y, además, se tranquiliza un poco la conciencia, que tampoco viene mal. Hoy, vemos personas que se declaran ateas, pero no tienen inconveniente  en llevar la peana del patrón de su pueblo o ser cofrade en Semana Santa.

            Además ante los cambios vertiginosos que se están produciendo en nuestra sociedad más plural, laica, dinámica, abierta y democrática que nunca, la jerarquía católica española se ve desbordada, no sabe encontrar una adecuada respuesta. Se está quedando descolocada. El aggiornamiento que se vislumbró en el Concilio Vaticano II se ha cegado.  Ante problemas humanos como: la homosexualidad, el divorcio, el uso de los preservativos, el sacerdocio femenino, el celibato sacerdotal, la experimentación con las células madre de embriones humanos, la adaptación a un sistema democrático… la jerarquía católica española no ha sabido o querido encontrar unas respuestas adecuadas. Y tal como se manifiestan los Rouco, Cañizares o Ureña, no parece que se vayan a producir cambios significativos, tal como acabamos de ver en la reciente entrevista mantenida por los representantes de la Conferencia Episcopal con la Ministra de Educación. Siguen erre que erre con la idea de “imponer” una asignatura alternativa a los alumnos que no quieran estudiar la religión o negar los derechos laborales a los profesores de religión. Por ello muchos ciudadanos de esta sociedad terminan al margen de la institución religiosa; surgiendo un tipo nuevo de creyente que declarándose católico, deja de ser practicante. Además proliferan las creencias difusas, la tendencia al sincretismo, el esoterismo, así como también la orientación de la jerarquía católica española, síntoma de debilidad moral y doctrinal, hacia posturas cada vez más integristas y por ello ha favorecido a grupos como el Opus Dei, el Camino Neocatecumenal, Comunión y Liberación, o los Legionarios de Cristo, mientras que ha marginado a grupos más progresistas, como Renovación Carismática, la Corriente Somos Iglesia, con su corolario de Un Concilio para el siglo XXI, o la Teología de la Liberación. Lo más grave  es que esa cerrazón de la jerarquía plantea a muchos católicos profundos e insolubles problemas de conciencia. A los que se casaron por la iglesia, y que por diferentes razones no cuajó su matrimonio,  que desearían volver a hacerlo con otra persona,  y no pueden. A los sacerdotes casados que querrían desempeñar su vocación ministerial. A muchos jóvenes, que aman de verdad a su pareja, y no pueden practicar su sexualidad antes del matrimonio. A numerosas parejas que se ven obligadas a tener  más hijos de los que desean, por la imposibilidad de usar el preservativo.  

Hoy, un personaje como Jesucristo, que se preocupó más por los hombres que por los ritos, que fue capaz de enfrentarse para defender a los marginados, como las prostitutas, cabe pensar que no pondría impedimento alguno al uso del preservativo, a toda la población africana, o a dos jóvenes que se aman. Jesucristo se mantiene vivo, no por su poder autoritario o por sus imposiciones doctrinales, sino por su capacidad de estar al lado de los hombres y entender cuáles son sus problemas. Debería la jerarquía católica realizar un profundo acto de reflexión, ya que parece tener secuestrado a Jesucristo y su mensaje, echándolo a perder lamentablemente. Por ende, que no se extrañen que cada día los templos estén más vacíos.

   CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN
05/10/2007 14:35 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

           

                         LAS MANIFESTACIONES CONTRA EL TERRORISMO DE ETA     Estos días  pasados se ha escrito tanto sobre las manifestaciones contra el terrorismo, que resulta difícil poder decir algo nuevo. No es mi intento. Lo único que pretendo es expresar algunas reflexiones, propiciadas por los acontecimientos recientes. Parece claro que eran unas manifestaciones dirigidas contra el terrorismo de ETA. En Bilbao la pancarta decía: Exigimos a ETA el final de la violencia. Por la Paz y el Diálogo. El lendakari Ibarretxe accedió a rectificar sobre la marcha para obligar a Batasuna a condenar la violencia o ausentarse de la manifestación ,y, a la vez, para abrir el paso a los renuentes populares vascos. Si en otras ocasiones se les podido acusar de ambiguos o tibios al lendakari o al PNV, en esta ocasión sería injusto hacerlo.  

La más importante, la celebrada en Madrid, el PSOE dejó que fueran los sindicatos y otras organizaciones cívicas las que hicieran la convocatoria, con el propósito de acercar el PP a la marcha. Los argumentos de los populares en un intento de justificar su ausencia han sido cuando menos peregrinos. En un principio, dijeron que no estarían presentes porque no aparecía la palabra Libertad. Se introdujo y la pancarta quedó: Por la Paz, la vida, la libertad y contra el terrorismo”.  Entonces adujeron que deberían ser desconvocadas las manifestaciones, porque estaban politizadas. Los convocantes hicieron todos los esfuerzos que estuvieron en sus manos para contentar a los populares. Vano intento. En consecuencia los populares han dado un paso más en su estrategia de agitación, situándose en un aislacionismo esencialista.  

Además del éxito de estas manifestaciones masivas, aunque cada medio de comunicación ha hecho su propia valoración, lo que parece indubitable es que los únicos partidos que no han participado han sido Herri Batasuna y el Partido Popular. O lo que es lo mismo: Herri Batasuna y el Partido Popular dejaron de acudir a las manifestaciones contra ETA. Nunca había ocurrido esto. Por primera vez en democracia, uno de los partidos que han gobernado, ha estado ausente en una manifestación contra el terrorismo de ETA.  ¿No se trataba de levantar la voz contra el terrorismo? ¿No es ésta una cuestión que nos incumbe a todos por igual votemos a quien votemos? Lo único que deseábamos los ciudadanos de a pie era llorar a los muertos, mostrarles nuestra solidaridad, y protestar contra sus asesinos. Ni más ni menos, y así ha ocurrido siempre en todas las manifestaciones contra el terrorismo en España.

A los dirigentes populares, y sobre todo, a Mariano Rajoy se les debería exigir responsabilidad política. La víspera de una manifestación contra el terrorismo no es el momento tampoco de criticar al Jefe de Gobierno ni de seguir las imposiciones de la AVT, que ha decidido hacer política sin pasar por el refrendo de las urnas. Como tampoco se deberían haber permitido a sus voceros mediáticos las amenazas o  las descalificaciones dirigidas contra las asociaciones de inmigrantes y los colectivos de ecuatorianos que manifestaron sus deseos de participación en las manifestaciones. El Partido Popular ha cometido un error y ha roto las reglas del juego en la unidad social y política contra el terrorismo. Si un partido político, que ha tenido la responsabilidad del gobierno de España y que cabe pensar que lo hará en un futuro más o menos lejano, tiene problemas éticos en manifestarse en las calles, después de la muerte de dos víctimas  inocentes del terrorismo y detrás de una pancarta con el lema: Por la paz, la vida, la libertad y contra el terrorismo, algo grave está ocurriendo y de muy difícil comprensión. A no ser que lo que se pretenda sea dividir y fracturar a la sociedad en torno a las reacciones contra el terrorismo. Que lo intente Herri Batasuna, además de ETA, no tiene que sorprendernos. Lo que no parece normal es que lo haga  el Partido Popular. A no ser que también sea que a los populares el terrorismo les ha parecido un filón rentable desde el punto de vista electoral. Es una aspiración legítima que toda fuerza política pretende alcanzar el poder para llevar a la práctica su programa político. Mas el fin no justifica los medios.

 El mal está hecho y el error es mayúsculo. Si Rajoy hubiese estado en la manifestación de Madrid, algo que deseaban hacer fervientemente muchos votantes de su partido, quizá podría esperarse de él las maneras de un auténtico líder conservador moderno, pero parece que esta posibilidad se ha esfumado. Rajoy cometió el día 13 de enero probablemente el error más grave desde que “dirige” el Partido Popular. Se han equivocado los populares de medio a medio y tendrá su reflejo negativo en las próximas elecciones de mayo. Y si Rajoy se empecina en mantener a los Acebes y Zaplana  y no cortar el cordón umbilical con Aznar, lo pagará él también. Tiempo al tiempo. Por lo menos, así yo lo veo.

   

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN

05/10/2007 14:37 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.


                                     ENCRUCIJADA DE VALORES 

El triunfo electoral de los populares en las Comunidades de Madrid, Valencia y Murcia; así como  el de Sarkozy en Francia, han servido de pretexto interesado para que diferentes analistas políticos afirmen con contundencia el triunfo de todo un conjunto de “valores” preconizados por la derecha.

 En Valencia y Murcia ha sido la idolatría al dinero, como ha señalado David Miró. Camps ha dicho que lo que ha triunfado es una manera de entender la vida, la valencianía. De lo que se trata es ganar dinero cuanto más mejor y sin importar el cómo. Por ende, los electores no han castigado a muchos candidatos incursos en delitos urbanísticos. Más todavía, han salido reforzados. Véase el ejemplo de un Presidente de una Diputación. Se dan casos de jóvenes que juntan dinero para comprar un piso y venderlo a los tres meses para ganar mucho más. Recientemente ha escrito Ángel Castanyer que cuando un político de derechas roba no pasa nada, porque en la conciencia de la gente está que en la ideología de la derecha está el hacer dineros. Mas cuando roba un político de izquierdas, podemos estar seguros que el nivel ético que con grandes esfuerzos se va consolidando, recibe un fuerte golpe y el hecho se magnificará por parte de algunos con la intención interesada de llegar a la conclusión de que “todos son iguales”.   

En Madrid,  nos dice Enrique Gil Calvo que los Gallardón y Aguirre han sabido sintonizar con un amplio sector de la población, antigua clase obrera y  que ahora se ha convertido en nueva clase media, merced a que determinados trabajos(hostelería, recogida de basuras, reparto del butano o la construcción..) han pasado a los inmigrantes. Esta nueva mesocracia ha revalorizado su vivienda, se ha  acostumbrado a pagar cada vez menos impuestos, y ya no desea compartir los servicios públicos( educación y sanidad) con los recién llegados inmigrantes.

En Francia, como dice Raimón Obiols,  Sarkozy ha triunfado con el mensaje de que hay una gran cantidad de parados subsidiados y asistidos (inmigrados fundamentalmente) que no muestran ninguna gratitud, que viven del “cuento”, y que “pagamos entre todos”. Y que son la base exclusiva de delincuencia: la “racaille” que hay que eliminar. En conclusión: hay que hacer más difícil el acceso al desempleo, reducir las ayudas a los “asistidos”, aumentar el control de los inmigrados, reforzar los dispositivos de la policía, desregular la actividad de los que “se esfuerzan” y quieren hacer dinero.  

Estosvalores” no tienen nada de nuevos. Son más viejos que el Paleolítico Inferior. La codicia insolidaria, la depredación, el expolio, el amasar dinero sin importar la injusticia,  han estado presentes en  la historia humana. No podemos admitir acríticamente que son “modernos” e inevitables y que los valores de la izquierda son “antiguos” y destinados a la extinción.  La novedad  se encuentra en la intensificación, expansión y contaminación desorbitadas de estos valores, a través de la sociedad mediática del espectáculo global y de la globalización acelerada.

Estos valores de la derecha no son, ni pueden ser los  de la izquierda del siglo XXI. El problema de qué valores se convierten en dominantes no se da sólo en nuestro país, se plantea crudamente en toda Europa. Hoy el gran el reto de la izquierda es encontrar una escala de valores alternativa, clara y convincente. Todavía más, si tenemos en cuenta que los problemas son muchos, por más que desde las corrientes neoliberales nos quieren convencer de que estamos viviendo en el paraíso terrenal. Nada más lejos de la realidad. Ahí están cuestiones como: multiculturalidad y exclusión social; inseguridad ciudadana y precariedad laboral; migraciones masivas y dificultades para la integración; especulación de la vivienda y desarrollo insostenible, con desequilibrios territoriales y agresiones contra el territorio y el paisaje; crisis de las ideologías del siglo XX, con el riesgo de que las grandes corrientes de la democracia europea sean suplantadas por fundamentalismos y tribalismos de diversa índole.             El historiador Eric Hobsbawn diagnostica con claridad: la distinción entre izquierda y derecha seguirá siendo central en una época que ve crecer la separación entre los que tienen y los que no tienen, pero el peligro de hoy es que este combate sea subsumido en las movilizaciones irracionalistas de carácter étnico, religioso o de otras identidades de grupo. 

            Ante esta situación, siguiendo a Raimón Obiols, en contra de los que apelan a procesos de conversión o reconversión hacia nuevas identidades, lo que está creciendo en Europa es la necesidad de una reactivación de la identidad socialista en términos modernos, de una reafirmación de los motivos y de los fines de un movimiento que corre el riesgo de debilitarse en una inconsistencia resignada si no sabe afirmar en términos de futuro sus señas de identidad.

La gente constata que los partidos que se denominan socialistas, hablan poco del socialismo. Nadie espera que estos partidos propongan la realización de una sociedad socialista alternativa a la existente.  Lo que quieren es coherencia en una perspectiva evolutiva, la definición de unos objetivos claros vinculados a unos principios, y una práctica adecuada, no contradictoria; que incluya el comportamiento de sus representantes. Sobre todo la gente quiere veracidad y coherencia entre lo que se dice y lo que se hace.Encontrar una definición de socialismo que plazca a todos es complicado, pero sabemos que siempre que en el mundo haya desigualdad, injusticia y falta de libertad existirá algo (que Engels, llamaba un "principio energético") que hace que mucha gente se rebele contra la injusticia. El problema no está en la vitalidad y potencialidad de este  “principio energético”.  A pesar de la interesada literatura que se ha dado en las últimas décadas sobre la “muerte del socialismo”, su fuerza se mantiene y se manifiesta en su fecundidad para iniciar nuevos rutas. Los socialistas no podemos ni debemos renunciar a la utopía ni a conseguir un mundo mejor. No debemos esperar que el mercado con su mano invisible resuelva los problemas. La derecha dice: húndete o bracea en las aguas del mercado. Mientras que el socialismo envía barcos a recoger a los náufragos.Necesitamos una nueva cartografía, que sitúe claramente, en todo momento, dónde estamos, y a donde queremos llegar. Unos mapas solventes y fiables, y que sean  nuestros mapas, no los de nuestros adversarios. Nuestro mapa, nuestra cartografía, que no esté contaminada por lo que la hegemonía neoliberal, con su "colonialismo narrativo", pretende imponernos como una cartografía común, un pensamiento único frente al cual, nos dicen, "no hay alternativas".  Haberlas, las hay. Por mucho que Aznar no hace mucho tiempo se atreviera a decir que los socialistas españoles  eran una especie de fauna dañina en extinción, los últimos mohicanos de la izquierda.  Cándido Marquesán Millán 
05/10/2007 14:39 dorondon Enlace permanente. sin tema Hay 1 comentario.

El Hombre actual

  

            En estos inicios del siglo XXI, si algo le caracteriza al hombre del mundo desarrollado es la vorágine desenfrenada por el consumismo y la diversión, que demuestran una especie de infantilismo perpetuo, producto de un desencanto y desasosiego manifiesto y perenne.       

El advenimiento de la Ilustración supuso para la especie humana la liberación de determinadas cadenas; de la tradición, y de la autoridad. El individuo puso en tela de juicio aquélla en el nombre de la libertad y rechazaría ésta en el de la igualdad de condiciones propias de la democracia. Ya no quiere comportarse de acuerdo con una ley externa, y  aspiraría a escapar de la esclavitud mental que hasta entonces le sometía, bien la comunidad, Dios, la Iglesia o la Monarquía. El ser humano, desembarazado tras un largo esfuerzo de esas cadenas, haciendo uso de su facultad fundamental, la Razón, alcanzaba la libertad plena y total. Además este movimiento intelectual supuso una fe ciega en la posibilidad del progreso humano. El hombre era capaz de todo, hasta del dominio de la naturaleza. Y así aconteció. Llegó la Revolución Francesa, con sus secuelas de derechos humanos, democracia y libertad. Además con la Revolución Industrial  pudo iniciar el proceso de desarrollo de conquistas materiales, como nunca en la historia humana. Estos procesos iniciados en siglos pasados, se fueron acelerando posteriormente; y así, hoy en los países desarrollados, disfrutamos de unas cotas de libertad y de bienes materiales, como nunca había ocurrido en la historia humana. Nuestra democracia y prosperidad actuales en Occidente se levantan sobre el sacrificio de las generaciones anteriores, que no pudieron gozar del mismo progreso político ni de un grado comparable de perfeccionamiento técnico. Nuestros antepasados nos han dejado una herencia enorme. Por ello deberíamos sentirnos contentos y felices. Mas no ocurre así. Ahora somos libres, y la libertad nos supone una condena, de la que no podemos liberarnos. No tenemos otra opción que elegir, queramos o no. Ahora disponemos de más bienes que nunca. Después del advenimiento del Estado de Bienestar, cualquier ciudadano está cubierto ante cualquier contingencia que se le pueda presentar, sea la que fuere: vejez, paro, enfermedad, etc.. El que tengamos a nuestro alcance más y variadas cosas, no trae como corolario una mayor satisfacción y desarrollo personal.  Ocurre, a veces, muy al contrario.  Probablemente nunca como ahora, se presenta tanto desencanto y desazón. No deja de ser paradójica esta circunstancia. Mas es así. Por ende, buscamos válvulas de escape de diversas maneras.

Una de ellas es el consumismo. Esa necesidad imperiosa y enfermiza de consumir, por el solo hecho de hacerlo, no significa mayor liberación, sino todo lo contrario, mayor esclavitud. Lo queremos todo aquí y ahora, dando muestra de un infantilismo insultante. El principio cartesiano de: Cogito, ergo sum; hoy debería sustituirse por: Consumo, luego existo La llegada de cualquier período de rebajas, nos empuja, en una especie de locura colectiva, a comprar por comprar, como si nos fuera la vida en ello. Si no hay dinero, da lo mismo, para eso están las tarjetas de crédito, con el que pedimos prestado al futuro. Antes,  nuestros padres nos educaban para ahorrar, ahora a nuestros  hijos los educamos para consumir.  El consumo se ha convertido en una religión degradada, es la creencia en la resurrección infinita de las cosas, cuya Iglesia es el supermercado y la publicidad los Evangelios. Acudimos a los Grandes Almacenes a comprar, en la mayoría de las ocasiones objetos fútiles, no para disfrutarlos, sino para aquietar nuestro desasosiego. Por ello nos sentimos melancólicos y nerviosos los domingos, porque ese día los establecimientos comerciales permanecen cerrados, la actividad está suspendida; y nos encontramos entregados y enfrentados a nosotros mismos, a nuestra desazón, vagando por las calles como almas en pena. Esperamos con fruición que el lunes vuelvan a subir las persianas los comercios y así nos recuperamos de esa especie de zozobra aflictiva.

            Otro instrumento de escape ante esta desazón es el afán desenfrenado por la diversión, comportamiento, todavía más si cabe pleno de infantilismo. Creemos tener derecho a la diversión perpetua. Estamos convencidos. Por ello sacralizamos los fines de semana. Nada lo demuestra mejor que esa auténtica locura por salir a la montaña, a la playa, nada más llega el mediodía de los viernes. No nos detiene nada. Da igual que la gasolina sea cada vez más cara; que los accidentes de tráfico sean cada vez más; que los precios de los  alquileres de los apartamentos o de las pistas de patinaje sean cada vez mayores. Da lo mismo. Cuanto más salimos, más insatisfacción. Nunca estamos contentos. De ahí el malestar de los lunes o los traumas posvacacionales. Hace unos años nos contentaba el ir a las playas del Mediterráneo. Luego tuvimos que ir a París, Praga o Budapest. Ahora tenemos que hacerlo a Viet-Nam, China, Japón o la Conchinchina. ¿Y después qué? ¿La Luna?

Sería conveniente y deseable que hiciéramos una parada y fonda, que reflexionásemos un poco, porque este camino no lleva a ninguna parte. Por lo menos, así lo creen conspicuos sociólogos y filósofos, y algunos ciudadanos de  a pie

    

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLAN

           

  
05/10/2007 19:20 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

05/10/2007 11:57 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

                                     LO QUE PASA EN DARFUR  

            Lo que está pasando en Darfur, una región al oeste de Sudán, tan extensa como Francia, debería hacernos sentir a todos los occidentales de motivo de reflexión y vergüenza. Se cuentan ya unos 250.000 muertos y  2 millones de desplazados. Todos creíamos que no se producirían jamás acontecimientos como el genocidio de Ruanda de 1994, o la masacre del pueblo  bosnio en Srebenica. Vano intento.         

En este mundo de la globalización, del neocapitalismo y de la democracia liberal, permanecen las jerarquías. Hay guerras de primera, segunda y tercera división. Lo mismo ocurre con sus víctimas. No son iguales la Guerra de los Balcanes, la de Irak o la de Sudán. La carne humana no vale igual en Sarajevo, Bagdad o Jartum. Lo mismo ocurre con los genocidios. Esta circunstancia la tienen muy clara los diferentes medios de comunicación. Por ende, los despliegues mediáticos son distintos. No debemos escandalizarnos ni sorprendernos por ello La realidad es así de descarnada.

            Sudán, como indica Ryszard Kapuscinski, es de los primeros países africanos que tras la II Guerra Mundial alcanzó la independencia. Antes había sido una colonia británica, compuesta de dos partes, unidas artificial y administrativamente: el Norte, árabe-musulmán, y el Sur, negro-cristiano y animista. Entrambas mantenían odios y antagonismos multiseculares, ya que los árabes del Norte se habían acostumbrado a invadir el Sur para apresar a sus habitantes y venderlos como esclavos. Era difícil la convivencia entre ambos mundos. Circunstancia que obviaron los ingleses. En aquel entonces las potencias europeas creían que, aunque se independizasen sus colonias, en la práctica las seguirían controlando. En tal sentido los ingleses intentaron conciliar a los musulmanes del Norte con los cristianos y animistas del Sur. Fue en vano. Ya en 1962 estalló la primera guerra civil, que duró 10 años. Se sucedieron otros 10 de paz frágil, interrumpida en 1983, cuando el gobierno islámico de Jartum, al pretender imponer a todo el país la ley coránica (sharia), inició un nuevo período bélico, que se ha mantenido hasta fechas recientes.

            En este contexto, en febrero de 2003 en Darfur,  el Ejército de Liberación de Sudán (ELS) se levantó contra el gobierno de Jartum porque no protegía a la región de Darfur y la mantenía subdesarrollada. Poco después se rebeló otro grupo el Movimiento por la Justicia y la Igualdad (MJI). El Gobierno respondió dando carta blanca a unas milicias árabes los janjawid (jinetes armados), que cometieron todo tipo de tropelías con el apoyo del ejército sudanés. Ha sido frecuente el que primero bombardeara los poblados el ejército y a continuación entraran a saco los jinetes armados. En estos años los crímenes han sido terribles sobre la población negra de origen africano. Parecía que se podría poner fin a esta masacre, cuando el 5 de mayo de 2006 se firmó un acuerdo de paz en Abuya, Nigeria. Mas sólo lo suscribió una facción del ELS, encabezada por Mini Minawi , con el gobierno  de Omar al-Bashir. El MJI y otras facciones del ELS no aceptan el acuerdo, argumentando que no existen garantías del desarme de los janjawid ni indemnizaciones para todas las víctimas de violaciones, por lo que son combatidos por las fuerzas armadas del Gobierno, las milicias janjawid y la facción del ELS de Mini Minawi.  En medio la que sufre es  la población civil., sin que pueda hacer nada la Mision de la Unión Africana en Sudán (AMIS), compuesta por unos 7.000 hombres mal equipados y peor pagados. La ONU, a través del Consejo de Seguridad, el pasado 31 de agosto, adoptó la resolución 1706,  para que sean las fuerzas de la ONU las que sustituyan a la AMIS, algo que debería hacerse antes del 31 de diciembre del presente año. Estarían compuestas por unos 17.300 militares, 3.300 polícías y unas unidades de mantenimiento de 2.000 hombres. Mas la respuesta del Presidente de Sudán ha sido contundente: Jamás entregaremos Darfur a las fuerzas internacionales, que nunca se alegrarán de estar en la región que se convertirá en su tumba. Y así podemos entender la expulsión por parte del Gobierno de Sudán del emisario de la ONU en Jartum, el holandés Jan Pronk, por haber realizado determinados comentarios sobre la situación en Darfur. Mientras tanto, sufriendo los de siempre.

   

Cándido Marquesán Millán

 
05/10/2007 12:53 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

GUERRAS OLVIDADAS 

            En este mundo de la globalización, del neocapitalismo y de la democracia liberal, tal como indica Fukuyama, permanecen las jerarquías. Hay guerras de primera, segunda y tercera división. Lo mismo ocurre con sus víctimas. No son iguales la Guerra de los Balcanes, la de Irak o la de Sudán. La carne humana no vale igual en Sarajevo, Bagdad o Jartum. Esta circunstancia la tienen muy clara los diferentes medios de comunicación. Por ende, los despliegues mediáticos son distintos. No debemos escandalizarnos ni sorprendernos por ello La realidad es así de descarnada.

            Dicho lo cual, quiero ser una excepción a la norma. Pretendo, con tu beneplácito, querido lector, fijar mi atención en una de esas guerras de tercera división olvidadas y que, muy de vez en cuando, se convierten en noticia.

            Sudán, como indica Ryszard Kapuscinski, es de los primeros países africanos que tras la II Guerra Mundial alcanzó la independencia. Antes había sido una colonia británica, compuesta de dos partes, unidas artificial y administrativamente: el Norte, árabe-musulmán, y el Sur, negro-cristiano y animista. Entrambas mantenían odios y antagonismos multiseculares, ya que los árabes del Norte se habían acostumbrado a invadir el Sur para apresar a sus habitantes y venderlos como esclavos. Era difícil la convivencia entre ambos mundos. Circunstancia que obviaron los ingleses. En aquel entonces las potencias europeas creían que, aunque se independizasen sus colonias, en la práctica las seguirían controlando. En tal sentido los ingleses intentaron conciliar a los musulmanes del Norte con los cristianos y animistas del Sur. Fue en vano. Ya en 1962 estalló la primera guerra civil, que duró 10 años. Se sucedieron otros 10 de paz frágil, interrumpida en 1983, cuando el gobierno islámico de Jartum, al pretender imponer a todo el país la ley coránica (sharia), inició un nuevo período bélico, que se ha mantenido hasta fechas recientes.

            Profundizando en sus causas últimas, sigue diciendo Kapuscinski, comprobamos que el Norte es todo Sahara y Sahel, desierto de arena y pedregales, interrumpido por el río Nilo, que crea unas fértiles riberas, donde vivían millones de fellahs árabes y pueblos nómadas. Mas, a partir de la segunda mitad del siglo XX y sobre todo después de la independencia de 1956, se aceleró el proceso de expulsión de los fellahs por parte de sus congéneres ricos de Jartum, los cuales, junto con el generalato, el ejército y la policía, se apoderaron de las fértiles tierras del Nilo para convertirlas en grandes plantaciones para la exportación de algodón, caucho y sésamo. Así surgió la clase dominante de los latifundistas  árabes, que oprime al negro del Sur, así como a sus hermanos de etnia, los árabes del Norte. Estos expropiados, expulsados y despojados de sus tierras y rebaños, tienen que ganarse la vida en algún sitio. Algunos engrosarán las filas del ejército, de la policía o de la burocracia. A los otros se les expulsa hacia el Sur, donde existen dos grandes comunidades: los dinka y los nueros. Ambas se alimentan de leche, y de la carne de las vacas, a las que adoran y aman. Subordinan toda su vida a las exigencias y necesidades de estos animales. La estación seca la pasan junto a los ríos y cuando llega la estación de las lluvias marchan en busca de los pastos de los altiplanos. Por ello necesitan espacio, sin él enferman. Tampoco hay que olvidar que en el Sur existen además de tierras muy fértiles, importantes yacimientos de petróleo, níquel y uranio

Es probable que el inicio de esta sempiterna guerra surgiera porque el ejército del Norte les robase una vaca o porque éstos quisieran rescatarla. Da igual, la vaca fue la excusa. Los señores árabes del Norte no podían consentir  que unos pastores del Sur tuvieran los mismos derechos que ellos. Los de Sur no querían que les gobernasen unos traficantes de esclavos. El Sur quería la independencia. El Norte no lo admitía. Y así empezaron las masacres. Afirman algunos que ya se han producido 2 millones de muertos, además de cientos de miles de desplazados.

Sea lo que fuere, aunque la guerra pudiera iniciarse con unas motivaciones nobles: el Norte por mantener la unidad del país; el Sur por su liberación, ha degenerado y se ha podrido. Se ha convertido en una contienda entre castas militares, que luchan, a veces entre sí, pero en las más de las veces, contra su propio pueblo. Contra los indefensos: mujeres y niños, que son los destinatarios de la ayuda internacional de sacos de harina y de arroz o de cajas de leche en polvo.

Además de lo peculiar de Sudán, debemos considerar que como país africano que es, las causas del alto y creciente índice de conflictos en este maldito continente, como indica Paul Collier, se encuentran en su dependencia de  las materias primas y en su creciente pobreza. En general, dicha dependencia  aumenta considerablemente el riesgo de guerra civil, probablemente porque ofrece una rápida fuente de financiación para los grupos rebeldes. De modo parecido, la pobreza y la recesión económica aumentan el riesgo de rebelión, pues resulta más fácil para los grupos rebeldes reclutar combatientes. Puede servir de claro ejemplo la experiencia de la República Democrática del Congo. Cuando Laurent Kabila se dirigía, a través de la citada República, hacia Kinshasa, fue entrevistado por un periodista. En sus declaraciones, afirmó que en el Zaire la rebelión era sencilla: todo lo que necesitaba eran 10.000 dólares y un teléfono móvil. Con los dólares  se puede levantar un ejército, mientras que con el teléfono móvil es posible hacer negocios con la extracción de minerales. Al parecer, en esta ocasión Kabila cerró negocios mineros  por valor de 500 millones de dólares, antes de llegar a Kinshasa.

Mientras tanto el mundo desarrollado cruzado de brazos. Todo lo más es enviar a cualquiera de estos países, después de la visita de algún afamado actor cinematográfico,  algunas toneladas de arroz o de harina de trigo, que en la mayoría de las ocasiones no llega a su destino. Con ello tranquilizamos y sedamos nuestra conciencia.

  

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN

           

05/10/2007 13:19 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

UNAS IMPRESIONES  APRESURADAS TRAS LA MUERTE DE PINOCHET   

Acaba de morir hoy día 10 de diciembre de 2006, a las 14,25 horas en un Hospital  Militar,  Augusto Pinochet, el dictador que gobernó con mano de hierro Chile de 1973 a 1990.  La valoración sobre su actuación en la sociedad chilena es dispar. Para sus acérrimos defensores, que se agolpaban a las puertas del Hospital, su mérito radicó en haber librado a su país de las garras del comunismo, y por si todavía no fuera bastante, supo instalar  un modelo económico, desarrollado más tarde con gran éxito por gobiernos democráticos, que ha puesto a Chile a la vanguardia del desarrollo en América Latina. El equipo económico de Pinochet diseñó un conjunto de innovaciones de política económica que pusieron los cimientos del modelo liberal con el que Chile, ya en democracia, alcanzó unos niveles sin precedentes de estabilidad y crecimiento económico, con tasas de 6% y 8% por ciento anuales, que permitiría al país en una década que se duplicara el producto nacional y ganara un gran reconocimiento internacional. Nadie discute este hecho. La pregunta que todos ponemos hacernos es muy simple: ¿Es ésta una razón suficiente, moralmente válida  para justificar el otro legado que son las infames violaciones de los derechos humanos perpetradas por la dictadura y que constituyeron una de las mayores infamias en la Historia de Chile? Pienso que no, por varias razones.

Pinochet llegó al poder tras un cruento golpe de estado que derrocó el gobierno legalmente establecido y nada que pudiera venir después, podría ser legitimado. Nombrado por Salvador Allende, el presidente depuesto, como jefe de las fuerzas armadas, Pinochet no sólo traicionó brutalmente la confianza debida al mandatario sino sobre todo la obediencia al poder civil al que está obligado un ejército en un estado democrático. Las grabaciones divulgadas años después, en las que se oye la voz de Pinochet dirigiendo el golpe y ordenando manu militari, que se ofrezca salir a Allende del país en un avión militar para que, según quería el golpista, fuera precipitado al mar, muestran claramente la catadura moral de los militares que prepararon y ejecutaron el golpe. Los documentales del cineasta chileno Patricio Guzmán, reflejan la brutalidad y la deshumanización de todos los militares golpistas.

Por otro lado, los informes de las Comisiones de la Verdad y Reconciliación (1991) y sobre Prisión Política y Tortura (2004), elaborados durante los gobiernos de Patricio Aylwin y Ricardo Lagos, respectivamente, ponen de manifiesto el perfil moral de la dictadura. Pinochet y sus secuaces promovieron un escrupulosa y organizada  operación para asesinar a 4.000 personas, reprimir y violar los derechos humanos en unos 800 centros reconocidos de detención ilegal mediante, al menos, 18 métodos de tortura, según los testimonios válidos de unas 28.000 personas. La Dictadura actuó como una máquina perfecta y consciente de lo que estaba haciendo, en una mezcla perversa de psicopatía y de odio dirigida a personas y agrupaciones concretas, que no tenía nada que ver, como llegó a decir Pinochet, con salvar al país del marxismo, sino más bien como la forma más cruel de destruir al contrario.

El segundo de estos informes es desolador. Nos muestra que el 94% de los detenidos en esos años sufrieron algún tipo de tortura y casi todas las mujeres que testimoniaron fueron sometidas a algún tipo de violencia sexual. Muchas vidas no se recuperaron jamás por los daños físicos y psicológicos sufridos. Muchos de los relatos permanecieron en silencio durante treinta años por temor, por la parálisis psicológica que se produjo en las víctimas. Muchas personas callaron simplemente por dignidad ante la gravedad de las infamias cometidas.

Lo verdaderamente grave es que algunos en Chile, Londres o la CNN, para explicar, matizar e, incluso, justificar los crímenes, las vejaciones, las torturas, recurren al crecimiento económico. Cuando una parte de la sociedad, de los gobiernos o de las élites económicas sugiere que las vidas humanas, la dignidad de las personas o los derechos fundamentales  son bienes intercambiables, que no cuentan en aras al buen funcionamiento de la economía, entonces se produce una corrupción moral.  Una actuación así desde un punto de vista ético no tiene justificación alguna.

Por otra parte, habrá que estar atentos a la actuación del estamento militar. ¿Obedecerá al poder civil? ¿Rendirá el ejército honores militares a quien fuera su comandante en jefe por 25 años a Pinochet? El Gobierno de Bachelet ha dicho claramente que no habrá funeral de Estado, encabezado por ella. Si el ejército le rinde honores, estará haciendo un homenaje al responsable último de tantos crímenes y asesinatos y que llevó a cabo un fraude fiscal vergonzante. No es un tema baladí. Parece una auténtica prueba de fuego para la democracia chilena.

Por otro lado, ¿sobrevivirá el pinochetismo a Pinochet? En los últimos tiempos con demasiada ligereza se ha dicho que el pinochetismo ha muerto. Mas hay un pinochetismo que sigue vivo: es el cultural. No sólo son las acérrimas partidarias que se apostaron ante el Hospital Militar para rezar por su salud. Tampoco son personajes excéntricos. El pinochetismo cultural se muestra como una actitud difusa, a la que parece se han acostumbrado los chilenos. Los años de la dictadura sembraron un conjunto de valores: predominio de la fuerza y la prepotencia, la valoración de las figuras de la autoridad, desvalorización del diálogo y del consenso, el individualismo sin límites, la brutalidad de la discriminación de clases. A muchos chilenos les va a costar mucho librarse de toda esta escala de valores. Como también que Chile se vincule indisolublemente con Pinochet. De todo esto sabemos bastante por experiencia propia los españoles.

Alguien dijo que la muerte de cualquier hombre disminuye al resto de la humanidad. Esta afirmación no es válida en el caso de Pinochet.

   

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN

05/10/2007 14:23 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

¿QUÉ ESTÁ  PASANDO EN OAXACA? 

             Siento especial predilección por Méjico, justificada  por varias razones, entre ellas, la cariñosa acogida que nos dispensó a muchos españoles al finalizar nuestra Guerra Civil. Dotado de todo tipo de recursos por la Madre Naturaleza. Tiene todo para estar entre los países desarrollados, o, cuando menos, en el grupo de desarrollo medio. Y sin embargo no es así: terribles desigualdades, corrupción generalizada, déficit de infraestructuras, carencias educativas, etc. Y eso que ya hicieron su Revolución, aunque de poco les sirvió  Y  los acontecimientos actuales no indican que las cosas vayan a cambiar.  

            El reciente proceso electoral fue una especie de sainete. Nada más conocerse los resultados, se presentó como vencedor a Felipe Calderón del PAN por un estrecho margen de 200.000 votos. A renglón seguido, Andrés Manuel López Obrador, del PRD manifestó que se había producido fraude. En  breve el primero recibirá de Fox las riendas de Méjico, aunque el segundo no ha dicho su última palabra.

            El 22 de mayo se planteó en el Estado de Oaxaca, con enormes riquezas turísticas, llámese arte, comida, playa o pirámides y patria de Benito Juárez, al que se atribuye la frase: Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la PAZ,  un conflicto de los maestros dirigido por la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Enseñanza, solicitando reclasificación de plazas y aumento de sueldos. Este hecho no es novedoso. Lo tradicional ha sido que los Gobiernos les concedan un ínfima parte de sus peticiones, por lo que al año siguiente, en torno al 15 de mayo (día del maestro) vuelven a la carga, haciendo plantones, rodeando el Palacio de Gobierno de Oaxaca, logrando paupérrimos triunfos; el paro duraba pocos días, pero ahora ya son varios meses.

            Los maestros se manifestaron pacíficamente e hicieron un plantón en el Zócalo (Plaza de Oaxaca), de donde el 14 de junio, cientos de policías intentaron desalojarles de manera contundente, a lo que respondieron los maestros con piedras y palos. El gobernador del Estado, Ulises Ruiz, del PRI, al que se atribuye la frase: Campaña (electoral) que no deja (dinero) para (adquirir) un rancho, no es campaña, prefirió el uso de la fuerza al diálogo, lo que supuso la radicalización de los maestros, exigiendo su la dimisión. Entre el 17 y 21 de junio se constituyó la APPO (Asociación Popular de los Pueblos de Oaxaca), conjunto de diferentes movimientos sociales, que ha llevado a cabo estos meses marchas multitudinarias, ha ocupado edificios de gobierno, vehículos oficiales, estaciones de radio y carreteras. Actualmente está celebrando un Congreso para institucionalizarse con sus propios estatutos, que para empezar a negociar exige la dimisión de Ulises Ruiz, al que acusa de fraude de malversación de fondos para apoyar a Roberto Madrazo en las últimas elecciones.

            Ante la radicalización de los acontecimientos desde el Legislativo Federal se le instó a Ulises a que dimitiese. Vano Intento. Por ende, llegó a Oaxaca la Policía Federal Preventiva (PFP) el 29 de octubre con material antidisturbios, actuando de una manera expeditiva para desalojar a maestros y miembros del APPO del centro histórico de la capital y la plaza del Zócalo, violando, incluso, la impunidad de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca. Van ya 17 muertos, 334 detenidos y decenas de desaparecidos. También han irrumpido grupos paramilitares, vinculados a Ulises Ruiz. El incendio va a más, ya que se extiende a los Estados vecinos. En Michoacán por solidaridad hay una huelga de maestros. Desde Chiapas hay una marcha hacia Oaxaca de los indígenas tzotziles, portando 5 toneladas de alimentos a la APPO.

La situación política mejicana es enrevesada. Aquí en Oaxaca hay muchos culpables. Uno, el primero, FOX, “El hombre de las botas”, que utilizó el problema de Oaxaca, lo azuzó con fines politiqueros; tuvo mucho que ver en las solicitudes de los maestros, no proveyéndoles de recursos para los aumentos de salarios. La  prestación del servicio educativo se otorgó a los Estados, sin embargo, no se les facilitó el presupuesto, que lo sigue controlando la Secretaría de Educación Pública, quien concede el dinero según el pelaje de los gobernadores. Oaxaca, con gobernador del PRI, se ha visto privado de él. También ha tenido mucho que ver Elba Esther Gordillo, que ni siquiera es maestra, “propietaria” de un sindicato del gremio más fuerte de América Latina, en alto grado de putrefacción el SNTE, que cambió sus estatutos para ser su Presidenta, algo inusitado en un sindicato; aliada de Fox, saturada de dinero  y poder; el primero, producto de cientos de miles de millones de pesos de las cuotas de los afiliados, a los que obliga a sindicarse; el poder, le viene de sus arreglos con gobernantes corruptos, a los que amenaza con huelgas o paros en la enseñanza. Azuzó en Oaxaca a través de la Sección 22 del SNTE, que sin serle totalmente afín, si está de acuerdo en tirar a Ulises Ruiz, lo que beneficiaba a Elba, quien de repente se volvió enemiga de Madrazo. Tampoco está libre de culpa el líder de la Sección 22 del SNTE, Enrique Rueda Pacheco, vinculado con el PRD de López Obrador, al que le interesa la explosión social.

El problema parece insoluble, a pesar de que los maestros se van a incorporar a las clases y que Ulises Ruiz haya presentado un plan basado en 6 puntos: reconciliación, rediseño de estructuras de Gobierno, reforma del Estado, reactivación económica, seguridad y avance en el cumplimiento de los acuerdos con la Sección 22 de  Magisterio.

Si como acabamos de ver, es la clase política la que ha metido a la sociedad de Oaxaca en este auténtico cenagal. Ella tendrá que buscar algún atajo. Por ende, hará falta que los Calderón, López Obrador, Madrazo o Fox se esmeren, para sacar a ese su pueblo de este túnel, para lo que se requerirá, como acaba de escribir recientemente su egregio paisano, el escritor Carlos Fuentes, mucha inteligencia, intuición e imaginación. Hasta ahora lo que están mostrando es mucha ignorancia, idiotez y mala fe. Méjico se merece algo mejor.

   

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN

             

 
05/10/2007 14:24 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

 THE AWOLS (AUSENTES SIN PERMISO)   Siento una mezcla de asco y hastío ante los acontecimientos sangrientos de Irak, una de las cunas de la civilización. Todos los días se suceden masacres y atentados. Ahora mi intención es fijarme en otros efectos colaterales de esta guerra, que pueden pasar desapercibidos.  Para gobiernos y militares los medios de comunicación, en tiempos de guerra,  forman parte del campo de batalla.  El desenlace de una guerra depende en buena parte de los armamentos disponibles por los contendientes, aunque es fundamental la  percepción que los ciudadanos tengan del conflicto. Por ende,  la cobertura periodística forma parte de la planificación bélica. En tiempos  de conflicto una sofisticada maquinaria de propaganda puede operar en contra del lector inadvertido, con pocas restricciones éticas.  Para los que están dispuestos a morir y matar mentir es un gaje más del oficio o, si prefiere, un mal necesario o menor. El Alto Estado Mayor proporciona la información de acuerdo con sus intereses, y, a veces, oculta el desarrollo de los acontecimientos bélicos. Durante años el Pentágono, conforme a la práctica castrense universal del triunfalismo,  proclamó que ganaba el conflicto de Vietnam; el público escuchó una y otra vez que bastaba  un pequeño esfuerzo adicional y el Vietcong terminaría reculando en forma definitiva. Como los corresponsales de guerra pretenden informar a su público con el mayor detalle posible, de ahí que las relaciones entre militares y periodistas hayan sido y lo sean  a menudo tensas y difíciles.  Nada nuevo bajo el sol. Muchos ciudadanos, americanos o británicos, desconocen el alto porcentaje de desertores de los ejércitos desplegados en Irak o Afganistán. El inglés creó una nueva palabra: Awol, que es la sigla correspondiente al concepto absent without leave o ausente sin permiso. En el Ejército británico, los “Awol” desde 2003 –inicio de la invasión de Irak- hasta principios de 2007, superan el millar. En marzo, el ejército estadounidense anunció que en 2006 se registraron 3.300 deserciones o Awol,-en este país un soldado se considera Awol tras una ausencia de 30 días-  comparado con 2.357 desertores en el 2004. En el primer trimestre de 2007 desertaron 1.871 soldados. Algunos casos se han hecho célebres. El de Agustín Aguayo, paramédico del ejército de USA condenado, en marzo de 2007, por un consejo de guerra estadounidense a ocho meses de prisión por negarse a participar en la guerra en Irak como objetor de conciencia. El del sargento de 28 años, Camilo Mejía, hijo del cantautor y activista sandinista Carlos Mejía Godoy, que fue puesto en libertad el 15 de febrero de 2005, después de ser condenado a un año de prisión militar por negarse a volver a Irak. O el de Pablo Paredes, de 23 años, condenado por negarse a embarcar en la nave USS Bonhomme Richard, que se dirigía a la región del Golfo, el 6 de diciembre de 2004. Hay otros muchos: Abdulá Webster, Kevin Benserman, etc. 

Las deserciones, problema crónico para el ejército, no son tan comunes como en los años más duros de la guerra de Vietnam, sostuvo recientemente The New York Times. No obstante, los soldados y sus familias se están organizando en contra de esta guerra mucho antes de lo que lo hicieron sus homólogos durante la Guerra de Vietnam. Es el caso de Fernando Suarez del Solar, un mexicano con ciudadanía norteamericana, que reside en California. Desde la muerte de su hijo, Jesús, en Irak en 2003, integra la asociación Military Familias Speak Out (familiares de militares que hablan claro), entidad que reivindica el fin de la ocupación militar de Irak y el retorno inmediato de los soldados norteamericanos a su país.

Que se produzcan tantas deserciones se explica porque las situaciones de combate y los atentados con coches bombas generan un enorme estrés. Dos meses bajo la tensión de resultar herido o morir termina minando la voluntad de los soldados. Por ello los ejércitos efectúan una rotación permanente, cuando pueden, de sus efectivos para reducir las crisis nerviosas, proporcionales al tiempo de la exposición a los riesgos.

  Hasta ahora, las misiones duraban doce meses, pero serán alargadas hasta los quince. Esto desalienta a los uniformados, separados de sus familias, que viven cercados en sus cuarteles a lo largo de esos dos Estados asiáticos. En ambos países están confinados permanentemente, sin contacto con la población. Están prohibidos los paseos y las salidas, que son frecuentes en otros países. Una vez cumplido el período, pueden regresar a EEUU para permanecer en suelo patrio durante, al menos, un año. Los procesamientos por deserción y otras ausencias no autorizadas en el Ejército de Estados Unidos "han aumentado sustancialmente en los últimos cuatro años" desde el comienzo de la guerra en Irak, para disuadir al número creciente de soldados que tienen dudas acerca del envío, o el retorno, a Irak; y a que también las fuerzas en servicio activo están extendidas casi a sus límites, informó el diario The New YorkTimes. Hoy, el Gobierno de Estados Unidos tiene desplegados 145.000 soldados en Irak. Sin embargo, el Pentágono considera esta cifra insuficiente para enfrentarse a la insurgencia iraquí. En su búsqueda de nuevos efectivos, el Pentágono se plantea revisar su política hacia los homosexuales y las lesbianas. Entre 1994 y 2005 el Ejército dio de baja a 11.000 uniformados por su orientación sexual. Aunque la política oficial es la de no investigar el comportamiento sexual privado de los soldados, algunos en el alto mando los rechazan. El general Peter Pace, comandante de Estados Mayores, declaró hace poco: “Yo creo que los actos homosexuales entre dos individuos son inmorales”. Pese a esta opinión, se estima que unos 65 mil homosexuales y lesbianas visten uniforme en la defensa estadounidense. Pero cualquiera sea la orientación sexual, el Pentágono tiene crecientes dificultades para reclutar tropas de primera línea para despachar a sus guerras.  En este contexto se explica también el reclutamiento de mercenarios en América Latina, que de simples guardias, se convierten en combatientes en Irak. Son fuerzas de choque, sin estar sometidas a control alguno. La Oficina en Washington para los Asuntos Latinoamericanos calcula que rondan el millar de los reclutados, que trabajan para empresas de seguridad norteamericanas en Irak.  CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN



  
05/10/2007 14:25 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

OTRA GUERRA EN SOMALIA    

Ya es extraordinariamente compleja la situación en Oriente Medio. Los conflictos de Afganistán, Irán, Irak, el Líbano, el conflicto arabe-israelí lo corroboran, convirtiendo la zona en un auténtico polvorín, con el agravante de que no se vislumbra salida alguna  a ninguno de ellos. Cada día es peor que el anterior. Ahora se incorpora a este mar tenebroso otro más, el de Somalia, en el Cuerno de África.

Este país no ha disfrutado momento alguno de sosiego en su reciente historia. Ha conocido de todo pero nada bueno. Disfruta de importantes recursos (reservas de petróleo y gas, pesca y un extraordinario acuífero de 60.000 metros cúbicos compartido con Eritrea y Etiopía) y con una situación geoestratégica excepcional, ya que por sus costas pasa el 13% del comercio mundial, barcos que van y vienen por el canal de Suez, además de una parte importante del petróleo de Oriente Medio. Por ende, ha propiciado la codicia desde fines del XIX de distintas naciones o clanes regionales. Ha sido víctima del colonialismo clásico,  de la pésima descolonización, de la Guerra Fría, de la lucha entre los señores de la guerra, de enfrentamientos armados con países limítrofes, de una Guerra Civil, de dictaduras, de separatismos, de boicots económicos, de sequías, de  hambrunas bíblicas, de boicots económicos, de una invasión norteamericana y ahora del islamismo extremista.

Accedió a la independencia en 1960. Siad Barré llegó tras un golpe militar al poder en 1969, y  al alinearse con Moscú, se creyó con la fuerza suficiente para luchar contra Etiopía por la meseta de Ogadén, de mayoría somalí. Esta invasión no fue bien vista por la URSS, que buscaba el acercamiento con Etiopía, y en lugar de apoyar a Somalia, la aisló, por lo que Barré llevaría a cabo un cambio de alianzas, acercándose a los EE.UU. de la Guerra Fría. Esta situación se mantuvo, hasta que en 1991, islamistas y comunistas derribarían a Barré, ante tal viraje ideológico. A partir de entonces, sin un verdadero gobierno, con luchas fratricidas entre los señores de la guerra, se produjo la separación de facto de su parte Norte, donde se independizarían Somalilandia  y Puntlandia. Por ello fue necesaria la intervención de la ONU, con tropas de USA en 1993, que tras el fracaso de la batalla de Mogadiscio, con la voladura de un helicóptero y la muerte de 18 marines, tendrían que retirarse.

La inestabilidad hasta ahora ha sido constante. No tiene un Gobierno central. A instancias internacionales se creó un Gobierno de Transición en octubre de 2004, al que no obedecían algunos señores de la guerra. En junio de 2006 una parte importante del país, incluida la capital de Mogadiscio, caía en poder  del Consejo Supremo de Cortes Islámicas, mientras que el Gobierno Provisional, reconocido  a nivel internacional, debía refugiarse en Baidoa.

Estos son los procedentes que pueden servir para contextualizar la situación bélica actual, que no presagia buenos augurios. Por una parte, Etiopía con mayoría de población cristiana ortodoxa, temerosa del expansionismo islámico, ha desplegado ya tanques y artillería pesada en territorio somalí, con más de 10.000 soldados para defender al Gobierno Provisional. Por otro parte, los Tribunales Islámicos, con el apoyo de Eritrea con viejas enemistades con Etiopía, instan a todos los musulmanes del mundo a apuntarse a la yihad contra los infieles. En la capital Mogadiscio, los escolares y mujeres han formado cortejos espontáneos, invocando a Dios, gritando eslóganes antietíopes y lanzando piedras a los hombres que todavía no han marchado al frente. Sus calles están vacías: millares de hombres animados por un nacionalismo feroz, por la invasión del enemigo exterior, mezclado de fervor religioso, han partido a unirse a los campos de reclutamiento y de entrenamiento abiertos por los islamistas. En Somalia, el nacionalismo ha ido siempre unido a la religión, ha dicho un miembro importante de los Tribunales Islámicos.

La hora no es ya propicia para las exquisiteces oratorias. El único medio de reconciliarnos con Meles Zawi- 1º Ministro de Etiopía- es que se convierta al Islam o que nosotros nos convirtamos al cristianismo, declaraba recientemente, ante un auditoria enfervorizado, Cheik Yusuf Indhahe, jefe del Estado Mayor de los Tribunales Islámicos.

Con todos estos antecedentes el futuro no parece muy esperanzador para la paz. La Guerra abierta ya entre Somalia y Etiopía se anuncia mortífera y sin verdadero ganador. Etiopía no tiene los medios de invadir el conjunto de Somalia; los Tribunales Islámicos no tienen la potencia de fuego necesaria frente a un ejército nacional. El primer perdedor parece claro que será el Gobierno Provisional de Transición, totalmente desacreditado a los ojos de los somalíes y sobre el que sus mismos aliados etíopes no tienen más ilusión. Y sobre todo, el gran perdedor será el pueblo somalí. ¿Qué pecado han cometido los africanos para merecer esto?

Además de lo peculiar de Somalia, debemos considerar que como país africano que es, las causas del alto y creciente índice de conflictos en este maldito continente, como indica Paul Collier, se encuentran en su dependencia de  las materias primas y en su creciente pobreza. En general, dicha dependencia  aumenta considerablemente el riesgo de guerra civil, probablemente porque ofrece una rápida fuente de financiación para los grupos rebeldes. De modo parecido, la pobreza y la recesión económica aumentan el riesgo de rebelión, pues resulta más fácil para los grupos rebeldes reclutar combatientes. Puede servir de claro ejemplo la experiencia de la República Democrática del Congo. Cuando Laurent Kabila se dirigía, a través de la citada República, hacia Kinshasa, fue entrevistado por un periodista. En sus declaraciones, afirmó que en el Zaire la rebelión era sencilla: todo lo que necesitaba eran 10.000 dólares y un teléfono móvil. Con los dólares  se puede levantar un ejército, mientras que con el teléfono móvil es posible hacer negocios con la extracción de minerales. Al parecer, en esta ocasión Kabila cerró negocios mineros  por valor de 500 millones de dólares, antes de llegar a Kinshasa.

Mientras tanto el mundo desarrollado cruzado de brazos. Todo lo más es enviar a cualquiera de estos países, después de la visita de algún afamado actor cinematográfico,  algunas toneladas de arroz o de harina de trigo, que en la mayoría de las ocasiones no llega a su destino. Con ello tranquilizamos y sedamos nuestra conciencia.

 

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN

 
05/10/2007 14:33 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

                                    EL PRESUPUESTO DE BUSH   

            La administración Bush acaba de presentar, el lunes pasado 5 de febrero, su proyecto de presupuesto para el año fiscal 2008, que se inicia en octubre de 2007.  En estas cuentas que suponen 2,9 billones de dólares (2,2 billones de euros) la prioridad esta dirigida, como en los años precedentes, a los gastos militares

Además ha revelado su intención de llevar de aquí a 2012 las cuentas públicas al equilibrio, todo ello rebajando los impuestos, especialmente a los ricos. También en este saneamiento se quieren recortar cerca de 66.000 millones de dólares del programa para jubilados Medicare, que beneficia a cerca de 43 millones de ciudadanos, y otros 12.000 millones de Medicaid, que ofrece ayuda sanitaria a gente sin recursos, durante los próximos cinco años, como también la reforma del régimen de la Seguridad Social, sobre todo en las pensiones. De lo que se trata es eliminar o reducir la financiación en un total de 141 programas sociales. Tampoco debería sorprendernos esta actuación. Es más de lo mismo. Y eso que las bolsas de pobreza son inmensas, sobre todo, entre la población negra o latina. Según la Oficina del Censo, el año 2006, aumentaron 1,5 millones los pobres con respecto al año anterior. Tras descender con Clinton, con Buhs han aumentado en un 20%. Según un Programa de desarrollo humano, de la ONU, un niño afroamericano de Washington tiene más posibilidades de perecer en el primer año de vida que en una ciudad india del estado de Kerala. En la capital norteamericana la tasa de mortalidad infantil es el doble que en la china.  En Estados Unidos ha aumentado la tasa de mortalidad infantil, algo que no ocurría desde el año 1958. En el año 2006 había 40 millones de pobres, la mitad de ellos niños. Existen 45,8 millones de ciudadanos sin protección de la Seguridad Social. Lo ha conseguido, aunque no lo cuenta, gracias a los recortes presupuestarios, las bajadas de impuestos y el incremento de gasto militar. Ha conseguido debilitar los servicios públicos de sanidad, educación o pensiones como nunca; siguiendo una política neoliberal a ultranza, inaugurada por Reagan, que preconiza el adelgazamiento del Estado, para traspasar todo, cuanto más mejor a la iniciativa privada, ya que esta acudirá presta y veloz a solucionar los problemas de los ciudadanos, allí donde estos aparezcan. Todo esto es obra del gobierno Bush.

Así era previsible el desastre de Huracán Katrina, ya que faltaba más de 1/3 de la Guardia Nacional de Luisiana y casi la mitad de Misisipí al estar en Irak. No actuaron, como debieran, los Servicios de Protección Civil, al estar más preocupados en la lucha contra el terrorismo y la vigilancia en las fronteras para controlar la entrada de emigrantes, que en proteger a los ciudadanos norteamericanos en un desastre de la naturaleza. 

Mi presupuesto refleja las prioridades a día de hoy de Estados Unidos, aseguraba el presidente, que intentaba justificar sus cifras recurriendo a la seguridad de la nación y su lucha contra el terrorismo. Con estas palabras intenta chantajear a los demócratas y a la sociedad americana en su conjunto, ya que si alguien no acepta estas prioridades presupuestarias será acusado de antiamericano. Y se queda tan tranquilo, ya que Bush se cree bendecido por Dios para realizar una misión histórica y tiene la convicción de estar dirigiendo el país del “Destino Manifiesto”. Fundamentalistas religiosos americanos le han hecho creer que es el enviado de Dios, en una especie de providencialismo. En la cruzada contra el Eje del Mal, Dios está de su lado. Su misión imperial es de derecho divino.

            Además, todo el discurso y la actividad política de Bush demuestra una concepción maniquea de tonos apocalípticos, que sirve de justificación para cualquier actuación El representa el Bien Absoluto y otros, en contraposición irreconciliable, el Mal Absoluto. Por ello Estados Unidos es el país que representa el Eje del Bien, como no podía ser de otra manera, de ahí su indiscutible legitimidad para luchar contra el mal.           Este maniqueísmo implica que hay que tomar postura; no vale la indiferencia o la neutralidad. O se está con el Imperio del Bien o se está con el Imperio del Mal. Esto justifica también una venganza implacable. El primer nombre que se dio a la operación militar contra Afganistán en respuesta a los atentados del 11-S, fue “Justicia Infinita”. Esta expresión supone la puesta en marcha la ley del talión. El conflicto por ello se convierte así en una Guerra Santa. Para conducirla a buen término no se deben reparar en medios, de ahí un militarismo a ultranza con los consiguientes y justificados incrementos en presupuestos armamentísticos. Debemos, tenemos que estar seguros. La defensa de la gran nación justifica la extensión de la violencia y de la muerte por todo el mundo, sin detenerse en la población civil, sean ancianos o niños, como está ocurriendo actualmente en Irak. Ya van más de 3.000 soldados estadounidenses, sobre todo hispanos y afroamericanos,  muchos miles de iraquíes civiles y el desplazamiento de más de un millón de personas.  Mientras tanto, como ha señalado recientemente Paul Kennedy, es un insulto que políticos, empresarios y profesores universitarios pidan desde sus cómodas poltronas un mayor despliegue de tropas en Irak, mientras sus hijos estudian en Harvard o Yale. Lamentable y vergonzoso.

  

Cándido Marquesán Millán

   
05/10/2007 14:33 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Educación para la Ciudadanía

                                  

 

            No deja de ser triste que todo un conjunto de colectivos e instituciones, estén poniendo trabas continuas a que en nuestras escuelas o institutos se imparta la asignatura, Educación para la Ciudadanía. Que el Estado asuma la responsabilidad de educar a nuestros muchachos para que sean ciudadanos el día de mañana, sea rechazado, me resulta complicado entender. Los opositores aducen argumentos diversos: que será una asignatura utilizada  por el Estado para adoctrinar, y que éste no tiene competencia ni derecho alguno a formar nuestras categorías morales y políticas, y que esta tarea es exclusiva de la familia. Podríamos aceptarlo si los educados lo fueran para quedarse en casa, lo grave surgiría cuando éstos salieran a la calle y tuvieran que relacionarse con los demás, que tarde o temprano tendrán que hacerlo. A poco ciudadanos que se sintieran, admitirían que este asignatura que atañe a todos los ciudadanos, no puede transmitirla la familia, que es una comunidad parcial y volcada en el egoísta interés de sus miembros. El Estado democrático, por el contrario, es una comunidad que intenta y preconiza el bien de la mayoría, según ésta lo decida. Aceptadas estas afirmaciones que parecen obvias, tenemos que reconocer que el Estado no sólo tiene el derecho, es más, tiene el deber ineludible de asumir la educación de sus futuros ciudadanos. Es un síntoma de Modernidad. Debe transmitir los valores de la libertad, de la igualdad, del pluralismo y de la justicia que están en el artículo primero de nuestra Constitución. Además de otros complementarios como la tolerancia, la solidaridad y la seguridad. Como también dar a conocer y enseñar a practicar las reglas y los procedimientos que aseguran una convivencia dentro de un Estado de Derecho. En definitiva preparar ciudadanos para la democracia. Si el Estado hace una dejación de sus funciones educadoras, y las traspasa a determinadas instituciones, asumiríamos todos graves riesgos en aras a la consolidación del sistema democrático. Tenemos tristes ejemplos en nuestro historia.

Además la Educación para la Ciudadanía en nuestro país parece más necesaria, si tenemos en cuenta que los españoles hemos vivido como norma en regímenes autoritarios o dictatoriales. Hemos sido mucho más tiempo súbditos que ciudadanos libres. El vivir en democracia ha sido la excepción en nuestra historia. Y esto se paga. Esto ha supuesto que muchos nos hayamos acostumbrado a resolver autoritariamente  los problemas y conflictos, inevitables en la convivencia, por medio del ordeno y mando y el puñetazo encima en la mesa, en lugar del diálogo, el contraste de pareceres y el intercambio de opiniones. La democracia no es una palabra hueca, significa todo un conjunto de valores, que el catedrático de la Universidad de Zaragoza, Manuel Ramírez, los ha expuesto con claridad meridiana en libros y artículos. Entre ellos están: la verdad política absoluta no existe, fomento de la capacidad crítica de los ciudadanos, valoración de la existencia de una sociedad pluralista, comprensión de la democracia como valor e incluso como utopía, personalidad democrática caracterizada por la comprensión y el diálogo, fomento de las virtudes públicas en detrimento de las privadas, asimilación del valor positivo del conflicto, estimulación de la participación y de su utilidad y conciencia de la responsabilidad y ejercicio del control. Pero estos valores hay que sembrarlos, enseñarlos y cultivarlos día a día.  Como no los hemos mamado nos resulta, a veces, difícil comportarnos de acuerdo con ellos. Todo lo contrario a lo ocurrido en Inglaterra, Francia o Suecia. En ninguno de estos países, su sociedad podría asumir sin grandes dosis de preocupación el que un militar se manifestase contra el Gobierno o que el 10% de su población admitiera como favorable un gobierno militar.

 Por otra parte, si la democracia no es un regalo del cielo, que viene sin más ni más, hay que cultivarla y mimarla, para hacerla cada vez mejor. Hay que socializarla, en la familia, en las instituciones de la sociedad civil, en los medios de comunicación, y, sobre todo, en la escuela, con asignaturas, además de otras, como Educación para la ciudadanía  para que al niño no se le impongan ideas y mucho menos dogmas, sino que se le debe estimular su capacidad de raciocinio.

La tarea es complicada, mas merece la pena, ya que nos va mucho en juego. Me resisto a aceptar, como algunos lo han pretendido con propósitos oscuros, que sea  verdad incuestionable lo que dijo el más famoso político republicano: El enemigo de un español es siempre otro español.  Al español le gusta tener la libertad de decir y pensar lo que se le antoja, pero tolera difícilmente que otro español goce de la misma libertad, y piense y diga lo contrario de lo que él opinaba. 

Quiero acabar con otras palabras dichas por Azaña  en la Sociedad del Sitio de Bilbao, en abril de 1934: Creo que la democracia es en España el único procedimiento para alumbrar las aguas vivas que corren sepultadas todavía en lo profundo del pueblo español. Soy demócrata para España porque creo que es el único procedimiento de sacar a España del decúbito supino en que desde hace siglos yace. Todos conocemos cómo ha habido muchos a lo largo de nuestra historia, que han impedido lamentablemente, que afloren a la superficie esas aguas, yo diría, que puras y cristalinas.

 

                                                            

 

Cándido Marquesán Millán

06/10/2007 23:21 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La Memoria Histórica en New York

 “El 16 de septiembre de 1936, 47 hombres fueron matados en la aldea española de Villamayor de los Montes y enterrados en una fosa común. Este lugar español de la guerra civil fue revisitado en 2004, cuando al artista Francesc Torres ensambló a un equipo de forenses, que documentó la exhumación del sepulcro. Sus fotografías examinan conmovedoramente las relaciones entre la guerra, la violencia, la memoria, y la fotografía en el contexto de la historia enterrada de la guerra civil española.”Así anuncia el Internacional Center of Photography de Nueva York la próxima exposición del fotógrafo catalán Francecs Torres, que se inaugurará  en su sede el 25 de septiembre próximo, titulada Oscura es la habitación donde dormimos”.   Le acompañarán las exposiciones de fotografías de Roberto Capa,  de Taro de Garda,  y una de carteles de la Guerra Civil Española.  Torres nacido en Barcelona en 1947 y formado en la Escola Massana de Barcelona, en 1967 se marchó a París, donde asistió a clases en l’Ecole des Beaux Arts y ejerció de ayudante de Piotr Kowalski, escultor de origen polaco, quien ejercerá notable influencia en Torres. Se instaló en los Estados Unidos en 1974, donde residió hasta los primeros años de 2000, cuando se trasladó a Barcelona. A lo largo de su trayectoria, Torres ha realizado performances, fotografías, vídeos e instalaciones, siendo este último el territorio que más frecuenta el artista. Cuestiona el orden social basado en las relaciones entre el poder político y el económico. Frecuenta en su obra la atención por la memoria y el presente, en una lectura atenta y pormenorizada de episodios críticos de la historia vinculados a contextos concretos. Examinando la maquinaria de guerra y violencia en la cultura y la historia, Torres, actúa a menudo como un historiador o un filósofo y contempla las tensiones entre la implacabilidad del paso del tiempo y la fragilidad de la memoria, en espacios de alta carga política.  El mismo título del libro  y exposición Oscura es la habitación donde dormimos es extraordinariamente sugerente y un tanto perturbador.  Podría servir de título apropiado de una película de miedo infantil. Esa habitación hace referencia a una fosa común-no hay nada más oscuro- repleta de cadáveres asesinados. Y también a todo un país atemorizado, que ha vivido a oscuras durante mucho tiempo, y que ha  tardado 70 años a desenterrarlos. Miedo que parece que continúa en determinados ambientes, ya que esta exposición en lugar de presentarse en España, ha tenido que hacerse a miles de kilómetros del lugar donde ocurrieron los hechos.   El libro-catálogo de Torres, que precede a la exposición, y que se acaba de publicar en inglés y castellano,  muestra las imágenes de la excavación que permitió localizar cerca de la N-II Madrid-Burgos a  los 47 vecinos varones ejecutados en Villamayor de los Montes de un tiro en la cabeza por los franquistas. El libro reúne varios textos y una pequeña parte de las 1.500 fotos que tomó Torres. Las imágenes, en blanco y negro, retratan el hallazgo de las víctimas, alineados en la tierra con un agujero de bala en el cráneo. Un equipo de arqueólogos recogió entre los esqueletos anillos de boda, balas de máuser, un peine, dos relojes oxidados y las suelas de goma de las alpargatas que calzaban. Y chapas de cerveza que quizá bebieron los ejecutores. Los familiares asistieron al trabajo metódico y respetuoso de los arqueólogos y los antropólogos. Las hijas y las nietas prepararon las comidas del equipo y cuando todo terminó dejaron flores sobre la zanja ya vacía. Los restos fueron después analizados por el equipo forense que dirigió Francisco Echeverría, el del caso Lasa y Zabala. En julio de 2006, el equipo regresó al pueblo para asistir al entierro de las víctimas en un mausoleo común. Torres retrató, ya en color, el sepelio que desfiló hacia el cementerio. Torres es  probablemente el primer artista español que ha trabajado con los materiales de la Guerra Civil en bruto y no a base de alegorías ni simbolismos. El artista nos dice que en otros países ha habido gente como Pilles Peres, que fotografió las fosas de Sbrenica, o Alfredo Jaar, que ha trabajado en Ruanda. El autor nos manifiesta sus intenciones: “Hace aproximadamente siete años empecé a trabajar con la idea de la recuperación de la memoria de la historia reciente de España. Pensaba en un proyecto arqueológico centrado en el sedimento material de la guerra civil en los antiguos campos de batalla, en el frente del Ebro. Al mismo tiempo la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) comenzaba la localización, excavación y exhumación de las fosas comunes de la guerra y posguerra española. Después de un largo proceso obstaculizado por dos gobiernos de la Generalitat de signo ideológico opuesto (la pujolista y luego la del tripartito) que hicieron imposible mi proyecto en Cataluña, a pesar de contar con financiación de dos fundaciones norteamericanas (Fullbright y American Center Foundation) lo acabé realizando en Burgos en colaboración con la ARMH. Este libro documenta un ejercicio de ciudadanía por parte de un grupo de españoles empeñados en apropiarse de una parte secuestrada de su historia.”  “¿Cómo se gana una guerra que terminó como una derrota en 1939?", se ha preguntado durante años el artista Francesc Torres. Su respuesta es tajante: “La Guerra fue hace 70 años y aún no se pueden debatir las cosas en superficie. Hay pocas ganas de complicarse la vida con un tema que todos piensan que, con tiempo, se disolverá y quedará como una simple anécdota histórica. Sobre todo, porque se ha creado una narrativa de la Transición que vincula amnesia histórica con estabilidad política, y se piensa que ha sido exitosa porque se hizo tabla rasa de lo que pasó en la guerra. Aquí la amnesia lo ha permeado todo. Por eso la derecha moderada ya dice que todos fuimos culpables, y hay que dejar muy claro quiénes fueron las víctimas y quiénes los verdugos, quiénes tenían razón histórica y quiénes no. Ganar la guerra no es falsearla.”            Cándido Marquesán Millán
06/10/2007 23:25 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La Represión Franquista en Híjar

 

Se ha dicho  que en muchos pueblos del Bajo Aragón histórico, la Guerra Civil de 1936-39 fue muy dura, porque murieron muchas personas, que lucharon en los dos bandos. Es verdad. Pero es peligroso hacer un reparto de responsabilidades. En un aviso a navegantes, hay que recordar que la Guerra Civil se originó por un Golpe de Estado frustrado, llevado  a cabo por unos militares con unas armas, que les había dado el pueblo español para defender la legalidad constitucional. Dicho lo cual, quiero fijarme en una serie de hechos ocurridos en Híjar, a partir de la mitad de marzo de 1938, tras la llegada de los nacionales.Hubo una serie de asesinatos cometidos por los nacionales sobre los rojos. Lo que pretendo es dar a conocer los nombres de estos asesinados. Nada más. En absoluto reabrir heridas. Es sacarlos del olvido y que su nombre sea conocido. Fueron los siguientes: José Morales Montañés de 31 años, casado fue ejecutado el 8/9/41. José Gómez Turón, "El Tío Rinconero" o también llamado "El Tío Maticas", de 72 años el 23/10/40. Antonio Meseguer Barceló, de 21 años, el 21/11/38. Antonio Ferrer González, electricista, de 26 años, el 16/8/36. Todos fueron ejecutados en Zaragoza capital. Fueron ejecutados en otros lugares Agustín Montañés Martín, Luís Pina Pamplona, José Gros Bielsa, Pascual Clavero Caso y Pilar Mirasol Gerique. Fueron asesinados por los nacionales en Híjar: José Lasala Berges, Francisco Salas Esteban, Manuel Meseguer Losilla y Miguel Loren Gracia; los dos últimos ya acabada la guerra, el día 21 /4/39. Los detalles de estos asesinatos fueron auténticas salvajadas. Hoy todavía los cuerpos de Manuel y Miguel están enterrados fuera del Cementerio Municipal, con una inscripción en su lápida de Caídos por defender la democracia y la libertad. En los momentos de la Transición hubo un leve conato por parte de una autoridad municipal de llevar los cuerpos, lo que queda de ellos, al Cementerio por la noche, a lo que se negaron los familiares de Manuel, argumentando que el cuerpo de su padre sería llevado a plena luz del día.En uno de los bombardeos de las tropas golpistas sobre Híjar, en los días previos a su entrada el 13 de marzo de 1938, sucumbieron asfixiados en un refugio 28 personas, al haberse taponado la salida.También perecieron en los campos de concentración nazis otros hijaranos. Fueron los siguientes: Blas Esteban Turón en Mauthausen el 25/10/41. Luís Valencia Lahoz en Gusen el 1/11/41. José Monzón Mallor en Gusen el 6/11/41. Alejandro Membrado Benaque en Gusen el 3/4/41. José Beltrán Lorenzo el 20/11/44 en Gusen.Hubo otra represión, menos cruenta, pero también cruel que se ejerció sobre los rojos hijaranos y que es menos conocida .A partir del  13-III-1938, entrada de las tropas franquistas en Híjar, se pusieron en marcha un conjunto de medidas, de carácter represivo.Los rojos, muchos huyeron ante el temor de represalias, y por ello sus bienes y propiedades, al quedar abandonadas, fueron aprovechadas. Los que permanecieron fueron sometidos a todo tipo de vejaciones y escarmientos. Para verlas me serviré del Libro de Actas Municipales del Ayuntamiento de Híjar.Los rojos pagaron con sus bienes patrimoniales. En el Pleno municipal de 24-IV- 1938 se decidió que debían juntarse en un local los colchones y las máquinas recuperadas en Híjar a los rojos huidos, por ser estos objetos de difícil asignación para su dueño, ser de primera necesidad y muy codiciados por todos. En el Pleno de 8-V- 1938 decidieron recoger todas las máquinas, trillos, arados, atalajes de labranza y demás enseres que estaban abandonados por los rojos en las eras, fincas y torres de este término municipal y depositarlos en un local de la carretera propiedad de D. Justo Mosso. Del mismo modo acordaron colocar en la puerta de los pajares de los huidos rojos de esta localidad un letrero que dijera: "Incautado por el Ayuntamiento y prohibida la entrada a toda persona no autorizada por el mismo·", procediéndose a su cierre. A su vez cualquier vecino que quisiera paja de estos pajares debía pagar 5 pesetas por viaje al Ayuntamiento. En el Pleno de 1-V- 1938 se decidió repartir los objetos recuperados, en primer lugar a los familiares de los fusilados y pobres de solemnidad; y después a aquellos individuos que, a juicio del Ayuntamiento, por su conducta política durante el actual movimiento fueran más acreedores de obtener beneficios de dicho reparto En el Pleno del 11-IX-1938 se aprobó que se debía pagar, a partir del 1º de octubre próximo, por los actuales inquilinos, el alquiler de la casa que habitasen y que había sido abandonada por individuos rojos de esta villa, cuyo alquiler sería impuesto por una Comisión del Ayuntamiento; debía hacerse lo mismo con los pajares de los rojos. Los rojos, también pagaron con su trabajo gratuito. El 11-IX- 1938 el Ayuntamiento decidió que la limpieza y arreglo de los locales de las escuelas de párvulos del edificio de las hermanas de San Vicente de Paúl de la villa, se hiciera con cargo al presupuesto municipal, a fin de que pudieran dar clase, y que, a ser posible, se emplease gente roja para proceder a la limpieza de toda la casa de las monjas, sita en la calle Otal, no pagando cantidad alguna a estas gentes. El 23-X-1938 se decidió que la leña que el Ayuntamiento facilita para la cocina de Auxilio Social de esta villa la trajeran del Pinar los individuos clasificados como no afectos al Glorioso Movimiento Nacional de esta villa.El 26-III-1939 se decidió que la limpieza de los solares particulares de los escombros producidos por la aviación (la franquista) la llevasen a cabo los rojos. El 9-IV-1939 para la construcción del Monumento a los Caídos se decidió que debían presentarse a trabajar los rojos durante 15 días, quedando además a elección del Ayuntamiento el poder mandar a dichos individuos más días en la limpieza de la localidad, si lo estimaba necesario. Los rojos pagaron con su dinero. En el Pleno de 11-IX- 1938 el Ayuntamiento decidió abrir una cuenta corriente en el Banco de Crédito de la localidad, a nombre del Ayuntamiento con el nombre de "Retenidos", con todo el dinero incautado a los rojos, como desafectos al Régimen que acaudilla el Generalísimo Franco, y pronto en el Pleno de 11-XII-1938 decidieron que de ese dinero retenido a los rojos, se arreglase el local de la escuela de párvulos, tres dormitorios y una cocina de las monjas de San Vicente de Paúl. De la misma cuenta en el Pleno de 16-IV-1939, se aprobó asignar 1.100 pesetas para arreglar la Iglesia Parroquial de Santa María la Mayor. El 1-V-1938, el Alcalde D. Luís Monzón Mosso, comunicó que había recibido una orden del Gobernador Civil de la provincia de Zaragoza, de realizar una relación de todos aquellos vecinos afectos al Movimiento Nacional, y otra de los no afectos, con el fin de que sean remitidas a su autoridad. También los rojos perdieron sus puestos de trabajo. Fueron los funcionarios municipales: Joaquín Losilla Gómez, Voz Pública; Felipe Castañer García, guardián de la cárcel de partido; Joaquín Turón Turón, enterrador en el cementerio católico municipal; José Muñoz Pérez, encargado de las aguas públicas; y Pascual Monzón Carrillo, caminero de la huerta.Para acabar con este pequeño artículo, quiero reflejar una decisión tomada por el Ayuntamiento de Híjar, que puede servir de reflejo del espíritu que impregnaba la dictadura franquista. No tiene desperdicio. España era lo más parecido a un internado. Es el que sigue:"El 2 de octubre de 1938 se facultó a los alguaciles, José Mª Lausaque y Luís Pérez, para que durante la misa de 12, tomasen nota de los individuos que no estuvieren respetuosos en la Iglesia y lo comunicasen a la Alcaldía para su correspondiente correctivo." Cándido Marquesán Millán  
06/10/2007 23:28 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Políticos taumatúrgicos

                      

  

Citando a Paúl A. Samuelson un ciclo económico “es una oscilación de la producción, la renta y el empleo de todo un país, que suele durar un período de tiempo y que se caracteriza por una expansión o contracción general de la mayoría de los sectores de la economía”. Por lo tanto, son fluctuaciones de diferentes variables macroeconómicas en las distintas ramas de la economía de un país. Estas oscilaciones abarcan periodos de tiempo indefinido en donde se puede presentar una contracción o expansión de la misma. Hay ciclos cortos o de Kitchin (3 años con 4 meses); ciclos grandes o comerciales o de Juglar (entre 7 y 11 años); y los ciclos de ondas largas o de Kondratieff (unos 50 años aproximadamente).

Para poder analizar un ciclo económico minuciosamente se deben conocer los periodos o fases por las cuales se encuentra integrado. Según Mitchell y Burns, las fases se pueden dividir en: Prosperidad, Recesión, Contracción y Recuperación. 

En España estamos inmersos en uno expansivo que ya dura 14 años, de lo que todos debemos sentirnos satisfechos. Tendrá que producirse más  tarde o más temprano un cambio de tendencia en la economía española, ya que parece inevitable afrontar un cambio de modelo de crecimiento, que supondrá un claro ajuste. Muchos economistas están de acuerdo en que hay un claro agotamiento de los motores que han hecho posible el “Milagro español”. Esta circunstancia tan benéfica para la economía española podría explicarse por: el disfrute de unos bajos tipos de interés, una extraordinaria liquidez, grandes transferencias de fondos europeos, bajos precios del petróleo, consumo perpetuo, y la gran llegada de emigrantes, que han proporcionado mano de obra abundante y barata que han propiciado el desarrollo de la construcción. Todas estas circunstancias tan ventajosas parece que se están modificando. El exceso de liquidez ya no existe. El precio del dinero se ha duplicado. El precio del barril del petróleo ha pasado de 18 a 70 dólares en menos de una década. Los 8.000 millones de fondos de la Unión Europea  se han reducido a la mitad. La llegada de emigrantes- cinco millones en siete años- no es posible ni tampoco deseable que se mantenga en el tiempo. La construcción de viviendas se reducirá a la mitad. Parece que se va a una normalización de nuestra economía.

 

 Pero de ahí, señalar que España ha entrado en una perspectiva de recesión económica parece una afirmación gratuita. Economistas señalan que una economía entra en recesión cuando se produce un crecimiento negativo durante tres trimestres seguidos. Igualmente una economía está en crisis cuando ya no puede generar puestos de trabajo y se destruye empleo. Estas circunstancias no se dan en absoluto en estos momentos. Según previsiones moderadamente razonables el potencial de crecimiento para el año que viene se mantiene en un 3% y que se seguirá creando empleo. Lo que no es óbice para que tengamos en cuenta ciertas dosis de incertidumbres por la crisis financiera desencadenada en Estados Unidos en el mes de agosto. Si esta crisis norteamericana se convierte en mundial, obviamente, nos afectará como a todo el mundo. Mas, parece que esta circunstancia no se va a producir.

 

Resulta harto complicado a sesudos economistas discernir el inicio y el final de un ciclo económico. Sin embargo, conspicuos y perspicaces dirigentes del Partido Popular con una exactitud matemática nos acaban de señalar el inicio del periodo de prosperidad del ciclo actual: marzo de 1996, o sea, cuando llega al poder el Sr. Aznar. Y por si todavía no fuera bastante, nos dicen también con no menos precisión milimétrica-casi matemática- que tal período de prosperidad se ha terminado. Y su prolongación durante el Gobierno de Rodríguez Zapatero, se ha debido a la buena herencia económica dejada por los populares. Y se quedan tan anchos. En la calle Génova debe estar camuflado algún economista, dotado de tales cualidades mágicas, cual taumaturgo, que sería lamentable que no fuera candidato para el próximo premio Nóbel de Economía. Méritos, de verdad, los tiene.

 

Si estas previsiones económicas de los populares(Gabriel Elorriaga, Eduardo Zaplana y Marian Rajoy) en cuanto a los ciclos económicos son tan acertadas como las de la teoría de la Conspiración del 11-M, y de la Rendición de los socialistas ante ETA en el proceso de negociación, sería conveniente que el Sr. Rajoy empezase a pensar en realizar cambios dentro de su equipo de asesores. De verdad, tengo la impresión de que no le quieren bien.

 Quiero acabar con una cita que me acaba de llegar a la memoria  del Conde de Romanones: Hay hombres  que mienten a todos y también se mienten  a sí mismos. Éstos llegan a estar convencidos de que la mentira forjada por ellos es la verdad, y la defienden con mayor empeño que la verdad misma. Por eso son los más peligrosos en la política.  Cándido Marquesán Millán
06/10/2007 23:32 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La Política para Azaña

                                    

Uno de los políticos más destacados en la Historia de España, ha sido Manuel Azaña. Tuvo muy claro cuáles eran los males endémicos que aquejaban al organismo español. Supo diagnosticarlos y tuvo soluciones. “Fue el hombre destinado por la historia a poner en marcha todo el enorme potencial transformador y utópico implícito en el régimen republicano. Ese fue su error-escribe Araquistaín- su bella utopía republicana”.  

Fue también un extraordinario parlamentario. A juicio de Salvador de Madariaga: “Azaña ha sido el orador parlamentario más insigne que ha conocido España.” Sus discursos tienen profundo calado político, así como belleza y trabazón formal. Destacan los pronunciados en las Cortes: el 13 de diciembre de 1931 sobre Política religiosa; el 2 de diciembre de 1931 sobre Política Militar; el 27 de mayo de 1932 sobre El Estatuto de Cataluña; y el 18 de julio de 1938, en el Ayuntamiento de Barcelona,  titulado Paz, Piedad y Perdón. Ahora quiero referirme a otro, no tan conocido, pronunciado el 21 de abril de 1934  en la Sociedad del Sitio de Bilbao, titulado  Un Quijote sin celada, en el que brinda a su auditorio  unas hondas reflexiones de su conciencia como hombre político, sin preocuparle el orden, tal como le vienen a la mente.

Considera la política como la aplicación más amplia, más profunda, y más completa de las capacidades del espíritu, donde juegan más las dotes del ser humano, tanto las del entendimiento como del carácter. La política, como el arte, como el amor, no es una profesión, es una facultad, que no tiene nada que ver con la elocuencia. Ya que ha habido eminentes políticos que no han dicho jamás esta boca es mía, y que hay ruiseñores y canarios de flauta que ha sido funestos políticos. La facultad política se tiene o no se tiene, y el que no la tenga, inútil será que se disfrace con todos los afeites exteriores del hombre político, y el que la tiene, tarde o temprano es prisionero de ella. Un hombre político tiene que sentir emoción delante de la materia política. La emoción política es el signo de la vocación, y la vocación es el signo de la aptitud.

 Los móviles que llevan a los hombres a la política pueden ser: el deseo de medrar, el instinto adquisitivo, el gusto de lucirse, el afán de mando, la necesidad de vivir como se pueda y hasta un cierto donjuanismo. Mas, estos móviles no son los auténticos de la verdadera emoción política. Los auténticos, los de verdad son la percepción de la continuidad histórica, de la duración, es la observación directa y personal del ambiente que nos circunda, observación respaldada por el sentimiento de justicia, que es el gran motor de todas las innovaciones de las sociedades humanas. De la composición y combinación de los tres elementos sale determinado el ser de un político. He aquí la emoción política. Con ella el ánimo del político se enardece como el ánimo de un artista al contemplar una concepción bella, y dice: vamos a dirigirnos a esta obra, a mejorar esto, a elevar a este pueblo, y si es posible a engrandecerlo.

El problema de la política  es el acertar a designar los más aptos, los más dignos, los más capaces. Tarea ardua. Se fracasaba en los regímenes cuando el llamado a elegir el más apto era o la voluntad de un príncipe, o de la querida de un príncipe, o la del barbero de un príncipe. La democracia es probablemente y en teoría el mejor sistema para elegir a los más dignos. Aunque nunca es perfecta esta elección.

La profesión política es tarea sublime e importante, pero tiene sus servidumbres. Un político sufre en su actuación, algo que podríamos llamar una minoración, una mengua de su personalidad moral, y, en cierto modo una pérdida de su libertad. Esta circunstancia se da igual entre sus congéneres que entre los que no lo son. Delante  o en pugna con sus congéneres políticos, si le son adversos está aminorado y reducido y un poco esclavizado: o por la emulación que es en su origen legítima, pero perversa en sus modos; o por la aversión, porque se traslada al orden personal la inconciliable hostilidad de las tesis políticas; o por ser un estorbo, porque a primera vista lo primero que se dice de un político es que estorba, y siempre un político estorba a alguien o a algo. Y si se trata de congéneres adictos también sufre la misma mengua porque, por grande que sea su voluntad, es imposible que un político llegue a ajustarse exactamente a la línea media resultante del sentir, del pensamiento o de las esperanzas de las muchedumbres que le siguen. Cuando se muestra ante los indiferentes, la situación se agrava. Aquí  es hostilidad. Y si estos indiferentes son de alguna manera distinguidos en cualquier disciplina o aplicación del espíritu, entonces el político padece esta mengua: pasa por ser un hombre fanático. Sectario, ofuscado y, por consiguiente, mengua en su inteligencia; pasa por ser un hombre ambicioso, sediento de medro y, por consiguiente, mengua en su ser moral. Y si estos indiferentes pertenecen a la masa no distinguida, la posición del político es todavía peor, ya que provocará temor o aversión. Lo menos que se preguntaran es qué querrá este individuo de nosotros. Esta experiencia la tienen todos los políticos; es el ser más espiado, más juzgado, más escrutado, mas sometido a una crítica implacable. El político está siempre al borde del precipicio. Y si se cae, la gente dice: “Se le está bien empleado, era un majadero”. Esta situación del político les engendra un complejo de inferioridad, y por ello muchos políticos dicen que son otra cosa e insisten en que ellos a la política no le han dedicado sino los ratos perdidos de la ociosidad; y también se da el fenómeno inverso: que el que es otra cosa, o ha sido otra cosa, o sigue siéndolo, parece que no tenga derecho abandonarla para dedicarse íntegramente a la política. La política no admite experiencias de laboratorio, no se puede ensayar, es un caudal de realidades incontenibles, no admite ensayo, es irrevocable, es irreversible, no se puede volver a empezar. Además un hombre poseído de la emoción política necesita justificarse ante su conciencia y ante la historia. Ambas son relativamente fáciles. Pero hay otra justificación casi imposible, que es la actual, la cotidiana, frente a frente a las masas que esperan del político siempre algo. Y para justificarse ante ellas debe sacrificar frecuentemente su justificación ante su conciencia o la historia.

 

Cándido Marquesán Millán

06/10/2007 23:35 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Radiografía de la sociedad española

 

                      

 

            Acaba de presentarse  el Estudio de la Fundación BBVA sobre Actitudes Sociales de los Españoles. Es muy interesante ya que viene a ser un retrato sociológico, tal como nos vemos a nosotros mismos.  Da la sensación de mostrar una España en transición, ya que los valores tradicionales los defienden las personas de más edad y menos estudios, mientras que los jóvenes y las personas con más estudios se muestran más tolerantes y relativistas.

Está dividido en tres grandes apartados. El primero trata sobre Valores y Creencias, y tiene tres ejes principales: Principios éticos y religiosidad, normas sociales y visión de la familia.

 La mayoría (74,1%) se define católica, frente a los que no tienen ninguna (23,4%). La pertenencia religiosa es mayor entre las mujeres, las personas mayores y aquellos que sólo tienen estudios primarios. Entre los católicos, la mayoría cree en Dios, aunque se da un cierto margen para la duda. Entre los no adscritos a una religión, aunque la mayoría no cree en Dios o tiene dudas, hay un espacio para las creencias religiosas o espirituales. El sentimiento religioso se da en un nivel medio entre la población y se da más en el segmento que predomina la definición como católicos. En consonancia con ese sentimiento medio de religiosidad, el peso de las ceremonias y prácticas centrales en la religión católica, como la misa y la oración, es muy limitado. Sin embargo, la Iglesia sigue estando presente en ceremonias características del ciclo vital de las personas (bautizos, bodas y funerales), incluso en aquellos que no son religiosos. Un 43% considera que no es necesaria la religión para tener valores y actuar éticamente; frente a un 35% que piensan lo contrario. Un 42% considera que las personas con creencias religiosas hacen que las sociedades sean mejores, frente a un 35% que piensan lo contrario. Los no adscritos a una religión rechazan claramente la asociación ética-religión.

El abandono de animales, conducir ebrios generan un rechazo casi universal, mientras que la marihuana, prostitución y el empleo de los inmigrantes ilegales encuentran franjas de aceptación social. El consumo del alcohol en espacios públicos y de drogas como la marihuana son rechazados en la población de más edad y con sólo estudios primarios; y la aceptación en un significado porcentaje en población más joven y con estudios superiores.

Además del matrimonio, se admiten otras posibilidades de vida en común. 8 de cada 10 piensan que vivir en pareja sin casarse es aceptable; 6 de cada 10 aceptan el matrimonio entre personas del mismo sexo. El divorcio es una práctica ampliamente aceptada. El 44% acepta la adopción en parejas homosexuales, y un 42% la rechaza. La aceptación del matrimonio del mismo sexo predomina entre los jóvenes, los de estudios superiores, los no adscritos a religión, y de izquierda o centro-izquierda. Lo rechazan los mayores de 55 años, sólo con estudios  primarios, y de derecha y centro-derecha. El matrimonio se mantiene como institución, aunque es compatible con una alta aceptación del divorcio. Para ser feliz no se considera necesario estar casado o tener pareja. La maternidad/paternidad no es vista como condición para la realización personal.

El trabajo es un importante elemento de realización personal,  y también el disponer de tiempo libre. Factores claves para el empleo son el nivel de ingresos y la estabilidad. La conciliación familiar y laboral es importante. Las oportunidades de desarrollo profesional y la creatividad ganan  peso entre quienes tienen estudios superiores y los adultos de 35 a  44 años le dan importancia la conciliación de la vida laboral y familiar.

El segundo es Espacio público y los ejes son: interés por la política, visión del Estado, de la democracia, de los 3 poderes, confianza institucional y participación ciudadana.

Los temas informativos que menos les interesan son los de política. El 22,5% se declaran de izquierda; 15,7% de centro-izquierda; 18% de centro; 7,8% de centro-derecha; 6,7% de derechas; y 29,4% no saben/ no contestan. El Estado del Bienestar es un modelo ampliamente aceptado, con poco peso la orientación ideológica. Un porcentaje del 71,1% es partidario de que el Estado asegure el bienestar de todos los ciudadanos, frente a 23,5% que es garantía de cada persona. Se asume plenamente el rol como contribuyentes en 77,7% para garantizar unos servicios públicos. El 85% cree que las desigualdades se deben ir reduciendo.

La democracia funciona bien para un 65,7%; neutro para el 16,5%; y mal para el 13%. La valoran mejor el segmento de población de 25 a 54 años. En cuanto a los poderes del Estado alcanzan una nota media. La confianza en las instituciones públicas y organizaciones privadas se mueve en un nivel medio-alto. Las más valoradas con 6,9 sobre 10, son la universidad y el C.S.I.C.; las que menos con un 4,4 las multinacionales y la iglesia católica. Las profesiones más consideradas son los médicos, científicos, ecologistas..; las que menos funcionarios, religiosos y políticos. Se consideran distanciados de los partidos políticos, porque la agenda política esta distanciada de la ciudadanía y hay poco estímulo a la participación, aunque se reconoce pasividad en la participación política.

 

En el tercero Valoración del contexto: España y el mundo, los ejes son: valoración general: situación personal, nacional e internacional; problemáticas y prioridades nacionales.

Altamente satisfechos y relativamente optimistas respecto a la vida personal. Siendo superior entre jóvenes, individuos con estudios superiores y simpatizantes de izquierda y centro-izquierda. Y sobre todo están satisfechos por la situación familiar, amistades, vida en general, salud, situación laboral e ingresos en el hogar.

Más moderados y continuistas en lo que respecta a España. Valoración más positiva en los hombres, individuos con estudios superiores y simpatizantes de izquierda y centro-izquierda.  El terrorismo y, a distancia, paro, inmigración y vivienda sobresalen; luego, política, inseguridad y precios. Consideran que el Gobierno debería atender por orden de prioridad: terrorismo, vivienda, control inmigración, creación de empleo… El terrorismo e inmigración es prioritario para mayores de 65 años, individuos de estudios primarios, y  de derecha y centro-derecha. El acceso a la vivienda es prioritario para los más jóvenes. La inmigración es percibida más como fenómeno positivo que negativo.

Críticos en la percepción de la situación del mundo.

  

Cándido Marquesán Millán

 
06/10/2007 23:40 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Josu Imaz ha tirado la toalla

                                  

            No me parece buena noticia que Josu Imaz haya decidido no presentarse a la reelección como presidente del EBB del Partido Nacionalista Vasco.  No es nada nuevo el afirmar que el problema político del País Vasco, es irresoluble sin contar con el PNV. Y que este partido es la columna vertebral del nacionalismo vasco. Como también que después de la retirada de Xavier Arzalluz, y la llegada a la presidencia de Imaz, hace cuatro años, se habían presentado 2 estrategias políticas diferentes: la de Imaz, frente a la de Egibar.  Tampoco es nada nuevo esta situación. Históricamente, el nacionalismo vasco se ha visto sometido a tensiones entre un espíritu más pragmático y otro más radical. Casi desde su fundación por Sabino Arana, en 1895, el PNV ha vivido estas periódicas crisis, que han amenazado con romper el partido (incluso lo han hecho)  y echar a perder una estrategia política clara. En 1921 el partido llegó a perder su nombre y se escindió en la Comunión Nacionalista Vasca (la mayoritaria) y Aberri (más nacionalista). En 1930 se reunificaron. En ese mismo año surgió Acción Nacionalista Vasca, en desacuerdo con la refundación, y partidaria del independentismo de izquierdas. En 1986 se produjo la escisión de Eusko Alkartasuna.Ahora existen de nuevo posturas enfrentadas. La  representada por Imaz es mas gradualista, sin renunciar a los principios ideológicos de su partido, rechaza la confrontación con el Estado. Imaz aboga por un acuerdo en el que participe toda la sociedad vasca, del que no pueden quedar excluidos los que no comparten la ideología nacionalista. Después  del pacto con el Estado, le seguiría la aprobación de un nuevo Estatuto constitucional, refrendado en el Congreso y un referéndum. La representada por Joseba Egibar, el preferido de Arzalluz, no renuncia a imponer las tesis soberanistas.  Las decisiones tomadas por las instituciones vascas  y las iniciativas populares, que pueden incluir una consulta, aun sin validez de referéndum, son la base del planteamiento.            Parecía que estas tensiones se  habían encauzado, después de que los dos sectores enfrentados lograran consensuar por unanimidad un documento dentro de la Ejecutiva del PNV el pasado lunes: la ponencia política que iba a definir la estrategia del partido para los próximos cuatro años y que posibilitaría, según admitieron dirigentes del PNV semanas atrás, la presentación de un único candidato a la Presidencia de la Ejecutiva, al contrario de lo sucedido hace cuatro años, cuando Imaz y Egibar pugnaron por el cargo. Dicha ponencia contempla la posibilidad de realizar directamente una consulta a la sociedad sobre el derecho a decidir de los vascos, en el caso de que no fuera posible articular un acuerdo previo entre los partidos vascos o entre sus instituciones. Con esta fórmula se salvaban las dos posiciones, la de Imaz, partidario de que la consulta esgrimida por Juan José Ibarretxe sea para refrendar un pacto entre las principales corrientes políticas de Euskadi, y la del propio lehendakari y Egibar, partidarios de utilizar este mecanismo para legitimar las tesis más soberanistas.Esta primera impresión del pasado lunes ha resultado fallida. Parece que Imaz ha tirado la toalla tras cuatro años de tensiones no disimuladas en el seno de su partido entre las dos corrientes. Imaz ha comunicado en un artículo titulado Apostar por el futuro, enviado a los medios de comunicación que abandona la vida política activa. El texto es muy interesante y que le enaltece, está repleto de párrafos claros y llenos de calado político. Merece la pena leerse con pausa y detenimiento. Me he tomado la licencia de extraer algunos de ellos.“Hay momentos en la vida en los que las personas debemos enfrentarnos a decisiones complejas y dar importancia a los proyectos en los que creemos o apostar por vincular esos proyectos a nuestra propia participación en los mismos…Siempre he creído en la política como servicio a la sociedad. He recibido mucho de esta sociedad desde niño, y he entendido la actividad política como compromiso personal con ella y sus ciudadanos. Como forma de devolver, aún a costa de más de un sacrificio, lo mucho que este país me ha dado. Por eso, siempre he defendido la política como un camino de entrada y salida. Finalizado este servicio, lo normal es que salgamos sin perpetuarnos en la actividad política. Ello sirve para mantener viva la conexión entre clase política y sociedad civil, tan necesaria en los tiempos que vivimos… He trabajado en la medida de mis posibilidades por una Euskadi en paz, en la que la violencia, la amenaza y la extorsión sean para siempre desterradas desde el firme compromiso con los valores de la persona como clave de bóveda para construir la sociedad vasca…El nacionalismo vasco democrático ha jugado y juega un papel primordial en la construcción de nuestro país. El mundo está cambiando aceleradamente y, al igual que otras generaciones han hecho un esfuerzo ímprobo por modernizar y actualizar nuestro proyecto, también nuestra generación debe llevarlo a cabo. Conceptos como estado-nación, soberanía o independencia adquieren hoy tintes necesariamente diferentes de lo que en el pasado representaban. Las fronteras se debilitan e incluso desaparecen en nuestro entorno, y desde el nacionalismo vasco democrático tenemos que ser pioneros en las reflexiones de actualización de nuestro bagaje fundacional, de un partido que nace para preservar un pueblo que perdía su identidad y su régimen de libertades histórico. Pero un partido no puede llevar adelante una modernización necesaria en un contexto de competición por el discurso. La reflexión serena exige liderazgos no cuestionados y partidos unidos y sólidos…”Viene a propósito para esta circunstancia que estamos comentando, una cita del Conde Romanones: “Cuando un hombre abre su corazón para confesar sus desdichas, sus desencantos, sus desesperanzas y su cansancio a quienquiera que fuese, es que se siente perdido. No abras tu corazón a nadie, y mucho menos en política.”Cándido Marquesán Millán  
06/10/2007 23:43 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La herencia de Bush en Irak

 

Todo en esta guerra de Irak, su inicio, su desarrollo y su posible final, huele a nauseabundo. Esta empresa  se programó desde los Estados Unidos por su ínclito presidente George W. Bush., y con el apoyo de los Blair y Áznar, que debieron pensar, al hacerse la foto de las Azores, que iban a pasar a la posteridad. Efectivamente, sus nombres aparecerán con letras indelebles en los libros de historia. Con la excusa de derribar al Dictador Sadam Hussein, se pergeñaron toda una sarta de mentiras, como la de las armas de destrucción masiva y de defensa de la democracia. Nos han mentido tantas veces, que una más no nos debe producir extrañeza. Alan Greenspan  el ex presidente de la Reserva Federal -el Banco Central de EE UU- acaba de publicar sus memorias The age of turbulence: adventures in a New World (La era de las turbulencias: aventuras en un nuevo mundo), en las que acusa al presidente de EE UU, George W. Bush, de invadir Irak para controlar el petróleo.

            Bush se embarcó en este mar tenebroso al creerse bendecido por Dios para realizar una misión histórica y tener la convicción de estar dirigiendo el país del “Destino Manifiesto”. Bastantes fundamentalistas religiosos americanos le han hecho creer que es el enviado de Dios, en una especie de providencialismo. En la cruzada contra el Eje del Mal, Dios está de su lado y por ello utiliza a Dios como legitimador de determinadas actuaciones políticas.

Para gobiernos y militares los medios de comunicación, en tiempos de guerra,  forman parte del campo de batalla.  El desenlace de una guerra depende en buena parte de los armamentos disponibles por los contendientes, aunque es fundamental la  percepción que los ciudadanos tengan del conflicto. Por ende,  la cobertura periodística forma parte de la planificación bélica. En tiempos  de conflicto una sofisticada maquinaria de propaganda puede operar en contra del lector inadvertido, con pocas restricciones éticas.  Para los que están dispuestos a morir y matar mentir es un gaje más del oficio o, si prefiere, un mal necesario o menor. El Alto Estado Mayor proporciona la información de acuerdo con sus intereses, y, a veces, oculta el desarrollo de los acontecimientos bélicos.  Durante años el Pentágono, conforme a la práctica castrense universal del triunfalismo,  proclamó que ganaba el conflicto de Vietnam; el público escuchó una y otra vez que bastaba  un pequeño esfuerzo adicional y el Vietcong terminaría reculando en forma definitiva.  Mas a pesar de todo esto, en Irak toda la realidad no se puede ocultar. Las armas de destrucción masiva no se encontraron. No las había. Pero en cambio sí apareció algo que viene a ser otra arma de destrucción masiva. Movidos, sin duda, por Al Qaeda, aparecieron en Iraq los suicidios de la bomba en la cintura, además de los coches bomba. En consecuencia,  todos los días nos vemos sorprendidos con más y más atentados.  Los soldados de los ejércitos invasores acumulan millares de víctimas. Por ello se está produciendo un incremento de desertores de los ejércitos desplegados en Irak o Afganistán. El inglés creó una nueva palabra: Awol, que es la sigla correspondiente al concepto absent without leave o ausente sin permiso. En el Ejército británico, los “Awol” desde 2003 –inicio de la invasión de Irak- hasta principios de 2007, superan el millar. En marzo, el ejército estadounidense anunció que en 2006 se registraron 3.300 deserciones o Awol,-en este país un soldado se considera Awol tras una ausencia de 30 días-  comparado con 2.357 desertores en el 2004. En el primer trimestre de 2007 desertaron 1.871 soldados.

Los muertos en la población iraquíe no se pueden conocer. Las víctimas, un día son los sunníes  otro día son los chiíes. Mas las secuelas destructivas son otras muchas. Un informe de Oxfan del pasado 30 de agosto nos indica que hay 4 millones en estado grave de desnutrición; el 70% sin agua potable; el 80% sin atención sanitaria; el 50% en paro; 2 millones de refugiados en países vecinos (sobre todo en Siria; donde para sobrevivir chicas iraquíes trabajan en  los prostíbulos); otros 2 millones desplazados dentro del país; violencia diaria que afecta a unos 8 millones y un 45% en la pobreza más absoluta.

Por otra parte, en términos morales la situación es también catastrófica. Lo que debía haber sido un combate por los valores de la democracia, la justicia y la paz se ha convertido en todo lo contrario. El ejército norteamericano es responsable de torturas y actos de crueldad inaceptables, empezando por los ocurridos  en la cárcel de Abu Graib, en 2004.

 

 En cuanto al futuro, no puede ser más sombrío e incierto. Los recientes informes presentados  por el general David Petraeus, jefe de las tropas norteamericanas en Irak; y el de Ryan Crocker, embajador en Bagdad, en la Cámara Baja y el Senado, plantean serias incógnitas para Bush. Lo que tienen en común es que tendrá que haber una retirada, pero parcial y gradual. Y contando siempre que el ejército y las fuerzas de seguridad iraquíes vayan asumiendo más protagonismo. En el mejor de los casos va para largo. Se abre un calendario sin fechas, en el que la presencia militar norteamericana puede durar años. Cuando se produzca de verdad la retirada, otra cura de humildad para la sociedad norteamericana semejante a la de Vietnam, ya no afectará a Bush, sino a alguno de sus sucesores en la Casa Blanca. Así el Presidente podrá acabar su mandato sin un estrepitoso fracaso. Además para los republicanos son muy importantes las elecciones generales y presidenciales de noviembre de 2008.

 

Cándido Marquesán Millán

06/10/2007 23:47 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La última oportunidad para la Memoria Histórica

Hace 71 años, un golpe de Estado fracasado dio paso a una guerra civil de tres años que ensangrentó España y dejó como herencia una dictadura que suprimió las libertades políticas y sindicales, persiguió a los disidentes y acabó con la forma de Estado establecido legalmente por las urnas, la República. La transición de la dictadura a la democracia cubrió con un tupido velo la responsabilidad de lo sucedido: unos exigieron el olvido para no tener que rendir cuentas, y otros lo ofrecieron para facilitar una reconciliación nacional que hiciera imposible la repetición del pasado. Admitamos que, en aras de la consolidación de la democracia, en aquel momento se hizo lo que se podía hacer.Hoy, 32 años después de la muerte del dictador Franco, las circunstancias son otras. El Parlamento Europeo condenó ya el golpe de estado franquista que derribó el régimen democrático de la República; de la misma forma el Parlamento español, con la única oposición del PP, declaró el año 2006 como año de la "Memoria Histórica". Según el catedrático Antonio Barragán, “La recuperación por parte de la izquierda, de la "Memoria histórica" tiene un triple objetivo: mejorar el conocimiento riguroso de nuestro pasado histórico, de manera que podamos mirar atrás con plena y absoluta libertad, devolver la dignidad y posibilitar la aplicación de los derechos humanos a los vencidos de la guerra y a su necesaria rehabilitación moral y, finalmente, plantear que la recuperación de la memoria histórica, además de un deber de justicia, sin duda, terminaría potenciando las bases de una ciudadanía auténticamente democrática.” Tampoco se olvida que en el lado republicano, sobre todo en los caóticos primeros meses de guerra, se cometieron también desmanes. La memoria histórica debe servir para recordar a unos y a otros, y para reconciliar a las dos Españas.  Debemos superar el pasado, pero sin olvidarlo porque siempre es necesario aprender las lecciones de la vida. Si se incorpora el PNV,  teniendo en cuenta que ya están de acuerdo PSOE, CiU. e IU-ICV. puede salir adelante la Ley de la Memoria Histórica, una de las más conflictivas de esta legislatura.  No ha querido sumarse a este proyecto el PP. Es triste que los populares hayan dejado pasar este momento histórico para cicatrizar de una vez por todas las heridas de la Guerra Civil y la Dictadura. Esta derecha nuestra alega que se está haciendo un flaco favor a la democracia española, al romper el espíritu de consenso de la Transición; que no se debe avivar el fuego ya que podríamos quemarnos todos, que el pasado pasado es y que debemos mirar el futuro. “Por qué tiene tanto miedo el PP de unirse a la condena expresa del franquismo y a rehabilitar a las víctimas que son tan españoles como los otros españoles que no murieron, ¿por qué?”, se preguntó Enric Sopena, entre los aplausos del público en el programa de 59 segundos.  Miguel Ángel Rodríguez, portavoz del Gobierno de Aznar entre 1996 y 1998, le contestó: “En plena época de Internet y de la Play Station, es estúpido que a estas alturas estemos recordando lo que pasó hace 70 años”. La derecha no quiere saber nada de pasados, a no ser que sea para reinterpretarlos a su gusto.  En esta tarea los populares cuentan con el apoyo de pseudo-historiadores, los Jiménez de los Santos y los Pío Moa, que saben y hablan de todo; que con un micrófono en ristre, a diario nos despiertan con soflamas a lo Queipo de Llano, creando tal estado de crispación como nunca había acontecido en nuestra reciente democracia; o con libros suntuosos, presentados en grandes centros comerciales con estruendosos alardes mediáticos, manipulan la historia de una manera desvergonzada.

Como no podía ser de otra manera los populares han contado con el apoyo incondicional de la jerarquía católica. En el documento aprobado por la Conferencia Episcopal en Madrid, el 23 de noviembre del año pasado, titulado “Orientaciones morales ante la situación actual de España”, nuestros obispos afirmaron con contundencia  que la reconciliación, en la que se basó la Transición, estaba de nuevo amenazada, ya que quedaban, al parecer, desconfianzas y reivindicaciones pendientes; y al hacerse uso de la “Memoria Histórica”, con una mentalidad selectiva se abrían de nuevo las viejas heridas de la Guerra Civil y se avivaban sentimientos encontrados que parecían estar superados. Recientemente el Obispo de Huesca y Jaca, Monseñor Jesús Sanz en su Carta Pastoral Los Idus de Marzo acusaba a los socialistas de sacarse de la chistera el resentimiento la Memoria Histórica. Y sin embargo, con un cinismo que produce escalofrío, esas mismas jerarquías se prestan a  beatificar a la vez a sus 498 mártires, cifra que supera el número de 11 santos y 468 del siglo XX en España que son considerados mártires. El portavoz episcopal, Juan Antonio Martínez Camino,  indicó: Que la memoria de los mártires no va contra nadie, sino que es un aliento para fomentar la reconciliación en España, en un momento que parece estar amenazada.

 

¡Qué diferente es nuestra derecha, comparada con la de otros países europeos! En Francia, Inglaterra o Bélgica existen unas derechas modernas que, sin complejo alguno, junto a la izquierda participan en actos de condena del fascismo. Aquí no.

 

 Por ello, en nuestro país iniciativas como las  de la Recuperación de la Memoria Histórica seguirán siendo necesarias, porque, como dijo Simón Wiesenthall: La lucha contra el olvido es un instrumento de resistencia contra todas las formas de neonazismo.

 Cándido Marquesán Millán 





07/10/2007 18:15 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Algo está pasando en Aragón

  

                       

  

 Hasta hace poco parecía que Zaragoza y Aragón estaban un tanto adormecidos y sin un proyecto claro al que vincular su futuro. A  pocas comunidades autónomas la naturaleza las ha dotado de  una situación estratégica tan óptima; equidistante de los grandes núcleos de población de España, y muy cerca del sur de Francia. Y sin embargo, no había despegue. Hoy, por fin constatamos todo una serie de proyectos punteros de investigación científica, y desarrollo e innovación tecnológica, que nos indican un cambio de tendencia. La demografía nos lo demuestra, ya que estamos ganando población, merced a la llegada de emigrantes. El pesimismo histórico se torna en ilusión razonable. Estamos inmersos todos los aragoneses en uno de esos momentos históricos trascendentales. Tenemos que ser conscientes de ello.

 

PLAZA es la plataforma logística más grande del interior de Europa. Frente a sus 1.200 hectáreas, la plataforma GVZ, en Alemania, tiene 340 Ha; la francesa Eurocentre, 300 Ha; la de Turín, 280; el CET de Coslada tiene 100 y el Zal de Barcelona, 67. Puede decirse que Zaragoza será la capital europea de la logística. Ya rondan el centenar  las empresas instaladas, entre ellas Inditex, la primera; DHL, Memory Set, Imaginarium, Goya Import-Export, JVC Intercontainer, entre otras. y se espera alcanzar las 300, con la posibilidad de 7.000 puestos de trabajo. El coste de urbanización se estima en 210 millones de euros y la inversión total con implantación de empresas en 1.500 millones de euros.

 

La EXPO Zaragoza 2008 será la I Exposición Internacional según el modelo del Bureau Internacional des Expositions. Se eligió  el tema de rabiosa actualidad: Agua y Desarrollo Sostenible. Es vital que los seres humanos tomemos conciencia de la importancia del agua, ya que es fuente de vida, materia prima, es vía de comunicación, así como origen de civilización y cultura. Los 6 millones posibles de visitantes, supondrán un gran empuje de todo el sector de servicios, además seremos conocidos en todo el mundo. Lo que venga el día después será también muy importante, ya que en el Plan de acompañamiento, se desarrollarán todo un conjunto de proyectos urbanísticos, en la EXPO, la Ciudad y el Entorno, lo que supondrá la recuperación de las riberas de los ríos, ampliación del aeropuerto, y finalización de las vías de circunvalación.

El Centro de Reciclaje, o Ecoplanta de Zaragoza, ubicado en el Parque Tecnológico de Reciclado (PTR) de La Cartuja, será un referente con tecnología punta en política medioambiental. Con 49 hectáreas de superficie, es una de las mayores de Europa dedicada al tratamiento integral de residuos urbanos.  Los parques de energía eólica. Aragón presenta unos índices de crecimiento de energía eólica de los más altos de España. En 1998 se estableció un Plan de Acción de las Energías Renovables que preveía 720 Mw eólicos para el año 2005, objetivo que ya se ha superado con más de 1.000Mw. La mayoría de los parques eólicos se están construyendo en la provincia de Zaragoza.  En el año 2002 se puso en marcha el Parque Tecnológico Walqa, en Huesca, a 65 km. de Zaragoza a través de una moderna autovía. Es un proyecto del Gobierno de Aragón especializado en el sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) cuyo principal motor es la existencia de cinco laboratorios de investigación de la Universidad de Zaragoza (informática avanzada, banda ancha, aplicaciones UMTS, radiofrecuencia y jurídico-empresarial).    La Ciudad del Motor de Alcañiz, inaugurada recientemente, cuyo proyecto ha sido diseñado por Hermann Tilke y apadrinado por Pedro de la Rosa, nace con ambición de convertirse en algo grande. Se están acabando los circuitos previstos, aunque el objetivo final de sus promotores es construir un centro tecnológico del automóvil con la finalidad de desarrollar el sector y convertirse en un referente donde se puedan instalar compañías innovadoras. Recientemente se ha seleccionado al arquitecto británico Norman Foster para el diseño de la zona de ocio y cultura con un espectacular proyecto que antes del 2010 será ya una realidad. PLATEA, se proyecta desde Teruel en conexión con otros recintos logísticos de Aragón (PLAZA, PLHUS, PLFRAGA) aspirando a ser un espacio logístico-industrial que contribuya a convertir a Aragón en el mayor centro de distribución del Sur de Europa, siendo un nuevo elemento vertebrador de Aragón, integrándose en la marca ARAGÓN LOGÍSTICA, un ambicioso proyecto del Gobierno de Aragón para convertir a la Comunidad Aragonesa en territorio idóneo para la distribución de productos y servicios a los más diversos mercados nacionales e internacionales. 

             Poco ha, Ricardo Pedro señaló: Que Zaragoza es la ciudad del agua, no lo duda nadie, y menos después de la concesión de la Expo de 2008; pero ganada ya esta batalla ahora toca demostrar que Zaragoza es también la ciudad del conocimiento. El agua y el conocimiento van a ser las materias primas del siglo XXI. Para demostrarlo, La Milla Digital  será una nueva área urbana de Zaragoza, que aprovechará los espacios surgidos con la llegada del AVE y la Expo 2008 para configurar una Ciudad de la Innovación y el Conocimiento, en la que convivirán las viviendas, las empresas y los equipamientos bajo una orientación común volcada en las actividades intensivas en conocimiento, un urbanismo de gran calidad y unas infraestructuras avanzadas de telecomunicaciones.  En este contexto, el pasado 19 de julio se celebró en Zaragoza la presentación de un proyecto revolucionario del Massachussets Institute of Technology (MIT) por parte del urbanista William Mitchell, en el marco del comité asesor del proyecto de la Milla Digital, que está transformando el espacio de esta ciudad al socaire de la Expo 2008. Se trata de un coche eléctrico biplaza, de pequeño tamaño, plegable -ocupará un espacio no mucho mayor que un carrito de supermercado-, informatizado y que funcionará a base de energía solar y eólica. En palabras de Manuel Castell puede ser el coche del futuro, ya que dará soluciones a los problemas del tráfico urbano: medioambientales, aparcamiento, pérdida de tiempo, etc.

             

Cándido Marquesán Millán

 
07/10/2007 18:19 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Carencias del nacionalismo español

                                  

                 Uno de los temas más graves en el Estado español actual es la vertebración territorial. No hay que obviarlo, está aquí y ahora. No es nuevo, hace mucho tiempo que revolotea sobre nuestras cabezas.  Ortega y Gasset o Manuel Azaña. lo constataron ya. Muchos, no sé cuántos, en el Estado español consideran que la nación española es una realidad incuestionable. Otros, no sé cuántos, no lo tienen  tan claro. Tan legítima es la opinión primera, como la segunda.  En esta cuestión, como en otras, los fundamentalismos están de sobras. La existencia de la nación española no es una realidad dogmática. Por ende, tan legítimo es sentirse español, como sentirse catalán o vasco.  

Estas breves líneas no versarán sobre la solución a este problema. Para eso están los políticos. Mi única pretensión es fijarme en su génesis histórica, porque no se puede entender el hoy ni atisbar el futuro sin analizar el ayer.

           

 Como señala Älvarez Junco. En el siglo XIX, los políticos españoles de la Revolución Liberal  intentaron crear un Estado moderno y homogeneizar el país territorialmente, creando las circunscripciones provinciales. A nivel jurídico, se ordenó todo el caótico enjambre de leyes procedentes de la Edad Media. Se racionalizó el propio poder central, con un ejecutivo distribuido en ocho ministerios; un legislativo, constituido por dos cámaras, y una organización judicial totalmente nueva. Se creó la Bolsa de Madrid, un sistema fiscal unificado, y Banco de España, con el monopolio de emisión de moneda. Una moneda oficial. En definitiva, se modernizó, se uniformizó y se centralizó el aparato estatal español. Lo que no consiguió fue nacionalizar a las masas.

 

            No se crearon escuelas públicas donde habían de “fabricarse españoles”, como dice Pierre Vilar. Dominaron los colegios religiosos, más preocupados por fabricar católicos. En el Plan educativo de la Ley de 1857, no se incluyó entre las enseñanzas del nivel elemental una Historia de España, mientras que sí había una “Doctrina Cristiana y Nociones de Historia Sagrada”. Y no sólo descuidaron la Historia de España y los valores cívicos, en beneficio del catecismo y la moral cristina, sino que, cuando la eficacia pedagógica lo exigía, la doctrina se enseñaba en vasco, catalán o gallego, en lugar de en la lengua oficial del Estado. En la Francia de la Tercera República, a través de la enseñanza estatal obligatoria la situación fue muy diferente.

 

            Otro instrumento clave para nacionalizar a las masas es el servicio militar universal, así lo entendieron en Francia. En España ocurrió todo lo contrario, ya que existían exenciones, y las clases ricas mediante el pago de una cuota se excusaban de este servicio.  De seguir el ejemplo del país vecino, el proceso nacionalizador en todas las clases sociales hubiera sido mayor sobre todos los soldados, al romper su aislamiento y hacerles convivir con otras personas a las que empezarían a ver como compatriotas de otras regiones; al practicar un idioma que considerarían común; y al someterles a un baño intenso de retórica sobre la necesidad de posponer  el egoísmo personal en pro del bien de la patria. En consecuencia el ejército nunca cumplió en España el papel unificador que tuvo en otros Estados europeos.

 

            La guerra contra un enemigo exterior fomenta el sentimiento nacional. Puede servir de ejemplo el caso inglés durante la II Guerra Mundial. Se unieron todos, como una auténtica piña, cuando la mayoría de sus ciudades eran machacadas por la aviación nazi. En cambio, aquí en España nos matamos los unos con los otros en las Guerras Carlistas decimonónicas o la trágica Guerra Civil.   

 

A la hora de crear unos sentimientos nacionales, son muy importantes todo un conjunto de símbolos: banderas, himnos, ceremonias conmemorativas, monumentos… En Francia las hay. Hoy todos los franceses aceptan sin discusión toda una simbología: su bandera, su himno “La Marsellesa”, su fiesta nacional “El 14 de Julio”. En España  el panorama es muy diferente. El himno nacional actual  aprobado en el Estado español, por cierto sin letra, salvo la creada por el ínclito José María Pemán y que hasta hace poco los descendientes de Bartolomé Pérez Casas cobraban derechos de autor, no es aceptado por todos, ya que para los republicanos es el himno de Riego y a muchos catalanes lo que les hace vibrar de verdad son los sones de Els Segadors. La bandera rojigualda tampoco es aceptada por todos, ya que algunos prefieren la  tricolor, y para muchos catalanes es la Senyera. En cuanto a la fiesta nacional, han existido varias: el Dos de Mayo, Santiago Apóstol, o finalmente el 12 de Octubre; y esta última no deja de ser discutida, y para muchos catalanes su fiesta nacional es El 11 de septiembre. Tampoco se impulsó la construcción de monumentos que honrasen los valores, héroes o glorias nacionales. ¿Existe alguno simbólico de la nación española? Sin embargo, en Cataluña la mayoría conoce la tumba de Rafael Casanova.

 

            El régimen franquista sí que se preocupó por nacionalizarlas a las masas, por españolizarlas. Muchos padecimos aquella horrenda asignatura de Formación del Espíritu Nacional. Mas esa nacionalización era tan agresiva como grosera; ya que era forzada, brutal y basada en la anulación y aplastamiento de media España. Esa nacionalización se basaba en sublimar todo un conjunto de acontecimientos y personajes: Numancia, Viriato, Recaredo, Pelayo, Covadonga, Reconquista, Santiago Matamoros, el Cid, Guzmán el Bueno, los Reyes Católicos, Lepanto, Pavía, el Alcázar, Marcelino, Pan y Vino….

 

            Con la instauración de la democracia, pienso que tampoco, se ha hecho nada por nacionalizar, por fabricar españoles. En cambio, con la implantación del Estado de las Autonomías, en muchos lugares de Estado español, lo han tenido muy claro, y lo que se ha hecho desde los poderes públicos, es nacionalizar a las masas, mas no para fabricar españoles. Esta ha sido la realidad. Por lo menos así yo lo veo.

  

            Cándido Marquesán Millán.

07/10/2007 18:24 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

SARKOZY, EL HIPERPRESIDENTE

   

                                  

 Si algo le caracteriza a Sarkozy desde su llegada a la Presidencia de la V República francesa es la hiperactividad. Parece dotado de una fuerza incontenible. Entre  su vuelta de vacaciones, el 19 de agosto, hasta la entrevista concertada en TF1 y France 2, ha presentado su política exterior (discurso  ante los embajadores, el 27 de agosto, en el Elíseo) con acentos más atlánticos; invita a los enseñantes a poner en marcha un nuevo renacimiento (4 de septiembre en Blois); abre nuevas perspectivas para los agricultores (11 de septiembre en Rennes); busca la aprobación de los sindicatos para una refundación del diálogo social (18 de septiembre en el Senado); e insta a los funcionarios para una revolución cultural (19 de septiembre en Nantes). Ha sabido crear un movimiento de reformas irrefrenable, contrapuesto a sus predecesores en el cargo. Chirac era una figura decorativa. Sarkozy asfixia a sus adversarios: los sindicatos no saben a qué frente acudir, la oposición está  siendo desarbolada sin tener clara la estrategia futura, esperando que el ciclón se pare o cuando menos pierda intensidad, y a los medios de comunicación les impone el orden del día. Llevando a cabo dos anuncios semanales, concentra el debate a partir de sus propuestas; y cuando la oposición llega a presentar otra, él ya está en otro lado. Tiene mucha prisa en poner en marcha sus reformas, pensando quizá que debe aprovechar estos momentos que le son favorables, en los que la sociedad francesa parece un tanto narcotizada. No le tiembla el pulso a la hora de tomar decisiones políticas. Después de la primera avalancha de reformas impulsada este verano -aprobadas todas con poca o nula resistencia por parte de una oposición desorientada-, Sarkozy ha decidido abordar la reforma del sistema social francés, del que se sienten orgullosos muchos franceses. A este tema quiero referirme ahora. El centro de la nueva política social francesa -dijo Sarkozy- será el trabajo. Parece decidido a agotar la vía del diálogo y la concertación para llevar a buen fin sus reformas. "Yo creo en la reforma a través del diálogo social, ya lo he probado y voy a continuar. "El diálogo social no puede ser una coartada para la inacción -advirtió-. La supresión de los regímenes especiales de pensiones -de los que se benefician 500.000 trabajadores y 1,1 millones de jubilados de empresas como la SNCF, RATP, EDF o GDF, entre otras- amenaza con convertirse en el gran caballo de batalla. En torno a medio millón de trabajadores cotizan lo mismo que el resto de los franceses, pero disfrutan de ventajas de jubilarse s los 50 años y con la totalidad de la paga. Quiere que todos ellos se equiparen al régimen general de la Función Pública. Plantea la apertura de negociaciones empresa por empresa a partir de un marco general, pero difícilmente ese gesto bastará para apaciguar los ánimos.  La reforma del contrato de trabajo será otro casus belli, pero esta reforma se vislumbra menos inmediata: Sarkozy quiere dejar primero que los sindicatos y la patronal intenten llegar a un acuerdo, que en tal caso sería asumido por el Gobierno. Sólo si la negociación fracasa, el Ejecutivo llevaría al Parlamento su propio proyecto de ley al respecto. Del contrato laboral  criticó su rigidez, causa de buena parte de los problemas de creación de empleo de las empresas francesas y su falta de competitividad. Las jubilaciones anticipadas, añadió, son otro de los males del modelo laboral francés, que no puede permitirse prescindir de los mayores de 50 años. Para cambiar esta tónica, anunció que penalizará fiscalmente las jubilaciones tempranas y promoverá la actividad de los mayores de 55 años. La semana laboral de 35 horas, uno de los caballos de batalla de la campaña electoral del actual presidente, parece tener un futuro incierto. El seguro de desempleo también será reformado a fondo. Considera que hay que incentivar a los parados para que busquen y acepten trabajos. Por un lado se revisarán los sistemas de subsidios que, en ocasiones, producen efectos negativos sobre quienes buscan un trabajo, de modo que incluso pierden dinero si aceptan un empleo al dejar de percibir beneficios sociales. Por otro, los parados que se nieguen a aceptar dos ofertas de empleo dejarán de percibir el seguro de paro.

El modelo sanitario tampoco escapará a las reformas. Las que se han hecho en los últimos años, señaló, no bastan para controlar el déficit de la Seguridad Social. Además de una mayor eficacia en el control del gasto médico, el presidente quiere abrir un debate sobre cuál debe ser la cobertura que proporciona el sistema público y en especial sobre la atención a los ancianos y a los enfermos de larga duración. Es partidario de dar facilidades para que los ciudadanos puedan suscribir seguros privados. Acaba de dar a conocer el cobro de las franquicias médicas sobre las medicinas (50 céntimos), los actos paramédicos (50 céntimos) y los transportes sanitarios (2 euros), aplicables el 1 de enero de 2008.

 Deberíamos ser conscientes que Sarkozy ha triunfado con el mensaje de que hay una gran cantidad de parados subsidiados y asistidos (inmigrados fundamentalmente) que no muestran ninguna gratitud, que viven del “cuento”, y que “pagamos entre todos”. Y que son la base exclusiva de delincuencia: la “racaille” que hay que eliminar. En conclusión: hay que hacer más difícil el acceso al desempleo, reducir las ayudas a los “asistidos”, aumentar el control de los inmigrados, reforzar los dispositivos de la policía, desregular la actividad de los que “se esfuerzan” y quieren hacer dinero.  Es la coartada. Al final, si consigue sus propósitos,  los paganos serán los trabajadores. Sería conveniente que la izquierda francesa saliera de ese sopor y que reaccionara con prontitud. Hay mucho en juego. Y no debemos olvidar que lo ocurrido en Francia repercute a nivel mundial. Cándido Marquesán Millán 
07/10/2007 18:27 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Necesidad de una sociedad laica

  Después de oír las recientes manifestaciones del cardenal Cañizares, en relación a la impartición en nuestras escuelas e institutos de la asignatura Educación para La Ciudadanía, cada vez estoy  más convencido de la necesidad de profundizar hacia una sociedad laica en España. Dichas manifestaciones se explican por nuestro reciente pasado.

Nuestro país ha tenido una larga y profunda tradición religiosa católica. Además para determinadas corrientes ideológicas, como el nacional-catolicismo la españolidad ha estado indisolublemente unida a la catolicidad y cualquier intento modernizador y secularizador dirigido a superar la confesionalidad del Estado, la libertad de conciencia y de religión, debe ser radicalmente rechazado; aquel que rompe la unidad religiosa rompe la nación española, y viceversa; los heterodoxos son antirreligiosos y por consiguiente antinacionales y anti-españoles. Aunque tradicionalmente esta corriente de pensamiento ha sido vinculada, casi exclusivamente, con el franquismo, a lo largo del siglo XIX, se fue configurando y adquiriendo unas características propias. El franquismo no haría otra cosa que apropiarse de lo ya plenamente establecido.  Por ello, en el Concordato de 1953 firmado por el Estado español y la Santa Sede, y en su artículo 1º se especifica: La Religión Católica, Apostólica Romana, sigue siendo la única de la Nación española y gozará de los derechos y de las prerrogativas que le corresponden en conformidad con la Ley Divina y el Derecho Canónico.

Este poso histórico deja impronta. En la Constitución de 1978 hubo que hacer todavía determinadas concesiones a la religión católica. En el artículo 14 se establece: Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia. Sin embargo, en el artículo 16.3. después de declarar que el Estado no tiene ninguna religión oficial, se cita puntualmente que se mantendrán buenas relaciones con la religión católica y otras confesiones. Esta mención expresa a la religión católica, desde las jerarquías católicas y determinados sectores católicos españoles tienden a entenderla como si tuviera un derecho preferente. Y nada más lejos de la realidad, ya que todos los españoles somos iguales ante la Ley.

Si el Estado español no es un Estado religiosamente confesional, en este sentido, y sólo en este sentido, se puede y se debe decir que la sociedad española es una sociedad laica. Porque es así como los ciudadanos del Estado español hemos querido, libre y mayoritariamente, organizar nuestra sociedad, nuestras instituciones y nuestra convivencia.

Algunos hablan de laicidad, y otros de laicismo. El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define el laicismo: Doctrina que defiende la independencia del hombre o de la sociedad, y más particularmente el Estado, de toda influencia eclesiástica o religiosa. Lo que no significa exclusión ni persecución de las instituciones religiosas. Laicismo significa independencia del Estado con respecto a la religión, pero nunca rechazo u hostilidad hacia las ideas o prácticas religiosas. Además nuestra Constitución, en su artículo 1º dice: La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan todos los poderes. Tales poderes no tienen su origen en una instancia sobrenatural o religiosa. Por eso podemos decir también que nuestra sociedad es una sociedad constitucionalmente laica.

En la sociedad laica tienen acogida las creencias religiosas en cuanto a derecho de quienes las asumen, pero no como deber que pueda imponerse a nadie. Con frecuencia las creencias religiosas son vividas por los creyentes como si fueran verdades absolutas e incuestionables, validas para todo el mundo. Mas no se pueden convertir las presuntas verdades religiosas absolutas en leyes civiles obligatorias. Las jerarquías religiosas pueden decretar para orientar a sus creyentes qué conductas son pecado, pero no están facultadas para establecer qué debe o no ser considerado legalmente delito. Las leyes en la sociedad laica marcan los límites socialmente aceptables dentro de los que debemos movernos los ciudadanos, independientemente de nuestras creencias religiosas. Son las religiones las que deben adaptarse a las leyes, no a la inversa. Esto no lo entienden los jerarcas católicos.

Como durante siglos, ha sido la iglesia oficial, la encargada de vertebrar moralmente las sociedades, a las jerarquías católicas españolas les resulta hoy difícil adaptarse a esta nueva situación. Sin embargo, en las democracias modernas los acuerdos axiológicos se basan en leyes y discursos legitimadores, no directamente confesionales, aprobados por los representantes de la soberanía popular.

Como ha señalado recientemente Mercedes Yusta, parece que la Iglesia católica  en estos momentos está echando un pulso al Gobierno actual. Lo que  está en juego es mucho más que los contenidos de una asignatura. Lo que se está dilucidando es la supremacía entre dos concepciones opuestas de entender la vida política y social: aquella en la que la última palabra corresponde a la soberanía popular, representada por el Parlamento, y que sanciona lo que los ciudadanos, a través de sus representantes democráticamente elegidos, se dan a sí mismos como normas de conducta, y otra que por encima de esa autoridad civil, laica y democrática pone una autoridad suprema e inapelable, la autoridad divina, de la que unos pocos (y no precisamente elegidos) se autoproclaman los verdaderos representantes y traductores. En todo caso, en la republicana y laica (y socialmente conservadora) Francia esta polémica es percibida como un verdadero dislate.CÁNDIDO Marquesán Millán  
08/10/2007 20:04 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La gran paradoja del neoliberalismo

       Los acontecimientos económicos recientes de E.E.U.U. relacionados con la crisis inmobiliaria y de crédito, me sirven de pretexto para hacer unas reflexiones, que tampoco vienen mal, y todavía más en los tiempos que corren. Parecía que con la globalización y la innovación financiera los ciclos económicos habían pasado a mejor vida y los riesgos de liquidez y de crédito habían desaparecido. Por ende, las Bolsas nos han proporcionado unos años excepcionales y los amos del universo, esos jóvenes ambiciosos han campado a sus anchas espoleados por la codicia enfermiza e infecciosa de unos inversores que reclamaban cada vez mayores rentabilidades. La ingeniería financiera ha proporcionado una década dorada imaginando nuevas formas de endosar y comercializar el riesgo de las hipotecas de alto riesgo (subprime), para distribuirlo mediante los CDO (collateralized debt obligation) entre un mayor número de inversores, algunos especializados y otros incautos.Un crédito hipotecario «subprime» o de alto riesgo, se podría decir que son aquellos que se conceden a una persona sin pedirle garantías ni avales, es decir, sin cumplir los estándares mínimos de calidad crediticia. El prestatario tiene unas condiciones fuera de lo que una entidad bancaria normal aceptaría, ya sea porque no tiene una estabilidad laboral o porque cuentan con unos ingresos mínimos sin poseer siquiera una nómina. Además cuentan con una tasa de interés más alta de la habitual ofrecida por el banco o entidad financiera y un límite más bajo de préstamo.Los CDO son el último ejemplo de innovación financiera, aplaudida en su día, como paradigma del ingenio moderno del sistema bancario, pero que al final se ha convertido en una mercancía averiada. El negocio de los CDO era el siguiente. La clave estaba en convertir esa deuda mala (subprime) en un nuevo producto financiero bien presentado y en ocasiones mezclado con otro tipo de deuda de mayor calidad. Fue así como surgieron los CDO. Del resto se hacían cargo las agencias de  calificación de deuda, que asignaron ratings razonables y hedge funds (inversores y bancos) los han comprado con entusiasmo. El experto de la agencia de calificación de riesgos Fitch, Thomas von Luepke, explica que todo se debe a problemas en "la calidad de la gestión del riesgo” y que "cuando estás acostumbrado a que haga sol cada día, empiezas a dejarte el paraguas en casa".   Así en USA se produjo una doble burbuja, la primera vinculada al mercado inmobiliario y la segunda al crédito. El sector de la vivienda creó una gran actividad económica y empleos en su entorno, y ahora se ha revertido el proceso. Los precios de la vivienda están cayendo ahora a un ritmo que no se veía desde los años de la Gran Depresión de 1929. Los datos hoy hablan por sí solos y la realidad desagradable asoma para muchas familias norteamericanas, que aprovecharon los bajos tipos de interés para intentar comprar una casa. Hoy se calcula que en USA hay 2 millones de propietarios a punto de perder sus casas, al no poder soportar las nuevas condiciones impuestas por los bancos. Bastantes las están vendiendo y con el producto de la venta, pagarse el alquiler.  La explosión de la primera burbuja inmobiliaria se unió a la del crédito. por lo que quedaron también atrapados los grandes bancos extranjeros, atraídos en años pasados por los productos financieros estadounidenses. Es el caso de la entidad francesa BNP Paribas, que ha decidido congelar, durante como mínimo un mes, la cotización de los títulos de tres de sus fondos de inversión. El fuerte impacto de la crisis en los mercados financieros alemanes, se debe, según algunos analistas, a que los bancos se vieron obligados a invertir en negocios arriesgados, dada la baja rentabilidad de sus operaciones en el país. Entre las entidades alemanas afectadas por la crisis está el banco alemán IKB y el Commerzbank. Ello explica que la crisis en EE UU esté salpicando a Europa y Asia.Para evitar la lógica crisis de liquidez de muchas entidades financieras, han tenido que intervenir coordinadamente los Bancos Centrales de las principales economías industriales (Unión Europea, Estados Unidos, Japón, y Australia), en un hecho sin precedentes desde la caída de las Torres Gemelas. El BCE, la FED y el Banco de Japón  inyectaron liquidez al mercado financiero en una cantidad impresionante de 207.420 millones de euros. Y todavía continuará.Esta crisis, comparable a la asiática de hace una década, es un ejemplo contundente de la doctrina neoliberal, que supone el fundamentalismo del mercado libre antes que el idealismo democrático, y que es ahora la fuerza conductora de la política y la economía en la mayor parte del mundo, y que su ideología de mercado está conducida no sólo por los beneficios, sino que además es acompañada por la extraordinaria habilidad de reproducirse con tal éxito que, parafraseando a Fred Jameson, es más fácil imaginar el fin del mundo que del capitalismo neoliberal. Los defensores acérrimos del neoliberalismo, como el gran Von Hayek(1899-1992), que en su libro Camino de servidumbre(1944), no tuvo empacho alguno en decir esto: Es la sumisión del hombre a las fuerzas impersonales del mercado lo que en el pasado hizo posible el desarrollo  de una civilización, que sin ello no hubiera podido desarrollarse; es por medio de esta sumisión que participamos cotidianamente en la construcción de algo más grande de lo que podemos llegar a comprender plenamente., son los que  reclaman ahora el intervencionismo de los Bancos Centrales. Toda una paradoja.  Cándido Marquesán Millán 
08/10/2007 20:10 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Diplomacia del petróleo

 

Este fin de semana las autoridades chinas han desplegado las alfombras rojas  para recibir a la mayoría de los dirigentes de los países africanos. En las vallas publicitarias de Pekín se han mostrado elefantes, jirafas, cebras, hipopótamos e incluso las pirámides de Egipto. Los anfitriones no han escatimado medios para que los huéspedes se sintieran satisfechos. Previamente los jefes africanos en sus respectivos países recibieron con alfombras rojas a los dirigentes chinos. El pasado enero el ministro de Asuntos Exteriores, Li Zhaoxing, visitó seis países africanos, en cumplimiento de la tradición de que la primera salida al exterior del jefe de la diplomacia china sea a África. En abril el presidente, Hu Jintao, visitó tres países más. Igualmente en junio el primer ministro, Wen Jiabao, en ocho días hizo lo mismo a siete países más.

Todos estos acontecimientos indican la importancia creciente que despierta el continente africano a los ojos del régimen de Pekín. Este interés no es nuevo. Ya desde los años 60 hasta los finales de los 80 del siglo pasado las relaciones entrambos fueron fluidas En aquel entonces los africanos percibían la República Popular China como una nación-faro del Tercer Mundo y el maoísmo servía muchas veces de referencia ideológica tras la lamentable etapa del colonialismo. Para China, África era un escenario dentro de una lucha encarnizada de influencias en el contexto de la Guerra Fría y la estrategia de Pekín era sobre todo de orden geopolítico; de lo que se trataba fundamentalmente era de ir en contra de los intereses soviéticos en países como Angola y el Congo.

Hoy, tras la caída del muro de Berlín y el inicio de la apertura económica de China han cambiado las cosas, los intereses son económicos sobre todo, sin despreciar los de carácter geopolítico, que los hay, como es el incrementar el aislamiento de Taiwán y poner muy clara su política de que China no hay más que una. Por ello ha invitado a la cumbre a los 5 países de  África con los que no tiene relaciones, ya que las tienen todavía  con Taiwán- Gambia, Malawi, Burjina Fasso, Suazilandia y Santo Toné y Príncipe. No obstante, no han asistido  a esta cumbre del Foro África China de Cooperación (FOCAC).

Lo realmente importante y novedoso ahora es que el gigante asiático necesita imperiosamente, si quiere mantener su pujante desarrollo económico, materias primas y recursos naturales de África como petróleo, gas, hierro, cobre, madera o algodón. Sin ir más lejos, una tercera parte del crudo que importa China procede de países como el Congo, Nigeria, Libia, Sudán o Angola. También a China le interesa el continente africano para exportar capitales, con los que se financiaran carreteras, hospitales, campos de fútbol, puertos, minas y campos de petróleo, que servirán para potenciar el crecimiento de estas economías. Y además las empresas chinas exportan cada vez más sus productos a África: desde teléfonos móviles, bicicletas, aparatos electrónicos ya que, a pesar de no ser de buena calidad, son asequibles para estas poblaciones.

En compensación el presidente chino, Hu Jintao, ha anunciado que China doblará su ayuda a las naciones africanas, a las que ha ofrecido 3.000 millones de dólares en concepto de préstamos; 2.000 millones en créditos de exportación y otros 5.000 millones para inversiones en África, donde además formará a 15.000 profesionales africanos. Hu también se ha comprometido a cancelar la deuda de los países más pobres y otorgar el status “libre de impuestos” a una mayor cantidad de sus productos, con el objetivo de que aumente la importación de productos africanos en China.

Este protagonismo de China en el continente negro está siendo criticado ya desde el mundo occidental, como no podía ser de otra manera. Desde  el Banco Mundial, Paul Wolfowitz, lanzó hace unos días la voz de alarma, al declarar que los bancos chinos obvian cualquier consideración hacia los Derechos Humanos o el respeto al medio ambiente, cuando realizan sus préstamos en África. Wolfowitz tampoco olvidó citar otro motivo de preocupación para Occidente, éste menos filantrópico: el país asiático ha desplazado a países como USA y Reino Unido como socio económico y comercial de África y se sitúa sólo por detrás de Francia, cuyo liderazgo está siendo amenazado. Lo que ha provocado que Tony Blaire, el Primer Ministro británico, haya propuesto la eliminación de los subsidios agrícolas en la Unión Europea, para estrechar lazos con África. Como también que USA y Europa deberán prestar más atención y modificar sus políticas en África.

También las críticas llegan desde la misma África. Sindicalistas africanos han protestado contra lo que consideran maltrato y reducción de salarios por parte de las compañías chinas y que los chinos les arrebatan los empleos. Sudáfrica ha dicho ya que la entrada masiva  de textiles chinos podría hundir la industria local.

Tras librarse África del colonialismo blanco, uno de los acontecimientos más vergonzoso de la historia, sería lamentable que volviera a caer ahora en el seductor colonialismo amarillo. África constituye hoy el único blanco blando remanente en el mundo, donde las potencias externas pueden pelear por su acceso a los recursos minerales. Pero lo último que África necesita, es convertirse en el campo de batalla de una guerra política y comercial. Tal como los africanos saben de su pasada experiencia, los países no tienen amigos, sino solamente intereses, sin que podamos excluir a China de esta afirmación. No debemos olvidar lo dijo Deng Xioping, “gato blanco o negro, lo importante es que cace ratones”.

 

Cándido Marquesán Millán

08/10/2007 20:24 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Reflexiones a un medio de comunicación

                                              

 

            La democracia se diferencia de las dictaduras, entre otra serie de cosas, por la libertad de expresión. Sin ella no hay democracia. Nadie discute esto.  Es una obviedad que los distintos medios de comunicación, digitales, escritos u orales, en un sistema democrático, seleccionan e interpretan las noticias desde distintas perspectivas, siguiendo determinadas directrices ideológicas. Es incluso sano para este sistema político. Los ciudadanos  leen y escuchan donde quieren, donde les parece oportuno según su buen saber y entender. Después forjarán su propia opinión.  Admitido este hecho, quiero plantearme estas preguntas: ¿puede decirse todo? ¿hay que establecer algún límite? ¿se puede insultar, faltar al respeto a determinados políticos? Estas preguntas vienen a cuento de los comentarios y reflexiones, que se transmiten a diestro y siniestro desde una cadena impregnada de incienso y sotana, por un comentarista, turolense, de poca estatura física, y de una catadura moral deleznable. Sus comentarios, en el fondo y la forma, demuestran un talante desquiciante y una categoría moral nula, que deberían avergonzar a cualquier persona sensata.

            Si nos fijamos en los aspectos estrictamente formales, recientemente he podido escuchar lindezas como estas. Al alcalde de Zaragoza le llama el cochero de Drácula. Al presidente del Gobierno, que representa a todos los españoles, legitimado en unas elecciones, mal que le pese, se le llama ZP. Antes, en el período electoral recibía el calificativo de esa cosa. Al Ministro de Economía se le llama Perico, como en cualquier taberna de cualquier pueblo. Al Ministro de Asuntos Exteriores se le llama Desatinos. A Mariano Rajoy le llama Maricónplejines. Ya en el colmo de los desatinos, cuando estuvo de visita oficial en León, el Primer Ministro de Alemania, dijo sin rubor alguno, que había venido a nuestro país a ponerse ciego de comer y beber, como si no pudiera hacerlo en su propio país. Lindezas, como éstas, son dichas todos los días, y además van en aumento. Van creciendo en cantidad y calidad. Sus correligionarios le jalean.

Si nos fijamos en los comentarios de fondo, todavía son peores. Nunca ha admitido la legitimidad de las elecciones del 11 de marzo. Está en todo momento dudando del criterio de los ciudadanos españoles, como si hubiéramos sido engañados. Entérese que el pueblo español demuestra una madurez a años luz de la suya.¿O es que sólo demuestra madurez, cuando vota al partido que usted defiende? El pueblo español votó el 14 de marzo, a quien le pareció oportuno. No faltaría más. Si el Gobierno del Sr. Aznar no supo estar a la altura de las circunstancias, gestionando la crisis generada de los atentados del 11 de marzo; no quiera culpar a los demás por ello. Ante un atentado de tal envergadura, lo lógico en un político de auténtica talla de estadista, en una grave situación de Estado, hubiera sido convocar a todas las fuerzas políticas e intentar resolverla entre todos. Sin embargo, todos conocemos cuál fue la actuación del Gobierno. Defender unas tesis, sin prueba alguna, contra capa y espada. Y tratar de aprovecharse de ella con fines electorales. Y naturalmente el pueblo reaccionó con los resultados que todos conocemos. Que el pueblo español diera, en el caso de que fuera así, el triunfo al partido socialista, como consecuencia del 11 marzo, no por ello esos resultados electorales están deslegitimados. Cuando intervino Pilar Manjón ante la Comisión de investigación de los atentados del 11 de marzo, dijo que las lagrimitas estaban preparadas y que todo había sido producto de un montaje. ¿Es que ni siquiera puede respetar el dolor de una madre por la pérdida de un hijo? Pensar esto y además decirlo, no sé qué calificativos aplicar.

Afirma que la Iglesia católica española está siendo perseguida por el actual Gobierno. De verdad, es algo inconcebible y surrealista. ¿Puede decirme algún país en el mundo en el que la iglesia católica esté mejor tratada que en el nuestro? Si me lo dice, se lo agradeceré.

Critica al Gobierno actual porque, según su opinión, está troceando la unidad nacional. Lo único que está haciendo es mover ficha para tratar de solucionar unos de los problemas más graves que ha arrastrado la democracia en los últimos 25 años. Hablar con el lendakari es una muestra de ello. ¿Se soluciona el problema vasco sin hablar? La democracia se basa en el logos, en la razón, y en la palabra. No culpe al Gobierno actual del problema del país vasco. Nunca los nacionalismos periféricos han sido tan pujantes como lo son ahora, como consecuencia de la actuación del Sr. Aznar, ejemplo nítido de un nacionalismo español excluyente. La misma actitud dialogante se está manifestando con la cuestión del estatuto catalaán. El otro día un compañero mío me decía, que si hubiera continuado otra legislatura el Sr. Aznar, habrían surgido partidos nacionalistas en Asturias, Cantabria o Extremadura. La pujanza extraordinaria del PNV y de Esquerra Republicana de Cataluña, se explica en parte por la torpeza de la política del Sr. Aznar.

            Muchos días nos remite a tiempos de la II República y la Guerra Civil. Dice lindezas como que la Guerra Civil la iniciaron en octubre de 1934, el PSOE y Esquerra. Omite el golpe militar, secundado por la iglesia católica, del 18 de julio. Sobre estos comentarios quiero decirle al ínclito comentarista lo siguiente. Vale, los socialistas y los de la Esquerra en octubre de 1934, no respetaron la legalidad constitucional. De acuerdo, pero bien que lo pagaron con cárcel, muerte y represión. ¿Ha pagado algún precio el ejército y la iglesia por su actuación del 18 de julio? ¿Han pedido perdón por ello en algún momento?

            Recientemente fueron requeridos a declarar dos miembros del partido popular, que, según todos los indicios, participaron en los intentos de golpear al Ministro de Defensa. Según nuestro ínclito periodista, el que fueran llamados por el Juez, es el hecho más grave, que se ha producido en los últimos 25 años, contra la democracia en España.

            No he visto a la hora de enjuiciar la actuación del Gobierno socialista un aspecto positivo. Todo es una catástrofe. El fin del mundo está cercano. Le da lo mismo la política exterior, la educativa, la económica. Si un día la cosa está mal, al día siguiente peor.

            Podríamos poner más ejemplos de manipulación informativa. Creo que no son necesarios. El tono, las formas, el fondo de este comentarista dañan y perjudican la convivencia democrática.  Los medios de comunicación deben informar, interpretar, forjar opinión. Nadie cuestiona esto. Los medios de comunicación deben templar, atemperar, favorecer la convivencia, como lo hicieron ejemplarmente en tiempos de la Transición. Esto no significa, nada más lejos de la realidad, que no se pueda criticar con seriedad al Gobierno de turno. Lo que no debe hacerse es crispar, encrespar, fomentar los malos modos, para hacer cada vez más difícil y envenenar la convivencia entre los ciudadanos. Por sus juicios y sus palabras he visto peleas. El daño que está haciendo a la democracia es impresionante.  Oír a este personaje, con el odio y rencor que destilan sus juicios y sus palabras todos los días, sirve para fomentar comportamientos antidemocráticos. Sus discursos recuerdan los que emitía Queipo de Llano. Yo le recomendaría, le sería muy conveniente y saludable, que se retirara unos años de los medios informativos, podría hacerlo sin ningún problema económico, ya que tiene bien repleta la faltriquera, para hacer unos ejercicios espirituales y así pudiera recuperar la quietud y el sosiego, que le vendría muy bien para su salud. Pero mucho me temo que no va a seguir mis desinteresados y altruistas consejos. Que lo mantenga su  clerical empresa, parece increíble. Si la Conferencia Episcopal leyera los evangelios y fuera capaz de comprender sus valores, seguro que lo despedirían ipso facto. Si lo mantiene,  que no se extrañe si cada día los templos católicos están más vacíos. Aunque dudo si esto les importa mucho.

 

CÁNDIDO Marquesán Millán. Profesor de Enseñanza Secundaria, del IES “Benjamín Jarnés” de Fuentes de Ebro.

 

Domicilio- Lorente 32 2º J-Zaragoza

08/10/2007 20:27 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Un sombrío siglo XXI

      

A partir de 1989, como muy bien nos dijo con regocijo el ínclito Francis Fukuyama, el capitalismo se presenta ante el mundo como el flamante vencedor. Junto  con los Derechos Humanos, y en ausencia de adversarios creíbles, iba a extender sus virtudes benéficas por toda la Tierra, tenía que situar el planeta en un nivel de civilización sin igual. Hoy 17 años después de la caída del comunismo soviético, borrada la posibilidad de chantaje al monstruo totalitario, el capitalismo provoca sentimientos encontrados. Se producen escasos avances, pero también grandes retrocesos.

La realidad es cruda. Nunca hasta ahora se habían dado desigualdades tan profundas, como dice Pascal Bruckner. Podemos utilizar diferentes cifras que nos lo demuestran fehacientemente. Hoy, las trescientas cincuenta personas más ricas del planeta acaparan un patrimonio superior a la renta anual acumulada de casi la mitad de la población mundial. Y en 1998 los 2,7 millones de americanos más ricos poseían lo mismo que los cien millones de americanos más pobres. Diferencias que todavía se han incrementado, según todos los indicios. Estos hechos se explican por la globalización, la preponderancia de los mercados financieros, la revolución tecnológica, el paso de un capitalismo empresarial a un capitalismo patrimonial donde los accionistas imponen la norma en perjuicio de los trabajadores. De aquí se derivan la congelación de las rentas salariales, la desconexión entre el crecimiento económico y las cotizaciones bursátiles, y el término del contrato de trabajo establecido tras la II Guerra Mundial, que garantizaba la estabilidad del empleo y la protección social de los poderes públicos. Todas las grandes conquistas sociales se han borrado de cuajo o se quieren borrar, en pro de una sociedad más fría, más hostil cara los débiles y sonriente para los pudientes. Parece inevitable volver a comenzar, iniciar una nueva lucha por la dignidad y por la vida. Hay que volver a los inicios del movimiento sindical obrero, pero sin las ilusiones que movían a los sindicalistas de entonces. Parece el regreso de un capitalismo puro y duro, inmisericorde con los débiles, generador de empleos de baja cualificación y escasa remuneración, un sistema brutal pues carece de una perspectiva mejor.

Con ser ya grave todo lo anteriormente expuesto. Lo peor es que nos quieren convencer del carácter irreversible de esta situación. Ha fracasado el “comunismo”, una de las propuestas europeas de cambiar el mundo, pero de ahí deducir que el capitalismo es la panacea universal, es demasiado., Como señala  Josep Fontana, desde 1789 hasta el hundimiento del sistema soviético las clases dominantes europeas han tenido que convivir con unos fantasmas que atormentaban con frecuencia su sueño: jacobinos, demócratas,, anarquistas, socialistas, bolcheviques, maoístas…., revolucionarios capaces de ponerse al frente de las masas para destruir el orden social vigente. Este pánico les llevó a hacer determinadas concesiones que hoy, cuando ya no hay ninguna amenaza que les desvele- todo lo que puede suceder son pequeñas explosiones de protesta, que se pueden controlar sin mayores dificultades, no es necesario mantenerlas.

A bastantes víctimas  de la crisis actual se les intenta convencer, aduciendo que la culpa es de “otros”: los empresarios asiáticos que producen a bajo precio porque pagan salarios de miseria o de los inmigrantes africanos o de los países del este que nos arrebatan nuestros puestos de trabajo. Estas afirmaciones sirven para ocultar que los intereses de los inmigrantes y de los trabajadores europeos son comunes y así se evita que pueda surgir una conciencia de solidaridad entre ellos.

Antes de 1989 se pensaba que merced a los avances ininterrumpidos  tecnológicos se produciría una continua y positiva transformación de nuestra sociedad, en los diferentes ámbitos, sociales y económicos. Pero hoy la verdad más desagradable asoma ante nuestros ojos sorprendidos, ya que el programa modernizador iniciado hace 250 años, en el siglo de las luces, está ya agotado, no sólo en lo que se refiere a sus promesas económicas, sino también como proyecto de civilización, tal como estamos comprobando en estos finales del siglo XX e inicios del XXI, que se han producido más muertes por guerra, persecuciones y genocidios que en ninguna otra época anterior. Así como también auténticos desastres ecológicos sin parangón en la historia, todos ellos justificados por la necesidad de crecimiento económico.

Buena parte de la izquierda y del movimiento obrero, creían que las fuerzas de la historia estaban de su parte, que el progreso humano sería continuo e ininterrumpido, aun con las inevitables crisis, lo que significaría, más tarde o más temprano, pero con total seguridad, una victoria segura. Pero nada de victoria, todo lo contrario, una derrota estrepitosa. Desconcertada buena parte de los historiadores de izquierda, se han retirado a los cuarteles de invierno, a escribir y discurrir sobre el sexo de los ángeles, sin cuestionar con fuerza y vehemencia la situación actual, que a nada bueno nos puede conducir, a no ser que se produzca un giro copernicano, lo que no parece que vaya a ocurrir.

  

Cándido Marquesán Millán

09/10/2007 14:53 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Los inmigrantes y la economía española

  

 Están muy extendidos en la población española una serie de prejuicios acerca de la inmigración. Tampoco contribuyen a su erradicación los medios de comunicación, cuando sólo  parecen estar interesados por los cayucos o por reflejar en un delito la nacionalidad del inmigrante. No todo son cayucos. Merece la pena que todos hagamos un esfuerzo, para acercarnos al tema desde otras perspectivas más positivas, que las hay.  

En lo que va de año han aparecido diferentes estudios sobre la contribución de la inmigración a la economía española. Uno de ellos, el Informe Semestral I/2006, julio 2006, titulado Economía española y contexto internacional, elaborado por el Servicio de Estudios de Caixa Catalunya, en colaboración del equipo de investigación del Departamento de Economía Aplicada de la UAB, dirigido por el catedrático Joseph Oliver Alonso. Otro, el más reciente, de 15 de noviembre, presentado por Miguel Sebastián, candidato a la alcaldía de Madrid, y director de la Oficina Económica del Gobierno, titulado, Estudio sobre inmigración y economía española. Ambos destacan la trascendental e imprescindible aportación de la población inmigrante al continuo crecimiento de la  economía española en la última década, que nos ha situado en los primeros lugares de los países de la UE.

En la década 1995-2005, según el estudio de la Caixa, aparecemos en cuanto al crecimiento del PIB en tercer lugar con el 3,6%, sólo superados por Irlanda con el 7,4% y Grecia con el 3,9%. En el PIB per cápita, estamos en cuarto lugar con el 2,6%, superados por Irlanda con el 5,9%, Grecia con el 3,4% y Finlandia con el 3,2%. Este crecimiento se explicaría por el factor población. En esta década España ha crecido 4,17 millones, aportando cerca del 30% del crecimiento de la población de la UE-15, muy superior al de Francia con 2,8 millones, el Reino Unido con 2,1 millones, Italia con 1,6 e, incluso, al de Alemania con 0,96. Si consideramos que España tiene una de las tasas de fertilidad más bajas de Europa (1,18 por mujer en 1995, en 2000 ha subido a 1,24), el avance de la población se explica, sobre todo, por los inmigrantes. De los 4,1 millones de aumento, 3,2, fueron inmigrantes, mientras que por crecimiento vegetativo de los nativos fue sólo de 0,9. Nuestro mayor crecimiento económico no ha venido por aumento de la productividad, asignatura pendiente de la economía española, ni por la intensidad del trabajo (aumento de las horas trabajadas), lo explica el rápido crecimiento de su población activa, gracias, sobre todo, a dos factores: la inmigración y el ingreso masivo de la mujer al mercado de trabajo. La conclusión del estudio de la Caixa es contundente, en ausencia de inmigración, en España el PIB per cápita entre 1995-2005 se habría reducido en un 0,6% anual.

El informe de Sebastián se estructura en cuatro grandes bloques: I- La Evolución de la inmigración en España, II- Impacto sobre el PIB, III- Impacto sobre las cuentas públicas; y el IV-Impacto sobre el déficit exterior.

En el I, se destaca que la tasa de crecimiento de la población desde 2000 ha sido la más alta de la nuestra  Historia; en un contexto de bajas tasas de fecundidad, este hecho se explica por la prolongación de la esperanza de vida y por la inmigración, lo que ha supuesto refutar a organismos internacionales que presagiaban para España una reducción de 10 millones de habitantes. Hoy el INE habla de 53 m. en 2050. A pesar  del rápido crecimiento de la inmigración, España está en el promedio de inmigrantes con el resto de los países de la OCDE.  Este flujo migratorio no es homogéneo en el territorio español, y dada la densidad de España, hay margen para un mayor crecimiento demográfico. En los 5 últimos años el 50% del empleo ha sido inmigrante; de los 2,63 millones de puestos de trabajo entre 2001-2005, 1,32 fueron inmigrantes; siendo compatible con una notable reducción del paro nativo. Estos recién llegados, además de jóvenes, están bastante preparados, ya que su nivel educativo promedio es superior al de los nativos.

En el II, la inmigración explica más del 50% del crecimiento del PIB de los últimos cinco años; su impacto no sólo es positivo, vía población, sino que eleva la renta per capita, gracias a su tasa de empleo, además genera otros efectos económicos indirectos: eleva la tasa de actividad de los nativos (mujeres), reduce la tasa de paro estructural (flexibilidad) y mejora la movilidad, al reducir los desajustes estructurales (mismatch).

En el III, se explicita que los inmigrantes aportan 23.402 millones de euros a los ingresos públicos, reciben 18.618, por lo que su contribución neta es de 4.784 millones. Esta cantidad representa el 50% del superávit en 2005 registrado por las Administraciones Públicas (1,1% del PIB). Contribuyen, vía cotizaciones, alrededor de 8.000 millones, mientras que sólo reciben 400 millones en pensiones. Su aportación aumentará hasta 2012, fecha en la que se iniciará una disminución al comenzar a cobrar pensiones.

Finalmente en el IV, se afirma que los países con mayor proporción de inmigrantes tienen un mayor déficit exterior, al que  contribuyen por cuatro canales: remesas, que suponen el 0,5% del PIB; menor nivel de ahorro (renta permanente), se piensa que los inmigrantes pueden estar consumiendo un 1,3% del PIB por encima de su renta disponible (en 2005 compraron un 25 % de las viviendas vendidas y absorbieron entre el 15% y el 20% de las hipotecas); patrón de consumo: sesgado a bienes duraderos en su mayor parte importados; y efecto dinamizador sobre la inversión: el aumento de la mano de obra reduce la ratio capital-trabajo, elevando la rentabilidad de la inversión. La suma de estos cuatro efectos explica hasta el 30% del déficit exterior (2,1% del PIB).

              Todo lo expuesto, podría extrapolarse a nuestra Comunidad. En 2005, la población aragonesa alcanzó la cifra de 1.269.027 habitantes, lo que representa un aumento de casi 20.000 personas con relación al año anterior. Es el séptimo año consecutivo de crecimiento de la población. Desde el año 2001 en cifras absolutas la población ha aumentado en casi 70.000 habitantes. Este incremento se debe, en su mayor parte, a la llegada de inmigrantes, que suponen el 7,6% del total de la población.

En Aragón, durante 2005, según el Informe sobre la situación económica y social de Aragón CEA, año 2005, se formalizaron 446.353 contratos, de ellos  103.268 fueron a trabajadores extranjeros, lo que supone el 23,1% del total de la contratación. Continúa el proceso de llegada de trabajadores inmigrantes a Aragón.

 

Cándido Marquesán Millán

 
09/10/2007 14:58 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Somos así, únicos, mediterráneos

   

            En un aviso a navegantes, si te consideras y sientes auténtico español, algo que ya no mola últimamente, te recomendaría no leyeras todo lo que viene a continuación, ya que podría molestarte. Hecha la advertencia, prosigo en mi disertación.

Los españoles, en comparación a los habitantes de otras latitudes, tenemos unas peculiaridades inconfundibles. Estamos dotados de una idiosincrasia especial. De entrada somos y nos creemos diferentes y los mejores, dotados de todo  un acervo de virtudes, debido, en parte, a nuestra poca capacidad autocrítica, por lo que nos enorgullecemos. Nos creemos que somos el ombligo del mundo. En todos los Mundiales de fútbol vamos a ser campeones, y luego no superamos los cuartos de final. También somos generosos, hospitalarios, divertidos y capaces, a veces, de los mayores sacrificios. Sociólogos de otras latitudes nos han visto de muy diferente manera. Nos ven como bebedores, ya que no sabemos celebrar un acontecimiento, igual da que sea una boda que un entierro, a no ser con una copa. Impuntuales, porque siempre llegamos tarde, abusando de la paciencia del que sabemos nos está esperando. Puede que sea porque durante muchos años, las mujeres españolas acudían con impuntualidad sistemática a las citas con sus novios o amigos. Presentarse puntualmente “no estaba bien visto”. Ruidosos en el más amplio sentido de la palabra, y hablamos todos a la vez y a gritos, y encima, lo que parece algo milagroso, nos entendemos. Un tanto indolentes, al costarnos bastante arrancar para el inicio del trabajo, sobre todo después de la siesta, y dejamos las cosas para el día siguiente. Estamos siempre contando los días que nos faltan para jubilarnos, aunque no los días de paro. Muy orgullosos, somos como el hidalgo del Lazarillo de Formes, por ello alegamos no saben ustedes con quien se la está jugando. Chapuceros, por ello nos cabe el orgullo de haber inventado la chapuza, hija de la improvisación y prima carnal de la irresponsabilidad. Chismosos, como se demuestra con todo el conjunto de programas televisivos basados precisamente en el chismorreo. Un tanto sabihondos, por lo que sabemos y  hablamos de todo, sin importarnos lo más mínimo el tema de que se trate. Como pretenciosos vivimos muy atentos a las apariencias y por encima de nuestras posibilidades, y, por ende, nos preocupa sobremanera el qué dirán. Podríamos seguir con otras características, mas para hoy, ya son suficientes, para hacernos reflexionar, costumbre, por cierto, no muy extendida entre nosotros. Cualquiera de las mentadas en líneas anteriores, podría servirnos de pretexto para la elaboración de un artículo, que no estaría exento de profundidad y calado. Ahora quiero escribir sobre otra, no expresada en líneas precedentes.

            No hace muchos días un buen amigo de toda la vida me decía, un tanto molesto, que estaba profundamente preocupado porque estaban proliferando, con asidua frecuencia, cada vez más los pillos, los chorizos y los jetas, que pretendían vivir a costa del prójimo sin dar un palo a la escoba. Me habló de Gescartera, que yo ya tenía olvidada. Luego de Marbella, lugar donde algunos pillos y los sinvergüenzas se han movido a sus anchas, aunque parece que algunos de ellos están ya en las mazmorras. Siguió con lo de Forum-Filático y Afinsa, que parece va suponer el que muchos pequeños ahorradores van a ser expoliados. Me puso otros ejemplos no menos vergonzosos. Terminaba su alocución con una frase que me llegó al alma: a este paso habrá que salir de casa con las manos en los bolsillos, para evitar que nos roben en la calle. No pude encontrar argumentos de réplica. No debemos echar balones fuera, quien esté libre de culpa que tire la primera piedra, ya que nosotros no tenemos problema moral alguno en defraudar al fisco de diferentes maneras: comprando nuestra vivienda con una parte de dinero negro; pagando sin factura para evitar el IVA en nuestro taller el arreglo de nuestro coche o en nuestro dentista; trabajando haciendo chapuzas, aunque estemos de baja por enfermedad, como  acaban de mostrar fehacientemente los medios de comunicación; escondiendo ingresos diversos a la hora de realizar la declaración ante Hacienda, etc. Podríamos seguir poniendo más ejemplos. Creo no es necesario. Con ser ya grave todo lo expuesto, todavía lo es más el que, tal como se desarrollan los acontecimientos, es que no hay propósito de la enmienda, muy al contrario, las cosas van a seguir igual. No sólo no nos avergonzamos de nuestras acciones, es que nos sentimos orgullosos de ellas. Es mas al que no engaña al Fisco, al Estado, lo consideramos bobo o lerdo. Aquí de lo que se trata es de defraudar, cueste lo que cueste, y cuanto más mejor, sin darnos cuenta que con ello perdemos todos, sobre todo los más desprotegidos, como los jubilados, los parados, etc. Si todo el mundo pagase, como lo hacemos aquellos que dependemos de una nómina, lo que le corresponde, serían más y mejores las autopistas; los servicios sanitarios o educativos, las pensiones o las residencias para la tercera edad o personas  dependientes.

El contraste con lo que acontece en otros países europeos es grande. En Suiza, Dinamarca o Suecia, existe un sentido responsable de la ciudadanía, ausente en España. Allí se es implacable con los defraudadores, con los chorizos y los caraduras; aquí, muy al contrario, mostramos hacia ellos cierta condescendencia o benevolencia. Somos así. Somos únicos Somos mediterráneos. Es muy difícil que podamos cambiar. Tendríamos que volver a nacer.  

  

Cándido Marquesán Millán

09/10/2007 21:06 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Marbella, la punta del iceberg

                       

                       

 

           

Todos los acontecimientos que se están sucediendo en la ciudad de Marbella   a un ritmo vertiginoso,  tienen que producir a cualquier ciudadano normal un profundo malestar. Personalmente siento una mezcla de asco y de hedor. Que ocurran en nuestro país, con treinta años de democracia, estas cosas no deja ser lamentable. Dan ganas de exiliarse. El imperio de los pillos y los sinvergüenzas, como en otras épocas, reina por doquier.  Tampoco nos ha cogido de sorpresa. Era previsible. Ya en el 1993 la jueza Blanca Esther Díez intentó sacar a la luz este estado de cosas, aunque se le impidió miserablemente. Ahora parece que la cosa va en serio. Miguel Angel Torres al frente del Juzgado de Instrucción nº 5 de Marbella, ha destapado a toda esa cuadrilla de facinerosos delincuentes y los está llevando a la cárcel, al lugar que se merecen.

            Todos intuíamos desde la llegada al poder municipal de Jesús Gil, al que los ciudadanos y medios de comunicación le reíamos las gracias, que allí se estaban cometiendo todo tipo de tropelías y delitos. Lo que nos ha sorprendido es el volumen del latrocinio, si todos los datos son ciertos, como parecen, relativos a las riquezas acumuladas por el asesor urbanístico Juan Antonio Roca. Palacios espectaculares, cuadras de caballos de pura sangre, cuadros de famosos  pintores, coches lujosísimos, etc. Sacas de dinero en casa de una teniente alcalde. Chalets edificados con materiales de los almacenes municipales. A veces la realidad supera a la ficción. Ali Baba y los Cuarenta Ladrones al lado de toda esta cuadrilla marbellí son unos aprendices. Ver entrar esposados a la alcaldesa, teniente-alcalde, concejales o asesores de distinto pelaje en las comisarías de policía produce cierto sosiego.  

Esa ciudad escaparate del lujo y de la ostentación, del Rolls Royce, en la que los albañiles iban en coches de lujo, está mostrándose como un auténtico agujero negro y podrido, lleno de buitres al acecho de cualquier presa, sobre todo si tiene aspecto de ladrillo. Con ser gravísimo lo ocurrido no lo es menos que haya podido llegarse a esta situación en la que toda una cuadrilla de facinerosos hayan podido acumular semejantes  fortunas, al amparo del cohecho, recalificaciones, tráfico de influencias, atentados al medio ambiente, concesiones de contratas de basura, limpieza, jardinería, transportes o cementerios, cuando los ciudadanos de a pie trabajamos, nos apretamos el cinturón, pagamos religiosamente nuestros impuestos, nos endeudamos hasta las orejas per secula seculorum para proporcionar a cualquiera de nuestros hijos una vivienda digna. Esta situación no puede entenderse más que en una sociedad enferma, en cierto grado cómplice, desarmada de valores morales, que ha perdido su capacidad crítica y su sentido de orientación. Entre la ciudadanía existe la creencia que en esta país no se persiguen de igual modo los grandes delitos económicos que los diminutos de de cualquier trabajador, al que se le descuenta cada mes religiosamente su IRPF, que se ha olvidado cualquier ingreso imprevisto y por ello no lo ha puesto en su declaración de Hacienda.

Sería conveniente y exigible además por sanidad pública  que llegásemos a conocer toda la verdad, absolutamente toda la verdad  de lo ocurrido. Así debería ser con una finalidad ejemplarizante. Mas temo que con sumarios, juicios, abogados, con toda esa maraña jurídica la verdad no va a resplandecer. Pasados unos meses. el asunto pasará de actualidad y se irá extinguiendo poco a poco. Y todo quedará en el olvido. Tiempo al tiempo.

 Con todo, lo más grave es que muchos ciudadanos pensamos que lo ocurrido en Marbella es la punta del iceberg. Muchos pensamos que en España hay muchas Marbellas. Que alguien pueda enriquecerse  con el trabajo es legítimo, incluso deseable, ya que fomenta el espíritu emprendedor. Pero hacerlo especulando con un bien básico, como es la vivienda, a la que todos los españoles tenemos derecho, además de inmoral debería ser ilegal. Esta situación la hemos propiciado todos. Los poderes públicos con su permisividad, cuando no su fomento. Los ciudadanos también tenemos cierto grado de culpabilidad. Muchos cuando vendemos, con dinero negro, una vivienda la  queremos cara, cuando la compramos, con dinero negro, la queremos barata. ¡Qué paradoja e incongruencia! Mientras tanto los bancos y cajas, los tiburones del ladrillo, las inmobiliarias proliferando como hongos en todas las esquinas de cualquier ciudad, amasando grandes fortunas. Entre todos la matamos y ella sola se murió.

  

Cándido Marquesán Millán

09/10/2007 21:09 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El albañal de Oriente Próximo

                                                                                             

   

            Hemos sufrido estas vacaciones noticias de distinto pelaje. Han destacado entre otras: la operación Malaya, los incendios en Galicia, el carné por puntos, los cayucos llegados a Canarias; pero, sobre todas, la Guerra del Líbano. Sólo hablaré de esta última, aunque no sé por dónde empezar. Siento, de entrada, una mezcla de rabia y de asco.

            Los soldados israelitas capturados por Hezbolá han sido el pretexto o casus belli. Sin embargo, hace días que a esta milicia se la tenía jurada el Estado judío. Esta guerra fue planeada al unísono por EE UU e Israel, con los objetivos de destruir o, cuando menos, debilitar a Hezbolá y a sus padrinos, Irán y Siria, de instalar en Beirut un Gobierno afín a Israel y EE UU, además de dar salida a los stocks de las fábricas de armamentos, que tampoco viene mal. Como también la defensa de la libertad y debilitar el terrorismo de raíz islámica.

Esta guerra ha sido errática tanto desde el punto de vista moral, ya que no se pueden aceptar esos brutales bombardeos sobre la población civil, con cientos de muertos y destrucción masiva de las infraestructuras de un país;  como también lo es desde el punto de vista de la estrategia. Israel, con su respuesta militar desproporcionada, con la complicidad de EE UU y el silencio culpable de muchos países, ( vaya papelón que ha representado la Unión Europea) van a conseguir lo contrario a los objetivos anteriormente expuestos.   

            Veámoslo. Hoy, Hassan Nasrallah, ha desplazado a Bin Landen como símbolo de resistencia en el mundo árabe y musulmán. El Partido de Dios ha conseguido un gran triunfo político. Su popularidad se ha disparado en el Líbano, y no sólo en la comunidad chií. Mujeres palestinas están poniendo a sus recién nacidos los nombres de Hezbollah o Hassan Nasrallah, Beirut o Promesa, por el nombre de la campaña de Hezbollah contra Israel, La promesa verdadera.

             La Siria de Bachar el Asad ha conseguido un gran respiro. Hasta este conflicto, Asad estaba solo y a la defensiva. Muchos libaneses, muchos musulmanes y gran parte de la comunidad internacional le tenían como responsable de la muerte del ex primer ministro libanés. Por ende, Bush y Chirac, en sintonía, le obligaron a salir del Líbano. Estos días Asad ha reclamado de nuevo al estado judío que abandone los Altos del Golán.

            Irán también ha salido fortalecido. Su influencia entre los chiíes de Irak y del Líbano se ha incrementado. Además argumenta que si Israel puede permitirse el lujo de invadir países árabes a diestro y siniestro, es porque tiene el monopolio de las armas nucleares en Oriente Medio. Por ello piensan en Irán que ellos también tienen el mismo derecho a desarrollar un programa nuclear. Y razones no les faltan.

Israel tiene que hacer sus propias cuentas. Algo ha fallado y mucho. Lo que ha fallado, que no es poco, es la eficacia militar, el principio fundamental de la seguridad. El mito de la invencibilidad de su ejército se ha desvanecido. Esto lo ha entendido claramente la sociedad israelí. El gobierno de Olmert, totalmente desprestigiado en su país, ha dado la impresión de dar palos de ciego. Los bombardeos indiscriminados para lo único que han servido es para generar un amplio repudio internacional. Las operaciones militares terrestres han mostrado una barbarie inútil, llena de desorientación. Y pensar que todo pudo arreglarse con un simple canje de prisioneros. En el pasado se hizo. Hasta de prisioneros de Hezbollah por el cadáver de un israelí.

Por lo que atañe al prestigio de los EE. UU., tampoco ha salido indemne. Es que no aprenden. Por si no fuera bastante ya con el fracaso con lo de Irak. Aquí llegaron, con el apoyo de Blair y nuestro ínclito Áznar, para implantar la democracia y lo que está ocurriendo, lo estamos viendo, es una media de más de 100 muertos diarios. En lo que va de año unos 18.000 civiles iraquíes han muerto por atentados o ametrallamientos. El mañana es peor al ayer. En Irak no hay democracia. El Kurdistán está controlado por independentistas, la zona suní alzada en armas contra los norteamericanos y en la zona chií mandan milicias vinculadas a Irak y Hezbolá. Aquí hay dos guerras, una contra la potencia invasora y la otra entre comunidades. El equipo asesor de Bush se ha cubierto de gloria. Ignoro dónde lo ha reclutado, pero es difícil imaginar que pueda hacerse peor.

La situación no es mejor si miramos hacia Afganistán. Hoy, se necesitan cada vez  más fuerzas militares y más dinero. El presupuesto para el mantenimiento del gobierno de Karzai está cubierto por dinero extranjero y EE.UU. paga directamente la mayoría de los gastos del ejército nacional afgano.  Mas el deterioro actual es cada vez mayor, muy parecido al que precedió al desastre soviético de los años ochenta. Lo que está ocurriendo es lo mismo: enviar cada vez más dinero y más tropas, para seguir presionando a Pakistán, refugio de los muyahidines. No funcionó antes y no funciona ahora. Existe hoy un gran resentimiento ante las tropas invasoras, que es explotado por las fuerzas de la resistencia y sus apoyos exteriores. El esfuerzo de EE.UU. y la OTAN demuestra ser inútil. Cada día, portavoces de Al Qaeda instan a los afganos a la rebelión contra las tropas extranjeras infieles y, en consecuencia los talibanes están cobrando cada vez más fuerza.

Como vemos el horizonte en Oriente Próximo no se presenta muy halagüeño, y todavía más, si tenemos en cuenta que las secuelas directas producidas en Líbano han sido más 1.1000 civiles muertos, más de 4.000 heridos y más de un millón de desplazados, además de daños descomunales en infraestructuras (puentes, carreteras) y viviendas privadas valorados en miles de millones de dólares. Ver las imágenes de niños muertos sacados a duras penas entre los escombros de los edificios bombardeados es algo indeleble. Muchas generaciones no lo van a olvidar fácilmente. Es que no pueden entender que la cifra de muertos en el Líbano y la devastación sufrida por este país no va a servir más que para envenenar y emponzoñar, cada vez más, la situación en el Oriente Próximo. Lo van a convertir en un auténtico albañal.

  

Cándido Marquesán Millán

           

09/10/2007 21:13 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Nos la trae floja

    

            Hay profesores que nunca podré o podremos olvidar. Uno de ellos era el de Filosofía. Todavía recordamos o recuerdo sus clases, que nos adentraban en el Mundo de las Ideas de Platón, la teoría hilemórfica de Aristóteles, las Cinco Vías de Santo Tomás para demostrar la existencia de Dios, y hasta tal punto nos las creíamos que no se nos resistía ateo alguno; las monadas de Leibniz, el cogito ergo sum de Descartes, que servía para fundamentar la Metafísica y hasta la Crítica de la Razón Pura de Kant, con sus juicios sintéticos a priori, nos la desmenuzaban, como si fuera lo más elemental del mundo. Hegel, Marx y Sastre nos los explicaban aprisa y corriendo, mas todo lo entendíamos. No faltaría más. Después de todo este acervo de conocimientos filosóficos, nos creíamos, pero de verdad, que ninguna problemática, por compleja que fuera ésta, se nos podía resistir.

            Todo lo expuesto nos ha dejado a toda una generación una huella indeleble. Un autor, que nos citaban al unísono, nuestros profesores de Historia y Filosofía era Hobbes. Nos decían que si algo preocupaba al autor de Leviathán era una muerte violenta, no la muerte per se y que, como si hubiera sido una premonición, su madre adelantó su parto, al tener noticias de que la Armada Invencible de Felipe II iba a invadir Inglaterra, y por ello dijo la frase que sigue: Fuimos hermanos gemelos el miedo y yo, aunque esta frase tiene su miga, ahora no quiero referirme a ella. Muy al contrario, a otra mucho más famosa y que nunca de nuestros tiempos de estudiante podremos olvidar: El hombre es un lobo para el hombre. ¡Qué impacto! En aquel entonces nos resultaba harto difícil entenderla. Ahora tristemente, sí que la entendemos. ¡Vaya que si la entendemos! Tenemos ejemplos por doquier que nos lo demuestran. Sólo quiero referirme a varios de ellos, viejos y nuevos a la vez Si existe una situación a la que pueda aplicarse con más exactitud la frase hobbesiana es a la  de la  Guerra entre el Estado de Israel y los palestinos, con sus  correspondientes correligionarios. Nunca se pudo aplicar mejor que el hombre es un lobo para el hombre. Todo lo que está ocurriendo ahora y allí, aunque también con un antes antiguo y cabe pensar también con un previsible después futuro, insulta a la especie humana. Nos comemos los unos a los otros, somos mucho peor que los lobos. Deberíamos sentir vergüenza. Y todavía nos levantamos, nos miramos al espejo  y tomamos una caña con los amigos todos los días como si no pasara nada. Nos deberían servir acontecimientos como éste, pero podríamos poner otros muchos, de motivo de escarnio a todos. Mas  acostumbramos a mirar para otro lado, como si la cosa no fuera con nosotros. Los occidentales, los civilizados, los ilustrados, los padres de la democracia y los derechos humanos, estamos preocupados por otras cuestiones de más trascendencia y calado, como son:  la preparación de nuestras vacaciones, que nuestro un bañador esté a la moda, que nuestro Todo Terreno sea mejor y más potente que el del vecino de al lado;  o  por el pago de nuestra hipoteca o por  si nuestro hijo va poder estudiar Medicina o va a tener que contentarse con Filosofía y Letras. Todas estas cuestiones son las, de verdad, relevantes. Las demás son triviales e insustanciales.  No queremos monsergas.  Nosotros a lo nuestro. Que Hezbolá esté lanzando misiles a las ciudades del norte de Israel, nos la trae floja. Que Israel, esté poniendo en práctica un terrorismo de Estado, masacrando un Estado como el Líbano, sin importarle si mueren niños, ancianos o enfermos. Nos la trae floja. Que todos los palestinos estén sufriendo, además de muertes, restricciones de agua, medicamentos, etc. Nos la trae floja. Que todos los días y a todas las horas mueran ahogados cientos de subsaharianos entre las costas de África y de las islas Canarias. Nos la trae floja. Que en Bagdad mueran todos los días y a todas los horas, sunníes o chíitas, Nos la trae floja. Que en Sudán o Etiopía la vida humana no tenga valor alguno. Nos la trae floja. Mientras tanto, Bush, Putin, Merkel, Chirac, etc, se pasean en un cochecito eléctrico, se hacen una foto para la posteridad con el fondo de un lujoso palacio, disfrutan de un banquete pantagruélico, supervisado por el mismo Putin, que, según las noticias, va a costar 4 o 5 millones de euros;  las prostitutas de San Petersburgo son alejadas con una paga extra y los mendigos los quitan de en medio, para dar una buena imagen a los grandes estadistas del G-8. También nos la trae floja. Y aquí no pasa nada. De verdad, esto es un insulto a la especie humana. Hobbes, tenías y sigues teniendo toda la razón del mundo. Ahora, cada vez más te admiro y te admiramos. No sólo tenías razón, es que te quedaste corto. Deberías haber sustituido la palabra lobo por alimaña, buitre , o cualquier otra similar. Estoy, estamos profundamente agradecidos a  los profesores de Filosofía e Historia de aquél entonces.  De verdad.

  

Cándido Marquesán Millán

10/10/2007 14:00 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La traumática sangría de las carreteras

    

            Hace días que tenía la intención de escribir unas breves líneas sobre la terrible e implacable mortandad producida en nuestras carreteras. Por una u otra razón, siempre lo iba aparcando. En cambio, hoy he decidido hacerlo, profundamente impresionado por las siete muertes producidas, dos de niños, cerca de Sigüenza.

            El índice de mortalidad en nuestras sociedades desarrolladas contemporáneas está producido fundamentalmente por las llamadas tres “CES”: corazón, cáncer y carretera. Sobre las dos primeras la ciencia médica está trabajando a destajo y hace mucho tiempo, para tratar de reducirlas. En cambio, sobre la tercera, la carretera, entiendo que hay cierta pasividad de todos, tanto de las instituciones, como por parte de la sociedad. Lo grave es que nos hemos acostumbrado a que todos los días mueran 17 personas; los fines de semana 40 o 50 personas.; y anualmente 5.400 personas y 26.000 sufran heridas graves, muchas de ellas gente joven. El coche se ha convertido en la primera causa de muertes entre los menores de 35 años, con los varones de 18 a 34 años como principales víctimas de una tremenda carnicería que la sociedad parece digerir con aparente insensibilidad, como si fuera un tributo inevitable al coche. Lo más grave es el coste humano, pero no se puede obviar el económico, que se puede valorar en unos 20.000 millones de euros al año. Esto es una lacra intolerable para las sociedades modernas desarrolladas. No podemos mirar hacia otro lado. Algo habrá que hacer. Las instituciones y la sociedad deben reaccionar.

            Los expertos en temas del tráfico hablan de distintas causas de esta horrible pandemia: mal estado de las carreteras, fallos técnicos, errores o descuidos humanos, exceso de velocidad y el incremento del parque automovilístico, que lleva consigo el que cada vez circulen coches más viejos. Siempre habrá muertes inevitables por el reventón de una rueda o el descuido humano. Mas, otras las más numerosas se podrían evitar. Si no lo hacemos todos somos responsables.

             Las instituciones deberían actuar con cierta lógica. Es incomprensible que las empresas automovilistas sigan arrojando a nuestras carreteras coches, que pueden sobrepasar los 200 Km. por hora, cuando hay unos límites de velocidad que todos conocemos muy bien. Alguien ha dicho que del mismo modo que se habla de violencia de género, debería hablarse de violencia vial. Quien se sienta al volante con unas copas de más, quien pisa el acelerador con total desprecio de las señales de limitación de la velocidad, quien ignora los semáforos rojos, quien adelanta de forma temeraria en raya continua y en curva, ejerce una violencia que debería ser castigada. Tendrían que incrementarse los controles de velocidad. Y todos nosotros, si somos buenos ciudadanos, estar de acuerdo con las multas a los infractores. Así como llevar a cabo campañas de mentalización en la sociedad, empezando por darle más importancia a la educación vial en las escuelas. Se imparten en nuestros currículos muchos contenidos menos importantes que los de la educación vial.

Nosotros los conductores somos los principales culpables. Deberíamos cambiar determinados hábitos de comportamiento a la hora del coger el volante de un coche Tendríamos que respetar las normas de tráfico. Así de fácil. Nos acostumbramos a que sea normal el que la norma sea el no respetar la norma. Todos observamos  las velocidades vertiginosas de muchos automovilistas. En cualquier autopista circular a 140 Km. por hora, supone que te van a sobrepasar continuamente otros coches; y eso implica que nuestro hijo nos mire con ojos apesadumbrados y nos diga que nos están pasando todos. Es frecuente alardear  que hoy me ha costado 1 hora y 30 minutos venir de Salou; con ello hemos ganado 10 minutos, y así nos podemos tomar una cerveza de más. Deberíamos respetar la distancia de seguridad; es frecuente que se nos ponga otro coche detrás del nuestro a escasos metros, con el consiguiente peligro para ambos, ante cualquier imprevisto que se pueda presentar. Deberíamos del mismo modo respetar los stops y los cedas el paso. Los padres deberíamos tener el coraje de impedir que nuestros hijos conduzcan los fines de semana, ya que todos sabemos lo que suele ocurrir cuando van o vuelven de las fiestas de un pueblo vecino. ¿Cómo pueden cambiarse estos hábitos? Muy fácil con la educación vial. Que no se diga que es imposible. No es cierto. Una escuela de buenas prácticas es la de los países nórdicos europeos. Yo me resisto a soportar esta auténtica sangría humana. Confío en que estas líneas sirvan por lo menos, para que todos reflexionemos un poco.

 

Cándido Marquesán Millán

           

10/10/2007 14:03 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Cine de verdad

   

            Acaban de conocerse las recientes producciones cinematográficas, de dos directores: Ken Loach y Spike Lee, que tiene determinados puntos en común, por lo que podemos sentirnos satisfechos, todavía más, si tenemos en cuenta tanta bazofia, zafiedad, vacuidad  y almíbar que inundan nuestras pantallas.

            El primero, el británico, estrenará en breves días en España la obra,  El viento que agita la cebada, que ha obtenido la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes. Es una larga historia que se inicia en los años veinte del siglo pasado con la ocupación británica en Irlanda y termina con la guerra civil irlandesa. El film es el número uno en las pantallas francesas y en Inglaterra todos los cines se han llenado. Ken con sus obras lo que pretende es despertar emociones en el espectador y provocar reacciones en la mente del público.  Es un cineasta comprometido, de mirada ácida, que convierte en protagonistas a los perdedores y marginados de las estructuras del poder. Lo que busca es revelar, mostrar la realidad por cruda que sea ésta, y que teniéndola ante nuestras narices por vergüenza o pereza la ignoramos. Y por ende, también rebelarse ante las injusticias, para tratar de conseguir un mundo mejor. Así ha sido siempre su trayectoria. Unas veces, buceó en los conflictos bélicos: en la Guerra Civil Española con Tierra y Libertad; en la revolución sandinista con La canción de Carla; o en el sangriento conflicto bélico de Irlanda del Norte con Agenda oculta. Otras veces, lanza una crítica inmisericorde y despiadada a las injusticias sociales, como las creadas por las políticas neoliberales de la Dama de Hierro, en Riff-Raff, Lloviendo piedras o Ladybird Ladybird.

            Ahora con su último film cuestiona dos ideas básicas de la derecha de la Gran Bretaña, la primera de que el imperio británico, se basó en la caridad, al afirmar que se basó en la explotación, la violencia y la opresión. Y la segunda de que el problema irlandés se basa en que existen dos bandos que no saben otra cosa que pelearse, al afirmar, al contrario, que el problema deriva de la  colonización británica. Se le acusa de oportunista, de haber concebido el film en el contexto de la Guerra de Irak. Loach y Laverty, el guionista, se defienden argumentando que el proyecto nació hace ocho años., aunque señalan que para ellos fue fascinante comprobar las semejanzas de la retórica del discurso de Churchill y de Bush; la tecnología ha cambiado, pero la psicología de la ocupación es la misma. Las tropas británicas en Irlanda estaban formadas de muchos parados de Glasgow y el primer soldado muerto en Irak era un parado de Glasgow. Paradojas de la Historia. Acaba diciendo que la función de un cineasta es hurgar en la herida que ha cicatrizado mal. No defraudará a sus seguidores. Para los que no lo son, será como una bofetada en la cara.

            En cuanto al segundo, Spikee Lee, acaba de presentar en Venecia  un largo documental de denuncia, con el subtítulo Un réquiem en cuatro actos, de más de cuatro horas, sobre la destrucción de Nueva Orleáns debido al Katrina. También como Ken siente predisposición por los marginados, en este caso, la raza negra en EEUU. En su amplia cinematografía podemos observarlo: Malcom X, Aulas turbulentas, La marcha de un millón de hombres, Fiebre salvaje…Él mismo lo dice muy claro: He sido bendecido con la oportunidad de expresar el punto de vista de la gente de raza negra que de otro modo no tiene acceso al poder y a los medios. Tengo que coger ventaja de ello mientras todavía me mantengo. ¿Cuál es la diferencia entre las personalidades de Holliwood y la mía? La mía es real.

            Lee, habló en la ciudad de los canales, de odio, de rabia, de estafa y de vergüenza, acusando a la Administración Bush de inmovilidad y de incompetencia. Ha usado de todo el material que ha podido- filmaciones caseras, fotos, entrevistas, grabaciones propias y material de televisión-  sobre la inundación de Nueva Orleáns, de hace un año. Ha pretendido reflejar la desesperación, con familias sin casa, despojos humanos corrompidos flotando por las calles, desgobierno, caos y destrucción-, que sobrevino tras la inundación del centro histórico de la ciudad por el Katrina. Se produjeron unas imágenes impensables en el país más poderoso del mundo. El documental lleva el nombre de When the levees broke, en referencia a la ruptura de los diques que debían proteger la ciudad del tempestuoso Misisipí. Lee ha dicho con contundencia: Que nadie se engañe, Nueva Orleáns fue destruida por la ruptura de los diques y no por el paso de un huracán. Muestra muy claro que la responsabilidad es de la política de Bush, ya que gracias a los recortes presupuestarios, la baja de impuestos y el incremento del presupuesto militar, no se pudieron dedicar partidas presupuestarias al mantenimiento de los diques de contención. Hacía tiempo que se había dicho que existían dos posibles peligros: el derrumbe de los diques y las dificultades de una evacuación. La profecía se cumplió lamentablemente.

            Sean bienvenidas estas obras, de estos autores comprometidos, que se resisten a que las cosas sigan siempre igual. Nos revelan que debemos rebelarnos. Esto es lo que nos dicen ambos, que no es poco, en los tiempos que corren.

   CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN
10/10/2007 14:10 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Coartadas perfectas

                                                   

            Todos los medios de comunicación nos dan a conocer estos días con todo lujo de detalles la evolución del precio del petróleo. Las agencias transmiten lo misma noticia y con las mismas palabras. El barril del crudo Brent superó ayer en el mercado londinense la barrera de los 74 dólares, en una sesión llena de altibajos por la incertidumbre sobre los conflictos internacionales. El barril de crudo de Texas tocó ayer los 75 dólares. El petróleo Brent tocó ese pico a primera hora de la tarde, aunque después moderaba su precio. Según expertos conspicuos, que nunca faltan, esta alza se debe al temor de los mercados por la crisis nuclear de Irán, cuarto productor mundial, ya que este país exporta unos 2,7 millones de barriles diarios que no se pueden sustituir en el mercado, ya que todos los países, excepto Arabia Saudita, están bombeando al máximo. También hay que considerar la situación de Nigeria, primer productor africano, por los ataques de fuerzas separatistas en el delta del río Níger y la irrupción en el mercado del petróleo de los fondos de inversión debe tenerse en cuenta.

Llegan las inevitables recomendaciones del G-7,  indicando que se debe invertir en producción y en refinerías de petróleo. Desde el FMI , el asturiano Rodrigo Rato, lanza una clara advertencia: “el impacto negativo del encarecimiento estructural del precio del petróleo genera enormes desequilibrios comerciales que caracterizan la coyuntura económica mundial”. Señalan que este impacto en los desequilibrios comerciales serán más graves que en el pasado. Al igual que en los años 70 del siglo pasado, los países productores de petróleo, han acumulado divisas, muchas de las cuales se invierten en deuda estadounidense, lo que facilita el gran megadéficit comercial norteamericano. La inyección de estos petrodólares en los mercados internacionales facilita los bajos tipos de interés en USA, lo que facilita el consumo. El FMI insta a los países consumidores de petróleo a que toda la subida de los precios del petróleo se traslade al mercado para reducir el consumo y, a la vez, que los países productores aumenten su consumo para reducir sus propios superávit comerciales.

            Siempre encuentran una coartada perfecta, por extraña que lo sea, para justificar el alza de los precios petrolíferos. En 1973 fue la Guerra de Yon Kippur, que supuso el embargo a los países occidentales de petróleo de la OPEP, en respuesta de su apoyo a Israel. En 1979 fue la revolución iraní. En 1990 fue la Guerra del Golfo. En 2001 fue la crisis de Enron. Mas estos acontecimientos están muy lejanos. Retornemos al pasado reciente. Desde mitad de 2003 fue la guerra de Irak. Luego fueron la huelgas petrolíferas de Venezuela y Noruega; la inestabilidad en Nigeria fue una nueva concausa, para explicar los 36 dólares del barril. Sin embargo, las huelgas terminaron, la situación en Nigeria se estabilizó, y el petróleo siguió subiendo.

En 2004, en abril, el barril llegó a 37 dólares por la escalada de la tensión en Irak, agravada con la oleada de secuestros que se ha producido en los últimos días. En mayo fue el empeoramiento del ambiente de inseguridad en Oriente Medio tras un atentado terrorista en Arabia Saudita. A mitad de julio bajaron los precios, toma castaña, por el aumento de los inventarios de USA. El 27 de julio el barril llegó a 41,84 por la probable quiebra de la petrolera rusa Yukos. El 2 de agosto el NYMEX batía un nuevo record, 43,82 dólares, por culpa de los especuladores. El 5 de agosto el Brent trepó hasta 41,30 porque la justicia rusa había prohibido a Yukos el uso de sus cuentas bancarias. Al día siguiente en Nueva  York se alcanzaban los 44,77 por temor a que se cortara el suministro, a pesar de que la OPEP anunciara su disposición a aumentar la oferta de crudo entre 1 y 1,5 millones de barriles a partir de septiembre. El 13 de agosto nueva alza, ahora por la explosión de una refinería en Whiting, en Indiana, que condujo el crudo ligero de USA a 46,65. A fines de septiembre los 48,35 del barril en USA se debieron al descenso de los inventarios en USA, esta vez afectados por los huracanes- especialmente el Iván, que azotaron el Golfo de México. El mal tiempo duró poco en el escenario de los precios, cuando fue desplazado por los rebeldes nigerianos que obligaron a la Shell a contraer la producción y llevaron el NYMEX a 50 dólares. Cuando el 6 de octubre el barril en Nueva York llegó a 52 dólares, le echaron la culpa al descenso de las reservas norteamericanas que comenzó a ser la madre de todos los argumentos. A comienzos de diciembre bajó a 40, gracias al aumento de las reservas y al anuncio de la OPEP de dejar libertad a sus socios para que aumentaran la producción si persistían los precios altos.

El 2 de marzo de 2005 el petróleo volvió a los 53 dólares, pero ahora por causa de “un informe que muestra un descenso de la actividad en las refinerías de USA”. A estas alturas del proceso, se habían  añadido como “causas” la expansión de China e India, que entraron con énfasis en la galería de los argumentos para explicar los aumentos desde principios de 2005. Se alcanzaron los 60 dólares por las inquietudes generadas por una tormenta tropical en el Golfo de México que ha obligado a la evacuación de varias instalaciones, lo que tuvo repercusión en los mercados, preocupados por una consecuente reducción del suministro. Las tormentas pasaron y en julio de 2005  siguieron los 60 dólares. Por si todavía no fuera bastante el 31 de agosto llegó el Katrina, que averió importantes refinerías en el Golfo de México y provocó un nuevo encarecimiento.

Ahora me quiero expresar con plena sinceridad. Todo lo expresado me huele mal. La verdad clara es la que es, y no es otra que los paganos somos siempre los mismos. Los perjudicados somos además de otros muchos: el jubilado que compra la botella de butano, el trabajador que debe ir a trabajar  a su empresa en su coche, el estudiante que debe coger el autobús para ir a la universidad, etc. Los beneficiados, unos pocos. Todos los conocemos. Las multinacionales del petróleo. Y encima nos quieren dorar la píldora. Jesucristo nos dijo que fuéramos hermanos, pero no gilipollas.

    

Cándido Marquesán Millán

10/10/2007 14:12 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Al PP le va la manifestación

     

           

   

Ayer se celebró otra manifestación, la derecha le ha cogido el gusto a la calle y a la pancarta, en la ciudad de Salamanca, para protestar la decisión del Gobierno de devolver documentos del Archivo de la Guerra Civil a la Generalitat de Cataluña. La pancarta de cabecera, de ocho metros de largo y uno de alto, lució el lema: “Por nuestros valores. Por nuestra historia común. Por nuestra dignidad”. No sé cuántos asistieron. Da lo mismo. El Partido Popular ha movido los instintos más primarios de sus correligionarios, recurriendo al anticatalanismo más primitivo. ¡Qué fácil es así mover a las masas¡ ¡Qué desmantelan el Archivo¡ ¡El culpable es Carod Rovira¡ Pues muy bien. Yo querría hacer una breve advertencia a los dirigentes del partido popular. Quien siembra vientos recoge tempestades. La mejor manera de fomentar los nacionalismos periféricos es con manifestaciones como las de ayer. Vamos a ver. Por favor, un poco de sensatez. Toda la documentación que se va a traspasar a Cataluña es el 3% del total, con el beneplácito de la Comisión de expertos. Por cierto, no sin antes dejarla convenientemente microfilmada. Además Cataluña proporcionará más documentación, de la propia. El Archivo no sólo no se va  a desmantelar, todo lo contrario, va a ver incrementados sus fondos. Esa documentación del 3% es catalana, ya que está escrita en catalán. Seguro que Acebes, Lanzarote, y la divina Esperanza; así como todos los asistentes a la manifestación, están siguiendo cursos acelerados en la lengua de Joseph Pla, para leer toda esta documentación.  Además de estar en catalán, se ha generado por instituciones, como la Generalitat, o por partidos políticos catalanes; como también hay documentación de particulares catalanes. Toda se llevó a Salamanca, como botín de guerra, con la finalidad de ejercer una de las represiones más duras que se han hecho nunca en nuestro país. Que se devuelva a sus auténticos propietarios es de justicia y de sentido común. Se debería haber hecho mucho antes. Es una deuda contraída con Cataluña. También los catalanes tienen su dignidad. Así de claro. Con todo lo precedente, que es incuestionable, no puede entenderse que unos dirigentes de un partido con aspiraciones de asumir el gobierno de España, emponzoñen y envenenen la convivencia entre los pueblos de España. Ayer se oyeron en Salamanca insultos contra Cataluña y los catalanes. De Cataluña estuvieron muy pocos, incluido el PP catalán, en la manifestación. Muy bien, vamos por buen camino. Así se fomenta la convivencia entre los españoles.

            La semana que viene se va a celebrar otra., contra la guarrada de las bodas gays. Realmente promete. Ver manifestarse a los ínclitos purpurados, con sus largas faldas, sus áureos crucifijos y sus pesados anillos, es algo que no debemos perdernos. El espectáculo promete. Si además tienen que intervenir las fuerzas del orden público para mantener el orden, porque a algún obispo se le han fundido los cables, será ya la de Dios. De verdad, yo quiero la primera fila.

Por cierto, no recordaba que la semana pasada se celebró otra manifestación. No tuvieron inconveniente los Acebes, Zaplana, la divina Esperanza y Rajoy de jugar con fuego. Ellos sabrán.

 Toda esta actuación cabe enmarcarla en una estrategia perfectamente diseñada para desgastar al Gobierno de Rodríguez Zapatero, unos días antes de las elecciones en Galicia.  No debes preocuparte, Mariano, ya que don Manuel ha orado para que Dios y el apóstol Santiago, den el triunfo a los españoles de “bien”. Los otros, no son españoles, y no traerán más que caos y terrorismo.

 

Cándido Marquesán Millán

           

10/10/2007 18:09 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Algo está cambiando en América Latina

   

            Se están produciendo en América Latina todo un conjunto de acontecimientos  muy interesantes, que pueden suponer importantes cambios políticos, sociales, económicos, etc. El año 2006 fue de urnas, en el que los ciudadanos de 12 países de este subcontinente expresaron su intención de cambiar o mantener la tendencia política gobernante. Lo que sí parece claro es que en la región se ha dibujado un nuevo mapa político, en el que el giro hacia la izquierda se ha  consolidado.

Las corrientes conservadoras  o de centro-derecha se mantuvieron en Honduras, México y Costa Rica. Como el triunfo no fue claro, las de izquierda o más liberales salieron fortalecidas. Puede servir de ejemplo el caso de México, donde  Felipe Calderón pudo tomar a trancas y barrancas las riendas del poder, ya que sólo superó a López Obrador, si aceptamos el recuento del Tribunal Electoral, en unos 200.000 votos.  Únicamente en Colombia, el centro-derecha alcanzó la hegemonía, al ser reelegido Álvaro Uribe.

Las de izquierda de impusieron en Bolivia con Evo Morales (su toma de posesión fue el 22 de enero de 2006); Perú con Alan García; Ecuador con  Rafael Correa; Nicaragua con Daniel Ortega. Reafirmaron su predominio en Brasil con Lula da Silva; en Chile con Michelle Bachellet y en Venezuela con Hugo Chávez.

Estos resultados electorales parecen indicarnos el deseo mayoritario de la población de dar un golpe de timón en un intento de superar o atenuar graves y endémicos problemas: extrema pobreza,  injusta desigualdad, endémica violencia, narcotráfico, delincuencia, desconocimiento de los derechos humanos y una corrupción galopante. Estos años atrás se han vivido bajo el signo de una política neoliberal, del libre mercado, de las privatizaciones, de los duros ajustes en gasto social, de reformas estructurales, promovidas por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Las consecuencias para la mayoría de la población han sido desastrosas. Como ejemplo, puede servir Ecuador; en 1995, el 34% de su población vivía en la pobreza. Hoy el porcentaje supera el 60%. Eso sí, los indicadores macroeconómicos han sido positivos: baja inflación y una tasa de crecimiento del producto interior bruto de casi el 4%.  Como acostumbra a decirse la economía va bien, pero el pueblo va mal. Esta situación es extrapolable a la mayoría de los países de América Latina.

Quien parece va a liderar  el timón de este barco es Hugo Chávez, que en su discurso de toma de posesión ha defendido “El socialismo del siglo XXI”.  El modelo chavista se presenta como una opción que supera todas las restricciones impuestas por la coherencia de las convicciones. Parece ir a contracorriente y con grandes dosis de oportunismo se ha instalado en este tiempo de transición caótica en el que ya no hay paradigmas claros.  Su  simbología es una mezcla dispar y difícil de clasificar. Incluye el icono de Bolívar, la revolución bolivariana, un ingrediente de mesianismo personalista, exacerbado nacionalismo, pronunciado populismo y sobre todo, el antiamericanismo. Esta avalado en su país con el 65% de los votos. Y tiene su principal activo en los petrodólares, que  en los tiempos que corren le abren muchas puertas.

Tampoco es baladí que en la tomas de posesión de Rafael Correa y Daniel Ortega, ha estado presente el dirigente iraní  Mahmud Ahmadineyad, otro jurado enemigo de EEUU y del Estado de Israel En Managua fue recibido por un sonriente Ortega, quien espera recibir del visitante una valiosa cooperación económica y hasta la condonación de una deuda superior a los 150 millones de dólares que tiene con Irán. En la capital nicaragüense Ahmadineyad, junto con Chávez, anunció la creación de un fondo de 2.000 millones de dólares para apoyo mutuo y de terceros países. Con este dinero se financiarán proyectos de desarrollo productivo en América Latina y África, algo a lo que están obligados aquellos países que cuentan con recurso petrolíferos.

 Considerando los acontecimientos precedentes, no resulta extraño que perspicaces analistas políticos valoren que el periplo del mandatario iraní se inscribe dentro de la estrategia de fortalecer el eje antinorteamericano, que encabezan Venezuela y Cuba, ensanchado ahora por el presidente de Bolivia, Evo Morales, y con el ascenso de Daniel Ortega en Nicaragua y Rafael Correa en Ecuador.

 Habrá que estar con ojo avizor a los acontecimientos futuros que puedan venir del Norte. De verdad,  hay que estar preocupados, antecedentes históricos no faltan. EEUU  en 1823 enunció ya la famosa doctrina Monroe, que le ha llevado a considerar toda América Latina como su patio trasero, en el que puede hacer y decidir a su antojo. En 1904, en otra vuelta de tuerca, se le añadiría el corolario Roosevelt. Principios políticos que no se quedaron en una simple declaración, sino que sirvieron para tratar de legitimar ante el mundo innumerables intervenciones, que no han sido en defensa de los derechos humanos sino para instaurar o apuntalar execrables dictaduras.

 Por ende, sería una osadía por mi parte aventurar cómo podrá irles a todos estos países que valientemente han decidido desligarse de la tutela norteamericana. No obstante, sí que pienso que mejor seguro, peor es imposible, siempre que no saquen a pasear a Monroe.

  

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN

 
10/10/2007 18:11 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Arde Francia

     

Estos días la Francia republicana, laica, orgullosa de sus aportaciones a la historia, con razón suficiente, se está viendo sometida a un autentico movimiento sísmico de contestación social por parte de todo un colectivo de jóvenes, descendientes de inmigrantes africanos, que puede generar profundos cambios políticos y sociales, no sólo en Francia.  A primera vista estos acontecimientos parecían imprevistos, pero nada más lejos de la realidad. Eran previsibles.

Europa ha necesitado hace tiempo rejuvenecerse, y mano de obra abundante y barata, de lo contrario su desarrollo económico hubiera entrado en un colapso lógico. Los demógrafos lo han dicho por activa y por pasiva. No es necesario entrar en más profundidades. Han llegado emigrantes de todos los continentes a mansalva al Reino Unido, Francia, Alemania, y a España, además de a otros países.  En nuestro país, los sudamericanos, africanos o de los países del este, además de inyectar savia nueva han proporcionado mano de obra abundante y barata a la construcción, a la hostelería y al cuidado de ancianos. Además han contribuido con sus cotizaciones al superávit de la Seguridad Social. Obviamente han usado los servicios de educación y de sanidad. Esta última circunstancia nos resulta, a veces, menos grata.

Las primeras generaciones de emigrantes, agradecidos por su acogida, teniendo en cuenta las penalidades de sus países de origen, en muy pocas ocasiones han planteado problemas de convivencia, lo que no significa que se hayan integrado plenamente y hayan renunciado a sus raíces primigenias. Es lo que ocurrió en Francia hace 40 o 50 años, o lo que está pasando en España ahora.

Los que se han rebelado en Francia son los hijos o nietos de los primeros emigrantes, poniendo en evidencia un fracaso estrepitoso del modelo de integración francesa. El régimen republicano de nuestro país vecino pensó que tarde o temprano, como cae una fruta madura por su peso, todos los emigrantes, independientemente de su procedencia, se sentirían orgullosos de sentirse franceses. Mas parece que no ha sido así. Esos jóvenes pirómanos que están poniendo en un grave aprieto al gobierno de Villepin, son franceses jurídicamente, pero se sienten marginados. La mayoría de los detenidos tiene menos de 18 años y los agitadores tienen entre los 14 y 26 años. Son jóvenes, muy jóvenes. Viven en los muchos grands ensembles construidos entre 1955 y 1975 en los suburbios de las grandes ciudades francesas en un intento de dar respuesta a la enorme crisis de vivienda que padecía el país. Hoy estos lugares están poblados mayoritariamente de minorías étnicas, sobre todo norteafricanos y subsaharianos. Allí ha nacido y crecido ya una generación, francesa por vivencia  y nacionalidad. Pero, como dijo en cierta ocasión Laurent Fabius, siendo primer ministro: sí, son franceses, pero no como los demás. Y este sentimiento lo han tenido desde su niñez, al estar viviendo en unos espacios en los que se les está negando su futuro, su presente y su pasado. Su futuro es sombrío, ya que se educaron en unas escuelas públicas, donde se concentraron minorías étnicas, con escasos apoyos de sus familias y con unos maestros desilusionados. Tienen un futuro incierto y con escasez de horizontes personales. Se les niega también su presente por su escaso nivel formativo y que no tienen otra vía de escape que huir en coche a la gran ciudad. Tienen sus ídolos como Zidane, pero es algo inalcanzable. Quieren ser protagonistas, por ello queman coches,  es la única manera de salir en los medios de comunicación. Se les niega, por último, su pasado, al obligarles a ser franceses, independientemente de su religión, de su raza o de su origen.

Un acontecimiento de esta trascendencia y que todavía no es posible medir sus consecuencias, para ser estudiado en profundidad requiere cierta perspectiva histórica. Hace falta cierta lejanía, no valen los primeros planos. Con cierta cautela los sociólogos y politólogos se han visto sorprendidos. No saben y no contestan. Se hacen preguntas. La pregunta, decía Heidegger, es la suprema forma del saber. ¿Una revuelta sin intelectuales? ¿Dónde están los inspiradores del Otoño francés? ¿En ausencia de intelectuales, cuáles son los materiales de su doctrina? Acaso puedan estar en las letras de las canciones de Zebda, un grupo musical de fusión (mezcla de rap, rock y otros) de la ciudad de Toulouse. Sus intelectuales son beurs (palabra que significa árabe nacido en Francia de padres inmigrantes), como ellos, que hablan y piensan como ellos. El estribillo de double peine( doble condena), dice así: Yo soy aquel que han castigado dos veces, aquí y también allá. Se me acusa de todas las trampas, cuatros esposas y varias concubinas. Son rechazados en Francia y lo fueron en su país de origen.

Su canción más conocida es Le bruit et l´odeur. Es una polémica frase dicha en 1991 por Chirac en la que reflejaba todos los tópicos sobre la inmigración árabe musulmana. Se refería a toda una serie de incomodidades que padece un trabajador francés y su mujer, que gana cerca de 15.000 francos ( unos 2.000 euros) y que tienen en el rellano de su escalera a una familia amontonada, con un padre, tres o cuatro esposas y una veintena de hijos y que gana 50.000 francos de ayudas sociales sin apenas trabajar. Si a esto se le añade el ruido y el olor, pues bien, el trabajador francés se vuelve loco. Y decir esto no es ser racista. El ruido y el olor se convirtió en el himno de revuelta de estos jóvenes beurs, lo que no significa que el grupo Zebda haya incitado este furor pirómano de coches, de escuelas, parvularios, bibliotecas, gimnasios, almacenes y mobiliario urbano. Lo que sí parece incuestionable es que las letras de sus canciones han aportado las señas de identidad a estos jóvenes descendientes de inmigrantes.

Con todo lo precedente, en todos estos grands ensambles se acumuló gran cantidad de material inflamable. Sólo se necesitaba. una chispa. Los grandes incendios se inician con una cerilla. La chispa fue la muerte, el pasado 27 de octubre, de dos chicos, Ziad Benna y Bouna Traores, de 17 y 15 años, al refugiarse, al ser perseguidos por la policía, en las instalaciones de la compañía eléctrica EDF. El ministro Sarkozy, ha echado más leña al fuego, llamándoles racaille (chusma), y les ha certificado que son franceses de segunda.  Además el primer ministro, Villepin, al exhumar una ley de 1955, de tiempos de guerra de Argelia, para decretar el toque de queda en los barrios de la revuelta, les ha vuelto a recordar a esos jóvenes sus orígenes y su doble condena. Se les vuelve a tratar como a sus abuelos.

De momento, en nuestro país estos peligros parecen lejanos. No obstante, debemos aprender de los errores ajenos.

  

Cándido Marquesán Millán

10/10/2007 18:13 dorondon Enlace permanente. sin tema Hay 3 comentarios.

El cenagal de la guerra de Irak

                       

  

            Todo lo relacionado con la invasión y guerra de Irak, huele a nauseabundo. Cuanto más tiempo pasa todo parece más corrupto. Por si todavía no fuera bastante con todo lo ya ocurrido en esa tierra, cargada de historia, ahora nos vemos sorprendidos por las imágenes de el dominical “News of the World, tomadas en vídeo supuestamente por un cabo a principios de 2004. La grabación, que no tiene desperdicio, muestra golpes, puñetazos y hasta 42 patadas a cuatro adolescentes iraquíes, propiciadas por valerosos soldados británicos. Naturalmente, era previsible, que el líder laborista y primer ministro británico, Tony Blair, haya salido a la palestra para decir que promete investigar los presuntos abusos. Además, también era previsible, que haya dicho que la abrumadora mayoría de soldados británicos, en Irak y en cualquier lugar, se comporta de manera apropiada y que está haciendo un gran trabajo para su país y por el mundo entero; y que por ello merecen todo nuestro apoyo por el trabajo que están haciendo. Estas imágenes no han sido las primeras, ni serán las últimas.

            Los abusos me producen asco, pero en menor cuantía que las palabras de Tony Blair. No quiero consumir más letras en comentarlas. No merece la pena. Todo en esta guerra es lamentable. El inicio, el desarrollo y su posible final. Pero qué podíamos esperar si tenemos en cuenta que toda esta empresa ha sido dirigida desde los Estados Unidos y por su ínclito Presidente George W. Bush., y con el apoyo incondicional de Blair y Áznar, que debieron pensar, al hacerse la foto de las Azores, que iban a pasar a la posteridad, como lo hicieron Stalin, Roosvelt y Churchill  en la celebérrima de la Conferencia de Yalta. De verdad, se han cubierto de gloria. Mas de gloria pútrida.  Con la excusa de derribar al Dictador Sadam Hussein, se pergeñaron toda una sarta de mentiras, como la de las armas de destrucción masiva y de defensa de la democracia. Llueve sobre mojado. No es necesario insistir en demasía. Nos han mentido tantas veces, que una más no debe producir extrañeza. Ya conocemos todos, cómo los Estados Unidos, que se autodenominan “imperio de la paz”, “imperio de la libertad”, e incluso “imperio democrático” se las gastan. Basta recordar cómo este Imperio derrocó gobiernos en Irán y Guatemala, siendo presidente Eisenhower; en Chile con Nixon en 1973, y en guerras preventivas: contra Nicaragua, durante la década de los ochenta del siglo pasado, siendo presidente Ronald Reagan; contra Irak en 1991 siendo presidente George H. W. Bush; contra Afganistán en 2002 y contra Irak, de nuevo, en 2003, las dos últimas bajo la presidencia de George W. Bush hijo, y en amenazas contra otros países como Corea del Norte e Irán. Podríamos poner muchos más ejemplos.

            Bush se cree bendecido por Dios para realizar una misión histórica y tiene la convicción de estar dirigiendo el país del “Destino Manifiesto”. Bastantes fundamentalistas religiosos americanos le han hecho creer que es el enviado de Dios, en una especie de providencialismo. En la cruzada contra el Eje del Mal, Dios está de su lado. Su misión imperial es de derecho divino. Ese providencialismo desemboca inexorablemente en un teísmo político, más  propio de sistemas teocráticos, propios del Medievo, que democráticos, y por ello utiliza a Dios como legitimador de determinadas actuaciones políticas. Bush ha dicho que ha llegado a ser gobernador  de Texas, merced a un designio divino.

            Además, todo el discurso y la actividad política de Bush demuestra una concepción maniquea de tonos apocalípticos, que sirve de justificación para cualquier actuación El representa el Bien Absoluto y otros, en contraposición irreconciliable, el Mal Absoluto. Blanco y Negro, sin matices. Por ello Estados Unidos es el país que representa el Eje del Bien, como no podía ser de otra manera, de ahí su indiscutible legitimidad para luchar contra el mal. Así lo reconocía Bush en una conferencia de prensa en octubre de 2001, con un infantilismo rayano en la estupidez, a no ser por el cinismo que se esconde: “Me confunde ver que hay tanto malentendido de lo que es nuestro país, y que la gente nos pueda odiar. Simplemente no puedo creerlo, porque yo sé cuán buenos somos. Tenemos que hacer un mejor trabajo al representar a nuestro país en el mundo. Tenemos que explicar a la gente de Oriente Medio, por ejemplo, que es contra el mal contra el que estamos luchando, no contra ellos”.  

            Este maniqueísmo implica que hay que tomar postura; no vale la indiferencia o la neutralidad. O se está con el Imperio del Bien o se está con el Imperio del Mal. Esto justifica también una venganza implacable. El primer nombre que se dio a la operación militar contra Afganistán en respuesta a los atentados del 11-S, fue “Justicia Infinita”. Esta expresión supone la puesta en marcha la ley del talión. El conflicto por ello se convierte así en una Guerra Santa. Para conducirla a buen término no se deben reparar en medios, de ahí un militarismo a ultranza con los consiguientes y justificados incrementos en presupuestos armamentísticos. Debemos, tenemos que estar seguros. La defensa de la gran nación justifica la extensión de la violencia y de la muerte por todo el mundo, sin detenerse en la población civil, sean ancianos o niños, como está ocurriendo actualmente en Irak. No tiene muchos prejuicios morales Bush, si tenemos en cuenta que durante su mandato de gobernador en Texas fueron ejecutadas 152 personas. Un buen currículo para acceder a la Presidencia de los Estados Unidos. A este individuo, le siguieron a pies juntillas, Blair y Aznar. Triste, lamentable y pútrido. Y todavía hay quienes critican el haber salido de este cenagal. Incomprensible.

   

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN

10/10/2007 18:17 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El fin justifica los medios

 

 

 

 

 

            Todos estamos comprobando, hace ya tiempo, el estado de crispación y de desconcierto que se está sembrando en la sociedad española como consecuencia de los acontecimientos relacionados con el terrorismo de ETA. El tema es extraordinariamente complicado y de difícil solución y que puede acarrear graves consecuencias para la convivencia en el futuro, por lo que algunas fuerzas políticas deberían ser especialmente cuidadosas y discretas a la hora de tocar esta cuestión.

            El Gobierno de Rodríguez Zapatero, reconociendo la existencia del conflicto en Euskadi, primera condición para su solución, tendió puentes e intentó el acercamiento al entorno de ETA en aras a la consecución de la paz, tras el manifiesto de la tregua. Los Gobiernos del PP hicieron ya lo mismo y la oposición no se rasgó las vestiduras, manteniéndose en un segundo plano, siendo especialmente discreta, respetando y apoyando la política del Gobierno. Ese parece ser el camino y no hay otro. Los partidos políticos deben ir todos a una y en la misma dirección; de lo contrario el fracaso puede ser estrepitoso.  El intento de Rodríguez Zapatero ha sido loable, mas probablemente no debería haberse embarcado en este más tenebroso, sin contar la implicación y apoyo del otro gran partido de carácter estatal.

             Admitido lo anterior, cabe decir que una vez perdieron las elecciones en marzo de 2004, los dirigentes populares han seguido una política de hostilidad constante contra el Gobierno, que ha generado un estado de crispación en la sociedad española, desconocido desde tiempos de la Transición, e imprevisible en cualquier país avanzado.  Esta actuación de los populares pudiera explicarse por el enfado que les causó la imprevista derrota electoral del 14-M. O quizás se debiera a que tomaran las riendas del partido los halcones. O podría ser a que el PP eligió ex profeso la estrategia de la confrontación permanente, como la única manera de alcanzar el poder.  Lo que si parece cierto es que desde el 14-M los Rajoy, Acebes, Zaplana y CIA. han dado muestra de un nerviosismo, nada conveniente, en la actuación política.

La actual dirección del PP da la sensación de ser  auténticos kamikazes. Parecen movidos por la desesperación. Son todo un conjunto de políticos que, como no tienen futuro, no tienen nada que perder. Si, tras la derrota electoral del 14-M, el partido hubiera llevado a cabo un congreso y hubiera hecho una autocrítica, se hubiera dado paso a una nueva generación de políticos que, libres y no comprometidos con el pasado, estarían haciendo una oposición útil para la sociedad y más legitimable. Como saben que todo se lo juegan a una carta, no tienen problema alguno en embarcar a todos correligionarios y a todos aquellos sectores de la sociedad que puedan embaucar, con el apoyo incondicional de determinados periódicos y emisoras de radio, en un viaje que no tiene otro objetivo que derrocar al Gobierno de Rodríguez Zapatero. Primero se inventaron la mentira de la conspiración en la masacre del 11-M. ¡Qué de cosas hemos tenido que oír un día tras otro, tratando de vincular estos atentados con la banda terrorista de ETA! Mas la verdad desagradable asoma, y a la trama islamista se le cae el velo, y en el tercer aniversario, el juicio está demostrando que no hay rastro alguno de ETA. Como esto ya lo sabían, han tenido que montar otra gran mentira. Independientemente que el Gobierno socialista haya podido cometer errores en todo el proceso de negociación con ETA, lo que parece indubitable es que por primera vez en la historia de nuestra reciente democracia un gran partido, que ha detentado el Gobierno de España, y que cabe pensar que lo hará en el futuro, ha decidido servirse con fines partidistas de la política antiterrorista del Gobierno de Rodríguez Zapatero. Es posible que los socialistas hayan errado en su cálculo, al pensar que podían afrontar, sin el concurso de la oposición, un final pactado de ETA. Probablemente han calibrado mal también, las repercusiones en la opinión ciudadana de su actuación en el caso De Juana; pero lo que no se puede decir, de ninguna manera, que Rodríguez Zapatero sea cómplice de los terroristas; que el PSOE sea un traidor a la patria, o que el Gobierno esté vendido a ETA. Los dirigentes del Partido Popular saben perfectamente que no es así, y a pesar de saberlo, han decidido tirar por la calle del medio y jugar con los sentimientos de una parte importante del pueblo español con fines partidistas. No se puede decir ante cientos de miles de españoles que España está en peligro, a no ser a costa de una gran irresponsabilidad .

Rodríguez Zapatero tiene argumentos de peso suficientes para justificar la atenuación de la pena de De Juana. Doscientos penalistas-catedráticos y profesores titulares, jueces y fiscales- de toda España han suscrito un comunicado en el que expresan su plena conformidad con la medida de prisión atenuada acordada por Instituciones Penitenciarias, con el aval del juez de vigilancia penitenciaria de la Audiencia Nacional. El documento señala que la medida fue propuesta por la junta de la prisión Madrid VI y asumida por el juez que tutela el cumplimiento de las penas impuestas por la Audiencia Nacional. El escrito subraya que no se ha concedido a De Juana beneficio penitenciario alguno, sino que la decisión se realiza en estricto cumplimiento de la legalidad vigente. Los penalistas han dicho que el Estado de derecho: “Ha de tener por principio fundamentalmente los de la tutela de la vida, y de humanidad en el uso del derecho penal y en el tratamiento penitenciario”. Como vemos argumentos no le faltaban a ZP, por ello no debería haber entrado al trapo de justificar su decisión a través de la miseria de los otros. Los populares, auténticos trileros, le tendieron la trampa. Y cayó, aunque en parte se puede justificar porque estaba hasta las narices de mentiras y de manipulación de la verdad. Los populares son hábiles y tramposos. Y nos vienen ahora con la monserga de defender la libertad y España. ¡Qué desvergüenza! Ellos tienen muy claro lo que es verdaderamente importante. La finalidad última es alcanzar el poder, como sea y lo más pronto posible. Nunca pudo usarse con más exactitud la frase de Maquiavelo: El fin justifica los medios.

 

 

 

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN

11/10/2007 16:35 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El lodazal de la guerra de Irak

                                   

 

 

 

            Todo lo relacionado con la invasión y guerra de Irak, huele a podrido.  Cuanto más tiempo pasa todo parece más deshumanizado. Todo en esta guerra es lamentable. El inicio, el desarrollo y su posible final. Lo más grave que está ocurriendo es que ya nos hemos insensibilizado ante el goteo continuo de muertes, todavía más ahora con el  actual protagonismo de la Guerra en el Líbano. Si un día mueren 50, al día siguiente son 60. Estas noticias dejan de ser noticia.  Por cierto, mientras estoy escribiendo estas líneas, escucho en el Telediario que en las ciudades de Sadr y Kirkuk se han producido unos atentados, con 60 muertos. No sé si son sunníes o chíies. Da igual. Pero no quiero, no debo acostumbrarme a que todos los días se produzca semejante hemorragia humana. Todavía debe de quedar algo de sentido común en el ser humano. Algo debemos hacer, aunque ignoro el qué. Ahora estamos interesados por Hezbolá, Hamas, Gaza, Olmert y el Líbano. Esto va de modas. La noticia es cosa de marketing. 

No obstante,  lo que está pasando en este país, una de las cunas de la civilización humana era predecible. Pero qué podíamos esperar si tenemos en cuenta que toda esta empresa ha sido diseñada desde los Estados Unidos y por su ínclito Presidente George W. Bush., y con el apoyo incondicional de Blair y Áznar, que debieron pensar, al hacerse la foto de las Azores, que iban a pasar a la posteridad por instaurar un nuevo Orden Mundial, como lo hicieron Stalin, Roosvelt y Churchill  en la celebérrima de la Conferencia de Yalta. De verdad, se cubrieron de gloria. Mas de gloria pútrida.  Con la excusa de derribar al Dictador Sadam Hussein, se pergeñaron toda una sarta de mentiras, como la de las armas de destrucción masiva y de defensa de la democracia. Llueve sobre mojado. No es necesario insistir en demasía. Nos han mentido tantas veces, que una más no debe producir extrañeza. Ya conocemos todos, cómo los Estados Unidos, que se autodenominan “imperio de la paz”, “imperio de la libertad”, e incluso “imperio democrático” se las gastan. Basta recordar cómo este Imperio derrocó gobiernos en Irán y Guatemala, siendo presidente Eisenhower; en Chile con Nixon en 1973, y en guerras preventivas: contra Nicaragua, durante la década de los ochenta del siglo pasado, siendo presidente Ronald Reagan; contra Irak en 1991 siendo presidente George H. W. Bush; contra Afganistán en 2002 y contra Irak, de nuevo, en 2003, las dos últimas bajo la presidencia de George W. Bush hijo, y en amenazas contra otros países como Corea del Norte e Irán. Podríamos poner muchos más ejemplos.

            Bush se cree bendecido por Dios para realizar una misión histórica y tiene la convicción de estar dirigiendo el país del “Destino Manifiesto”. Bastantes fundamentalistas religiosos americanos le han hecho creer que es el enviado de Dios, en una especie de providencialismo. En la cruzada contra el Eje del Mal, Dios está de su lado. Su misión imperial es de derecho divino. Ese providencialismo desemboca inexorablemente en un teísmo político, más  propio de sistemas teocráticos, propios del Medievo, que democráticos, y por ello utiliza a Dios como legitimador de determinadas actuaciones políticas. Bush ha dicho que ha llegado a ser gobernador  de Texas, merced a un designio divino.

            Además, todo el discurso y la actividad política de Bush demuestra una concepción maniquea de tonos apocalípticos, que sirve de justificación para cualquier actuación El representa el Bien Absoluto y otros, en contraposición irreconciliable, el Mal Absoluto. Blanco y Negro, sin matices. Por ello Estados Unidos es el país que representa el Eje del Bien, como no podía ser de otra manera, de ahí su indiscutible legitimidad para luchar contra el mal. Así lo reconocía Bush en una conferencia de prensa en octubre de 2001, con un infantilismo rayano en la estupidez, a no ser por el cinismo que se esconde: “Me confunde ver que hay tanto malentendido de lo que es nuestro país, y que la gente nos pueda odiar. Simplemente no puedo creerlo, porque yo sé cuán buenos somos. Tenemos que hacer un mejor trabajo al representar a nuestro país en el mundo. Tenemos que explicar a la gente de Oriente Medio, por ejemplo, que es contra el mal contra el que estamos luchando, no contra ellos”.  

            Este maniqueísmo implica que hay que tomar postura; no vale la indiferencia o la neutralidad. O se está con el Imperio del Bien o se está con el Imperio del Mal. Esto justifica también una venganza implacable. El primer nombre que se dio a la operación militar contra Afganistán en respuesta a los atentados del 11-S, fue “Justicia Infinita”. Esta expresión supone la puesta en marcha la ley del talión. El conflicto por ello se convierte así en una Guerra Santa. Para conducirla a buen término no se deben reparar en medios, de ahí un militarismo a ultranza con los consiguientes y justificados incrementos en presupuestos armamentísticos. Debemos, tenemos que estar seguros. La defensa de la gran nación justifica la extensión de la violencia y de la muerte por todo el mundo, sin detenerse en la población civil, sean ancianos o niños, como está ocurriendo actualmente en Irak. No tiene muchos prejuicios morales Bush, si tenemos en cuenta que durante su mandato de gobernador en Texas fueron ejecutadas 152 personas. Un buen currículo para acceder a la Presidencia de los Estados Unidos. A este individuo, le siguieron a pies juntillas, Blair y Aznar. Triste, lamentable y pútrido. Y todavía hay quienes critican el haber salido de este lodazal. Incomprensible.

 

 

 

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN

11/10/2007 16:36 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Es la hora de la Política

 

 

 

 

 

Uno de los problemas más complejos de resolver en el momento político actual, es el nacionalista. Nada nuevo. Desde hace unos 100 años la clase política no ha sabido abordarlo ni encontrar una solución adecuada, y cuando parecía hallarse,  se abortó de cuajo el intento por parte de la dictadura franquista. Se abordó de nuevo con la Constitución de 1978, mas no debió ser suficiente, ya que el problema sigue estando ahí. Quien lo ignore es un iluso, desconectado de la realidad. Uno de los intelectuales más perspicaces de la historia de España, Ortega y Gasset, lo expresó ya con nitidez en las Cortes de la II República, al decir: reconozcamos que hay de sobra catalanes que, en efecto, quieren vivir aparte de España. Ellos son los que nos presentan el problema: ellos constituyen el problema catalán, del cual yo he dicho que no se puede resolver, que sólo se puede conllevar. Frente a estas palabras, que reconocen la existencia del problema; y reflejan gran pesimismo para encontrar una posible solución; podemos contraponer otras, dichas en la misma época y lugar por uno de los más grandes políticos de la Historia de España,: Cataluña dice, los catalanes dicen: “Queremos vivir de otra manera dentro del Estado español”. La pretensión es legítima. Este es el problema y no otro alguno. Se me dirá que el problema es difícil, ¡Ah!, yo no   si es difícil o fácil, eso no lo sé; pero nuestro deber es resolverlo, sea difícil, sea fácil. Se podría suprimir el problema, de dos maneras. Una, como quieren los extremistas de allá y de acá: separando a Cataluña de España; pero esto, sin que fuese seguro que Cataluña cumpliese su destino, dejaría a España frustrada en su propio destino. Y la otra sería aplastar a Cataluña, con lo cual, sobre desarraigar del suelo español una planta vital, España quedaría frustrada en su interés y su justicia. Hay, pues, que resolverlo dentro de los cauces políticos Estas palabras de Manuel Azaña, muestran que la política está para resolver problemas a la ciudadanía.

Los textos precedentes, podrían haber sido escritos hoy, pueden servirnos para hacernos reflexionar a todos un poco con  cierta templanza y sosiego, algo muy conveniente. Para los dirigentes del Partido Popular, con la aquiescencia y permiso de la COPE, no existe problema alguno. Y si existe lo ha generado artificialmente la actuación irresponsable del Presidente del Gobierno, al despertar entre la clase política catalana unas expectativas infundadas. Mas la solución es fácil, en todo caso. Se toca a rebato a todos sus acérrimos incondicionales a una gran concentración, ya hubo un precedente en nuestra historia, el 28 de julio de 1932 en la plaza de toros de Madrid contra el Estatut catalá. Se concentran todos los de aquí y los de allá,  delante de la Puerta del Sol, kilómetro cero, de donde salen en sentido radial todas las carreteras de España,; se leen 19 artículos, elegidos ex profeso, de la Constitución por representantes de cada una de las entidades autonómicas; de una manera fortuita, el segundo leído por el catalán Enric Jardí: “La constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre ellas”. Como colofón Mariano Rajoy proclama que la única nación es la española. Y el problema deja de existir balsámicamente. Y todo está solucionado. Actuaciones como éstas demuestran mala fe e irresponsabilidad. Manifiestan no entender el problema en toda su complejidad, y para lo único que sirven,  es para enquistarlo todavía más. No se puede dar un portazo en las narices, los ha habido bastantes, a Cataluña. No se puede llevar a las calles un asunto que debería haberse resuelto en la mesa de las negociaciones, ni manipular la información y presentar el Estatut catalá como un ataque a la integridad de España y contra el resto de los españoles; ni encender una hoguera de odios y condenas contra los catalanes. Recomendaría a los dirigentes populares que leyeran las editoriales, del día siguiente a la concentración, de los principales periódicos catalanes; allí podrán ver cómo se respira por aquellos lares. En lugar de fomentar la unidad de España, lo que están consiguiendo es agrietarla, cada vez más.

Frente a éstas actuaciones, hay otras. Por supuesto, llenas de dificultades y de aristas,  que pueden resultar fallidas y con altos costes electorales. Consisten en reconocer el problema, como Ortega y Gasset. Es la primera condición para tratar de abordarlo.  A partir de esta premisa, se debe actuar con tiento, con mesura y grandes dosis de generosidad. En esta línea se actúa por parte del Gobierno de Rodríguez Zapatero. Admite a trámite el proyecto de ley del Estatut de Catalunya, para su debate en el Parlamento español. Algo que no se puede obviar. ¿Cómo se puede rechazar, a no ser un irresponsable, un proyecto de ley, que ha sido pactado por el 88% de las fuerzas políticas catalanas? Puesto sobre la mesa, hay que hablar, dialogar, pactar. No queda otra opción. Es la hora de la Política con mayúsculas, como dijo Azaña. Es el momento del Parlamento, no de la calle. No hay otra opción, así de simple.

 

 

Cándido Marquesán Millán

 

11/10/2007 16:41 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Algunas reflexiones sobre el huracán Katrina

 

 

               

 

 

Lo ocurrido estos días pasados en algunos estados norteamericanos, puede servirnos para hacernos todos unas reflexiones. De entrada, todos creíamos que estas catástrofes sólo eran posibles en países del Tercer Mundo. Hemos comprobado que no es así, ya que han sucedido en el país más poderoso, en apariencia, del mundo, acostumbrado a considerarse el centro del universo. Verse ahora obligado a solicitar ayuda a otros países parece algo fuera de lo común, en una especie de Plan Marshall a la inversa.  Esta circunstancia tiene que servir de cura de humildad para sus ciudadanos, incluido su Presidente.

             Que haya ocurrido esta catástrofe u otra parecida entraba dentro de lo posible. Los Estados Unidos es un país fuerte en apariencia; es un ídolo con pies de barro, ya que tiene muchos y profundos problemas internos y que en los últimos años se han agravado. Su despliegue militar en Irak, sus viajes espaciales a Marte, los premios Nobel en medicina o química, no deben servirnos para ocultar la realidad auténtica. Las bolsas de pobreza son inmensas, sobre todo, entre la población negra o latina. Según la Oficina del Censo, el año 2004, aumentaron 1,1 millones los pobres con respecto al año anterior. Tras descender con Clinton, con Buhs han aumentado en un 17%. Resulta vergonzoso que estén flotando en Nueva Orleans en las aguas pútridas cientos de cadáveres, pero también que en la capital norteamericana la tasa de mortalidad infantil sea el doble que en la china. Según un Programa de desarrollo humano, de la ONU, un niño afroamericano de Washington tiene más posibilidades de perecer en el primer año de vida que en una ciudad india del estado de Kerala. En Estados Unidos ha aumentado la tasa de mortalidad infantil, algo que no ocurría desde el año 1958. En el año 2004 había 37 millones de pobres, la mitad de ellos niños. Existen 45,8 millones de ciudadanos sin protección de la Seguridad Social. Todo esto es obra del gobierno Bush. Lo ha conseguido, aunque no lo cuenta, gracias a los recortes presupuestarios, las bajadas de impuestos y el incremento de gasto militar, lo que le ha impedido dedicar partidas presupuestarias al mantenimiento de los diques de contención de Nueva Orleáns y a otros gastos sociales. Ha conseguido debilitar los servicios públicos como sanidad, educación o pensiones como nunca; siguiendo una política neoliberal a ultranza, inaugurada por Reagan, que preconiza el adelgazamiento del Estado, para traspasar todo, cuanto más mejor a la iniciativa privada, ya que esta acudirá presta y veloz a solucionar los problemas de los ciudadanos, allí donde estos aparecieran. El espectáculo actual de las calles de Nueva Orleáns nos ha podido servir para constatar la respuesta de la iniciativa privada.

            Su presidente dijo que esta catástrofe era impredecible. No es cierto. Ya hacía tiempo se había dicho  que existían 2 posibles y factibles peligros; el derrumbe de los diques de contención y las dificultades de una evacuación. Por cierto, en el desencadenamiento de este desastre, Sr. Bush, algo tendrá que ver  su no ratificación del Protocolo de Kyoto

            Con todo lo expuesto podemos entender lo ocurrido en Nueva Orleáns. Mas una vez presentada la catástrofe su ínclito Presidente ha reaccionado tarde y mal.  Faltaba más de 1/3 de la Guardia Nacional de Luisiana y casi la mitad de Misisipí al estar en Irak. No actuaron, como debieran, los Servicios de Protección Civil, al estar más preocupados en la lucha contra el terrorismo y la vigilancia en las fronteras para controlar la entrada de emigrantes, que en proteger a los ciudadanos norteamericanos en un desastre de la naturaleza. Con Bush no va el tema. El no se siente culpable, por ello ha decidido abrir una investigación para conocer lo que ha ocurrido. ¡Hace falta ser cínico! Claro que es responsable y mucho. Mas qué se puede esperar de un personaje que en una conferencia de prensa del 15 de octubre de 2001, con una simpleza rayana en la estupidez, si no fuera por el cinismo que esconde, pudiera decir algo, como lo que sigue: “Me confunde ver que hay tanto malentendido de lo que es nuestro país, y que la gente nos pueda odiar…Simplemente no puedo creerlo, porque yo sé cuán buenos somos. Tenemos que hacer un mejor trabajo al representar a nuestro país en el mundo. Tenemos que explicar a la gente de Oriente Medio, por ejemplo, que es contra el Mal contra el que estamos luchando, no contra ellos”.

 

 

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN

                       

           

11/10/2007 16:43 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Julián Casanova

 

 

 

Que el turolense de Valdeagorfa, Julián Casanova, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza, haya sido nombrado Hijo Adoptivo de la ciudad de Zaragoza, me produce una gran alegría. Sabido es que esta tierra nuestra se muestra más partidaria de reconocer los méritos de aquellos que llegan de fuera, que de los que son de aquí dentro. Esta circunstancia ha sido una constante histórica. Sus méritos científicos son más que notables. Es un riguroso y comprometido historiador, con una amplísima bibliografía; minucioso a la hora de buscar la verdad histórica a la que, como especialista que es, siempre apoya con una extensa documentación.

 

Su obra más destacada es la siguiente: Anarquismo y revolución en la sociedad rural aragonesa, 1936-1938 (1985); La historia social y los historiadores (1991); De la calle al frente. El anarcosindicalismo en España, 1931-1939 (1997, editado en inglés, Londres y Nueva y York, (2005)); La Iglesia de Franco (2001, bolsillo 2005); Anarquismo y violencia política en la España del siglo XX (2007) o República y guerra civil. Volumen 8 de Crítica-Marcial Pons (2007). Es compilador de obras como Guerras civiles en el siglo XX (2001) y Morir, matar, sobrevivir. La violencia en la dictadura de Franco (2002); además de coautor de El pasado oculto. Fascismo y violencia en Aragón, 1936-1939 (1992) y Victimas de la guerra civil (1999). De entre todas ellas merecería destacarse, además e sus estudios del anarquismo,  El pasado oculto. Fascismo y Violencia en Aragón, 1936-1939, que realizó junto con las profesoras Angela Cenarro, Julita Cifuentes, Mª Pilar Maluenda y Mª Pilar Salomón. Esta obra documentada y valiente, ha servido para sacar a la luz y para reconocer a miles de aragoneses que murieron en el lado republicano, y que fueron víctimas de la represión franquista durante la guerra civil y los primeros años de la posguerra. Su primera edición fue del año 1992, y ha vuelto a reeditarse por sus méritos.

 

Es asiduo colaborador del periódico El País, donde escribe artículos valientes y comprometidos. También es asesor de numerosas Revistas de Historia.

 

 Con este bagaje no resulta sorprendente que Casanova haya sido profesor visitante en el Queen Mary College, University of London (1985-86), en el Center for European Studies, Harvard University (1991-1992), en The Kellogg Institute y Nanovic Center for European Studies (University of Notre Dame, 1998 y 2002 respectivamente), en la New School for Social Research, Nueva York (2004 y 2006), en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), Quito, Ecuador (1994), y en la Universidad Industrial de Santander, Bucaramanga, Colombia (1997).

 

Hay otro aspecto de su actividad profesional que merece destacarse. Muchos profesores universitarios están volcados casi con exclusividad en su labor investigadora y se olvidan de su tarea docente. No es el caso de Casanova. Es un extraordinario docente. La valoración que hacen de él sus alumnos lo demuestran fehacientemente. Por ende, sus clases están abarrotadas de alumnos. Es importante lo que explica y por como lo transmite. Se nota que ama la historia como pocos.

 

 También, ha sido durante varios años coordinador de la asignatura de Historia de España de 2º de Bachillerato del Distrito Universitario de Zaragoza. No sin polémicas, sus orientaciones han servido para que todos los alumnos aragoneses conocieran los períodos de la II República, la Guerra Civil y el Franquismo. Algo totalmente necesario e imprescindible, ya que muchos profesores nos habíamos acomodado a explicar otros momentos y otros personajes de la Historia de España.

 

No hay que olvidar que son ya numerosos los historiadores aragoneses que se han ido formando al amparo de sus indicaciones y de su ejemplo. En definitiva, está creando escuela.

 

Es momento de felicitarnos que un bajoaragonés de Valdeagorfa se vea reconocido por la ciudad, que le acogió desde su primera juventud, y donde ha desarrollado su encomiable y fecunda carrera profesional. Y su juventud nos hace esperar que todavía será mucho más larga.

 

¡Felicidades, Julián!

 

Cándido Marquesán Millán

 

11/10/2007 16:44 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

algunas consideraciones sobre el discurso del General

 

 

 

            Todos aquellos, que nos sentimos demócratas, nos hemos sentido profundamente consternados por el discurso pronunciado en la fiesta de la Pascua Militar, por el general Mena Aguado. A estas alturas, metidos en la Unión Europea y la OTAN, resultan anacrónicas esas palabras, que nos recuerdan viejos y caducos tiempos. No insisto en todo lo que ya se ha dicho en estos días: que en un sistema democrático el ejército debe estar subordinado al poder civil. Es algo obvio. Voy a reflejar, en cambio, algunos acontecimientos históricos, que pueden hacernos pensar a todos un poco.  

Ya conocemos los acontecimientos del Cu-Cut, periódico satírico de la derecha regionalista catalana, que se atrevió a publicar un chiste gráfico en su número de 23 de noviembre de 1905, en el que uno de sus personajes se refiere al festejo gastronómico con estas palabras: “¿De la victoria? ¡Ah!, vaya, serán paisanos”. El 25 de noviembre, oficiales de la guarnición de Barcelona arrasaron el local de la imprenta del Cu-Cut y saquearon las oficinas del periódico junto a las de La Veu de Catalunya, órgano de la Lliga. Un año después llegaría la lamentable Ley de Jurisdicciones.

Igualmente es conocido el movimiento de las Juntas Militares de 1917, a modo de sindicalismo castrense, que no respetaron el poder civil. Del mismo modo la Dictadura de Miguel Primo de Rivera, con el beneplácito del Alfonso XIII, justificada por algunos en base al problema de Africa, el terrorismo de la ciudad condal o la cuestión social. El manifiesto dirigido al país, terminaba de la siguiente guisa:  “Este movimiento es de hombres: el que no sienta la masculinidad completamente caracterizada, que espere en un rincón, sin perturbar los días buenos que para la patria preparamos. Españoles: ¡Viva España y Viva el Rey!”.

Después del fallido intento de Golpe de Estado del general Sanjurjo del 10 de agosto de 1932, llegamos inexorablemente, al día fatídico de 18 de julio de 1936, en el que Don Francisco Franco Bahamonde, General de División y Jefe de las Fuerzas Armadas, no tuvo impedimento moral alguno, sin respetar la Constitución que había jurado defender, para lanzar a la cara del país el siguiente Manifiesto: “Una vez más el Ejército, unido a las fuerzas de la Nación, se ha visto obligado a recoger el anhelo de la gran mayoría de los españoles, que veían con amargura infinita, desparecer lo que a todos puede unirnos en un ideal común, ESPAÑÄ”. Todo lo que vino después, todos lo conocemos, aunque algunos pretenden ignorarlo y otros justificarlo, como los Pío Moa o César Vidal.

Que en el año 1981, el coronel Tejero, entrase a saco en el Congreso de los Diputados, teniendo en cuenta que estábamos inmersos aún en plena Transición Democrática, en la que muchos hicieron profundos sacrificios de amnesia en aras a la reconciliación nacional,  podía entenderse, aunque nunca justificarse. Mas  en pleno siglo XXI venir con éstas, parece un mal sueño. En algunos momentos debemos pellizcarnos, para creer que no es producto de la pesadilla en una larga noche de insomnio. Hoy, todos los españoles de bien nos hemos sentido apesadumbrados, ya que pensábamos, que los pronunciamientos o golpes de estado eran algo que pertenecía al remoto pasado.  Que todavía aparezcan salvapatrias, personajes que puedan sentirse salvadores de la patria, resulta grotesco y lamentable. Por ello hemos merecido la atención de editoriales de grandes periódicos extranjeros, como Financial Times, The Guardian, Le Figaro o Le Monde. Nos ha cubierto de gloria el general.

Con ser triste lo anterior, lo es más todavía el comprobar los comentarios vertidos por los dirigentes del principal partido de la oposición. El Sr. Elorriaga comenta sin reparar en la gravedad de sus palabras, que lo ocurrido es reflejo de la situación que está viviendo el país. Poco después el Sr. Rajoy apuntala que este tipo de cosas no pasan porque sí, y que ha pasado lo que tenía que pasar. Me resisto a pensar que sus 10 millones de votantes puedan pensar lo mismo. Puede hacerse una oposición dura, crítica. Mas todo tiene un límite.

 Acabo estas consideraciones recordando las proféticas palabras de Azaña: “Si triunfara un movimiento de fuerza contra la República, recaeríamos en una dictadura militar y eclesiástica de tipo tradicional. Por muchas consignas que se traduzcan y muchos motes que se pongan. Sables, casullas, desfiles militares y homenajes a la Virgen del Pilar. Por este lado, el país no da otra cosa”.

 

 

Cándido Marquesán Millán Profesor de Historia del IES “Benjamín Jarnés” de Fuentes de Ebro, de Zaragoza.

11/10/2007 16:49 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La derecha de siempre

 

 

 

 

Tenemos una derecha en España que no nos la merecemos. No es necesario ser un avispado analista político para cerciorarse que a buena parte de los dirigentes del partido popular, les costó mucho el asumir la derrota del 14-M. Les cogió de sorpresa. Además no supieron administrar la situación de los terribles atentados, tratando de ocultar la realidad. De esto sabe bastante el señor Acebes, que no tiene impedimento moral alguno de seguir saliendo en los medios de comunicación, tras la sarta de mentiras que nos endosó a todos los españoles en los días previos del 14-M.  Poco a poco no han tenido otra opción que aceptar los hechos consumados de la derrota, lo que no significa que la consideren legítima. No sabemos qué resultados electorales se hubieran producido sin ese cataclismo. La historia se debe limitar a estudiar y tratar de explicar lo que ocurrió, no lo que hubiera ocurrido si no hubiera ocurrido lo que ocurrió. Como no reconocen legitimidad alguna, independientemente de los votos que tenga detrás, al Gobierno de Rodríguez Zapatero; se le debe rechazar todo lo que haga, sea lo que sea.

Estar en la oposición es difícil, y todavía más, cuando resulta inesperada. Mas una  oposición debe mostrar dignidad, credibilidad, coherencia y responsabilidad hacia el Estado. Lo que debería hacer es presentar unas propuestas alternativas, y explicar a los ciudadanos convenientemente que son mejores. Como también hacer una crítica dura y sin concesiones hacia la política gubernamental. Es la sustancia de la democracia. Lo que no se puede, no se debe estar siempre al borde del precipicio, negando al Gobierno todo, sin reconocerle mérito alguno, y predicando la Apocalipsis, ya que de actuar así se desacredita. Pronto podremos ver que el Gobierno será el responsable de la gripe aviar. Tiempo al tiempo. Hemos visto y escuchado tal cantidad de sarta de mentiras a los dirigentes populares, que nuestra capacidad de asombro todavía no se ha agotado Estos comportamientos pueden explicarse porque nunca en nuestro país hemos tenido una derecha civilizada, abierta y auténticamente democrática, como ha sido la normal en otros países de nuestro entorno europeo. Además, como siempre ha detentado el poder, ha considerado e interiorizado que es propiedad suya, con un sentido patrimonial, y si en alguna ocasión la izquierda lo detentaba, se ha aprestado a arrebatárselo con prontitud sin reparar en medios. Tenemos abundantes ejemplos en nuestra historia de esta actuación. No es necesario repetirlos. Ahora su actuación sigue siendo igual, para desbancar del poder a los socialistas, usa todo, sea lo que sea, sin importarle poner todo patas arriba y meter el miedo en el cuerpo. El objetivo es volver a recuperar el poder con la mayor prontitud posible. No le importa que se abran brechas profundas en el sistema democrático, al justificar el discurso golpista del general Mena Aguado. Tampoco les importa jugar con fuego, con el tema del terrorismo; cuestionando la actuación de Rodríguez Zapatero, que no es diferente a la del Sr. Aznar. Los dos negociaron. Era su obligación la de tender puentes para alcanzar la paz. Como tampoco les importa enfrentar territorios dentro del Estado español. La desconfianza que han sembrado hacia Cataluña, será muy difícil de recuperar. En una institución de la derecha catalana, como es el Círculo Ecuestre, su presidente Manuel Carreras, le manifestó recientemente al Sr. Rajoy unas palabras duras y implacables, como éstas: No nos gusta ver al PP en los extremismos, se debe evitar la fractura entre Cataluña y España, aunque le reporte votos en otros lugares, no pueden mantenerse dos  años más una situación como ésta

 El PP actúa además dentro de una corriente ideológica, de una derecha ultramontana y montaraz, que se extiende como una marea negra por Europa o América, cuya principal estrategia es estigmatizar al contrario y que piensa que las ideas diferentes son subversivas, letales y por ello deben ser extirpadas. Ellos representan el Bien Absoluto, los otros el Abismo. No hay concesión alguna. Es una concepción maniquea. O blanco o negro.

Que los dirigentes populares actúen, como lo están haciendo, no debe preocuparnos, ya que se desacreditan ellos mismos. Lo grave es que, si tenemos en cuenta los datos de previsiones electorales, según la última encuesta del CIS, vemos que el PP recorta distancias con el PSOE. Un 38% respalda al partido de Rajoy y el 39,6 % está con el Gobierno. Si tenemos en cuenta que en las últimas elecciones generales votamos 25,8 millones, el 38% que respalda a los populares, supone ahora mismo que haya alrededor de 9,8 millones de españoles que, o bien se creen a pies juntillas todo lo que les dicen los políticos del PP o bien están dispuestos a votarles, aunque sepan que son mentiras. No sé cuál de las dos es peor. Como también lo es  el que estén sembrando la crispación en determinados sectores de la población, como nunca la habíamos visto en toda la democracia española; así como los enfrentamientos entre los pueblos de España. Y tampoco sale indemne nuestra reciente democracia. A ellos puede que no les importe, a la mayoría de los españoles de bien, nos duele profundamente. La democracia es tan digna, que con ella no se juega. La democracia no es un regalo del cielo, que viene sin más ni más. Hay que cultivarla y mimarla. Además este sistema político, es el que ha permitido alcanzar unas cotas de bienestar y desarrollo, como nunca las ha habido en esta nuestra querida España.

 

 

Cándido Marquesán Millán

 

11/10/2007 16:51 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La entrevista al abab de Montserrat

 

 

 

                       

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    Recientemente, el día 27 de agosto de 2006, “El País”, publicó una entrevista de la periodista María Antonia Iglesias realizada a Joseph María Soler, abad de Montserrat. Es un documento de enjundia y que aporta una visión crítica a las posturas del sector más intransigente de la Conferencia Episcopal Española, representado por los Rouco, Cañizares o Ureña… Las palabras de este benedictino plenas de sinceridad y contundencia han soliviantado a unos; en cambio, en otros, han sido recibidas como una bocanada de aíre fresco. No se anda con rodeos, dice lo que quiere decir sin ambages ni complejos, y sin importarle que tenga que oírse advertencias, como ya le ha ocurrido, desde la autoridad eclesiástica, de que como monje lo que debe hacer es rezar y callar.

            Hay que leerla con detenimiento. Merece la pena. Si las preguntas son valientes, las respuestas no lo son menos. Lo que allí se dice explícitamente es de tal trascendencia y calado que, cuando menos, debería servir de motivo de reflexión para todos los católicos españoles.  Me limitaré a reflejar a grandes rasgos las principales ideas que aparecen en esta entrevista, interesante por lo que dice y por quien lo dice. Un personaje del que sus homilías son ampliamente escuchadas a través de Radio Estell.

            Está de acuerdo en que la Iglesia está languideciendo, y que cada vez está menos presente en la sociedad, y, lo que es peor, cuando está presente lo está de un modo inadecuado, cuando no ridículo. Y eso es así porque está fallando el lenguaje, el planteamiento demasiado intransigente sobre determinados temas que angustian al mundo moderno. La cuestión que debe plantearse la Iglesia no debe estar relacionada con lo que determinados sectores de la Conferencia Episcopal denominan crisis de fe, sino en tratar de responder a los motivos por los que no hemos sabido conectar el mensaje del Evangelio con las inquietudes de la gente. Como consecuencia de esta debilidad, sectores de Iglesia española reaccionan con justificaciones inexplicables, como el de estar perseguida hoy en España. Algo lejos de la realidad, ya que puede hacer, decir, y manifestar, como lo ha hecho recientemente, lo que le parezca oportuno.  Además, señala que parte de la Iglesia española no ha sabido adaptarse a un sistema democrático, sintiendo añoranza del nacional-catolicismo, y todavía no ha sabido entender que en un Estado aconfesional y laico el legislar  es competencia del Gobierno, y de ninguna manera de la Iglesia, por lo que no debe tratar de imponer  nada a los legisladores. No puede ni debe tratar de que se convierta en delito lo que para ella es un pecado. Un gobierno debe gobernar para toda la sociedad y no sólo para los católicos. Como tampoco ha sabido entender  el fenómeno de la secularización. Naturalmente que puede expresar su opinión, y hablar de la trascendencia del ser humano, ya que esto es enriquecedor, pero, en absoluto, debe de imponer nada a nadie. En este sentido, advierte a la CE que debería tomar buena nota del Papa, en su reciente visita, ya que él vino a proponer cosas positivas, no vino a imponer nada, y, mucho menos, a condenar nada. Esta actitud dialogante y conciliadora, arguye que sorprendió al sector más beligerante de la Conferencia Episcopal. Esa Iglesia española debe entender que lo que tiene que hacer son propuestas para ayudar a la gente, y muchas veces usa un lenguaje demasiado dogmático, en lugar de otro para ser entendido por el otro.

            Además, está en desacuerdo en que sectores de la CE se hayan alineado, a ciegas, con la derecha en determinados planteamientos políticos, como en el tema de los nacionalismos, argumentando que está en peligro la unidad de España; algo que no es cierto. Hemos visto, sigue diciendo, cómo Cañizares, ha querido justificar teológicamente la unidad de España. Algo descabellado. Ya que una cosa es la unidad de la fe, y otra muy diferente la organización política que una sociedad pueda darse.

También, en cuanto a la COPE, lamenta que los obispos  españoles no tengan el suficiente coraje de poner freno a la estrategia de envenenamiento que determinados comentaristas de la cadena están llevando a cabo. Le entristece sobre manera que no haya una mayoría de obispos que no tengan el valor suficiente de poner fin a esta situación que contradice y repugna abiertamente los valores evangélicos y los de la convivencia democrática. Si la CE mantiene en esta línea la emisora no son por razones eclesiales, sino de beligerancia política, para contrarrestar a la Ser, aunque ésta última actúa de muy diferente manera.

Sigue diciéndonos que no entiende ese enfrentamiento, esa desconfianza y ese sentimiento de agravio continuo en relación con el poder político. Crea que la CE debería crear un clima de confianza hacia el poder público. Es cierto que hay sectores unánimes con esta postura, pero hay obispos que piensan que debería la Iglesia española adoptar otra actitud en relación al Gobierno y la sociedad. Debería instaurar otro talante.

A la pregunta envenenada de cómo la Iglesia española acepta las subvenciones del  Gobierno y luego muerde la voz de su amo, responde que el sería partidario de una iglesia pobre y así sería libre. Mas para el desempeño de su misión son necesarias esas ayudas. Además en cuanto a la financiación de la Iglesia, ésta formula es la menos mala, ya que si el Gobierno no la ayudará, ésta no podría desempeñar esas prestaciones sociales que ahora hace y que, por ello, le ahorra al Estado bastante dinero.

Para finalizar quiero manifestarme a corazón abierto para señalar que si voces como éstas, libres, claras, abiertas al mundo moderno estuvieran al frente de la jerarquía española, o cuando menos fueran oídas; es probable, mejor seguro que los templos españoles estarían más llenos de lo que lo están actualmente. Por lo menos así lo veo yo.

 

 

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN

           

11/10/2007 16:53 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La Expo-2008, desarrollo para todo Aragón

LA EXPO DE 2008, DESARROLLO PARA TODO ARAGÓN

 

 

 

                       

            Estamos inmersos todos los zaragozanos en uno de esos momentos históricos trascendentales. Tenemos que ser conscientes de ello. Rara vez se nos va presentar una coyuntura tan propicia de presenciar tantos y tan profundos cambios estructurales, por otra parte necesarios e imprescindibles en nuestra ciudad, si queremos que adquiera una proyección europea. Tal como iban las cosas hasta el inicio del proyecto de la EXPO, daba la sensación que Zaragoza era una ciudad adormecida y sin un proyecto claro al que vincular su futuro. Las potencialidades muchas, aunque sin saber aprovecharlas.  Pocas ciudades tienen la fortuna de tener a sus pies tres ríos, Ebro, Gállego, Huerva; o el Canal Imperial, y sin embargo, son unos auténticos vertederos. Pocas ciudades tienen  unos recursos turísticos tan importantes a nivel artístico, con extraordinarios edificios musulmanes, góticos, mudéjares, renacentistas, barrocos, o modernistas, y sin embargo, las estancias de los turistas son brevísimas. A  pocas ciudades la naturaleza las ha dotado de  una situación estratégica tan óptima; equidistante de los grandes núcleos de población de España, y muy cerca del sur de Francia. Y sin embargo, la ciudad no despegaba. 

Este momento esperanzador podemos compararlo con la Exposición Hispano-Francesa de 1908. Tal año supuso un espaldarazo para Zaragoza, que saldría disparada hacia el siglo XX. Además de los Pabellones de la Exposición, donde se presentaron los últimos avances en agricultura, industria, comercio, y de la Exposición de Arte Retrospectivo con obras que iban desde el románico hasta Goya-, y de la urbanización de la Huerta de Santa Engracia (primer ensanche burgués de la ciudad); quedaron para el disfrute de todos los zaragozanos 3 edificios públicos destinados a la cultura, el Museo Provincial; a la educación, la Escuela de Bellas Artes; y a la beneficencia, la Caridad. Así como monumentos artísticos bellísimos, como el Monumento de Los Sitios o de Agustina de Aragón y a las Heroínas. Todos los zaragozanos debemos estar agradecidos a Basilio Paraíso, ya que consiguió que la empresa llegara a buen puerto, sorteando zancadillas de todo tipo.

            Hoy, cualquier zaragozano o aragonés que se precie, ya que la capital es el corazón de la Comunidad, tiene que sentir un regusto especial al contemplar todos los trabajos que se están realizando en el meandro de Ranillas: trasiego continuo de camiones, numerosas grúas trabajando, edificios  que van surgiendo poco a poco, etc.   La EXPO Zaragoza 2008 será la I Exposición Internacional según el modelo del Bureau Internacional des Expositions. En un principio se pensó para conmemorar el Bicentenario de los Sitios de 1808 en el tema de las catástrofes con carácter bélico, acompañado de un asunto de tipo natural. En 1996 Jerónimo Blasco lanzó un reto con una EXPO sobre los ríos y las ciudades. El BIE consideró que las catástrofes de carácter bélico no encajaban en el espíritu de las muestras internacionales. De ahí que se eligiera  el tema de rabiosa actualidad: Agua y Desarrollo Sostenible. Es vital que los seres humanos tomemos conciencia de la importancia del agua, ya que es fuente de vida, materia prima, es vía de comunicación, así como origen de civilización y cultura. De esto sabe mucho Zaragoza, ya que surgió en clave de agua, en medio de tres ríos y un vado que permitía atravesar el Ebro en determinas épocas del año. Tiene restos arqueológicos vinculados con el agua, de los romanos bronces con jurisprudencia para legislar sobre el agua; de los árabes acequias que todavía se usan; y del siglo XVIII el Canal Imperial, obra de Pignatelli. Aquí reside el primer Órgano integral de gestión de una cuenca fluvial del mundo, la CHE.  Es la 1ª gran ciudad que depura íntegramente sus aguas residuales; ha recibido premios de la UNESCO por proyectos, como Zaragoza, ciudad ahorradora del agua; y celebra Ferias relacionadas con el agua, SMAGUA. Por todo ello se explica la designación de Zaragoza, como punto de encuentro y referente mundial de diálogo sobre el agua. Con ser ya importante lo dicho, los beneficios económicos, una vez que se produzca la inauguración, serán incontables, con los 6 millones posibles de visitantes, con el subsiguiente empuje de todo el sector de servicios. También nuestra ciudad y Comunidad serán conocidas en todo el mundo.

Lo que venga el día después será también muy importante, ya que en el Plan de acompañamiento, se desarrollarán todo un conjunto de proyectos urbanísticos, en la EXPO, la Ciudad y el Entorno, lo que supondrá la recuperación de las riberas de los ríos, ampliación del aeropuerto, y finalización de las vías de circunvalación. Todo el recinto quedará convertido en un parque cultural y científico que convivirá con los usos deportivos y de parque natural del área adyacente al mismo. Los Pabellones Internacionales incluirán espacios modulares que servirán para oficinas y servicios. Las 3 Exposiciones Temáticas (Pabellón Puente, Acuario, y Torre del Agua) así como el Pabellón de España serán equipamientos. El Palacio de Congresos permanecerá como Centro de Convenciones de última generación. El Pabellón de Aragón para Consejería. Y todo un conjunto de espacios comerciales y hoteles, aumentarán la oferta de la ciudad.

            Con todo lo dicho, además de otras cosas que por la brevedad del artículo no pueden ser expuestas, cabe pensar que Zaragoza y Aragón saldrán lanzados con gran fuerza hacia el siglo XXI. Todos debemos darnos por satisfechos, y ser agradecidos con todos aquellos que idearon, y pusieron en práctica este Proyecto, que va a ser posible gracias a la colaboración de las tres Administraciones, la central, la autonómica y la municipal. Son muchos, mas no me resisto en citar especialmente los nombres de Francisco Pellicer y Jerónimo Blasco.

 

 

Cándido Marquesán Millán

11/10/2007 16:54 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La cuestión religiosa en la España actual

 

 

            Una de las asignaturas pendientes de la Transición Democrática en nuestro país es la cuestión religiosa. Las relaciones Iglesia-Estado tal como se establecieron en los Acuerdos de 1976 y 1979, no parecen ser las idóneas en una sociedad democrática. En esas fechas, tanto la Iglesia católica española y el Vaticano por un lado; y, por otro, la clase política, en su mayoría, estaban de acuerdo que el Estado confesionalmente católico heredado del franquismo era un anacronismo en la Europa democrática del momento. Había que establecer las relaciones Iglesia- Estado sobre unas nuevas bases.  Los principales partidos políticos, conocedores de la historia de la II República, no quisieron que nuevamente la “cuestión religiosa” volviera a envenenar la convivencia entre los españoles; y además siendo conscientes de que la Iglesia era todavía una poderosa institución capaz de perturbar una transición tranquila a la democracia, si no se alcanzaba pronto algún acuerdo con ella, se marcaron el objetivo de llegar lo más  pronto posible a un acuerdo negociado con ella. Si éste no se hubiera conseguido, probablemente nuestra Transición Democrática hubiera sido diferente.

            El 28 de julio de 1976 se firmó al primer Acuerdo. Fue un documento breve, de menor extensión que los cuatro posteriores firmados en 1979. Lo fundamental del primero radicaba en que el gobierno renunciaba a sus privilegios de patronato eclesiástico, y la iglesia reafirmaba su lealtad con la libertad religiosa  y su renuncia a determinados privilegios jurídicos del Concordato de 1953. En el intermedio se elaboró la Constitución de 1978, en la que si bien se declaraba  la aconfesionalidad del Estado, por otra parte se contentaba a la Iglesia al señalarse en el art. 16.3: los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones”. Igualmente la Iglesia a través del art. 27 se sintió bastante satisfecha, ya que se reconocía el derecho de los padres a asegurar la formación religiosa y moral de sus hijos, aunque hubiera deseado más cosas, como el que se hubieran  incorporado los valores morales católicos al texto constitucional.

            En el año 1979 se firmaron los cuatro Acuerdos, que versan sobre Asuntos Jurídicos, Enseñanza y Asuntos Culturales, Asuntos Económicos, y Relaciones entre la Iglesia y las Fuerzas Armadas. En los primeros, se reconoce a la Iglesia católica el libre ejercicio de sus funciones, la personalidad jurídica civil de la Conferencia Episcopal, además de otros apartados. En los segundos, se sanciona el derecho de los padres sobre la educación de sus hijos, el carácter no obligatorio de la enseñanza religiosa, se reconocen los derechos adquiridos por las Universidades de la Iglesia y se sientan las bases de acuerdo para la conservación de su patrimonio cultural. En los terceros la Iglesia declara su intención de allegar por sí misma los medios que le son necesarios, mientras que el Estado se compromete a una colaboración económica hasta que ello se produzca y se le conceden a la Iglesia determinadas ventajas fiscales. En los últimos se garantiza la asistencia religiosa al personal católico de las Fuerzas Armadas a través del Vicariato Castrense y la desaparición de los privilegios en el servicio militar de los clérigos.

            Todos estos Acuerdos, así como determinados artículos constitucionales, anteriormente mencionados se alcanzaron en un determinado contexto político, que hoy es muy diferente, ya que la democracia es irreversible y las fuerzas políticas dominantes son otras. Además la sociedad española actual es muy distinta a la  de veinticinco años atrás. En el año 2005, según el estudio realizado por el profesor de la Universidad de Michigan, Ronald Inglehart, España, entre los 81 países analizados, es el que está experimentando el cambio social más rápido y más profundo de todo el mundo. Está emergiendo una nueva cultura y, con ella, un nuevo tipo de hombre, con unas creencias y unos valores que, en cuestiones muy fundamentales de la vida, son distintos de las de otras épocas. 

            Hoy la sociedad española es plural, ya no es el monolito cultural que se pretendió conseguir por las buenas o por las malas hasta bien entrada la segunda mitad del siglo pasado. La globalización de las comunicaciones, el flujo de capitales y mercados por doquier y, especialmente, los movimientos migratorios están generando una nueva sociedad, con personas de culturas, tradiciones, intereses, creencias y maneras de entender la vida, no sólo diferentes, sino con frecuencia antagónicos.

            Además España es una sociedad constitucionalmente laica, así lo reconoce nuestra Constitución, porque así lo hemos querido, libre y mayoritariamente, los ciudadanos españoles; entendiendo que el Estado debe ser independiente de toda influencia religiosa o eclesiástica.

            Por último, hoy es una sociedad democrática, así lo establece nuestra Constitución, y por ello es posible la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.

            Los cambios, anteriormente expuestos, han producido una España diferente, en la que la Iglesia católica está descolocada, ya que no puede entender ni adaptarse al cambio, ni acepta el pluralismo, ni le cabe en la cabeza una sociedad laica, ni por supuesto ha sabido adaptarse a una sociedad democrática, sobre todo, porque es una institución per se antidemocrática; de hecho el Estado del Vaticano, es la última monarquía absoluta que queda en Europa, cosa que queda patente en el artículo primero de su Constitución donde se establece que los tres poderes, legislativo, judicial y ejecutivo, están concentrados en el Romano Pontífice.

En base a todo lo expuesto, hoy, no es de recibo el mantenimiento de unos Acuerdos, que podrían explicarse y justificarse en determinadas circunstancias coyunturales, que han desaparecido de pleno.

Somos muchos los ciudadanos que hoy en España deseamos la revisión y modificación, cuando menos, de los Acuerdos entre el Estado español y la Santa Sede, para que no haya ningún tipo de privilegio que coloque a la Iglesia y a sus fieles en una situación en la que, de hecho, los católicos tengan unos derechos y unas ventajas que no tienen el resto de los ciudadanos. La Iglesia española recibe cada año del Estado (o sea de todos los ciudadanos, sean o no católicos) cantidades de dinero difíciles de precisar con exactitud. En el año 2003 el Estado costeó el sueldo de obispos y sacerdotes con una cantidad de 140 millones de euros; a su vez paga el sueldo de los profesores de religión católica en la escuela pública y concertada; destina grandes cantidades al mantenimiento del patrimonio arquitectónico de la Iglesia. Las instituciones católicas reciben, directa o indirecta, una financiación del Estado por valor de 3.000 millones de euros anuales. Por si no fuera bastante, la Iglesia disfruta ahora mismo de más beneficios tributarios que en los tiempos de la dictadura franquista.

A la vista de todos estos datos, resulta curioso y sorprendente que hoy en España haya personas que hablan de la “persecución” que sufre la Iglesia por parte del Estado y, más en concreto, por parte del gobierno del PSOE, que sigue incluyendo en los presupuestos las cantidades suficientes al sostenimiento de la Iglesia católica.

 

 

Cándido Marquesán Millán  

11/10/2007 16:57 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El cierre de una librería

                                  

  

            Mi esposa y yo  acostumbramos a ejercitar el deporte nacional, el paseo, todas las tardes, entre los seis y las ocho por esta hermosa ciudad de Zaragoza. Deambulamos por todas partes. Nos da lo mismo hacerlo por las Delicias, Torrero o por el Centro. Si lo hacemos por este distrito, como otros muchos, bajamos por la parte izquierda del Paseo de la Independencia, atravesamos la Plaza España, proseguimos por la calle Alfonso, entramos en la Plaza el Pilar, la atravesamos hasta la calle Don Jaime, y por ella retornamos a la Plaza España, y por el Paseo retornamos a casa. Casi nunca pasa nada novedoso. A veces, saludamos a algunos amigos y les decimos las mismas cosas. En otras entramos a algunos Grandes Almacenes. Casi siempre suele ser un deambular monótono.

            Mas una tarde que prometía ser como otra cualquiera, sucedió algo que me produjo profunda tristeza. Trataré de explicarme. Bajando, por la izquierda en dirección a la Plaza España, a mitad del Paseo, tras atravesar los escaparates de una afamada y acrisolada librería, llegamos a otra, cuyo nombre es el de una batalla famosa, que supuso la pérdida de un brazo al autor del Quijote. Es de solera, con un repertorio bibliográfico extenso y de calidad. A mitad de su escaparte izquierdo, aparece pegado un cartel con la siguiente inscripción: Liquidación de existencias por cierre de negocio. De verdad, sentí gran pesar. Estaba contemplando el cierre, uno más, de una librería. Y esta cuestión no es baladí, por lo menos, a mí me lo parece. Yo pensaba que España estaba equiparándose a nivel cultural al resto de Europa,  y que, según mi modesto entender, un buen indicador puede ser el número de libros que compra su población. Su lectura es otra cosa.  Y si se produce el cierre de una librería, quizás sea, porque vender libros no debe ser un buen negocio. Parece clara la conclusión.

            Por otra parte, comprobamos que en nuestro país el cierre de un Bar es algo inusual. Más todavía, no sólo no se cierran, sino que su cantidad es cada vez mayor. Si la conclusión del párrafo anterior era clara, la que sigue a continuación no va a ser menos. Parece ser que los establecimientos que se dedican a vender bebidas en este país nuestro son un buen negocio. Y esto es así porque tenemos los españoles la costumbre de frecuentarlos. Y como conclusión final de esta sarta de silogismos, es que en este país nuestro, ciudadano español, si quieres ganar pasta no montes una librería, y sí en cambio, un Bar, Taberna, Púb.…

            Los cierres de librerías en España están en relación directa a la apertura de los establecimientos expendedores de bebidas. Lo que no significa que no nos creamos los más cultos, los más sabios, ya que no hay tema alguno, ante el que nos detengamos, cuando de hablar se trata. Somos tan cultos porque somos los padres de El Quijote, el libro que más citamos, pero que menos hemos leído. Avergüenza reconocerlo, pero es así. Los españoles, si acaso, parecemos más interesados en el libro cuando nos llega por vía gastronómica. Parece ser la mejor manera de atraer nuestra atención. No hacia las tapas del libro, sino hacia las que se sirven después de su presentación. Los canapés, pinchos de tortilla, tacos de queso, y las insustituibles croquetas, junto con el vino blanco o tinto, se convierten el mejor estímulo para convencer a la prensa, los amigos, y hasta los enemigos, de que los libros son lo más adecuado para enriquecer nuestras bibliotecas. Mas los españoles estamos más interesados en llenar nuestros estómagos que nuestras bibliotecas. Digerimos mucho mejor la croqueta que la lectura de cualquier libro.

            Por eso las presentaciones de libros o exposiciones en cuyas invitaciones aparezcan epígrafes como éstos: “Habrá cóctel”, “Se servirá un aperitivo”, “Se ofrecerá un vino español”, suelen tener el éxito asegurado, y es, probablemente, de los escasos ritos en los que los españoles nos olvidamos de nuestra proverbial impuntualidad.

            Leemos poco, pero en una especie de juego de sociedad para quedar bien, acostumbramos a barajar algunos títulos propiciados por la publicidad. Citamos cuatro o cinco títulos y se le pone a uno la cara de culto. Otras veces replicamos, para  autoexculparnos, que los libros son caros y que no tenemos tiempo para leer. Son excusas. Somos refractarios a la lectura. Y con este proceder echamos a perder uno de los mejores instrumentos para llenar las largas horas de tiempo libre en esta sociedad del ocio. Cuando se coge afición por la lectura,  es tal el disfrute que ya no se puede renunciar a ella. En cambio nos movemos por el consumismo y la televisión.

            No quiero proseguir, para no cansarte, mi querido lector, si has conseguido llegar hasta aquí. Ya tenía acabadas estas deslavazadas líneas, mas debo proseguir algo más. No puede dejar de hacerlo. Ruego disculpas. Pero, acabo de bajar la bolsa de la basura, y en el cubo del portal me he encontrado, entre otros, estos libros: La metamorfosis, de Kafka; La familia de Pascual Duarte, de Cela; Fortunata y Jacinta, de Galdós, etc. De verdad, somos así. Somos únicos. Somos españoles. No nos cambia nadie.

             

   

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN

11/10/2007 13:40 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La manifestación contra el matrimonio de los homosexuales

 

 

 

            Mucho se ha hablado y discutido sobre la manifestación de ayer, contra la Ley de legalización de los matrimonios gays. Se han dicho tantas cosas, que resulta complicado hacerte una idea clara de todo lo ocurrido.

            El Foro Español de la Familia ha hecho la convocatoria formal de la manifestación, mas cualquiera, a no ser que sea un ingenuo, sabe que ha sido gestada en algún despacho de la calle Génova. Ha sido la tercera, en tres fines de semana seguidos. En todas ellas han aparecido dirigentes populares. La última ha coincidido con el día de reflexión de las elecciones gallegas. ¡Qué coincidencias más azarosas!

            Los sectores más retrógrados de la iglesia católica, encabezados por el cardenal Rouco Varela, en plena sintonía con el PP, la han secundado con fruición y nos han permitido contemplar un paisaje de ciencia ficción, al ver a una veintena de obispos, manifestándose detrás de una pancarta. Es todo un espectáculo, que, seguro, a Buñuel o a Lerroux les hubiera agradado sobremanera contemplar. Los obispos tienen todo el derecho del mundo a manifestarse, ya que así lo reconoce nuestra Constitución. Sería conveniente que tomaran buena nota y permitieran a todos los eclesiásticos dentro de su institución, a que pudieran hacer  lo mismo.

            Han aparecido tres grandes pancartas. La primera, con un título La familia sí importa, extraordinariamente equívoco. Resulta complicado saber qué se quiere decir con ello en concreto. De verdad, no entiendo nada. Que se les conceda a los homosexuales el derecho al matrimonio civil, no significa peligro alguno para mi familia. Podrá ser para la familia de Acebes o de Rouco. A la mía les puedo asegurar, que no.

            La segunda, Por el derecho  a una madre y a un padre. Es una realidad sociológica hoy que existen muchas parejas de hecho, de gays o lesbianas, que tienen hijos; por distintos procedimientos; biológicos o adoptados. No ha podido demostrar nadie que esos hijos sufran trauma alguno. Es más, me atrevería a decir que la educación que reciben, por casos que conozco, es exquisita. Y son niños felices e integrados sin problema alguno.

            La tercera, Por la libertad. Aquí si que se me funden los cables. Mi asombro es mayúsculo. No sé si se refieren a la libertad de sindicación, de asociación, de conciencia de educación o de la caza del cachalote; o cualquier otra. Deberían haber sido más explícitos.

            La iglesia católica, y, sobre todo, la española  ha ido siempre a remolque de los acontecimientos. Adormilada y arrumbada en las sacristías nunca ha llegado a entender el discurrir de las grandes corrientes de la historia. Pueden ponerse varios y claros ejemplos. Pío IX condenó en el Syllabus toda una serie de corrientes ideológicas. ¡Qué cantidad de  penalidades y miserias tuvo que padecer la clase obrera,  para que la iglesia católica saliera de su sopor y León XIII escribiera la Encíclica, Rerum Novarum.

            ¡Cómo y qué pronto de decantó la iglesia católica española contra la II República! ¡Cómo se comprometió en julio de 1937  a fondo con media España frente a la otra media con la famosa carta conjunta de los obispos apoyando la sublevación antirrepublicana (antidemocrática), y después legitimando la causa franquista al calificar la Guerra Civil de “Santa Cruzada”!. Con semejante actitud la Iglesia optó por ser enemiga de media España. El Dictador como pago a sus servicios incondicionales le concedió todo tipo de prebendas, con la firma del Concordato de 1951. No debemos obviar, lo cortés no quita lo valiente, la fina inteligencia y el espíritu abierto de Tarancón, principal artífice del mayor intento de agio ornamento del catolicismo español. ¡Qué diferencia de talante del cardenal de Burriana con el ínclito Rouco Varela! 

            Los obispos españoles en 1981, cuando se estaba promoviendo la Ley del Divorcio por el Gobierno de la UCD, decían: si se promulga correrá un grave riesgo la familia en España y gravemente dañado el bien común de nuestra sociedad.

            Hoy sigue ocurriendo lo mismo. La Iglesia  católica demuestra una insensibilidad, cuando no inmoralidad y falta de espíritu cristiano, al negar el uso de los anticonceptivos, en momentos que se está extendiendo el SIDA por todo el orbe terráqueo, con especial incidencia en el continente africano.

            Mucho me temo que hoy, al negarse al matrimonio civil de los homosexuales, la iglesia vuelve a equivocarse. Y no sería la primera vez, como acabo de mostrar.  Está apoyando una manifestación para impedir que una serie de ciudadanos alcancen un derecho que tienen ya otros. Éste humilde ciudadano quiere acabar, instando a que reflexionen nuestros conspicuos obispos con un fragmento de un manifiesto de todo  ese colectivo marginado: queremos invitar a reflexionar a los cristianos sobre dónde está Dios, sí en la voluntad de los que convocan la manifestación o en la voluntad de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales de convertirnos, por fin, en ciudadanos con los mismos derechos que el resto.  

 

Cándido Marquesán Millán      .

11/10/2007 17:00 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La negociación en momentos difíciles

 

 

 

 

Todos los españoles, incluido el Presidente del Gobierno, lamentamos amargamente las numerosas víctimas del terrorismo de ETA; como también, todos, incluido el Presidente del Gobierno, nos solidarizamos con todos los familiares. Dicho lo cual, todos debemos, cuando menos, intentar la erradicación de esta lacra; como todos, incluido el Presidente del Gobierno, nos alegraremos profundamente si  todos lo conseguimos.

Rodríguez Zapatero ya avisó que el proceso de negociación para la paz iba a ser largo, difícil y complejo, con fases de avances y de retrocesos. Solicitó en el Parlamento a todas las fuerzas políticas su confianza, la misma que él había dado. Todavía más,  ÉL ofreció un cheque en blanco en este tema al Gobierno de Aznar, en consecuencia, nunca cuestionó su actuación, al considerarla un tema de Estado.

             Hoy las circunstancias son muy diferentes ¡Pero mira que se lo están poniendo difícil al Presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, en el proceso de paz en el País Vasco! Las críticas que recibe son continuas y procedentes de todos los lados. Por una parte, el PP, con sus principales dirigentes, no le han permitido tregua alguna. Por otra parte, en el ámbito abertzale, le acusan de que está desaprovechando una ocasión histórica. Los primeros le acusan de que ha negociado mucho, como que  ya se ha decidido el porvenir de Navarra o el reconocimiento de la autodeterminación del País Vasco, sin prueba alguna; los otros, en cambio, que no ha negociado bastante o, mejor dicho, nada. Sin embargo, el  Presidente del Gobierno no pierde la calma,  dando muestras de una templanza y serenidad infinita, como cabe exigírsela a un dirigente político que lleve las riendas del Gobierno de su nación. Cualquier otro en la misma situación hubiera tirado ya por la calle del medio, y hubiera retornado a la política antiterrorista realizada durante los últimos treinta años, que, por cierto, no sirvió para erradicar la mayor lacra de nuestra reciente democracia. Del mundo abertzale era comprensible este comportamiento, de forzar la máquina, sobre el que no quiero detenerme más. Lo que ya me resulta más complicado de entender  es la actuación del principal partido de la oposición, que ha tenido el Gobierno de España en sus manos poco tiempo ha, aunque da la sensación que no ha llegado a digerir todavía el que lo haya perdido, y que, cabe pensar, lo tendrá en un futuro, más o menos lejano.

            La rendición incondicional es utópica, por lo menos a mí, como otros muchos así nos lo parece. Por ahí, pienso, que no vendrá la solución. Por ende, entiendo que no hay otra opción que abrir cauces y tender puentes, y que lo que se debe de hacer es escuchar, hablar y negociar. El Estado puede y debe hacerlo, lo que no supone, de ninguna manera, rendición alguna ante nada ni ante nadie.  El Estado tiene la suficiente fuerza moral para poder hacerlo, sin que por ello se cometa ningún delito. Muchas veces se ha obrado así. Entre 1996 a 2004 se hicieron excarcelaciones, se concedieron terceros grados y acercamiento de presos, 36 en una semana de 1996 y 130 en 1998,  en circunstancias muy graves para la seguridad de las personas. Y nadie dijo nada.

Si consideramos insustituible la negociación, habrá que escuchar, hablar, para posteriormente negociar con quien se puede negociar, para tratar de convencer a todos aquellos en cuyas manos hasta ahora ha estado el uso de la violencia, que dejen de usarla. Por ello no entiendo el que se niegue la posibilidad de sentarse en una mesa con Herri Batasuna, ¿Por qué con quién si no se va a negociar? No quieren que se negocie con ella  por ser ilegal, pero tampoco quieren que se legalice, lo que no deja de ser incongruente. Se acusa a Zapatero en este proceso de estar señalando atajos a Batasuna. Naturalmente que debe hacerlo. Es mucho mejor que encerrarla en un callejón sin salida posible. Pienso que un gobernante debe tender puentes y no levantar trincheras, e indicar a cualquier grupo político que quiera concurrir, participar o favorecerse de las reglas del Estado de derecho, su obligación de respetar lo que se ha aprobado en el Congreso que es la Ley de Partidos. Si lo consigue, se habrá recorrido un buen trecho del camino. Por ello, este complejo proceso de negociación, debería ser apoyado y no dinamitado. Entre otras cosas, porque a todos los españoles nos debería interesar que este tren llegue sano y salvo a la estación de destino, para que no haya más muertes, que este sería el mejor homenaje que podría hacerse a todas las víctimas, que no son monopolio de nadie, en todo caso de sus familiares. Porque si descarrila, como muchos lo están intentando, ¿Qué hacemos el día después? Yo no sé qué responder.

 

 

CÁNDIDO MARQUESAN MILLAN

11/10/2007 17:01 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La responsabilidad de un ex-presidente

 

 

 

             A todo aquél que se ha dedicado a la vida pública y todavía más, si ha detentado importantes cargos políticos, al abandonarlos, se le debería exigir sensatez, responsabilidad y sentido común. Si alguien ha sido jefe de Gobierno, y deja de serlo, bien porque ha sido producto de una decisión personal, o  bien porque lo han decidido los ciudadanos en las urnas, debería alejarse de la política paulatina y discretamente; y no inmiscuirse en ella sembrando cizaña o malos modos.

            En este aspecto es encomiable la actuación de Jimmy Carter o  Bill Clinton. Estuvieron al frente del país más poderoso del mundo, cumplieron sus mandatos con aciertos y con errores, y se marcharon  a sus casas. Su experiencia acumulada la pusieron al servicio de instituciones nacionales o internacionales, en tareas de pacificación de conflictos o de asesoramiento a su Gobierno en cuestiones políticas complicadas. Además escriben libros, dan conferencias y participan en foros internacionales. Son actuaciones lógicas y responsables.

            No ocurre lo mismo con nuestro último expresidente. Si se le presenta la ocasión  de que un periodista le entreviste, no la desaprovecha para mezclarse en la política y emponzoñarla, cuanto más pueda mejor. Creíamos todos que se iba a dedicar a firmar libros en el Corte Inglés, impartir conferencias en inglés en afamadas y prestigiosas universidades americanas, y asesorar, teniendo en cuenta su reconocida experiencia, al Presidente de Gobierno de su país, independientemente del partido político que fuera. Nos equivocamos. Craso error. Ha ocurrido todo lo contrario. Cada vez que habla es para sembrar odio y rencor. Recientemente nos hemos visto sorprendidos “todos” los españoles con unas declaraciones estridentes y destempladas, impropias de alguien que haya detentado importantes responsabilidades políticas.

            No ha tenido inconveniente alguno en afirmar, después de las palabras poco afortunadas de Benedicto XVI, que a él no le habían pedido todavía disculpas los árabes por haber invadido España en el 711, y haberla dominado durante ocho siglos. De verdad, reflexiono profundamente, antes de analizarlas. Mas lo voy hacer. Resultan grotescas e indignas de alguien que ha sido Presidente de un Gobierno democrático. Además demuestran una visión de la Historia de España un tanto peculiar, por decirlo de una manera suave. Puestos a pedir perdón los árabes, cabe pensar que también deberían hacerlo los visigodos, aunque será harto complicado encontrar a algún descendiente de los Recaredo, Leovigildo o Recesvinto. Metidos en esta vorágine. También deberían hacerlo los suevos, vándalos y alanos. Como también el romano Publio Cornelio Escisión. Y los cartagineses Asdrúbal, Anibal, etc. Y los griegos y los fenicios. Y el australopiteco que vino de África. De locura. Por cierto, no querría olvidarme que los descendientes de los Reyes Católicos deberían disculparse también, aunque no sé ante quién, por la expulsión de los judíos, o los muertos por la gracia de la Santa Inquisición, gracias a la cual hemos sido y algunos quieren seguir siéndolo, la reserva espiritual de Europa. No quiero seguir este camino, que no conduce a ninguna parte.

Lo que si quiero retomar algo ya dicho en líneas precedentes. Un expresidente de un Gobierno democrático, no puede ni debe hacer manifestaciones como éstas. Sólo pueden ser producto de una mente calenturienta o descerebrada. Con lo que está lloviendo, con todo lo relacionado con el mundo musulmán, no pueden decirse cosas semejantes, a no ser que sean producto de un resentimiento o rencor todavía no superado. Siento cierto escalofrío al pensar que un personaje de esta catadura moral pudiera tener en sus manos el Gobierno de España durante ocho años. También es cierto que, sobre todo, en su segunda legislatura comenzó a dar muestras de estar perdiendo el Norte. Véase la boda de su hija en el Monasterio del Escorial, cual si perteneciera a una estirpe regia. Cabe recordar, entre otros ejemplos, el habernos metido en la Guerra de Irak, a la búsqueda de las armas de destrucción masiva, con la famosa foto de las Azores, en contra de toda la sociedad española; incluidos los miembros de su partido que no se atrevieron a decírselo en aquél entonces.

Debe retirarse. Escriba sus memorias. Firme libros. Dé conferencias. Disfrute de cruceros por el Mediterráneo. Llene su ocio con la lectura, la pesca o la caza de la codorniz. De verdad, si de verdad quiere a España, siga mis consejos, que son también los de otros muchos españoles, incluidos de votantes de su partido. Por favor, sólo le pido, le pedimos, un poco de responsabilidad y sensatez. Es lo menos que puede pedirse a un expresidente de un Gobierno democrático.

 

 

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN

11/10/2007 17:03 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La sentencia sobre Srebenica

 

 

 

                                   

 

 

Resulta difícil creer en la independencia del poder judicial, sobre todo, si tenemos en cuenta determinadas sentencias, especialmente la emitida por el Tribunal Internacional de Justicia, en relación con el genocidio de Sbrenica, llevado a cabo entre el 11 y el 19 de julio de 1995. En estas fechas  se asesinaron a más de ocho mil personas, en gran mayoría jóvenes musulmanes, tras la toma de este enclave al este de Bosnia por las tropas del ejército de la antigua República Federal de Yugoslavia, en plena guerra de los Balcanes.

El susodicho Tribunal, ni corto ni perezoso, en su sentencia  indica que “ que no se ha demostrado que las matanzas hayan sido cometidas siguiendo instrucciones de Serbia, ni que tuviera el control efectivo de las operaciones”. El Tribunal indica que Belgrado vulneró sus obligaciones de prevenir el crimen-pese a los claros indicios que podía llevarse a cabo-, así como de reprimirlo mediante una verdadera cooperación con el Tribunal. Los jueces descartan la culpabilidad del Estado  serbio como responsable directo o cómplice de la masacre y en consecuencia la eximen de pagar indemnización alguna a Bosnia, que fue el país que presentó la demanda. Además insta a Serbia,  estado que ha asumido la continuidad de la antigua Yugoslavia, a detener  y a entregar a los acusados por crímenes de guerra y genocidio,  Ratko Mladic y Radovan Karadzic, para ser juzgados por el Tribunal Penal Internacional para Yugoslavia. Slobodan Milosevic, ya está muerto sin haber sido juzgado.

La sentencia, como no podía se de otra manera, ha supuesto una profunda decepción para Bosnia y para los familiares de las víctimas, así como también un gran alivio de Belgrado, ya que se ve libre de pagar una cuantiosa indemnización que habría repercutido en el bolsillo de todos los serbios. Miles de bosnios musulmanes supervivientes de la matanza de Sbrenica y parientes de las víctimas de los crímenes se manifestaron, sin faltarles motivos, en Sarajevo. Para todos aquellos que tienen familiares asesinados en este genocidio, cometido en las mismas entrañas de Europa, ha sido una sentencia decepcionante. Todo el mundo, medianamente sensato, sabe que Serbia estuvo detrás de esta masacre. Desde el sillón de nuestro cuarto de estar no podemos apercibirnos de lo que auténticamente ocurrió en esos triste días de julio de 1995. Como europeos deberíamos sentir una profunda vergüenza. Estos tristísimos acontecimientos nos los cuenta de una manera implacable y fehaciente la película-Sbrenica, beyond reasonnable doubt, de Mina Vidakovic. Aquí podemos ver cómo separaban los hombres de las mujeres, jóvenes y viejos, adolescentes, familias enteras, y cómo, aunque dirigidos por un solo hombre, decenas de otros ejecutaban las órdenes suscitadas por la locura del odio étnico.

Esta sentencia tiene ciertas similitudes con la suerte a la que se vieron sometidos los habitantes de Varsovia, al final de la segunda Guerra Mundial, que fueron incitados por los soviéticos a que se sublevaran contra los ocupantes alemanes. Así lo hicieron, y fueron triturados por la tropas de Hitler. Los soldados de Stalin no acudieron en su ayuda. Únicamente entraron en la capital de Polonia, cuando sus ciudadanos habían sido masacrados por los nazis. Los soviéticos pudieron entrar sin problemas llevándose a los alemanes por delante y sin temer la resistencia de los ciudadanos de Varsovia, que se vieron obligados a ser aplastados por los nazis y a ser dominados por los soviéticos durante los cuarenta años posteriores.

Una residente en Sbrenica, Nazija Beganovic, nos indica: “Todos dicen que la justicia puede encontrarse en La Haya. ¿Dónde está la justicia para mis seis hijos? Durante quince años he llorado. Los serbios los asesinaron y no sé ni donde yacen sus restos”. En la misma línea, el antiguo representante bosnio ante el Tribunal de la ONU, Kasim Trnka, acaba de señalar que el veredicto “envía una mal mensaje a futuros Karadzcis, Mladics, y a todas las Ruandas y Camboyas que el futuro podrán pensar  que este tipo de crímenes pueden quedar impunes”.

Tampoco deberíamos sorprendernos por sentencias de estas características. Da la sensación que lo que ha pretendido el Tribunal e hacer borrón y cuenta nueva, y así se puedan agilizar las negociaciones para una futura adhesión de Serbia a la Unión Europea, y así poder cerrar unos de los capítulos más trágicos de la Europa de finales del siglo XX. La mayor matanza ocurrida en Europa desde el año 1945. Todo sea por la política, a la cual deben quedar subordinadas las razones éticas. De verdad, siento asco y pesadumbre. No es de recibo que el mundo vaya en esta dirección.

 

Cándido Marquesán Millán

11/10/2007 17:04 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La soledad del PP

 

 

 

Cada vez más la derecha española se está mostrando más rancia. Pudimos comprobarlo claramente en el debate sobre el Estatuto de Cataluña. No cambia nunca. Se muestra imperturbable y encastillada en la defensa de unos principios caducos y trasnochados.. Siempre llega tarde y a destiempo. Quedó sola en un rincón. Ella y sus dirigentes sabrán a dónde quieren ir.

¿Cómo puede negarse a debatir una propuesta, presentada por el 88% de las fuerzas políticas de un Parlamento Autonómico? ¿Cómo puede entenderse que el Sr. Rajoy se ausente de la Cámara, mientras habla el portavoz del partido del gobierno?  De éstas y otras cuestiones más, podríamos hablar, mas éstas dos ya son bastantes graves.

En cuanto a la primera, el negarse a admitir a trámite el debate sobre el Estatuto, es un comportamiento irresponsable en una fuerza democrática y todavía más, si estamos ante el primer partido de la oposición del arco parlamentario. Por más vueltas que le doy, no puedo entenderlo. La principal fuerza de la democracia está en la palabra, en el diálogo y en el debate. Es su esencia. Renunciar al debate, puede deberse a dos razones; o no ser demócrata, o no tener propuestas alternativas. Cualquiera de las dos es lamentable.

En cuanto a la segunda, el ausentarse mientras hablaba el Sr. Pérez Rubalcaba. Tampoco puede entenderlo. O puede que sí. Es desconocer las normas de la democracia. El Sr. Rajoy debía por lo menos escuchar, ya sólo faltaba que no lo hiciera. Hacer oídos sordos a la postura del grupo parlamentario que sustenta al gobierno de la nación, es un desprecio tanto a los votantes del partido popular como a los del partido socialista. Los dirigentes políticos en sus actuaciones deben ser ejemplares y transmitir determinados comportamientos y valores democráticos a la ciudadanía.

 Por otra parte a los Rajoy, Acebes, Zaplana, se les enviaron mensajes por el resto de las fuerzas políticas. Rodríguez Zapatero les pidió se sumaran al debate. Les dijeron cosas de enorme calado, aunque no hay peor sordo que el no quiere oír. El presidente les señaló que difícilmente puede tener una visión de España un partido que está perdiendo cada vez más protagonismo político en Euskadi y Cataluña. El Sr. Carod Rovira le dio las gracias, en gallego, a Rajoy, porque merced a su comportamiento le estaba produciendo una gran rentabilidad a su partido. De Madre le preguntó, al Sr. Rajoy, vista su soledad,  si es que todos los partidos estaban equivocados, y él era el único poseedor de la verdad.

Fue inútil. No sirvió de nada. Ellos erre que erre. Se mantuvieron impertérritos. No se movieron ni un ápice. Ni un gesto ni un simple ademán de concesión al diálogo. Los gestos y los ademanes del Sr. Acebes producen a cualquier ciudadano normal autentico escalofrío. Da la sensación que el guión estaba ya diseñado y expuesto por el gran e infausto comentarista radiofónico de la COPE, transmisor por doquier de valores evangélicos con el beneplácito y la aquiescencia de la Conferencia Episcopal.

Ignoro e ignoramos la mayoría de los españoles a dónde van los Rajoy, Acebes, y Zaplana, aunque lo que sí sabemos de dónde vienen. No puede ni debe ni se merece la sociedad española, plenamente democrática y moderna, tener una derecha como ésta, anclada en el pasado y que predica el fin del mundo. Los tiempos van por otro lado.

 

 

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN

,          

11/10/2007 17:06 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La conjuración de Catilina

 

 

 

 

            Ya hace dos años y medio que estamos soportando desde una cadena, depositaria de la Verdad, y desde un periódico, Paradigma del periodismo de investigación, la idea de una especie de Conjuración de Catalina. No cejan en su empeño, siguen erre que erre. Son incansables e inmisecordes.

            Esta circunstancia me sugiere unas reflexiones, que paso a exponer ahora. De entrada, esa terrible masacre del 11-M, causante de tanta muerte y dolor, se produjo con un Gobierno del Partido Popular, con el Sr. Aznar como Presidente, y el Sr. Acebes, como Ministro del Interior. Conviene recordarlo. Y digo esto, porque si ambos sacaban pecho y se responsabilizaban en preparadas y estruendosas conferencias de prensa, cuando se desmontaba y detenía algún comando terrorista, de la misma manera deberían hasta cierto punto  sentirse más responsables que el resto de los ciudadanos por no haber sabido prever o parar tal atentado. Aunque debe quedar muy claro que los responsables auténticos son los que cometieron o idearon el atentado.

            Podemos intuir que este terrible acontecimiento, uno de los más tristes de nuestra historia reciente, y su tratamiento posterior por parte de los gobernantes del Partido Popular, tuvo sus consecuencias electorales. No sabemos qué hubiera pasado sin esas 200 muertes. La historia debe estudiar lo que ocurrió, no lo que hubiera ocurrido si no hubiera ocurrido lo que ocurrió. El pueblo votó a quien le pareció oportuno, y al hacerlo así confió el gobierno a determinada opción en detrimento de otra. Es el meollo de la democracia. Y quien no lo vea así, es un iluso o no es demócrata. Por ello ya vale de cuestionar la legitimidad del gobierno actual.

            Mas algo tan claro como lo anterior, todavía hay periodistas que les cuesta entenderlo, probablemente movidos por el resentimiento. En ocasiones aquello que es más evidente, es lo que menos se ve. Como no pueden aceptar lo evidente: que ganó el partido socialista y perdió el partido popular, han elaborado la teoría de una maquiavélica conjura, a la manera de lo que hizo Catalina en tiempos de la República romana. Les da igual que todas las pruebas vayan en la dirección del radicalismo islámico. No las aceptan. En una especie de campaña orquestada están sembrando dudas, aduciendo que debe saberse toda la verdad, que deben acudir otros testigos. Un día es una mochila perdida, otro día es el testigo Trashorras, y al siguiente que si los explosivos son de una u otra procedencia. De lo que se trata es de confundir y embrollar todo, en una especie de totum revolutum cuanto más mejor y así llegar  hasta las próximas elecciones. Les importa poco, mejor nada, poner en cuestión todo un conjunto de instituciones claves en un Estado democrático: Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, el Parlamento o el poder judicial.          

Que un conjunto de periodistas, conocidos por todos por su prodecer, estén construyendo semejante patraña, hasta cierto punto lo podemos entender, otra cosa es justificar. Pero, que un partido, que más tarde o más temprano, deberá asumir las riendas del gobierno de la nación, siga a pies juntillas a esos intoxicadores de la opinión pública, no deja de ser lamentable. El portavoz del Gobierno, el Sr. Zaplana, en el Parlamento no hace otra que seguir el guión que ambos periodistas le marcan. Por ende, Mariano Rajoy, está encallado desde hace dos años y medio en un campo minado, del que no sabe cómo salir. Si quiere llegar algún día a la Moncloa debería ser consecuente con la definición, que hace no muchos días en la entrevista de Iñaki Gabilondo, hizo de la política como la aplicación del sentido común.  Tal como está actuando, lo tiene harto difícil. El sabrá.

Un partido en el ejercicio de la oposición debe ser duro. Debe estar atento a cualquier desliz que cometa el gobierno. Es el juego de la democracia. Pero lo que no debe hacer, de ninguna manera, es cuestionar y dañar todo el entramado institucional de este sistema político. No puede ponerse todo patas arriba. Y todo por no tener la gallardía y el coraje de decir algo como esto: Nos equivocamos y por ello pedimos disculpas a los ciudadanos. No puedo imaginarme, aunque tuvieran que hacerlo, ver un día ante unas cámaras de televisión pedir disculpas el Sr. Aznar o el Sr. Acebes.  Porque  si se sigue obrando así, de verdad, todos perdemos, y además no deben olvidar que esta democracia nuestra, a fin de cuentas, es todavía muy  joven, y  por ello todos debemos cuidarla.  Los españoles demócratas no podemos ni debemos prescindir de ella. Espero que lo entiendan.

 

 

Cándido Marquesán Millán

11/10/2007 17:07 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La derecha desmemoriada

 

 

                                  

 

           

Nuestra derecha española actual padece una grave enfermedad: una amnesia galopante que preocupa sobremanera a los galenos. Esta patología se ha manifestado de sopetón, ya que hasta hace no mucho tiempo tenía una memoria prodigiosa. Sabía recordar con fruición determinados acontecimientos del pasado. Cada primero de abril festejaba la Victoria, día en que el Caudillo Franco anunció la "terminación de la Guerra", y por ello el pueblo invadió las calles y plazas en manifestación de júbilo y lo exteriorizó en abrazos de hermandad, lágrimas de gozo y entonando canciones a la Patria. Así mismo con no menos pompa y boato todos los 18 de julio, uno de los días más gloriosos de nuestra Patria, ya que los jefes y oficiales  dignos de figurar en los cuadros del Ejército, conscientes de su deber decidieron sacar a España del marasmo y la decadencia, que la II República había generado. Cada Primero de Octubre se ensalzaba al Caudillo, que interpretando el sentir de un pueblo, fue capaz de conducir a España, en la guerra y la paz, por los caminos de grandeza. De la misma manera en aquellas horrendas clases de Formación del Espíritu Nacional, impartidas por militares que se sacaban un sobresueldo, a los niños españoles  nos obligaban a estudiar una historia impregnada con los valores eternos de Viriato, Pelayo, Santiago Matamoros, Guzmán el Bueno, los Reyes Católicos, la Guerra de la Independencia, Marcelino Pan y Vino, y el Alcázar. Nos engañaron tanto  que recordarlo produce auténtico escalofrío.

Ahora que algunos sectores de la izquierda intentan recordar y rescatar determinados valores de la II República, así como homenajear a personajes que han sido borrados de la historia, nuestra derecha, que no tenemos otra y que no nos la merecemos, esto no lo puede permitir, es algo superior a sus fuerzas, y por ello pretende que permanezcan en el más absoluto de los olvidos, porque recuperarlos sería reabrir heridas. Ahora, de repente, se ha vuelto desmemoriada. No quiere saber nada de pasados, a no ser que sea para reinterpretarlos a su gusto.  En esta tarea cuenta con el apoyo de pseudo-historiadores, que saben y hablan de todo; que con un micrófono en ristre, impregnado de incienso, a diario nos despiertan con soflamas a lo Queipo de Llano, creando tal estado de crispación como nunca había acontecido en nuestra reciente democracia; o con libros suntuosos, presentados en grandes centros comerciales con estruendosos alardes mediáticos, manipulan la historia de una manera desvergonzada. Allá cada cual con su conciencia.

Lo que se pretende con la recuperación de la memoria histórica es estudiar toda la historia sin filtro previo alguno  y no sólo una parte. Además de entregar unas placas conmemorativas a los descendientes de los muertos en los campos de concentración nazis de Güsen, Mauthausen o Dachau; homenajear a alcaldes o concejales republicanos, escribiéndoles una biografía o dedicándoles alguna plaza o calle de su pueblo, quitar de los atrios de muchas iglesias las lápidas de "Caídos por España" y sustituirlas por otras con la inscripción "Por todos los que murieron por España", recordar en jornadas, charlas,  conferencias o exposiciones el 75 Aniversario de la II República; o, finalmente, condenar el golpe militar del 18 de julio. Todos estos acontecimientos para nuestra derecha le resultan insoportables, dando muestras de un nerviosismo que raya con la esquizofrenia. Si esto no lo puede tolerar nuestra derecha, que tarde o temprano deberá suceder inevitablemente a los socialistas en el gobierno del estado español,  a pesar de los lamentables  espectáculos histriónicos que están llevando a cabo sus diputados, encabezados por el Sr. Martínez Pujalte, en el Congreso de los Diputados y así como en la Asamblea de Madrid, y que además no se atreve a condenar con coraje las manifestaciones golpistas de un alto cargo del ejército, argumentado que está pasando lo que tenía que pasar, esto debería servir de motivo de preocupación a todos los que nos sentimos demócratas. En consecuencia,  debería reciclarse y seguir algunos cursos de formación en otros países europeos, como Francia, Inglaterra o Bélgica, donde existen unas derechas modernas que, a gusto y sin complejo alguno, junto a la izquierda participan en actos de condena del fascismo. Sin embargo aquí, en nuestro país, nuestra derecha no sólo se averguenza de participar en actos semejantes, sino que los condena. Estos comportamientos diferentes podrían explicarse fácilmente. Mientras que al otro lado de los Pirineos las derechas lucharon contra el fascismo, aquí luchó, con la bendición de la Iglesia católica y el apoyo incondicional del ejército, terratenientes y capitalistas, contra el movimiento obrero y republicano. Ahí radica la diferencia.

  Por ende, mientras haya calles  dedicadas todavía a Mola, Moscardó, Millán Astray, Yagüe, y no las haya a Alcalá Zamora, Azaña, Prieto o Negrín, tendremos una asignatura pendiente en nuestro país, y por ello iniciativas como las  de la Recuperación de la Memoria Histórica seguirán siendo necesarias, porque, como dijo Simón Wiesenthall, la lucha contra el olvido es un instrumento de resistencia contra todas las formas de neonazismo.

 

 

Cándido Marquesán Millán

 

Profesor de Instituto

11/10/2007 17:09 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Lo que está pasando en Francia

                                  

 

 

 

Uno de los temas de más rabiosa actualidad en estos últimos días, está siendo el movimiento contestatario en toda Francia contra el CPE, contrato de primer empleo. La gran preocupación de los comentaristas es ver si estamos ante un nuevo Mayo del 68. Las situaciones son muy diferentes.  Aquel año la revuelta estudiantil, iniciada en la universidad de Nanterre, declaró la Sorbona como Universidad Popular Autónoma, supuso una reacción contra los valores y las ideas establecidas, contra el consumismo y el conformismo burgueses, contra las organizaciones y partidos tradicionales, incluidos los de izquierda, contra la pacata creencia en el progreso y el bienestar, pero no pusieron en peligro las estructuras del poder. Su mensaje quedó en las paredes de las universidades: “No queremos un mundo en el que la certidumbre de no morirnos de hambre nos la den a cambio del riesgo de morirnos de aburrimiento”. Además  la revuelta francesa estuvo acompañada por la matanza de la plaza de Tatlelolco, en México; y la invasión de Checoslovaquia como consecuencia de la primavera de Praga, que significaba un intento de renovación del socialismo real.

Algunos perspicaces comentaristas se inclinan a pensar que este movimiento es la réplica de las clases medias, a la revuelta de las banlieues, de noviembre pasado. Según el sociólogo Francois Dubet, los jóvenes de los barrios marginales, donde el paro es dramático, están ya fuera del sistema y por ello su revueltas incendiarias. Los que ahora se manifiestan, son jóvenes estudiantes de las clases medias, cuya situación no es tan dramática, pero comienzan a vislumbrar el riesgo de quedarse fuera también.

Lo que se está produciendo actualmente en Francia, no tiene nada que ver con el aburrimiento, es, por el contrario, una protesta contra una manera de organizar la sociedad y la economía, que cuestiona el Estado de Bienestar y por ello condena a la más cruda precariedad laboral a un alto porcentaje de la juventud francesa.

El Contrato de Primer Empleo (CPE), rebautizado irónicamente de diversas maneras por los manifestantes: “Contrato Precario Exclusión”, “Como Perder las Elecciones”, “Contrato Para el Infierno”, “Contrato Papelera Empleo” está consiguiendo, lo que ya es difícil, ensamblar al movimiento estudiantil, el sindical y a la izquierda francesa. Lo ha presentado el Gobierno de Villepin, como un adecuado instrumento para crear empleo. Pueden acogerse a él las empresas con más de 30 trabajadores y está destinado para jóvenes menores de 26 años que buscan el primer empleo. Es un contrato indefinido con 2 años de consolidación, que puede rescindirse sin justificación alguna. El despido es obligatorio comunicarlo con un mínimo de 2 semanas y un máximo de un mes, según la duración del contrato. La indemnización se reduce al 8% del montante total bruto, hasta que llega a la finalización del contrato. Si son despedidos tienen derecho a cobrar durante 2 meses 16,40 euros diarios., a partir de 4 meses trabajados,  ¡Qué desfachatez!

Esta economía neoliberal intenta dar otra vuelta de tuerca, una más, y no será la última, precarizando el trabajo de un sector de la población, la más indefensa, a los menores de 26 años. El sistema capitalista siempre aprieta al más débil e indefenso. Siempre lo ha hecho así. Es así de simple. Pero la sociedad francesa ha reaccionado y ha dicho hasta aquí hemos llegado. No admite que se cuestionen determinados derechos sociales. En estas manifestaciones han estado: universitarios, estudiantes de secundaria, sindicalistas, trabajadores, funcionarios, nostálgicos del 68, padres, madres, abuelos y bebes.  Varios manifestantes lo tenían muy claro. Una mujer de unos 50 años indicaba: “Estoy aquí para defender el futuro de mis hijos”. Otra a su vez argumentaba: “Yo quiero para mis hijos la misma posibilidad de ascensión social que he tenido”. Mas la voracidad de las estructuras económicas es tal que no se detienen ante nada ni ante nadie.

Toda esa juventud que se rebela, lo hace porque no acepta este estado de cosas. Con esos sueldos y esas condiciones laborales no puede forjar proyecto alguno hacia el futuro. ¿Qué esperanza le queda?. Lo más grave es que además nos quieren convencer, de que no hay otra opción. y que las cosas no pueden ser de otra manera, en este mundo globalizado, competitivo, con procesos de deslocalización industrial, grandes movimientos migratorios, etc. Siempre la misma o parecida cantinela. Siempre tienen alguna excusa o pretexto los grandes poderes políticos o financieros para justificar los sacrificios de las clases populares. Hace unos años fue la moneda única. Hoy son los empresarios asiáticos que producen a bajo precio y pagan salarios de miseria a sus trabajadores. Mañana será otro el motivo. Podemos estar seguro que lo encontrarán. Mientras se endurece la protesta, los grandes bancos, las multinacionales, los accionistas, y los tiburones del ladrillo amasando grandes fortunas. Vamos bien.

Lo triste es que este CPE ha sido imaginado por algunos de aquellos revolucionarios de Mayo del 68, que gritaron la imaginación al poder.

 

 

Cándido Marquesán Millán

11/10/2007 17:10 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Lo de Piqué se veía venir

 

 

            La dimisión del dirigente del Partido Popular en Cataluña, Joseh Piqué era  algo que se veía venir hace tiempo. Las presiones a las que se ha visto sometido por parte de los Rajoy, Acebes y Zaplana, desde la sede de la calle Génova han sido de tal intensidad que ha tirado la toalla. En esta legislatura la actuación de los populares en relación a Cataluña ha sido de una torpeza política impresionante.

 

En la Historia de España uno de los problemas es el de la vertebración territorial. Y especialmente lo es  el incardinar Cataluña en el Estado español. Sin embargo, nunca la derecha dirigente española actual ha hecho un esfuerzo serio y generoso para entender el problema de Cataluña, que está revoloteando, hace mucho tiempo ya y  de gran complejidad su resolución, por otra parte. No  ha caído a nosotros de una teja el 14-M. Para el Sr. Rajoy no existe tal problema, y si lo hay la solución es fácil, concentrando sus correligionarios ante la Puerta del Sol, y  proclamando la unidad de España. De verdad, la cuestión catalana es más compleja. Hay que negociar, pactar, y dialogar. Lo que debe hacerse es tender puentes entre Cataluña y España y no dinamitarlos a cañonazos verbales desde, como se está haciendo, determinados medios de comunicación, impregnados de un nacionalismo español excluyente, sobre todo capitalinos, tanto hablados como escritos.

 

Tampoco debemos olvidar la manifestación celebrada, en la ciudad de Salamanca, para protestar la decisión del Gobierno  socialista de devolver documentos del Archivo de la Guerra Civil a la Generalitat de Cataluña. El Partido Popular incitó los instintos más primarios de sus correligionarios, recurriendo al anticatalanismo más primitivo. ¡Qué fácil es así mover a las masas¡ ¡Qué desmantelan el Archivo¡

 

 Tampoco tendría que haberse llevado el tema del Estatut a las calles, que debería haberse resuelto en la mesa de las negociaciones, ni manipular la información y presentar el Estatut catalá como un ataque a la integridad de España y contra el resto de los españoles; ni encender una hoguera de odios y condenas contra los catalanes. Para acabar de complicar más el panorama, tampoco debería haberse presentado y mantenido el recurso de inconstitucionalidad contra el Estatut.  Acabamos de contemplar los ataques furibundos de los populares contra la Agencia Tributaria de Cataluña creada por una ley del Parlament, que resultan sorprendentes, si tenemos en cuenta que también está prevista en los Estatutos de Andalucía y Baleares. Véase el artículo 181.2,  del Estatuto de Andalucía.  Y también el artículo 133.1 y .4 del Estatuto de Baleares. Les recomiendo que los lean y podrán ver que son exactamente idénticos a los del Estatuto de Cataluña. De verdad, resulta difícil entender este doble rasero. Artículos recurridos en una Comunidad, en otra los aceptan sin problema alguno.

 

En todo momento Piqué ha tenido que desempeñar un papel contrario a su talante político. Muchas veces ha tenido que claudicar ante las directrices provenientes de la calle Génova. Al final ha tirado la toalla. La frase "a quien no le guste, que se vaya a casa y no moleste", atribuida a Acebes durante los encuentros con la militancia en Catalunya, que ha celebrado esta misma semana para explicar su estrategia ante las próximas elecciones generales, parece haber sido seguida en sentido literal por quien fuera ministro de Industria, de Exteriores y de Ciencia y Tecnología del PP. En la carta de dimisión dirigida a Rajoy, se expresa un lamento, que no consta que le haya formulado al presidente de su partido en estos términos, pero que en esencia podría ser así: "En Cataluña me consideran poco menos que un fascista y en el resto de España me ven poco menos que como un nacionalista. No te sirvo. Me voy".

La desconfianza que los dirigentes populares han sembrado hacia Cataluña, con el consiguiente costo político, será muy difícil de recuperar. En una institución de la derecha catalana, como es el Círculo Ecuestre, su presidente Manuel Carreras, le manifestó recientemente al Sr. Rajoy unas palabras duras y implacables, como éstas: No nos gusta ver al PP en los extremismos, se debe evitar la fractura entre Cataluña y España, aunque le reporte votos en otros lugares, no pueden mantenerse dos  años más una situación como ésta.

Por lo que vemos, fueron desoídas en la sede de la calle Génova.

 

 

CANDIDO MARQUESÁN MILLÁN

 

11/10/2007 17:12 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

LO que pasa en Darfour

 

 

                                  

 

            Lo que está pasando en Darfur, una región al oeste de Sudán, tan extensa como Francia, debería hacernos sentir a todos los occidentales de motivo de reflexión y vergüenza. Se cuentan ya unos 250.000 muertos y  2 millones de desplazados. Todos creíamos que no se producirían jamás acontecimientos como el genocidio de Ruanda de 1994, o la masacre del pueblo  bosnio en Srebenica. Vano intento.         

En este mundo de la globalización, del neocapitalismo y de la democracia liberal, permanecen las jerarquías. Hay guerras de primera, segunda y tercera división. Lo mismo ocurre con sus víctimas. No son iguales la Guerra de los Balcanes, la de Irak o la de Sudán. La carne humana no vale igual en Sarajevo, Bagdad o Jartum. Lo mismo ocurre con los genocidios. Esta circunstancia la tienen muy clara los diferentes medios de comunicación. Por ende, los despliegues mediáticos son distintos. No debemos escandalizarnos ni sorprendernos por ello La realidad es así de descarnada.

            Sudán, como indica Ryszard Kapuscinski, es de los primeros países africanos que tras la II Guerra Mundial alcanzó la independencia. Antes había sido una colonia británica, compuesta de dos partes, unidas artificial y administrativamente: el Norte, árabe-musulmán, y el Sur, negro-cristiano y animista. Entrambas mantenían odios y antagonismos multiseculares, ya que los árabes del Norte se habían acostumbrado a invadir el Sur para apresar a sus habitantes y venderlos como esclavos. Era difícil la convivencia entre ambos mundos. Circunstancia que obviaron los ingleses. En aquel entonces las potencias europeas creían que, aunque se independizasen sus colonias, en la práctica las seguirían controlando. En tal sentido los ingleses intentaron conciliar a los musulmanes del Norte con los cristianos y animistas del Sur. Fue en vano. Ya en 1962 estalló la primera guerra civil, que duró 10 años. Se sucedieron otros 10 de paz frágil, interrumpida en 1983, cuando el gobierno islámico de Jartum, al pretender imponer a todo el país la ley coránica (sharia), inició un nuevo período bélico, que se ha mantenido hasta fechas recientes.

            En este contexto, en febrero de 2003 en Darfur,  el Ejército de Liberación de Sudán (ELS) se levantó contra el gobierno de Jartum porque no protegía a la región de Darfur y la mantenía subdesarrollada. Poco después se rebeló otro grupo el Movimiento por la Justicia y la Igualdad (MJI). El Gobierno respondió dando carta blanca a unas milicias árabes los janjawid (jinetes armados), que cometieron todo tipo de tropelías con el apoyo del ejército sudanés. Ha sido frecuente el que primero bombardeara los poblados el ejército y a continuación entraran a saco los jinetes armados. En estos años los crímenes han sido terribles sobre la población negra de origen africano. Parecía que se podría poner fin a esta masacre, cuando el 5 de mayo de 2006 se firmó un acuerdo de paz en Abuya, Nigeria. Mas sólo lo suscribió una facción del ELS, encabezada por Mini Minawi , con el gobierno  de Omar al-Bashir. El MJI y otras facciones del ELS no aceptan el acuerdo, argumentando que no existen garantías del desarme de los janjawid ni indemnizaciones para todas las víctimas de violaciones, por lo que son combatidos por las fuerzas armadas del Gobierno, las milicias janjawid y la facción del ELS de Mini Minawi.  En medio la que sufre es  la población civil., sin que pueda hacer nada la Mision de la Unión Africana en Sudán (AMIS), compuesta por unos 7.000 hombres mal equipados y peor pagados. La ONU, a través del Consejo de Seguridad, el pasado 31 de agosto, adoptó la resolución 1706,  para que sean las fuerzas de la ONU las que sustituyan a la AMIS, algo que debería hacerse antes del 31 de diciembre del presente año. Estarían compuestas por unos 17.300 militares, 3.300 polícías y unas unidades de mantenimiento de 2.000 hombres. Mas la respuesta del Presidente de Sudán ha sido contundente: Jamás entregaremos Darfur a las fuerzas internacionales, que nunca se alegrarán de estar en la región que se convertirá en su tumba. Y así podemos entender la expulsión por parte del Gobierno de Sudán del emisario de la ONU en Jartum, el holandés Jan Pronk, por haber realizado determinados comentarios sobre la situación en Darfur. Mientras tanto, sufriendo los de siempre.

 

 

 

Cándido Marquesán Millán

 

11/10/2007 17:13 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Lárguense a su país, mugrosos, impresentables, asquerosos...

 

           

  

Estamos disfrutando ahora de uno de los mayores adelantos de la humanidad: se trata de las Nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación, que nos permiten acceder  a noticias instantáneas de cualquier país o continente del mundo. Mas hoy no tengo intención de hablar de ellas. El tema es otro y bastante ingrato. 

Tengo la costumbre a través de Internet de sumergirme en periódicos hispanoamericanos. Produce auténtico gozo, desde tu mesa de trabajo, poder leer en español y conocer las cosas que están ocurriendo en Bolivia, Costa Rica, Chile, Nicaragua, Argentina, Uruguay, etc. Hay periódicos espléndidos. Merecen la pena su lectura. Si lo hacemos nos llevaremos agradables sorpresas. Uno de los mejores, que de inmediato me cautivó sobremanera, fue La Crisis de México Distrito Federal. Tiene muy buenos editorialistas sobre diferentes temas. Uno de los mejores es Eduardo López Bethencourt, tanto por la cantidad como por la calidad de sus artículos.  Uno de ellos, de 16 de mayo de 2006, bajo el título de Pobre España me impactó de pleno, por su dureza implacable hacia España. Me supuso como un bofetón en el rostro. Hay que leerlo con detenimiento. No tiene desperdicio. Yo me limitaré a reflejarlo, parafraseando su contenido.

             El mencionado periodista entra de lleno, sin prolegómenos, al grano y a cara de perro, y ya en el primer párrafo nos acusa a todos nosotros, los españoles, de que nuestro éxito actual nos ha corrompido, y nos ha llenado de soberbia y envilecimiento, cuando siempre nos habíamos mostrado afables; y como emigrantes con simpatía hacia lo extranjero, lo que nos había permitido ocupar el primer lugar mundial en el turismo; en cambio, ahora nos habíamos convertido en arrogantes, presuntuosos y altaneros como nadie. Nos creemos que somos los mejores,  que nuestra democracia es la número uno, que somos superiores y como corolario maltratamos a todos los emigrantes, especialmente a los iberoamericanos. Añora el articulista el trato que en los 60 o 70 del siglo pasado dispensábamos a los mejicanos. Entonces éramos cordiales y atentos amigos para los “manitos”, y por ello valorábamos su cultura musical, cinematográfica y literaria. Por ello todos conocíamos a Cantinflas, Pedro Infante, Jorge Negrete, las canciones de José Alfredo Jiménez o Agustín Lara o los textos de Agustín Yánez, Mariano Anzuela y Octavio Paz.

            En cambio, ahora, los despreciamos, los creemos inferiores o los sobajamos. Las noticias de México no nos interesan, nos parece más importante todo lo que está ocurriendo en cualquier otro país que no sea su antigua “Nueva España”; la moneda azteca no lo admitimos en los bancos, y les damos un trato soez y hasta hiriente.

            Nos refiere el mal trato dado por un guardia civil, vestido de paisano, a las afueras de la Maestranza de Sevilla, a una familia mejicana, donde había cuatro niños, ya que les dijo: “lárguense a su país, mugrosos, impresentables, asquerosos. Les siguió amedrentando, advirtiéndoles que les iba a quitar el pasaporte. El motivo del enojo había sido provocado porque la abuela de los menores había colocado su bolso encima del coche del policía.

            Sigue diciéndonos que el incorrecto y mal educado comportamiento del policía suele ser representativo de un pueblo. Si la nacionalidad es mejicana o colombiana en los bancos no les cambiamos dólares a no ser que sean más de 500 euros; les ponemos muchas dificultades para obtener trabajo y les tratamos desconsideradamente.

            López Bethencourt nos recuerda, no viene mal, que en Méjico a los españoles nos recibieron con los brazos abiertos: y eso que llegábamos desempleados, sin dinero, sin historia, con hambre y provistos de una gran ignorancia. A muchos nos hicieron ricos y hasta supermillonarios. Asturianos, gallegos, santanderinos y demás hispanos nos hicimos dueños de grandes fortunas, amasamos tesoros, incluso, de una manera fraudulenta; de analfabetos nos convertimos en magnates, prepotentes; algunos regresamos a España y nos olvidamos de México, otros nos quedamos, mas siempre nos sentimos de “sangre azul”.  No todos fuimos ingratos, por ello cabe recordar a esa gran calidad de brillantes sabios que llegamos después de la derrota del Gobierno Republicano, y fuimos capaces de dar lustre a la cultura mexicana, aunque algunos hemos seguido despreciando la cultura del maíz.

            Acaba de la siguiente guisa: Qué pena, pobre España, cómo ha cambiado, ojala no se arrepientan; por el momento si deseamos ir a la península, pensémoslo dos veces, no sea que un guardia civil nos “corra” de su tierra, por colocar una bolsa de mujer encima de un auto usado y sucio.            No son necesarios los comentarios. Debemos todos reflexionar un poco. Ahora recuerdo una frase que me decía mi padre: el que de trapo llega a toalla, no sabe donde colgalla. Ahora es cuando la entiendo. 

           

  

Cándido Marquesán Millán

             

11/10/2007 13:43 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Los graneros de votos del PP

 

                                  

 

            Transcurridos ya suficientes días de las elecciones del 27-M podemos ya valorarlas con cierta perspectiva. Conspicuos analistas políticos han hablado y escrito sobre el número de votos y de concejales; como también de alto porcentaje de abstención. Yo no pretendo insistir en estos aspectos. Por el contrario, me voy a fijar en el triunfo de los populares en las Comunidades de Madrid, Valencia y Murcia. Es cierto que se esperaba, pero nunca con la magnitud que se ha producido y que ha dejado a los socialistas desorientados y desconcertados.

            Estos territorios del Estado español fueron en tiempos remotos de la II República, y en los años 80 y parte de los 90 del siglo pasado importantes graneros de votantes socialistas. Hoy lo son del Partido Popular. Indagar las razones de tal cambio es complicado.  Llegar a conocer las motivaciones últimas de por qué la ciudadanía deposita su voto en la urna es tarea ardua. Politólogos y sociólogos podrán aventurar hipótesis deferentes, pero nunca explicaciones concluyentes y definitivas. Yo no soy ni politólogo ni sociólogo, pero como simple ciudadano de a pie, me tomo la licencia de dar mi versión de este triunfo apabullante de los populares. Algunas causas serán comunes en las diferentes Comunidades; mientras que otras serán específicas.

Entre las primeras estarían que los socialistas no han sabido no han podido o no han querido encontrar candidatos con el suficiente tirón para competir con los Ruiz Gallardón, Esperanza Aguirre, Rita Barberá, Francisco Camps o Valcárcel, que son auténticos animales políticos.

 En Valencia y Murcia es obvio que la paralización del trasvase del Ebro es un factor a tener en cuenta. Como también que determinados sectores de la población se han beneficiado escandalosamente del boom inmobiliario. Podemos empezar a entender lo que está aconteciendo, como señala el periodista David Miró, si tenemos en cuenta, como dijo Francisco Camps en la noche electoral: "Ha ganado una manera de entender la vida, la valencianía". Afirmación que podría haberla dicho Valcárcel. Y no podía ser más exacto. Un destacado miembro de la izquierda valenciana, que podría ser también de la murciana, lo resume en una frase contundente: "El país ha cambiado y nosotros no nos hemos enterado". En todo este tiempo la izquierda socialista no se ha dado cuenta que el PP ha aprovechado su dominio político, social, económico y mediático para promover una nueva escala de valores para mantenerse en el poder. No importa que un alcalde o un presidente de diputación estén imputados por diversos delitos de corrupción, La retahíla de escándalos de corrupción municipal destapados en los últimos meses tanto en Valencia como Murcia apenas ha pasado factura en las urnas a los sospechosos. Es más, no solo no han sido castigados, sino que han salido reforzados.  El caso más llamativo es el de Carlos Fabra. Hoy los valores imperantes son los de hacer dinero rápido sin importar el cómo y hacer ostentación pública de esa riqueza. Se dan casos de jóvenes que se asociaban para comprar un piso y al poco venderlo y repartirse el beneficio Los  que se  opongan son enemigos del progreso, los aguafiestas de turno. Francisco Camps y Valcárcel han sintonizado perfección con ese sentir general. Esta es la sociedad que hemos construido.

En la Comunidad de Madrid el  tratamiento que los tres diarios de la derecha de diferente tonalidad (La Razón, ABC y El Mundo),  la COPE,  Telemadrid o Antena3  han hecho del Estatut de Cataluña y del proceso de negociación con ETA, provocando un estado de crispación en la sociedad madrileña, nos permitiría entender en parte la evolución hacia el centro-derecha como un movimiento de fondo.

Además, como recientemente afirmaba en un  artículo de “El País”, el sociólogo Enrique Gil Calvo  en Madrid con la llegada masiva de emigrantes, que han pasado a desempeñar los trabajos rechazados por los españoles, la antigua clase obrera ha desaparecido y se ha convertido en una nueva clase media, que beneficiándose con el aumento de la plusvalías de su viviendas, deseando distanciarse de los recién llegados inmigrantes que ahora ocupan los servicios públicos (educación y sanidad), ha refrendado con su voto la política de privatización sanitaria y educativa llevada a cabo por los populares madrileños. Nos sigue diciendo que cada vez más la sociedad  madrileña se está pareciendo más a la americana donde no existe socialismo, ya que como consecuencia de las llegadas continuas y masivas de inmigrantes  se da una gran movilidad social, pues todos los estratos sociales impulsados por los inmigrantes ascienden y al hacerlo se desclasan hacia arriba sin tener tiempo de adquirir conciencia ni solidaridad de clase. Tesis no descabellada, ya que para que una clase tome conciencia de clase se necesita tiempo y que se sienta maltratada, fenómeno que se dio en tiempos de la Revolución Industrial.

Ante esta avalancha popular en estas Comunidades, claves para las cercanas elecciones generales,  ¿qué puede hacer el socialismo? Pues no caben más que dos alternativas: o plantas cara con un sistema de valores alternativo o bailas al mismo son que la mayoría. Yo, como otros muchos, me inclino por la primera. Lo que ha  caracterizado al socialismo y lo debe seguir haciendo es toda una escala de valores, como la solidaridad, la igualdad, la justicia y la libertad. Y si por su defensa se pierden las elecciones, pues se pierden. El fin no justifica los medios.

 

 

CÁNDIDO MARQUESAN MILLAN

 

11/10/2007 17:14 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Los hijos de Don Quijote en Barcelona

 

El movimiento de los Hijos de Don Quijote ha cobrado gran actualidad en Francia. Ha instalado campamentos con unas 300 tiendas alineadas en Paris, junto al canal de Saint Martín, frente al mítico Hotel del Nord, al lado de la Plaza de la Republica. Se ha extendido  también por varias ciudades del resto de Francia. Trata de solidarizarse con todos aquellos Sin Domicilio Fijo, condenados a vivir en la calles y sin ningún tipo de esperanza.

¿Por qué se ha dado el nombre de Don Quijote? Augustin Legrand, cofundador de la asociación lo explica con nitidez: Basta con recordar la gran batalla épica para provocar una reacción de solidaridad. El Gran Caballero andante capaz de combatir el mal y la injusticia, enfrentándose a los molinos de viento más odiosos es un modo de moral absoluto.

            Sus propuestas  las han formulado en la Carta del Canal de San Martín, un documento cuya intención aparece claramente en su subtítulo:  Por el acceso de todos a una vivienda. Pretende conseguir el derecho al alojamiento legalmente oponible en todo el territorio, lo que significa que todo ciudadano, que no pueda albergarse decentemente por sus propios medios, debe poder obtener una propuesta de alojamiento, y a falta de ella debe disfrutar del derecho a someter su caso al juez.. En definitiva, las autoridades públicas deben garantizar el derecho a una vivienda digna, igual que los derechos a la educación y a los cuidados sanitarios.

Ya existen en Francia algunas asociaciones  que trabajan desde hace años en defensa de los SDF, pero los HDQ han aportado matices nuevos. Manejan bien la cámara y todavía mejor Internet, por lo que pueden hacer daño y en consecuencia la clase política francesa no ha tenido otra opción que tenerlos en cuenta. Por ello el derecho a disponer de una vivienda digna ha entrado en el debate político de cara a las próximas elecciones. La propuesta de los HDQ la asumió el presidente Jacques Chirac, que ordenó un proyecto de ley urgente. Dominique Villepin, primer ministro,  acaba de anunciar que el proyecto de ley lo va a presentar, con el fin que esté aprobado antes de que termine esta Legislatura. Ha tomado también medidas puntuales y rápidas para resolver el problema de los sin vivienda, aunque no será hasta fines de 2008, cuando todos ellos puedan disponer de un techo estable y digno; y en el 2012 se hará realidad que el derecho a una casa sea exigible ante los tribunales.

De momento, acaban de desmontarse los campamentos ante la promesas del Gobierno francés. Esperemos que la clase política mantenga esta preocupación una vez hayan pasado las elecciones.

Lo que ocurre en Francia tiene especial trascendencia en  el resto de Europa. Con todos los problemas que tiene el país galo, todavía sigue siendo su modelo social el más justo y solidario. Aquí un movimiento semejante era previsible que pudiera aparecer. Razones suficientes existen para que así sea. En España según las últimas cifras disponibles hay actualmente 30.000 personas que carecen de un techo y que duermen entre cartones en los cajeros automáticos de muchas oficinas bancarias. Además unas 273.000 personas residen en infraviviendas. Ya no entro en el precio de la vivienda, que es una auténtica vergüenza. Y efectivamente ha ocurrido lo que tenía que ocurrir, ya que este fin de semana han intentado instalar su campamento los Hijos de Don Quijote en la Plaza Sant Jaume de Barcelona. Ha sido iniciativa de la Assemblea Popular per un Habitatge Digne, y con el apoyo de 3 miembros de los HDQ llegados de Francia.  No han podido acampar sus tiendas, lo único que se les ha permitido ha sido una mesa y cuatro sillas, para recoger firmas, ante el extraordinario despliegue de las fuerzas del orden público: 11 furgonetas antidisturbios, agentes de la guardia urbana y Mossos d’Esquadra. Los eslóganes han sido: ¿Qué pasa, qué pasa? Que no tenemos casa. En París la respuesta fue un acuerdo, aquí la respuesta es la policía. El Ayuntamiento hace invisible lo que es un problema a gritos. Yo pediría a los poderes públicos que pusieran en práctica la misma diligencia con todos los especuladores inmobiliarios que la que han hecho gala en la Plaza de San Jaume.

Que a muchos españoles nos dé igual esta circunstancia, no es de recibo. Sin embargo los poderes públicos tienen la obligación de hacer algo. No en vano en nuestra Constitución, en el Capítulo III. De los principios rectores de la política social y económica, su artículo 47 dice así: Todos los españoles tienen el derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. Leer este artículo me produce sonrojo y vergüenza, si observamos la situación española actual. Sesudos juristas me dirán que el derecho a la vivienda no es un derecho fundamental, tal como lo son los que aparecen en la Sección Primera del Capítulo II. Aun siendo cierta esta aseveración, no debe olvidarse que los Principios del Capítulo III tienen que informar la legislación positiva, la práctica judicial y la actuación de los poderes públicos pero no cabe alegarlos directamente sino de acuerdo con lo que dispongan las leyes que lo desarrollen. Ello no quiere decir que carezcan de valor, como a veces de una manera simple se dice. Estos Principios son ideas de tendencia, criterios interpretativos, que podrían eventualmente conducir  a la inconstitucionalidad de una ley contraria  ellos. El Tribunal Constitucional precisó que estos principios no son normas sin contenido y que, por consiguiente, hay que tenerlos presentes “en la interpretación tanto de las restantes normas constitucionales como de las leyes”.

 

 

 

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN

11/10/2007 17:16 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Los obispos españoles ante la Guerra Civil

 

 

Ha sido y sigue siendo una constante histórica, que nada más llega al poder en España la izquierda, nuestros conspicuos y egregios purpurados se pongan en  pié de guerra. Mientras gobierna la derecha, todo es sosiego y quietud. Cabía pensar que con el nuevo siglo XXI esta tónica cambiaría. Vano intento. Seguimos en las mismas. Da igual que el Gobierno les haga concesiones magnánimas, como el ventajoso acuerdo de financiación. El día después vuelven con las mismas. Nunca aceptarán nuestros obispos un gobierno de izquierdas.  Sería algo contra natura.

 

Como prueba irrefutable de todo lo antedicho, puede servir el reciente documento de la LXXXVIII Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal, titulado Orientaciones morales ante la situación actual de España.  El Título I se subdivide en tres apartados: La reconciliación amenazada, La difusión de la mentalidad laicista, y Sobre las causas  de esta situación. Ahora sólo pretendo escribir unas líneas sobre el primero.

 

La Conferencia Episcopal se refiere a dos datos de la historia reciente. El primero, después del régimen político anterior-así denomina al régimen de Franco- es el advenimiento de la democracia,  a cuya llegada se arroga la Iglesia católica un gran protagonismo, facilitando una transición fundada en el consenso y la reconciliación entre los españoles. Así fue posible la Constitución de 1978, basada en el consenso de todas las fuerzas políticas, que ha permitido treinta años de prosperidad y estabilidad, con las excepciones de las tensiones normales en una democracia moderna, poco experimentada, y de los ataques del terrorismo. Esta situación puede quebrarse, ya que la sociedad vuelve a hallarse dividida y enfrentada., como consecuencia de la “Memoria Histórica”, guiada por una mentalidad selectiva, que abre de nuevo viejas heridas de la Guerra Civil y aviva sentimientos encontrados que parecían estar superados.

 

Los obispos españoles han desaprovechado de nuevo una ocasión de mantener cierta equidistancia en el debate político, al suscribir por completo en el tema de la  Memoria Histórica las posturas del Partido Popular.

 

La Memoria Histórica pretende estudiar nuestro pasado histórico, sin prejuicio alguno; tal cual es, sin filtro previo alguno, sin esconder nada para  estudiar todo y no sólo una parte. Como ha señalado Hobsbawm no se puede renunciar a la verdad, a conocer lo que ocurrió, a saber de las responsabilidades de cada cual. Es necesario seguir investigando, pero no para convertir la verdad en un permanente campo de batalla, sino para propiciar la reconciliación sobre la base de un conocimiento crítico del pasado. La lucha contra el olvido es el instrumento de resistencia contra todas las formas de neonazismo. Cuando se sabe toda la verdad es cuando puede existir una auténtica reconciliación. Aquí nadie busca reabrir heridas, ni revanchismo alguno.

 

A las generaciones actuales alguien debe enseñarles que cientos de miles de españoles fueron muertos o represaliados por el Funeralísimo, según palabras de Alberti, acusados de haber cometido el “delito” de afiliarse a un partido político o sindicato obrero; y haberse opuesto al Golpe militar de los Mola, Queipo de Llanos, Cabanellas o Franco. Mas no podemos, no nos dejan recordarlos ni rehabilitarlos. Hasta esto nos lo quieren impedir. Con el olvido nos los quieren matar de nuevo. Por el contrario, es y debe ser una obligación moral y cristiana el restaurar y ennoblecer las imprescindibles señas de identidad de todos aquellos a quienes pretendieron arrebatárselas y que, además de perder la guerra, se dejaron en el camino la juventud y las ilusiones aquel 1 de abril de 1939 que de una manera inmisericorde fue bautizado por los vencedores como Tercer Año Triunfal y Año de la Victoria.

 

 Nuestros obispos tampoco aceptan el entregar unas placas conmemorativas a los descendientes de los muertos en los campos de concentración nazis de Güsen, Mauthausen o Dachau; homenajear a alcaldes o concejales republicanos, escribiéndoles una biografía o dedicándoles alguna plaza o calle de su pueblo, quitar de los atrios de muchas iglesias las lápidas de "Caídos por España" y sustituirlas por otras con la inscripción "Por todos los que murieron por España", recordar en jornadas, charlas,  conferencias o exposiciones el 75 Aniversario de la II República; o, finalmente, condenar el golpe militar del 18 de julio.

 

             Esta actitud puede que sea porque en 1936 las más altas jerarquías eclesiásticas españolas, salvo alguna excepción, como la  de Marcelino Olaechea, de la sede de Pamplona,  apoyaron inequívocamente a los militares sublevados. El Episcopado español en la Carta Colectiva de 1 de julio de 1937, Sobre la Guerra de España, dirigida a los obispos de todo el mundo, muestra su apoyo incondicional a los militares sublevados. Con semejante actitud la Iglesia optó por ser enemiga de media España. Algunos fragmentos de este documento fundamental pueden ser clarificadores:

 

            “La guerra es, pues, como un plebiscito armado. La lucha blanca de los comicios de febrero de 1936, en que la falta de conciencia política del Gobierno nacional dio arbitrariamente a las fuerzas revolucionarias un triunfo que no habían logrado en las urnas, se transformó, por la contienda cívico-militar, en la lucha cruenta de un pueblo partido en dos tendencias: la espiritual, del lado de los sublevados, que salió en defensa del orden, la paz social, la civilización tradicional y la patria, y muy ostensiblemente, en un gran sector, para la defensa de la religión; y de la otra parte, la materialista, llámese marxista, comunista o anarquista, que quiso sustituir la vieja civilización de España por la novísima civilización de los soviets rusos.

            El movimiento nacional ha fortalecido el sentido de la patria..Dentro del movimiento nacional se ha producido el fenómeno, maravilloso, del martirio..

 

            Realmente escribir estas líneas, cuando ya se han producido y se estaban produciendo auténticas masacres por parte de los militares rebeldes en una parte importante del pueblo, exclusivamente por ser de izquierdas; pienso que debería inducir a la Iglesia católica española a una reflexión profunda y pensar si estuvo a la altura de las circunstancias. Decantarse, como lo hizo, por el bando rebelde, aún reconociendo que ella misma fuera víctima en el lado republicano, pienso que fue inadecuado. En lugar de ser fuente de reconciliación, fue todo lo contrario, de persecución.

 

En 1971 hubo un tímido conato de solventar este error que no logró el apoyo necesario (dos tercios) para una declaración formal de la Confederación Episcopal Española a la sociedad española, cuyo texto, que quedó inédito, era el siguiente:

 

“Si decimos que no hemos pecado, hacemos a Dios mentiroso y su palabra ya no está en nosotros (1 Jn 1, 10). Así pues, reconocemos humildemente y pedimos perdón porque no siempre hemos sabido ser verdaderos ministros de reconciliación en el seno de nuestro pueblo, dividido por una guerra entre hermanos.”

Por lo que acabamos de ver, no tienen intención de pedir perdón.

 

 

 

Cándido Marquesán Millán

11/10/2007 17:17 dorondon Enlace permanente. sin tema Hay 1 comentario.

Rebelión latina en USA

 

 

 

 

Numerosas ciudades norteamericanas se han visto sorprendidas por la macromarchas de muchos latinos, que se han rebelado ante el temor de una legislación represiva para los aproximadamente 12 millones  de ilegales. La protesta, apoyada por múltiples colectivos: iglesias, sindicatos, afroamericanos, medios de comunicación, seguirá con una Jornada para 1º de mayo, de huelga laboral y estudiantil, y que exigirá además que nadie venda ni compre nada americano para mostrar el gran poder de la comunidad de inmigrantes latinos en USA.” También se ha pedido solidaridad en Méjico a este  boicot, y que por ello no se haga ninguna llamada, ni se compre ni viajen a USA, y no se beba Coca-Cola, sólo horchata y jamaica. Este movimiento social  nacido a lo  Fuenteovejuna, ya que no tiene un líder como Martín Luther King en su lucha por los derechos civiles; ni tampoco un Cesar Chávez, que encabezó la lucha a favor de los sindicatos agrícolas en los 60 o 70 del siglo pasado, según todos los indicios se va a intensificar, mientras no alcance sus objetivos.

En USA la presencia latina resulta imprescindible a nivel económico. Sus emigrantes, legales o no, son la espina dorsal del sector agrícola en California, y en todo el país, en hoteles, restaurantes y construcción. Los 11,5 millones de indocumentados se reparten así: 6,2 son de México, 2,5 de América Latina, 1,5 de países asiáticos, 1 de Canada, Europa y África. Estos cubren el 25% del trabajo agrícola, el 17% de la limpieza, el 14% de la construcción y el 12% de la industria alimentaria. Si tenemos en cuenta este hecho, el cambio normativo que se pretende tiene menos que ver con la economía que con la xenofobia. Además resulta paradójico que esta nación de inmigrantes, donde virtualmente cada apellido esconde un origen foráneo, se encuentre discutiendo para expulsar, criminalizar y construir muros en su Frontera Sur. Los emigrantes aportan savia nueva, dinamismo económico y enriquecimiento cultural. Desde el año 1950, el 28% de los norteamericanos que han obtenido el Nóbel, han sido inmigrantes.

 Por otra parte, el que exista emigración ilegal hacia USA, demuestra que las leyes en este país no se ajustan a la realidad, ya que la demanda de mano de obra excede con creces las cuotas de emigración. A muchos grandes empresarios, les interesa la presencia de emigración ilegal, ya que así la pueden explotar. Esta circunstancia permite que 2 millones de trabajadores cobren por debajo del sueldo legal; otros 2 no tengan seguros, ni pagas extras, algo que no tolerarían los norteamericanos. A este movimiento reivindicativo latino, tradicionalmente apático, le han insuflado aire los partidos políticos: el republicano y el demócrata. Los legisladores, ante el problema migratorio, han generado un tenso debate, teniendo a la vista las elecciones parlamentarias de noviembre. Deben articular una normativa que compagine la seguridad en la frontera y la posible legalización de unos 12 millones de ilegales. Los republicanos sin liderazgo y divididos en el Senado deben contentar a la vez a los más conservadores de su partido y no perder votos o intentar ganarlos entre los más de 40 millones latinos. Los demócratas quieren aparecer como sus defensores. De ahí las escaramuzas políticas de estos días en la Cámara Alta, en las que ambos partidos se acusan mutuamente de no haberse firmado ya el acuerdo al Proyecto de Frist-Hagel-Martínez, que clasifica a los emigrantes en tres clases. Los que llevan más de 5 años pueden acceder a la ciudadanía, si pagan una multa de 2.000 dólares y las tarifas de solicitud, pagan impuestos federales y estatales atrasados, y demuestran conocimientos del inglés y en 11 años tendrán la ciudadanía. Los segundos, los inmigrantes indocumentados que llevan de 2 a 5 años, pueden participar en un plan de trabajo temporal, pero deben salir del país; y después de un periodo de varios años, pueden buscar su cambio de estatus legal a residente, pero no tienen garantía legal de obtenerla, pues habrá un cupo anual de tarjetas de residentes (green cards), que será elevado de 290.000 a 450.000 al año. El tercer grupo, que llevan menos de dos años, deben salir y solicitar entrar en el plan de trabajo desde sus países de origen. Este proyecto finalmente mantiene la contratación de 12.000 agentes de la Patrulla Fronteriza a lo largo de 5 años, así como el Plan para legalizar a 1,5 millones de trabajadores agrícolas, la mayoría mejicanos de California. Tal Proyecto resulta suave si se compara con la anterior Ley Sensenbrenner HR 4437(Ley 2005 para la Protección Fronteriza, Antiterrorismo y Control de la Inmigración Indocumentada), aprobada en la Cámara de Representantes, el pasado 16 de diciembre, que, entre otras cosas, supone el castigar con más de 5 años de cárcel a cualquiera que apoye a algún ilegal, el construir una especie de “Muro de Berlín” en la frontera con Méjico, el que los empleadores deben comprobar que sus empleados están legales y tienen permiso de trabajo; la información debe ser enviada a las autoridades federales; se aumentan los cargos civiles y criminales contra los empleadores que controlen indocumentados; éstos no tendrán un día en Corte con un Juez de Inmigración, se aceleran las deportaciones, no sobrepasando los 14 días de arresto; se incorporan nuevos fondos para nuevos agentes de la Patrulla Fronteriza y se incorporan nueva tecnología y nuevos inspectores.

La migración no puede no debe criminalizarse, ya que tiene su origen en la desesperación no en la perversidad. Además resulta imparable y se incrementará, mientras el mundo esté configurado así y siga aumentando la brecha  abierta entre los países ricos y pobres. En este mundo globalizado que no pone traba alguna a los intercambios de servicios, bienes y capitales; en cambio si la sufren los seres humanos, tal como lo demuestra El Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Por ende,  mientras un padre de familia o un joven no tenga futuro en su patria, tal como ocurre en toda Hispanoamérica o en África, no le importará atravesar desiertos, como en Arizona, desafiar  aguas turbulentas en una patera en el Estrecho de Gibraltar o saltar vallas en Ceuta, en busca de un mundo mejor, aunque puedan ser detenidos, violados o muertos en las fronteras. Y si llegan a la “Tierra Prometida”, el camino que les espera será arduo. Se les acusará de todo: quitar puestos de trabajo, de quebrar la Seguridad Social y aportar crimen, enfermedad  y hasta terrorismo. A pesar de todo seguirá habiendo emigrantes.

 

 

 

Cándido Marquesán Millán

 

 

11/10/2007 17:25 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Triste espectáculo en Méjico

                                                                                                         

 

 

            Todos los acontecimientos recientes de Méjico, mezcla de sainete y tragedia, generan un profundo malestar a cualquier persona sensata. Ver en el Parlamento los comportamientos tabernarios, con golpes, empujones, insultos de los diputados del PAN y del PRD, representantes de la soberanía popular, es un espectáculo lamentable, indigno en un sistema democrático y que dejará una huella indeleble en la retina y la memoria de la sociedad mejicana. Tampoco están libres los priístas y el resto de los partidos minoritarios. Todo, en realidad digno de un reality show, ha desnudado, una vez más, las miserias de su clase política y que parece estar conduciendo al país a un camino sin retorno. Pocas veces unos políticos pueden caer tan bajo, al desconocer el significado de la palabra honorabilidad. El Congreso mexicano quedó envilecido, aquí y en todo el mundo. En la página electrónica de CNN aparece una amplia colección de decenas de fotografías que dan cuenta de tal desmadre y cuyo título lapidario es “Is the way argue in México”, “Así se discute en México”; y hasta en la página de Aljazeera English la cosa no fue mejor; “Democracia a la mejicana”, comparándola con países tan civilizados como Indonesia o Haití.

            El episodio parece un síntoma razonable de que Méjico está en una situación explosiva, previa al borde una guerra civil.  Cabe confiar en que el pueblo no siga el ejemplo de su clase política. No obstante, conviene indagar las causas de cómo ha podido llegarse hasta aquí.

            Hace muchos años ya que la corrupción es una costumbre generalizada. En este contexto aparecieron las irregularidades en las que se vio incurso de pleno el gobierno de Vicente Fox para que ganase las elecciones Felipe Calderón. Todos los indicios señalan que hubo fraude. De hecho, el propio Tribunal Electoral así lo reconoció. Constató las irregularidades electorales y la intervención interesada del Gobierno y del Presidente de la República para influir en los resultados. El Tribunal, cabe pensar que de buena fe, para no generar una grave crisis institucional, se opuso al recuento de votos en pro de una transparencia, como exigía la ciudadanía Al dar por válida la elección, en lugar de anularla para repetir unos nuevos comicios, Felipe Calderón fue declarado Presidente sin borrar las sospechas de un posible fraude. Los magistrados cometieron un error grave de cálculo. Intentando evitar una crisis, lo que han conseguido es acrecentarla. No se apercibieron de que la crisis ya existía: de las instituciones, del sistema político, y de la misma sociedad. El fraude no fue más que el detonante.

            López Obrador ha fracasado estrepitosamente en sus diferentes intentos de impedir el acceso a la Presidencia a Felipe Calderón. Cabe pensar que lo seguirá intentando, ya que su ego está dolido, el rencor grande y la ambición de poder inmensa. Debería recapacitar para no conducir a su partido y a él mismo a un abismo, del que será harto difícil salir en un futuro próximo. A estas alturas la realidad es la que es, de poco importa saber quién tuvo razón. Para López Obrador y los suyos el margen de maniobra es escaso, el futuro sombrío, ya que el camino escogido  y seguido es de corto plazo.

 Es cierto que Calderón recibió el poder a medianoche, a hurtadillas, rodeado de muchos militares y pocos civiles, aislado del pueblo de Méjico. Este espectáculo- transmitido por radio y televisión en vivo- fue privado en casa presidencial de Los Pinos. El juramento del cargo en el Palacio Legislativo fue tormentoso, con escasa presencia de Jefes de Estado, ya que muchos gobernantes declinaron la invitación. Mientras tanto López Obrador encabezaba una manifestación tumultuosa que culminó en el Auditorio Nacional. Mas a  pesar de todo, lo incuestionable es que Felipe Calderón es el Presidente Constitucional, pero el más débil que nunca haya tenido Méjico. Y es así porque apenas obtuvo el 35,9 % de los votos; su partido no cuenta con mayorías absolutas en el Congreso; los gobernadores panistas son 9 de un total de 32 y sólo cuentan con el 17,95 % de los alcaldes. Debilidad política clara, pero ya tiene en sus manos la disponibilidad de todos los inmensos recursos del Estado, así como el mando de las Fuerzas Armadas, a las que acaba de obsequiar con fuertes incrementos salariales. Otra realidad indica que el mayor problema de Calderón, no es López Obrador con sus locuras y sus numerosos adeptos, sino combatir y someter el narcotráfico, redistribuir el reparto de la riqueza nacional, combatir y erradicar la pobreza, impulsar el desarrollo regional, reorientar las políticas sociales de salud, empleo y educación. Y, sobre todo, llevar a cabo una profunda reforma estatal, que abarque diferentes ámbitos: político-electoral, hacendística y fiscal, laboral, energética y de seguridad nacional. La tarea es complicada. Los obstáculos gigantescos. Un buen gobernante, con criterio y sentido común, cualidades de las  que han carecido el Presidente Fox y la mayoría de los Presidentes que le han precedido, con la excepción de algunos como Lázaro Cárdenas, podría sacar a este país de esta larga travesía en el desierto, si es capaz de ilusionar a su pueblo en un proyecto común.  Méjico tiene todo: población, juventud y recursos. Debería salir  de este túnel. Se lo merece.

 

 

Cándido Marquesán Millán

11/10/2007 21:31 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Otra derecha

 

 

 Que la izquierda en España haya detentado el poder ha sido la excepción. Esta extraña circunstancia sólo se ha producido en escasas ocasiones y breves períodos de tiempo: en el siglo XIX, en los períodos de (1808-1814), (1820-1823)  y en el Sexenio Revolucionario (1868-1874); en el siglo XX, durante la II República y los gobiernos de Felipe González; y en siglo XXI con el actual de José Luis Rodríguez Zapatero.

 

 Como la derecha  ha detentado y usufructuado siempre el poder en España, con las excepciones susodichas, ha llegado a interiorizar que tiene derecho a detentarlo per secula seculorum, a instancias de algún mandato divino, gratia Dei. Por ello, si no lo tiene, piensa que es algo antinatural y que le ha sido arrebatado injustamente. Por tanto hay que reconquistarlo con rapidez y como sea. Antes, sin reparar en los medios, como lo hizo Fernando VII al reinstaurar  el absolutismo en 1814  con el apoyo del general Elío y  en 1823 con la llegada de los Cien Mil Hijos de San Luis, bajo el auspicio de la Santa Alianza; en 1874 con el pronunciamiento de Martínez Campos o  en  1936 con el Golpe militar de 18 de julio.

 

Ahora ya instaurada la democracia, pudimos comprobar las artimañas y los procedimientos utilizados por la derecha para derribar al gobierno de Felipe González, hurgando en sus errores cometidos y llevando a cabo una labor planificada e inmisericorde de acoso y derribo, que finalmente le sirvió para alcanzar el poder en las urnas. Ahora, con el gobierno de Rodríguez Zapatero la actuación es semejante. Los Rajoy, Acebes, Zaplana, se mostraron incrédulos de que hubieran perdido las elecciones. No podían creerlo. Se debía a alguna conjura. ¡Qué cosas al respecto hemos tenido que oír y algunos ínclitos periodistas siguen todavía con lo mismo!  Finalmente muy a su pesar, no les quedó otra opción, tuvieron que aceptar la derrota. A partir de este momento, diseñaron una estrategia para recuperar el poder, y aprovechar cualquier coyuntura para derribar al Gobierno. Les da lo mismo. Juegan con fuego.  Lo único que les importa es vencer al enemigo, lo de menos es convencer. Los dirigentes del  PP actúan dentro de una corriente ideológica, de una derecha ultramontana y montaraz, que se extiende como una marea negra por Europa o América, cuya principal estrategia es estigmatizar al contrario y que piensa que las ideas diferentes son subversivas, letales y por ello deben ser extirpadas. Ellos representan el Bien Absoluto, los otros el Abismo. No hay concesión alguna. Es una concepción maniquea. O blanco o negro. Esta derecha al no conseguir sus propósitos además de nerviosa se muestra siempre triste, avinagrada, tosca y malcarada. Ni una sonrisa, ni una broma. Siempre mal genio y enfado continuo. Quien puede servir de paradigma de este comportamiento es el secretario general del Partido Popular. Aunque tampoco es nada nuevo. Basta recordar las intervenciones broncas y hoscas en el Parlamento del Sr. Áznar, o las apariciones públicas del Sr. Fraga y eso que estaban gobernando. Tampoco deberíamos sorprendernos, ya que siempre se ha mostrado cabreada y enfadada.

 

 

 

Además también lo normal ha sido tener una derecha autoritaria y antidemocrática. Sus principales referentes han sido José M Gil Robles, Ramiro Ledesma, López Rodó, Manuel Fraga y Aznar. Con estos referentes podemos entender que la derecha actual no se atreviera recientemente a condenar con coraje las manifestaciones golpistas de un alto cargo del ejército, argumentando que estaba pasando lo que tenía que pasar. Como tampoco a condenar el Golpe de Estado de julio de 1936. Y como no se atreve a cortar su cordón umbilical con el franquismo, se oponga visceralmente a la recuperación de la Memoria Histórica.  Por ello,  hoy no es homologable a las derechas europeas de Francia, Inglaterra o Bélgica, que, a gusto y sin complejo alguno, junto a la izquierda participan en actos de condena del fascismo. Estos comportamientos diferentes pueden explicarse. Al otro lado de los Pirineos las derechas lucharon contra el fascismo, aquí luchó, con la bendición de la Iglesia católica y el apoyo incondicional del ejército, terratenientes y capitalistas, contra el movimiento obrero y republicano. Ahí radica la diferencia.

 

 Por todo ello,  parece urgente que la sociedad española tenga un gran partido de derechas equiparable a los de otras latitudes europeas. Necesitamos una derecha más democrática, más moderna, más brillante y con otro equipo de dirigentes. Por lo menos, así yo lo veo.

.

 

 

Cándido Marquesán Millán

11/10/2007 21:46 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El viaje de Benedicto XVI

    

            Este fin de semana la noticia de mayor enjundia y calado, no sólo en el Estado español, ha sido la visita del Papa Benedicto XVI. Los diferentes medios de comunicación, hablados, escritos o telemáticos, han desplegado extraordinarios alardes informativos. El asunto se lo merecía, ante la trascendencia de un personaje de tal calibre, cuya voz es punto de referencia para muchos cristianos y otros que no lo son.

            El Papa ha dicho lo que le ha parecido oportuno. En el contexto del V Encuentro Mundial de las Familias, ha venido  a defender el matrimonio católico tradicional e indisoluble frente a otro tipo de uniones. Como también, según conspicuos comentaristas político-religiosos, a apoyar a la jerarquía católica española, cuestionada desde algunos sectores católicos más progresistas,  y que ha mantenido y sigue manteniendo problemas con el Gobierno de Rodríguez Zapatero, por cuestiones conocidas y sobre las que no parece el momento oportuno hablar ahora.

             De entrada, no todos han estado de acuerdo con esta visita. Como prueba, el movimiento Jo no t’espere, frase colgada en muchos balcones de la Valencia más pobre y marginal. Otros han cuestionado el gasto excesivo en los preparativos, que ha alcanzado la cifra de 30 millones de euros. A éstos últimos se les puede replicar que no deben preocuparse, ya que los beneficios han sido mayores. Se calcula que van a ser unos 70 millones los ingresos por servicios diversos: hoteles y pensiones, cafeterías, llaveros, abanicos, pañuelos, mortadelas, crucifijos, estampas, medallas, rosarios, etc. El comercio valenciano ha hecho el agosto en el mes de julio. Sería deseable que los beneficios espirituales fueran los mismos que los económicos. Si así fuera, todos nos daríamos por satisfechos. Otros han buscado beneficios políticos.

            Ha sido recibido con todo tipo de honores, por los representantes de las diferentes  instituciones: municipal, autonómica o estatal. Nada más pisar tierra en Valencia, en el aeropuerto de Manises, al pie de la escalerilla le esperaban los Reyes, el Jefe del Gobierno y la Vicepresidenta, Presidente de la Comunidad, la Alcaldesa de Valencia, etc. Salió de España, tras ser despedido por los Reyes, en un Airbus 321 de la compañía de bandera española iberia, y mientras volaba el espacio aéreo español fue escoltado por 2 cazas del Ejército del Aíre. Nadie podrá objetar a no ser que quiera embrollar las cosas que ha sido recibido, tratado y despedido con todo tipo de honores. Mas siempre aparece el aguafiestas, que nunca está contento, pase lo que pase. Viene muy a cuento para este tipo de individuos una frase castiza española, no exenta de machismo, que escuchaba a mi abuelo en la niñez, mientras trabajaba en el campo. Dice así: ¡Cómo vaya a casa y no esté la comida, voy a montar la de Dios y como esté, no pienso comer!

La polémica ha sobrevenido por la inasistencia de Rodríguez Zapatero a la Misa de la mañana del domingo 9  en la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Algunos medios de comunicación, siempre los mismos, han criticado esta circunstancia, considerándola una falta de respeto, de no saber estar a la altura de las circunstancias, que ha hecho lo que no hicieron Fidel Castro o Daniel Ortega, etc. No merece la pena seguir. En un estado aconfesional, tal como aparece en nuestra Constitución de 1978, que debería ser leída con más frecuencia, en su artículo 16.3  se especifica con claridad meridiana: Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones. De acuerdo con este enunciado, es evidente que el Estado español no es un Estado religiosamente confesional. En ese sentido, y sólo en ese sentido, se puede decir y se debe decir que la sociedad española es una sociedad laica. Entendiendo la palabra laicismo tal como lo define el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española: doctrina que defiende la independencia del hombre o de la sociedad, y más particularmente del Estado, de toda influencia eclesiástica o religiosa. En consecuencia, si estamos en un Estado aconfesional, o laico, como acabo de exponer, no debe estar un Jefe de Gobierno en una ceremonia católica estrictamente litúrgica, como es la Misa, por respeto a los españoles de otras religiones.  El Jefe de Gobierno es Jefe de Gobierno de todos los españoles, independientemente de sus creencias religiosas. Más todavía, no sólo Rodríguez Zapatero no ha cometido falta alguna con su inasistencia, sino que el que sobraba era el Jefe del Estado. Así de claro. Muchos españoles nos hemos acostumbrado a ver a nuestras autoridades públicas desde tiempos del nacional-catolicismo en las ceremonias católicas. Ya vaya siendo que perdamos la costumbre. Los tiempos son otros muy diferentes.

Además, es seguro que en el caso de haber estado presente Rodríguez Zapatero, el Papa no hubiera tenido la sensibilidad ni la delicadeza ni el respeto de no criticar las Leyes del gobierno socialista. Los eclesiásticos están por encima del Bien y del Mal. Desde el púlpito es muy fácil hablar y argumentar, ya que no existe posibilidad de réplica.

 Por otra parte, si consideramos la Misa, desde un punto de vista estrictamente protocolario, el Gobierno ha salvaguardado con creces las buenas relaciones de cooperación con la Iglesia católica con la presencia de su Ministro de Asuntos Exteriores, que lleva directamente las relaciones exteriores entre Estados; y del Ministro de Justicia, que tiene una Dirección General para Asuntos Religiosos. Así como también las tuvo en cuenta Rodríguez Zapatero, manteniendo una entrevista, parece cordial, con el Papa en el Palacio Arzobispal de Valencia. Por cierto, el Presidente de todos los españoles de acuerdo con las urnas, antes de entrar en ese recinto eclesiástico tuvo que oírse lindezas, como las que siguen, según las refiere el periódico mejicano, El Universal: “Vete con Eta, que son tus amigos”, “Eta y ZP, la misma mierda es”. Quines las profirieron, pueden que estén muy interesados por la defensa de la familia tradicional. Lo acepto.  No obstante, mi opinión sobre éstos, por respeto a mis lectores, me la guardo.

  

Cándido Marquesán Millán

 
11/10/2007 13:45 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Solidaridad de la Unión Europea

  

            En estas dos últimas décadas España se ha visto sometida a un desarrollo económico sin precedentes en la historia. Las razones son varias. Una de ellas incuestionable es la llegada masiva de pobladores de otras latitudes. Otra es nuestra entrada en la Unión Europea. Quiero ahora referirme a la segunda.

En el año pasado se publicó el libro “La mayor operación de solidaridad de la historia: crónica de la política regional de la Unión Europea en España”, elaborado por los profesores José Luís González Vallvé y Miguel Ángel Benedicto, con el patrocinio  de la Comisión Europea. Para los autores, los últimos 20 años han convertido a España en el país del mundo que “históricamente más se ha beneficiado  por una corriente de solidaridad” proveniente de otros Estados.

En el prólogo de la obra se dice con una claridad meridiana: Las carreteras, las ciudades, los pueblos y los campos de toda España se han llenado de obras durante los últimos 20 años, al lado de los cuales podía leerse un cartel como el que sigue: Esta carretera ha sido cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Rural (FEDER), la línea de alta velocidad de ferrocarril por el Fondo de Cohesión o el curso de peluquería por el Fondo Social Europeo. Estos mensajes nos recordaban constantemente que estas actuaciones, su planificación, ejecución y su pago, ha salido no de los bolsillos de los políticos sino de de los bolsillos de numerosos europeos anónimos. Con estas ayudas se han podido colmar las carencias españolas en infraestructuras, enseñanza y sanidad  públicas, industrias, servicios urbanos o media ambiente.  De este modo las autopistas, autovías, líneas de ferrocarril, puertos, aeropuertos, depuradoras, polígonos industriales, parques tecnológicos, universidades han sido cofinanciados con en España con ayudas europeas, en tiempos que, a veces, parecen más bien insolidarios.

            La entrada de España a la Unión Europea, a primeros de 1986, con el Gobierno de Felipe González, ha supuesto a nivel económico un saldo económico extraordinariamente positivo. Hemos recibido desde entonces 118.000 millones de euros, o lo que es lo mismo, 20 billones de las antiguas pesetas. Las cantidades recibidas en este período representa una cifra tres veces superior a lo que supuso el Plan Marshall de USA, en los países de Europa Occidental.

            Todas estas ayudas han supuesto que España pasara de un nivel de renta per cápita del 72% de la media europea en 1986, a tener el 97,6% en el 2006.

La mayoría de este dinero no ha ido a parar al Estado, sino a las administraciones autonómicas, municipales o diputaciones, las cuales han gestionado directamente entre el 40% y el 70% de las ayudas.

Andalucía ha sido con mucho la Comunidad más beneficiada, ya que se ha llevado una 1/5 del total. Galicia con el 8,7%. Castilla y León con el 8%, la Comunidad Valenciana con el 7%.

Nuestra Comunidad Autónoma entre 1986-1999, recibió de Fondos Estructurales; 225.051, y de Fondos de Cohesión, 96.965: lo que hace un total de de 322.016 millones de pesetas. En el período 2000-2006, recibió de Fondos Estructurales, 548 millones, y de Fondos de Cohesión, 355 millones, lo que hace un total de 903 millones de euros. Como ejemplos de recepción de fondos podrían servir los 2,07 millones de euros, de un total de 5 millones de euros para la creación de un Centro de Servicios de Innovación Empresarial, como el ITA(Instituto Tecnológico de Aragón). Par la creación del Centro de la Piel y del Calzado en Illueca se recibieron 240.000 euros, sobre un total de 481.000. Para en el Plan Urban II de Teruel entre 2000-2006 de un total de 21 millones de euros de presupuesto, se recibieron 10,5 millones de euros.

Como no podía ser de otra manera, debido a nuestro aumento de renta y a la ampliación de la Unión Europea con nuevos miembros como Bulgaria y Rumania, las ayudas se van a reducir de una manera importante, en relación al período anterior. Así, mientras que entre el 2000 y 2006 la media de fondos comunitarios asignados a España llegaba a los 8.900 millones de euros al año, entre 2007 y 2013 la cifra rondará los 4.500 millones. Pese a la reducción, seguiremos siendo el segundo país receptor después de Polonia, con 27.300 millones de euros de Fondos Estructurales y unos 3.250 del Fondo de Cohesión. En este período, España mantendrá un saldo positivo con la Unión Europea(16.000 millones si se mide en pagos, y 9.000 si miramos los compromisos.

Los datos precedentes son contundentes. Sin embargo, todavía hay en nuestro país euroescépticos.  Mucha gente se ha acostumbrado y ha visto como normal que llegasen esos dineros de Europa. Los agricultores a las subvenciones agrícolas. Los Ayuntamientos, Diputaciones y Comunidades Autónomas a otras muchas.

Tengo la impresión que la sociedad española no es consciente de la importancia que han tenido estas ayudas en el extraordinario desarrollo económico de los últimos 20 años. Como prueba de lo que digo es que el 50 aniversario del Tratado de Roma ha pasado prácticamente desapercibido en nuestro país.  Todos deberíamos ser conscientes de lo que debemos a Europa y no solo en el aspecto económico. Es de bien nacido el ser agradecido.

  

Cándido Marquesán Millán

  
11/10/2007 13:47 dorondon Enlace permanente. sin tema Hay 1 comentario.

Elecciones autonómicas en Aragón- 2007

 

 

 

 

Transcurridas apenas 24 horas del conocimiento de los datos electorales en nuestra Comunidad Autónoma, a vuela pluma quiero hacer unos breves comentarios. Lo primero es que el PSOE ha ganado claramente las elecciones autonómicas, alcanzando 3 diputados más, uno por provincia. Dato que corrobora de una manera fehaciente que Marcelino Iglesias se ha convertido en un líder carismático en el panorama político aragonés. Con una mezcla de discreción, saber estar y tacto político va a repetir  en la Presidencia del Gobierno de Aragón por tercera vez consecutiva, algo que nunca había sucedido; por lo que el listón lo ha puesto bastante alto.

En cuanto a las municipales, cabe destacar el triunfo de Juan Alberto Belloch en Zaragoza, subiendo el número de concejales, tarea no fácil en una ciudad en la que oferta electoral es amplia y diversa. En Huesca ha ganado Elboj, perdiendo su mayoría absoluta,  producto lógico de cierto desgaste en la labor de gobierno. Los socialistas de Teruel capital  han perdido un concejal, cabe pensar por las mismas razones que en el caso de Huesca.

Los populares han mantenido el tipo, ya que han aumentado su presencia en las Cortes aragonesas, y los Ayuntamientos de Zaragoza, Huesca y Teruel. Algo que parecía improbable, si tenemos en cuenta su autoaislamiento con el resto de las fuerzas políticas, así como su empecinamiento en defender determinada versión sobre los acontecimientos del 11-M.

El PAR, gracias a la talla de gran político de Biel y  a una agresiva y costosa campaña electoral, ha conseguido contener el descenso de sus votos iniciado en  anteriores procesos electorales. Aunque en el debe de los paristas aparece el que el efecto Biel en la ciudad de Zaragoza no ha cuajado, con lo que se demuestra que su presencia es eminentemente rural.

Izquierda Unida ha repuntado. Sus miembros son incansables y pacientes. Nunca cejan en su empeño. Por ello además de mantener su presencia en las Cortes, sus éxitos más espectaculares han sido su presencia en los Ayuntamientos de Zaragoza y Huesca, así como ser la fuerza política más votada en una ciudad profundamente conservadora, como Alcañiz.

Por último, quiero referirme al caso de la CHA. Se preveía un descenso, pero a todos los analistas les ha cogido por sorpresa su magnitud. Ha sido un auténtico batacazo. El pueblo suele ser más listo de lo que muchas veces se piensa la clase política. A toro pasado vemos razones objetivas que nos pueden explicar lo acontecido. Donde se ha producido semejante caída ha sido sobre todo en la ciudad de Zaragoza, con la pérdida de más de 30.000 votos. Una cosa es predicar y otra dar trigo. No es lo mismo estar en la oposición que en el gobierno. Y donde ha gobernado ha sido en la ciudad de Zaragoza; dirigiendo la política de urbanismo. Ha sido el escaparate donde han mirado los ciudadanos, y vemos que la han castigado duramente. Cabe mencionar los casos del Seminario, la Romareda, entre otros. Yo también querría añadir otros hechos para explicar el desastre: su postura en relación al tema del Estatuto, no se  pensar que si se va en dirección contraria por una autopista, los equivocados son los otros. También ha sido una fuerza política que no ha sabido, no ha querido o no ha podido encontrar recambios a sus líderes. Desde hace varios años han sido siempre los mismos: Bizén Fuster, Chesús Bernal, Antonio Gaspar, Nieves Ibeas, etc. Y, por último, la crítica despiadada e implacable a la que han sido sometidos por el periódico de más tirada de la prensa aragonesa. Sería conveniente que sus líderes hicieran una profunda reflexión.

11/10/2007 16:20 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Sigue saliendo el sol después del estatuto

                       

 

 

            He dejado pasar unos días de reflexión, para manifestar mi opinión sobre los resultados electorales del Estatut de Cataluña. Se han vertido ríos de tinta gruesa sobre esta cuestión. Los comentarios, en los diferentes medios de comunicación, han sido variopintos, aunque también previsibles. Sabíamos que cada cual iba a arrimar el ascua su sardina, fueran los que fueran los resultados. Pienso que no merece la pena insistir más por este lado.

            De entrada, puede decirse que ha ganado el sí frente al no. Parece claro. En consecuencia, deben sentirse satisfechos los que defendían lo primero, y cariacontecidos los que defendían lo segundo. También es incuestionable que la abstención ha sido alta, de la que nadie puede ni debe apropiarse, ya que nadie la había defendido. Lo mejor hubiera sido, hubiera sido lo deseable como ejemplo de buena práctica democrática, una participación masiva. No ha sido así, de lo que todos deberíamos lamentarnos,  por ende no es de recibo que nadie se aproveche ni se presente como intérprete de las voluntades de los ciudadanos que libremente no han querido expresar sus voluntades. Aquellos catalanes que no quisieron votar, bien porque se quedaron en su casa, prefirieron la playa o por lo que fuere, cabe entender esta circunstancia que daban por bueno los resultados que pudieran producirse, que, si además tenemos en cuenta todos los sondeos previos, anunciaban nítidamente el triunfo del si. Como dice el dicho: el que calla otorga.

Dicho este preámbulo, querría proseguir en mis reflexiones. En estos 30 años de democracia, han existido pocos acontecimientos políticos, que hayan generado más ataques furibundos, como el del Estatut catalán. En la mayoría de los medios de comunicación, escritos, hablados o telemáticos, especialmente en los capitalinos, hemos comprobado diatribas tremendamente virulentas y viscerales contra los políticos catalanes, presentándolos como auténticos demonios. Quien se ha llevado la palma ha sido Carod Rovira ¡Qué de cosas hemos tenido que oír sobre su persona! Para determinados sectores de esa derecha española rancia les ha venido muy bien. Si no hubiera existido lo hubieran tenido que inventar. Tampoco se han ido de rositas los Maragall o Rodríguez Zapatero. Tanto unos como otros han sido vilipendiados con  profunda acritud, cuando lo que han hecho estos políticos es comprender que en la Historia de España se han arrastrado y se arrastran una serie de problemas. Uno de ellos es el de la vertebración territorial. Y especialmente lo es  el incardinar Cataluña en el Estado español. En cambio la derecha española, ni la de la dictadura franquista ni la de democracia actual han hecho nunca un esfuerzo serio y generoso para entender el problema de Cataluña, que está revoloteando, hace mucho tiempo ya y  de gran complejidad su resolución, por otra parte. No  ha caído a nosotros de una teja el 14-M. De verdad, la cuestión catalana es más compleja. Hay que negociar, pactar, y dialogar. Lo que debe hacerse es tender puentes entre Cataluña y España y no dinamitarlos a cañonazos verbales

Por ende, la izquierda española, la de antes y la de ahora, ante el problema territorial, como también ante otros, no esconde la cabeza como el avestruz y es plenamente consciente de que todos los problemas políticos tienen un punto de madurez, antes del cual están ácidos; después, pasado ese punto se corrompen, se pudren. Zapatero ha considerado que ya estaba  en su punto.

En este contexto, lo que han planteado los políticos catalanes, con el beneplácito del Presidente del Gobierno, no ha sido otra cosa que profundizar las cotas de autogobierno de Cataluña, tratando de encauzar sus legítimas aspiraciones Nada de rupturas con el ordenamiento constitucional, ya que han respetado escrupulosamente la legalidad vigente. Sus parlamentarios, en un porcentaje del 88%, redactaron, haciendo uso de su soberanía, un proyecto de Estatut. Lo llevaron a las Cortes españolas, donde tras ser revisado, con las consiguientes modificaciones en su articulado, tanto en el Congreso de los Diputados como en el Senado, fue devuelto a Cataluña, para que fuera ratificado por referéndum de sus ciudadanos, como acaba de producirse el pasado domingo, día 18 de junio. Todos estos hechos son per se, plenamente democráticos. Parece por ello  que no deberían haber surgido esas infundadas alarmas ni esos estados de emergencia, como si estuviéramos al borde de algún cataclismo cósmico. El sol sigue saliendo todos los días y las mariposas siguen revoloteando, a pesar de que haya sido aprobado el Estatut catalán.

 

 

Cándido Marquesán Millán

11/10/2007 16:27 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El Estatuto ya está maduro

 

 

 

            Los recientes acontecimientos de los últimos meses, relacionados con el Estatuto de Cataluña, están produciendo unos efectos negativos, y que serán difíciles de reparar cara a fomentar en un futuro próximo una convivencia sosegada entre España y Cataluña. Si ya existía cierta desconfianza antes, ahora va a ser mucho mayor. ¿Quiénes somos los culpables? A esta pregunta se podría responder: entre todos la mataron y ella se murió sola.

            De entrada, afirmo con rotundidad que me siento profundamente español, como también aragonés, en este orden. Esto no significa que sea nacionalista español. 

Dicho esto con claridad, admito sin ningún tipo de resquemor ni desconfianza que determinados catalanes puedan pensar que Cataluña es una nación, por las razones que sean: por historia, lengua, tradiciones, sentimientos o lo que sea; y que por ello quieran constituirse en un Estado. Como también admito que otros catalanes puedan pensar todo lo contrario. Las dos actitudes me parecen igualmente legítimas.

            Lo que ya no parece legítimo es la afirmación que España es una nación, como si fuera un dogma de fe, tal como nos la inculcaban aquellos militares en aquella horrible asignatura de Formación del Espíritu Nacional con aquellos personajes ejemplares, como Viriato, Santiago Apóstol, Guzmán el Bueno o el Cid Campeador y con sucesos heroicos, como las Navas de Tolosa, Pavía o Lepanto. y teníamos que aprenderla e interiorizarla,  y ¡ay   quien se atreviese a cuestionarla! Como tampoco es legítimo tener que aceptar dogmáticamente que Cataluña es una nación, tal como aparece manipulada y falsificada en numerosos manuales de Historia de Cataluña.  Y si alguien discrepa de estos nacionalismos excluyentes puede verse sometido a todo tipo de insultos, así como ser vilipendiado y despreciado de una manera cruel y despiadada. Esto lo hemos visto y lo estamos viendo ahora mismo.    

En la Historia de España se han arrastrado y se arrastran una serie de problemas. Uno de ellos es el de la vertebración territorial. Y especialmente lo es  el incardinar Cataluña en el Estado español. Sin embargo, nunca la derecha española, ni la de la dictadura franquista ni la de democracia actual han hecho un esfuerzo serio y generoso para entender el problema de Cataluña, que está revoloteando, hace mucho tiempo ya y  de gran complejidad su resolución, por otra parte. No  ha caído a nosotros de una teja el 14-M. Para el Sr. Rajoy no existe tal problema, y si lo hay la solución es fácil, como pudimos contemplar recientemente en la concentración de sus correligionarios ante la Puerta del Sol, donde se proclamó la unidad de España. De verdad, la cuestión catalana es más compleja. Hay que negociar, pactar, y dialogar. Lo que debe hacerse es tender puentes entre Cataluña y España y no dinamitarlos a cañonazos verbales, como se está haciendo desde determinados medios de comunicación, impregnados de un nacionalismo español excluyente, sobre todo capitalinos, tanto hablados como escritos. Para ellos, además por supuesto del Presidente del Gobierno, el causante de todos los males es el Sr. Carod Rovira, al que han buscado y usado como un chivo expiatorio. Lo han considerado como un auténtico demonio; que ha pactado con ETA para que no asesinara en Cataluña y pudiera hacerlo libremente en el resto de España. En todos estos años de esta democracia nuestra, sería harto difícil encontrar un personaje más denostado. La derecha mediática y política necesita a Carod y si no existiera, lo hubieran tenido que inventar. Lo necesitan imperiosamente, para reafirmar sus convicciones nacionalistas, además de usarlo como ariete contra el Gobierno de Rodríguez Zapatero. De verdad, no siento simpatía alguna hacia el Sr. Carod. Más todavía,  me resulta indiferente. Pero él no oculta sus intenciones y su manera de pensar, las defiende y por ellas lucha. Aspira a que el pueblo catalán, al que considera  nación, se constituya en Estado algún día, aceptando las reglas del juego de la democracia. Él y su partido, Esquerra Republicana, participan en las  campañas electorales, presentan sus candidatos y si los ciudadanos les votan, aspiran a gobernar, para iniciar el camino hacia la independencia. A nadie engañan. Todos conocemos su pensamiento.  Cuantos más grandes son los ataques que recibe, más crece y fuerza adquiere. Para captar esta realidad no  hace falta haber estudiado Ciencias Políticas. Cualquiera puede verlo. El Sr. Aznar, con su actuación,  provocó el despegue de Esquerra Republicana y de Carod Rovira en Cataluña. Y el Sr. Rajoy sigue igual. Todos aquellos que creen defender la indisolubilidad de la nación española atacando a los nacionalismos periféricos, lo que consiguen es hacer un flaco favor a la unidad de España, ya que muy al contrario  la están agrietando. En Cataluña, la mayoría de los catalanes lo tienen muy claro. Ya verá, Sr. Rajoy, cómo son sus próximos resultados electorales allí.

En cambio, la izquierda española, la de antes y la de ahora, ante el problema territorial no esconde la cabeza como el avestruz y es plenamente consciente que todos los problemas políticos tienen un punto de madurez, antes del cual están ácidos; después, pasado ese punto se corrompen, se pudren. Zapatero ahora considera que ya está  en su punto. Confiamos todos que el Estatuto llegue a buen puerto.  A todos nos interesa para que las reticencias y los resquemores entre España y Cataluña no se agranden, sino todo lo contrario que se achiquen. A todos nos interesa o debería interesar.

 

 

 

Cándido Marquesán Millán

11/10/2007 16:29 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El mundo en que vivimos

 

 

 

            Toda persona, medianamente sensata y responsable, intenta estar informada de todo lo que ocurre en su entorno, tanto a nivel nacional como internacional. No parece conveniente que nos encerremos en una urna de cristal y que nos despreocupemos de todo lo que acontece en nuestro alrededor. Este juicio nadie podría cuestionarlo. Parece tan claro que no merece la pena gastar más letras ni palabras.

            Estas previas afirmaciones que parecen incuestionables a priori, a mí me plantean serias dudas. Me explicaré. Siempre he tratado de interesarme por todos los acontecimientos que me rodean. Es más me ha parecido un ejemplo de responsabilidad humana. Todo lo que pasa en el orbe terráqueo, y más todavía después de la globalización, me interesa. No obstante, esta altruista preocupación me puede generar profundos traumas, como voy a tratar de explicar en las líneas que siguen.

            He caído en mis manos un periódico de tirada nacional. Todos los días acostumbro a comprarlo. Leo en primer lugar los titulares. A medida que lo voy haciendo me surge un sentimiento mezcla de pesadumbre y de enfado. No quiero citar cuál es el periódico. Da igual. Podría ser otro cualquiera. Es del 12 de julio de 2006.

En primera página, noticia destacada del día es la que sigue, con los siguientes titulares: 160 muertos en Bombay al estallar siete bombas en trenes de cercanías. Debajo de estos titulares en tamaño más reducido se indica: Similar al del 11-M, el atentado deja 450 heridos- Alerta máxima en India tras el ataque a su capital financiera- Las explosiones fueron en hora punta. Para empezar a la hora del desayuno no está mal. En el flanco izquierdo en letra más diminuta, aparece: E.E.U.U reconoce a los detenidos en Guantánamo sus derechos como presos de guerra. Por fin, el país paradigma de la democracia se avergüenza y parece que le entra un poco de sentido común. En la parte izquierda, se cita: Iberia decide hoy si denuncia a los pilotos al considera que la huelga es ilegal. Tiene bemoles la cosa que se pongan en huelga unos “trabajadores” que tienen un sueldo de 150.000 euros. Seguimos: Bruselas advierte a Rusia que no cambiará derechos por energía. Es decir que los derechos humanos, según algunos políticos, son equiparables a las bombonas de butano. Proseguimos con otra: El Supremo confirma la sanción al general MENA por criticar el Estatuto catalán. A estas alturas de la película, tras 30 años de democracia, todavía nos encontramos salvadores de la patria. Otra más: El Gobierno valenciano rechaza toda responsabilidad en el accidente del metro. Tampoco nos debe extrañar, aquí nadie es responsable de nada. Proseguimos sin tregua: Los países del G-8 han incumplido la promesa de aumentar la ayuda a África. Prueba incuestionable de que uno de los valores que impregnan nuestra sociedad actual, de la globalización, del neocapitalismo, de la democracia liberal, es la solidaridad. Seguimos en la misma línea: Garzón prosigue la operación contra la red de extorsión de ETA con otros detenidos. En relación a  las noticias anteriores, me he tomado la licencia de hacer un breve y conciso comentario. Mis lectores me perdonarán que sobre ésta no haga ninguno, ya que la noticia se comenta por sí misma. Los titulares prosiguen: El Papa nombra portavoz a un jesuita italiano en lugar de Navarro-Valls. En pro de la sinceridad, les digo que me la trae floja. Que sea un jesuita en lugar de Navarro-Valls no me quita el sueño. Mas sigo leyendo debajo del titular, sin saber por qué, y nos indica que la Compañía de Jesús ha recuperado peso y poder al ocupar uno de los puestos claves del Vaticano. La elección de Lombardi supone que los jesuitas empiezan a recuperar el protagonismo perdido con Juan Pablo II, que les consideraba teológicamente heterodoxos e impregnados de ideas izquierdistas. Toma castaña, si estos son de izquierdas como serán los de derechas.

            El último titular, que me va a suponer una bocanada inesperada de aíre fresco, dice así: Freire logra en Dax su segunda etapa en el Tour tras un impresionante sprint.  Ya no hay más titulares, ya son bastantes. Los he leído todos, aunque en algunos momentos se me han planteado serias dudas el hacerlo.

            Sigo siendo un ciudadano responsable. Paso a la segunda página, confiando en que sea más ligera. Vano intento. En letras grandes y a toda plana: Matanza terrorista en India. En letras más diminutas, ampliando la noticia sin cortapisa ni remilgo alguno: Hay miembros rotos por todas partes.

            En la tercera más de lo mismo: Las autoridades indias señalan a grupos integristas paquistaníes como los autores. En la margen derecha: La Embajada descarta que haya víctimas españolas. Vale, si no hay víctimas españolas, la cosa ya no es tan grave.

            En la cuarta, en una fotografía truculenta, aparecen en dos camastros de un hospital tercermundista, dos muertos, y en una silla de ruedas una víctima que espera impacientemente que sea atendido. Para suavizar, se coloca el titular: Condena internacional y rechazo por una agresión despreciable y monstruosa. El Gobierno y las víctimas del 11-M transmiten su emoción de manera especialmente sentida.

            Prescindo de la quinta y paso a la sexta, esperando mejores noticias. Vano intento. El titular no es menos cruento: La oleada de violencia en Irak causa otros 64 muertos en diferentes atentados. Más de 200 personas han sido asesinadas en ataques sectarios en los últimos cinco días.

            Después de la séptima de publicidad, llegó a la octava, con dos titulares: Los bombardeos israelíes dejan gran parte de Gaza a oscuras. Guerra sucia en México.

             La paciencia tiene un límite. No quiero ser un ciudadano responsable y sensible con los acontecimientos de mi entorno. Cierro el periódico, lo precipito en el cubo de la basura, cojo en mis manos una novela que un amigo, hace tiempo me ha recomendado, titulada: La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón, y en mi radio-cassette, pongo música de Demis Roussos, y escuchando una canción titulada Mañanas de Terciopelo, comienzo a respirar.

 

 

            Cándido Marquesán Millán

 

 

11/10/2007 16:30 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El Gobierno del Tripartito

 

 

 

            Llevamos unos días y lo que nos queda, oyendo y leyendo todo un conjunto de invectivas en casi todos los medios de comunicación, hablados, escritos y telemáticos, contra el futuro Gobierno Tripartito de Cataluña. En la anterior legislatura el Tripartito ya tuvo que soportar unos ataques furibundos por parte de determinados poderes mediáticos capitalinos.  Pocas veces en la Historia de España se han oído tantos y tan numerosos dicterios. Quien se llevó la palma fue Carod Rovira. De verdad, no es santo de mi devoción, pero todo lo que se ha dicho sobre él, es difícil que pueda encontrarse algo parecido. Mas para algunos si Carod no hubiera existido tendrían que haberlo inventado.  Maragall tampoco se fue de rositas. Si esto fue así, lo que vendrá ahora es para ponerse a temblar. Todavía más, porque conspicuos analistas políticos ya habían previsto el futuro, cual si fueran magos. Unos hablaban de mayoría absoluta de CIU. Otros hablaban de socioconvergencia. Pues vaya por donde, ni lo uno ni lo otro. Lo que ha ocurrido era algo que entraba dentro de lo razonable y previsible: que pudiera constituirse de nuevo el Tripartito, entre partidos de izquierdas. De ahí el chasco que se han llevado, mas éstos sorprendidos, pienso, que en el fondo, deberían sentirse plenamente satisfechos y agradecidos, porque ya tienen tema en columnas, tertulias, libros y conferencias presentes y futuras.

            De la actuación del pasado Tripartito podría hablarse mucho. No todo ha sido Estatuto. Ha habido más cosas. Las políticas sociales han sido espectaculares, véase, por ejemplo, el avance en el ámbito educativo. Ahí está el aumento de inversión en construcciones escolares y en profesorado en la enseñanza pública, que había sido descuidada por el Gobierno de Pujol. Como también en el ámbito sanitario, cultural, etc. Estos hechos muchos no los han querido ver. Todo ha sido Estatuto, Estatuto y Estatuto.  Mas el pasado, pasado es. Ya lo estudiarán los historiadores. Ahora quiero detenerme en el presente rabioso y el futuro inmediato.

            La esencia del sistema democrático radica en que cuando no existe mayoría absoluta de una fuerza política, las diferentes fuerzas políticas inicien una serie de contactos para conseguir unos pactos, en aras a alcanzar un futuro Gobierno. Y si lo consiguen pronto, todavía mejor. Y así ha ocurrido. Este hecho es escrupulosamente democrático. Y si alguien no lo entiende así, es que no ha llegado a captar ni entender en profundidad la esencia del sistema democrático. Todavía nos falta a los españoles tradición democrática. Todo se andará.

De verdad, no tiene sentido en democracia que el candidato del partido más votado ponga en tela de juicio la “calidad democrática” de este pacto de Gobierno, así como afirmar que el socialista Montilla y el republicano Carod Rovira hayan engañado a los ciudadanos catalanes, al esconder que el PSC, ERC e IC-EUiA habían cocinado un pacto de Gobierno antes de que se celebraran las elecciones de este 1 de noviembre. Estas acusaciones sólo pueden entenderse, como un arrebato momentáneo en alguien, que se ha visto sorprendido  por los resultados electores. Hasta que no se produce el recuento final no hay nada definitivo en unas elecciones. No es bueno en campaña electoral acudir al notario o regalar DVDs a los lectores de un periódico. El cazador cazado.

Por lo que hace referencia al partido popular más de lo mismo. Seguirán a pies juntillas las soflamas de las ondas radiofónicas de madrugada, impregnadas de incienso y valores evangélicos, del pequeño talibán de sacristía, y las patrióticas y profundas editoriales del director del paradigma del periodismo de investigación.  El culpable primero de todo ha sido, es y seguirá siendo Rodríguez Zapatero, que está dando alas al independentismo. Luego la emprenderán con Carod  Rovira, y posteriormente con Montilla. O con todos a la vez. Aquí no quedará bicho viviente. El futuro inmediato será la Apocalipsis. Cualquier ciudadano sensato debería huir a Burkina Fasso, para que vuelva la calma y el sosiego mientras tanto. De verdad, es como para ponerse a temblar ¡Qué Dios no coja confesados! Aunque tampoco nos vamos a aburrir. Esto parece seguro.

 

 

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN

11/10/2007 16:32 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Navidad = Consumo y Diversión

 

 

 

            Mi querido lector, en un aviso a navegantes, si no quieres molestarte, te rogaría que no leyeras las líneas que siguen a continuación. Hecha la advertencia, prosigo en mi disertación. No obstante, vuelvo a advertirte que podrían molestarte algunos de los juicios y afirmaciones que voy a expresar. Nadie puede llamarse a engaño.

En estos inicios del siglo XXI, si algo caracteriza al hombre del mundo desarrollado es la vorágine desenfrenada por el consumismo y la diversión, que demuestran una especie de infantilismo perpetuo, producto de un desencanto y desasosiego manifiesto y perenne. Todos tenemos el derecho a comprar, sin importar lo que sea. Todos tenemos el derecho a divertirnos sin reparar en lo que sea. ¡Que nadie se atreva a cuestionarnos estos derechos! Si alguien tiene esa pretensión, se verá sometido a todo tipo de improperios. Y especialmente, en  estos días de Navidad. Mas estos comportamientos tiene su explicación. Hoy en los países desarrollados, disfrutamos de unas cotas de libertad y de bienes materiales, como nunca había ocurrido en la historia humana.  Con el advenimiento del Estado de Bienestar, cualquier ciudadano está cubierto ante cualquier contingencia que se le pueda presentar, sea la que fuere: vejez, paro, enfermedad, etc. Mas  el que tengamos a nuestro alcance más y variadas cosas, no trae como corolario una mayor satisfacción y desarrollo personal.  Ocurre, a veces, muy al contrario.  Nunca como ahora, se presenta tanto desencanto y desazón, lo que no deja de ser paradójico. Mas es así. Por ende, buscamos válvulas de escape de diversas maneras.

Una de ellas es el consumismo. Ese frenesí enfermizo de consumir, por el solo hecho de hacerlo, no significa mayor liberación, sino todo lo contrario, mayor esclavitud. Lo queremos todo aquí y ahora, como si fuéramos niños. El principio cartesiano de: Cogito, ergo sum; hoy debería sustituirse por: Consumo, luego existo. El consumo se ha convertido en una religión degradada, es la creencia en la resurrección infinita de las cosas, cuya Iglesia es el supermercado y la publicidad los Evangelios. Acudimos a los Grandes Almacenes a comprar, en la mayoría de las ocasiones objetos fútiles, no para disfrutarlos, sino para aquietar nuestro desasosiego. Por ello nos sentimos melancólicos y nerviosos los domingos, porque ese día los establecimientos comerciales permanecen cerrados, la actividad está suspendida; y nos encontramos entregados y enfrentados a nosotros mismos, a nuestra desazón, vagando por las calles como almas en pena. Esperamos con fruición los lunes, para que vuelvan a subir las persianas los comercios y así nos recuperamos de esa especie de zozobra aflictiva. Si ya tenemos este sentimiento consumista todo el año, este se multiplica con la llegada de la Navidad, que nos empuja, en una especie de locura colectiva, a comprar por comprar, como si nos fuera la vida en ello. Compramos de todo: belenes, vírgenes, reyes magos, sanjosés, corbatas, zapatos, consolas, muñecas, ordenadores, colonias, ropa interior, etc. Estas fiestas se traducen en una orgía adquisitiva, facilitada por la paga extra, aunque pronto está hipotecada. Es una desvergüenza mercantil única en todo el año, que nos deja a todos al borde de la bancarrota. Y si no hay dinero, da lo mismo, para eso están las tarjetas de crédito, con el que pedimos prestado al futuro. Como en el famoso cuento, se trata de suprimir cualquier intervalo entre la formulación de un deseo y su consecución: lo único que importa no es lo que puedo, sino lo que quiero. La tarjeta de crédito nos oculta el sufrimiento de tener que pagar para obtener las cosas, y al no pagar con dinero, creemos que todo es gratuito. Se acabaron las costosas contabilidades. La hipoteca del futuro es poca cosa comparada con la extraordinaria felicidad de tener de una manera inmediata lo que se codicia. Mas al final la verdad desagradable asoma, y el pago efectivo llega inexorablemente. La diferencia entre el antes y el ahora es grande. Antes,  nuestros padres nos educaban para ahorrar, ahora a nuestros  hijos los educamos para consumir. Por ello, los padres acostumbramos muy pronto a nuestros hijos a consumir; antes de que sepan andar, los llevamos en sus cochecitos, a los Grandes Almacenes. No queremos que sean unos adaptados. Hay que prepararlos, no vaya a ser que les generemos algún trauma.

            Otra válvula de escape, no menos importante, ante esta desazón es el afán desenfrenado por la diversión, como si fuéramos niños. Creemos tener derecho a la diversión perpetua. Estamos convencidos. Por ello sacralizamos los fines de semana. Nada lo demuestra mejor que esa auténtica locura por salir a la montaña y a la playa, nada más llega el mediodía de los viernes. No nos detiene nada. Este sentimiento también se multiplica en estas fiestas. Tenemos que divertirnos mucho más. Para ello buscamos trajes cada vez más caros y sofisticados, y cotillones más  pantagruélicos en los hoteles o restaurantes más suntuosos para la noche de Fin de Año. Como si todavía no fuera bastante necesitamos, a veces, viajes a los lugares más exóticos y sorprendentes. Ya nos sabe a poco hacerlo a St. Moritz, en los Alpes Suizos; o a Punta Cana, en la República Dominicana. El precio no importa. Todo sea por disfrute, la diversión y el goce continuo. Tenemos derecho al descanso y relax, después del largo año de duro trabajo. Pero,  cuanto más gastamos, más salimos, más insatisfacción. Nunca estamos contentos. De ahí el malestar del día después y los traumas posvacacionales.

Sería conveniente y deseable que reflexionásemos un poco, porque este camino no lleva a ninguna parte. Por lo menos, así lo creen conspicuos sociólogos y filósofos, y algunos ciudadanos de  a pie

 

 

 

 

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLAN

           

 

 

12/10/2007 08:47 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Mal inicio de Felipe Calderón

 

 

            Nada más que ha llegado al poder Felipe Calderón, con todas las incidencias ya conocidas, ha mostrado sus intenciones a la hora de solucionar los muchos y complejos problemas que padece su país. Uno de los más enrevesados es el de Oaxaca. Para abordarlo se necesitan grandes dosis de tacto e inteligencia. Sin embargo, Calderón ha tirado por la calle del medio. Ha detenido a algunos de los dirigentes del APPO (Asociación Popular de los Pueblos de Oaxaca), como Flavio Sosa Villavicencio y su hermano, a instancias de la Policía Federal Preventiva y la Agencia Federal de Investigación. Los cargos que se le imputan son los de lesiones, robo, daño a la propiedad ajena y pandillerismo. Es muy fácil, cuando se quiere inculpar a alguien que estorba, encontrar cargos contra él. Y todavía más en Méjico. En un vídeo publicado  por El Universal, Flavio lo ha dicho muy claro que lo que busca el APPO, movimiento con más de 350 organizaciones y con un Consejo estatal, es la búsqueda de la democracia en Oaxaca.  Si de lo que se trataba, en aras de solución del conflicto, era tender puentes, mal camino es el dinamitarlos. No son acordes estas actuaciones con las palabras transmitidas por Felipe Calderón en su discurso de investidura: Reitero formalmente mi invitación al diálogo con todas las fuerzas políticas. Ya se comenta que esta detención es una concesión de Calderón al Gobernador de Oaxaca del PRI, Ulises Ruiz, ya que su partido en la toma de posesión del Presidente prestó su partido un apoyo tricolor, ya que sus diputados se presentaron con banderitas tricolores, cual si fueran colegiales de primaria. Mientras tanto, López Obrador ha dicho que apoyará a Flavio.

 El conflicto ya lleva su tiempo.  El 22 de mayo se planteó en el Estado de Oaxaca, con enormes riquezas turísticas, llámese arte, comida, playa o pirámides y patria de Benito Juárez, al que se atribuye la frase: Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la PAZ,  un conflicto de los maestros dirigido por la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Enseñanza, solicitando reclasificación de plazas y aumento de sueldos. Este hecho no es novedoso. Lo tradicional ha sido que los Gobiernos les concedan un ínfima parte de sus peticiones, por lo que al año siguiente, en torno al 15 de mayo (día del maestro) vuelven a la carga, haciendo plantones, rodeando el Palacio de Gobierno de Oaxaca, logrando paupérrimos triunfos; el paro duraba pocos días, pero ahora ya son varios meses.

            Los maestros se manifestaron pacíficamente e hicieron un plantón en el Zócalo (Plaza de Oaxaca), de donde el 14 de junio, cientos de policías intentaron desalojarles de manera contundente, a lo que respondieron los maestros con piedras y palos. El gobernador del Estado, Ulises Ruiz, del PRI, al que se atribuye la frase: Campaña (electoral) que no deja (dinero) para (adquirir) un rancho, no es campaña, prefirió el uso de la fuerza al diálogo, lo que supuso la radicalización de los maestros, exigiendo su la dimisión. Entre el 17 y 21 de junio se constituyó la APPO, conjunto de diferentes movimientos sociales, que ha llevado a cabo estos meses marchas multitudinarias, ha ocupado edificios de gobierno, vehículos oficiales, estaciones de radio y carreteras. Acaba de celebrar un Congreso para institucionalizarse con sus propios estatutos, que para empezar a negociar exige la dimisión de Ulises Ruiz, al que acusa de fraude de malversación de fondos para apoyar a Roberto Madrazo en las últimas elecciones.

            Ante la radicalización de los acontecimientos desde el Legislativo Federal se le instó a Ulises a que dimitiese. Vano Intento. Por ende, llegó a Oaxaca la Policía Federal Preventiva (PFP) el 29 de octubre con material antidisturbios, actuando de una manera expeditiva para desalojar a maestros y miembros del APPO del centro histórico de la capital y la plaza del Zócalo, violando, incluso, la impunidad de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca. Van ya 17 muertos, 334 detenidos y decenas de desaparecidos. También han irrumpido grupos paramilitares, vinculados a Ulises Ruiz. El incendio va a más, ya que se extiende a los Estados vecinos. En Michoacán por solidaridad hay una huelga de maestros. Desde Chiapas hay una marcha hacia Oaxaca de los indígenas tzotziles, portando 5 toneladas de alimentos a la APPO.

Aquí en Oaxaca hay muchos culpables. Uno, el primero, FOX, “El hombre de las botas”, que utilizó el problema de Oaxaca, lo azuzó con fines politiqueros; tuvo mucho que ver en las solicitudes de los maestros, no proveyéndoles de recursos para los aumentos de salarios. La  prestación del servicio educativo se otorgó a los Estados, sin embargo, no se les facilitó el presupuesto, que lo sigue controlando la Secretaría de Educación Pública, quien concede el dinero según el pelaje de los gobernadores. Oaxaca, con gobernador del PRI, se ha visto privado de él. También ha tenido mucho que ver Elba Esther Gordillo, que ni siquiera es maestra, “propietaria” de un sindicato del gremio más fuerte de América Latina, en alto grado de putrefacción el SNTE, que cambió sus estatutos para ser su Presidenta, algo inusitado en un sindicato; aliada de Fox, saturada de dinero  y poder; el primero, producto de cientos de miles de millones de pesos de las cuotas de los afiliados, a los que obliga a sindicarse; el poder, le viene de sus arreglos con gobernantes corruptos, a los que amenaza con huelgas o paros en la enseñanza. Azuzó en Oaxaca a través de la Sección 22 del SNTE, que sin serle totalmente afín, si está de acuerdo en tirar a Ulises Ruiz, lo que beneficiaba a Elba, quien de repente se volvió enemiga de Madrazo. Tampoco está libre de culpa el líder de la Sección 22 del SNTE, Enrique Rueda Pacheco, vinculado con el PRD de López Obrador, al que le interesa la explosión social.

 Como hemos comentado al inicio del artículo, la cuestión de Oaxaca, tiene visos de emponzoñarse.  Tiempo al tiempo. Y eso que por parte de APPO se han presentado como negociadores ante la Secretaría de Gobernación, 4 miembros de la Liga Mexicana de Derechos Humanos, el arzobispo emérito Samuel Ruiz y Miguel Álvarez por el Servicio para la Paz.

 

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN

             

 

12/10/2007 08:48 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Otro mundo es posible, tiene que ser posible

 

 

 

 

            Todos los acontecimientos que están ocurriendo en estos momentos en Irak, una de las cunas de la civilización, son tétricos, aunque eran previsibles. Se está produciendo una auténtica sangría humana, que parece no tener límites. Es un pozo de sangre que nunca se llena. La especie humana ha dado muestras continuamente a lo largo de la historia de una capacidad autodestructiva impresionante. Después de un Hitler, viene un Franco y luego un Pol Pot. Y luego vendrá otro que hará buenos a los anteriores. No tenemos remedio. Nos proclamamos animales racionales, con lo que insultamos a los animales. En las fértiles orillas de los ríos Tigris y el Eufrates, todos los días y a todas las horas, se producen cada vez más muertes. Si un día perecen veinte, al día siguiente son treinta. Cada día más. Ya nos hemos insensibilizado en el mundo occidental. Nos da lo mismo. Nos resbala. El ser humano tiene gran capacidad para asumir todo: muertes, catástrofes, epidemias.

            ¿Quiénes han sido culpables de todo esto? No creo sea necesario mencionarlos, ya que todos los conocemos. Nos argumentaron en una pequeña isla del Atlántico, para justificar la intervención, con la existencia de un supermercado de armas de destrucción masiva, de combatir una dictadura, y de implantar la democracia. A mí y a otros muchos no nos convencieron estos argumentos. Eran otros, que estaban impregnados de olor a petróleo o de motivaciones geoestratégicas. Mas cada uno es libre de pensar lo que le parezca oportuno. Allá cada cual con su conciencia. Mientras tanto, el Sr. George W. Bush no tuvo impedimento alguno en decir que lo ocurrido en la mezquita de Samarra, obra maestra arquitectónica de 1200 años de antigüedad, y que los suniíes siempre habían respetado, era un crimen sin sentido, es una afrenta contra los creyentes de todo el mundo. EE:UU condena este acto cobarde.  En la misma línea argumental, de todo lo que está pasando ahora mismo; no sé, ya no se pueden contar, si son 120 0 150 los muertos, o si son chiíes o sunniíes las víctimas, el mundo occidental no se siente en absoluto responsable. Avispados y perspicaces analistas políticos encuentran fáciles, sencillas y autoexculpatorias explicaciones. Pasa lo que tenía que pasar. Es que son unos fanáticos, anclados todavía en el Medievo, que no han recibido el baño beneficioso de la Ilustración y la Revolución Francesa. Esto pasa porque no han leído a Rousseau ni a Montesquieu. No conocen los principios de la soberanía nacional y la división de poderes. Es que están envenenados por los mensajes incendiarios de los imanes de las mezquitas. Están imbuidos perniciosamente por las suras del Corán. En consecuencia, el atentado en la mezquita de Samarra ha sido obra Al-Qaeda, del sionismo internacional,  o de algún otro grupo terrorista islámico, que tampoco resulta muy difícil encontrar alguno, como Hamas. Y no se necesitan más disquisiciones.

No obstante, siendo gravísimo todo lo que ya está ocurriendo, lo es más todavía el que no se vislumbra solución alguna y que el mañana es siempre mucho peor que el ayer.  Ahora este país es un auténtico lodazal, sobre el que todo el mundo se cree en el derecho de intervenir. El vecino Irán, con su líder Mahmuh Ahmadidineyad parece presto a actuar para defender a los chiíes irakíes. Arabia Saudí guarda odios ancestrales y muy enraizados contra los chiíes. Los kurdos, tampoco podrían evitar verse salpicados, lo que implicaría a la seguridad de Turquía, país vecino de Irak y además de miembro de la Otan y aspirante candidato a la Unión Europea. Rusia tampoco quiere permanecer al margen. Grupos terroristas de distinto pelaje, actúan y actuarán para pescar en río revuelto. En medio las tropas de Estados Unidos, que llevan ya más de 2.000 muertos; y las de Gran Bretaña, que recientemente acaban de enterrar al soldado número cien en un cementerio rural. Resulta inexplicable que la sociedad norteamaricana y británica no reaccionen, como se produjo en la Guerra de Viet-Nam. Si no lo hacen es que carecen de pulso, como si estuvieran sumidas en el sopor.  Reconociendo que Sadam Hussein era un lamentable y despreciable dictador, una especie de sátrapa oriental, Irak a este paso lo va a añorar. Con él  era imprevisible un enfrentamiento entre suniíes y chiíes, en consecuencia los irakíes van a echar de menos las cadenas del tirano, aunque fuera la paz de los cementerios. Mientras tanto, nosotros, los occidentales, nunca somos culpables de nada. Nosotros, los occidentales, los forjadores de los Grandes Imperios, en aras de expansión la civilización, siempre hemos actuado, movidos por fines altruistas. Y nos quedamos todos tan tranquilos. ¡Que desfachatez¡ Esto no puede, no debe seguir así. Otro mundo tiene que ser posible. De lo contrario, todos los indicios parecen conducirnos inexorablemente al desastre.

 

 

 

Cándido Marquesán Millán

             

12/10/2007 08:50 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La jerarquía católica siempre igual

 

 

 

            Estamos observando estos días pasados en las jerarquías eclesiásticas españolas unos comportamientos hacia el gobierno de Rodríguez Zapatero que sobrepasan el límite de lo razonable. Una persona foránea, que llegase a España,  al comprobar tal dureza inmisericorde, pensaría que la iglesia española estaba siendo sometida a una auténtica persecución, semejante a la Diocleciano. Tales ataques recuerdan a los lanzados por la jerarquía española de tiempos de la II República. Los lamentos de los Ureña, Rouco, Cañizares parecen extraídos de la Carta Pastoral, de julio de 1933 del Arzobispo de Toledo, Primado de España, Isidro Gomá y Tomás, que lleva el título de Horas Graves. Las circunstancias son muy diferentes.

            De entrada debe señalarse, en un aviso a navegantes, que la iglesia católica española goza de todo tipo de prebendas y privilegios. Si alguno lo duda puede leerse los Acuerdos firmados entre el Vaticano y el Estado español en 1976 y 1979. Por ellos se pagan los sueldos de obispos y sacerdotes, a los profesores de religión, el mantenimiento del patrimonio artístico de la iglesia, ventajas fiscales, etc. Cualquiera podrá comprobar que en ningún país del mundo está mejor tratada la iglesia católica. Y a pesar de ello, se lanzan los jerarcas católicos al monte y encrespan a sus correligionarios a manifestarse en la calle, con todo tipo de verdaderas mentiras y falsas verdades. Resulta incomprensible. ¿Qué le ha hecho a la iglesia el gobierno socialista, para mostrarse tan dolorida? Siempre que llega al poder la izquierda la iglesia se solivianta. Mientras que cuando llega la derecha todo es quietud y sosiego. Ha sido siempre así. No hay más que estudiar nuestro pasado reciente.        

En los días previos a la reciente manifestación del día 12 de noviembre pasado, se oyeron cosas verdaderamente inconcebibles, que insultan a la inteligencia. Se decía que iba a desaparecer la clase de Religión; que la asignatura de Educación para la Ciudadanía serviría para adoctrinar y descristianizar a los alumnos, que se negaban derechos fundamentales de la Constitución, así como la libertad de elección de centro a los padres, etc. En ningún artículo del Proyecto de Ley Orgánica de Educación se dicen cosas semejantes. Puede leerse el articulado por arriba, por abajo, por los lados, y en absoluto se puede encontrar nada que justifique tal sarta de falsedades.  No quiero pasar por alto, una pancarta de una monjita, ignoro de qué orden religiosa era, que decía menos talante y más democracia. Tiene INRI la cosa, que una monjita a estas alturas de la película nos venga a dar lecciones de democracia. No quiero fijarme en todas las falsedades que se manifestaron, sólo quiero detenerme en la cuestión de la asignatura de Religión  y plantear algunas reflexiones sobre el particular.

La batalla emprendida por la defensa de la asignatura de Religión, tiene bemoles. Lo de menos es que sea evaluable y computable. La jerarquía católica parece estar más preocupada por la alternativa a la religión, que por la religión misma. De aprobarse esta petición significaría que aquel alumno que no deseara la asignatura de religión, se vería obligado a tener que estudiar a la fuerza la alternativa. Esto sí que es una imposición y un castigo. Actúan así nuestros jerarcas eclesiásticos porque saben perfectamente, que sin alternativa, muchos alumnos no  se matricularían en religión. Con esta actuación la iglesia  española demuestra su debilidad pastoral, ya que se ve incapaz para enseñar su mensaje o impartir su doctrina a las nuevas generaciones, en concreto a los niños y a los jóvenes. Cada vez más los templos están más vacíos de gente joven y sólo los llenan gente de edad avanzada; así como la escasez de vocaciones sacerdotales. Por eso lucha encarnizadamente para que el Estado aconfesional (laico en determinados aspectos) enseñe en los colegios privados y públicos, lo que ella se ve sin fuerzas para comunicar. Lo que quiere es que sean los poderes públicos los que enseñen la catequesis que ella no sabe cómo enseñar. Este es el problema de fondo y no otro.

Además de lo precedente, la impartición de la religión, sea católica, musulmana o Testigos de Jehová, en los centros educativos, podría suponer, lo que ya está ocurriendo, que alguien podría decir en un aula, financiada con fondos públicos, a los chavales, que no deberían usar los anticonceptivos, a pesar del SIDA; que la mujer es inferior al hombre o que no se puede hacer una transfusión de sangre, aunque ello suponga la muerte de un  ser humano. Estas afirmaciones sí que son graves y atentan contra los derechos humanos.

El problema se acabaría si se impartiera, en lugar de Religión, entendiéndola como catequesis, una Historia de las Religiones, donde aparecieran todas: la católica, la musulmana, la protestante, la budista, etc. La religión es un hecho cultural vinculado al ser humano. Difícilmente puede entenderse el pasado histórico sin el hecho religioso. Mas se debería explicar de una manera científica, enseñar la razón de ser el hecho religioso y su importancia, su estructura conceptual, social y económica, su larga y variada historia, sus manifestaciones artísticas y sus tradiciones, sus exigencias éticas, etc. Y por supuesto, sus aportaciones positivas y negativas a la historia. Las religiones han sido origen y causa, a lo largo de los tiempos, de lo mejor y de lo peor que se ha producido y vivido en la historia de los pueblos. Porque, como todos sabemos y si alguno no lo sabe todavía, debería saberlo que las religiones han producido seres que enaltecen al ser humano y otros que lo insultan. Las religiones han generado grandes héroes y grandes criminales. La iglesia católica, como otras religiones, puede servir de claro ejemplo. Frente a grandes hombres, que se han sacrificado por la humanidad; ha habido otros, que han producido grandes maldades. De los primeros podría servir de ejemplo Francisco de Asís; de los segundos el ínclito Torquemada.

A su vez la iglesia católica española da muestras palpables de debilidad moral. No tiene credibilidad para convencer a la gente para que adecue su conducta a determinados criterios morales que ella cree necesarios para que la sociedad se mantenga en cierto orden. En base a esta carencia, los obispos españoles se empecinan en que los poderes públicos obliguen a todos los ciudadanos, independientemente de sus creencias, mediante leyes, a que se mantenga un determinado modelo de familia, de matrimonio, de comportamientos sexuales y de discriminación de sexos que la jerarquía eclesiástica considera que se debe imponer a la sociedad, en contra de amplios sectores de la iglesia católica, aunque ello pueda suponer discriminación entre hombres o mujeres, o humillación a importantes colectivos, como los homosexuales.

Sería conveniente y deseable que las altas jerarquías eclesiásticas españolas llevasen a cabo una profunda reflexión, para diagnosticar las razones auténticas de esa debilidad cada vez mayor e irreversible, si no lo remedian. Mas dudo que lo hagan. Ya que ellas nunca son culpables de nada. Los culpables siempre son otros. Obviamente entre ellos está el Gobierno de Rodríguez Zapatero.

 

 

Cándido Marquesán Millán

12/10/2007 08:51 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Problemática del alcohol en los jóvenes

 

 

 

 

 

Que un alto porcentaje de la juventud española tenga que disfrutar el fin de semana, en un parque ingiriendo bebidas alcohólicas, no puede dejarnos indiferentes. Padres de familia, educadores, responsables políticos, todos al unísono, deberíamos hacer un examen de conciencia serio. ¿Cómo se ha llegado a esta situación? Habrá que indagar en sus causas, y si las vislumbramos, quizás podremos intentar algún tipo de solución.

De entrada, esta juventud, podemos afirmar con rotundidad que es la más formada, la más despolitizada, la más europea, la más dependiente de los padres, la más rebelde y contestataria, y la que dispone de más libertades y alternativas al ocio de toda la historia. Parece claro. Mas también está escasamente integrada en el mundo laboral, con grandes dosis de vulnerabilidad a nivel afectivo y psicológico, y totalmente encadenada a las marcas y las nuevas tecnologías. Que parte de los jóvenes se manifiesten por el horario del cierre de los bares o para juntarse en una plaza o un parque para poder beber alcohol, y no lo haga por temas semejantes  al CPE de Francia o por cuestiones como la llegada masiva a Canarias de emigrantes desde Mauritania, no deja de ser lamentable.

También debe decirse que no hay juventud, hay jóvenes, de ahí la gran diversidad. Hay algunos, no sé si son la mayoría, aunque me gustaría que fuera así, que pasan olímpicamente del botellón, y que están entusiasmados de pleno con lo que están haciendo, volcados en sus estudios o en su trabajo. Otros están ilusionados en trabajar para organizaciones no gubernamentales. Mas también hay otros que no saben otra cosa que ponerse ciegos de alcohol los fines de semana. A estos últimos van dirigidas estas reflexiones.

Acabamos de contemplar que ha sido tema de candente actualidad el tema del macrobotellón. A mí, como persona adulta, me han dado ganas de incorporarme  a cualquiera de estos  macroactos de los jóvenes, si no hubiera sido por mis canas. Poca habilidad han demostrado los diversos medios de comunicación. Todos, tertulias, informativos, periódicos han hablado tanto el macrobotellón como si fuera el partido del siglo y con ello, lo que han conseguido no ha sido otra cosa que fomentar la concentración de los jóvenes alrededor de una litrona. Vistos y oídos todos los medios, se daban todos los ingredientes para esta macroconcentración: un reto frente a la población mayor; una competición tratando de conseguir una mayor concentración; el riesgo y la seducción frente a lo prohibido, el atractivo por la fiesta, en la que se contemplaba la posibilidad de sexo, alcohol y drogas; un ambiente distendido, así como el procurarse un suministro etílico más barato y no tener que pagar 6 euros en cualquier cuchitril por una copa de garrafón.

El desenlace todos los conocemos. Lo primero, en cualquier plaza o parque, con la desesperación lógica del vecindario, ha sido el rastro del día después. Lo más parecido a un campo de batalla: todo lleno de botellas, vasos de plástico, bolsas de supermercado, restos de comida, vomitonas y orines. Como corolario, los Ayuntamientos ocupados y preocupados; los vecinos indignados, los expertos en temas sociales alarmados, los padres desbordados, sin saber qué hacer, los trabajadores de los servicios municipales de limpieza agotados y los jóvenes de resaca.

La gente de bien, entretanto, nos rasgamos las vestiduras. El triste desencanto de la burguesía. Estamos heredando lo que hemos tolerado, cuando no fomentado. Hemos conseguido todos que España se haya convertido en el paraíso del alcoholismo. Hoy el alcohol forma parte de nuestra cultura. No echemos la culpa a los jóvenes. Si se ha llegado a esta situación todos debemos sentirnos culpables. Alguien calificó, no sin razón, que España es un país “alcohólico, apostólico y romano”, donde tomar una copa de más al día no esta considerado enfermedad, sino, simplemente, “mala costumbre”. Los españoles no sabemos celebrar ningún acontecimiento social, sea boda, bautizo, comunión, cumpleaños, aniversario, onomástica, despedidas, etcétera, que no se sea por vía etílica. ¡Aquí no se puede concebir una fiesta sin ingestión del alcohol! Incluso si tales eventos se encuentran demasiado lejanos entre sí, se busca con fruición cualquier otro pretexto. Aprobar un examen, acertar una quiniela, cobrar un primer sueldo ,o, simplemente, que las cosas van bien, justifica esta mala costumbre. Pero si no existen razones positivas para beber, también se aprovechan las negativas- funeral o entierro, para seguir bebiendo. En este país, la mala costumbre de beber no sólo ha sido siempre ensalzada como un potenciador de la comunicación, sino también para curar enfermedades populares. Se ha convertido en un medicamento reductor de las ansiedades y preocupaciones que nos rodean a los españoles. Con el alcohol engañamos al aburrimiento, la pobreza, los celos y la soledad.

  Los extranjeros cuando llegan a España les llama la atención el que  la mayoría  de las calles, de cualquier ciudad, sea un auténtico rosario de bares, tabernas y cafeterías. Son como farmacias de guardia. Este fenómeno urbanístico no tiene parangón en ningún otro lugar del mundo.

Para acabar este artículo me tomo la licencia  de contar dos experiencias personales. Hace 15 años, en un pueblo montañés castellonense bellísimo del que guardo un gratísimo recuerdo, de cuyo Instituto tuve el privilegio de ser Director, convoque a la Asociación de Padres para tratar de buscar alguna solución al problema del alcohol entre los jóvenes. Planteamos una serie de propuestas. Acabamos la reunión, llegamos a un bar, todos los padres pidieron sorprendentemente bebidas alcohólicas.

Mientras estaba redactando este artículo, baje a un bar a tomar un café. Estaba distraído leyendo el periódico, cuando un joven en mi flanco derecho me sorprendió, al pedir al diligente camarero una serie de consumiciones. Fueron las siguientes: güisqui con naranja, vodka con limón., ron con coca-cola, chupito de naranja con limón  y martíni con limón.

 

 

 

Cándido Marquesán Millán

 

Profesor de Geografía e Historia del IES “Benjamín Jarnés” de Fuentes de Ebro.

D.N.I 17129514

Domicilio. Calle Lorente 32 2º J Zaragoza. Teléfono- 976-560724

 

 

           

12/10/2007 08:54 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Profundizando en el Estado del Bienestar

 

 

 

Una de las conquistas más grandes para la humanidad ha sido la creación del Estado de Bienestar, acontecimiento iniciado a partir del final de la II Guerra Mundial, en diferentes países de la Europa Occidental. Esta nueva situación implica que  a los ciudadanos se les reconocen unos derechos sociales, y por ello tienen a su disposición gratuitamente una servicios, proporcionados por el Estado: sanidad, pensiones, educación, seguro de desempleo, etc. Hay diferentes explicaciones en cuanto a su génesis. Había que atenuar dentro del sistema capitalista el descontento de las clases trabajadoras, que podían provocar estallidos revolucinarios, todavía más si tenemos en cuenta el referente del socialismo de los países del Este. Además era necesaria a su vez su aceptación por parte de las clases medias. Y se basaba en un sistema impositivo progresivo, con carácter redistributivo, para ir consiguiendo cada vez más una mayor justicia social. Sobre todo fue obra de la socialdemocracia, aunque también participaron otras corrientes ideológicas.

En España, en tiempos de la Dictadura de Franco, ni por asomo podía pensarse en su implantación. Hubo que esperar a la llegada de los gobiernos socialistas, encabezados por Felipe González en los años 80 y 90 del siglo pasado. Por ello prestaron especial atención a la sanidad, las pensiones, y a la educación. Entre 1982 y 1992, el gasto público en estos tres campos aumentó en 4,1 puntos sobre el total del PIB.

 A través de la Ley 14/ 1986, de 25 de abril, General de Sanidad, se dio respuesta al artículo 43 de la Constitución de 1978, reconociendo el derecho a las prestaciones del sistema sanitario a todos los ciudadanos y a los extranjeros residentes en España. Obviamente esto significaría un incremento importante en gasto público. En 1989, se dedicaba un 5% del PIB a gastos sanitarios, que todavía quedaba lejos de las cifras de Alemania, Francia u Holanda.

La percepción de las pensiones se universalizó y se elevó su cuantía, con el fin de reducir las desigualdades sociales. Este hecho se realizó por medio de la Ley 26/1990, de 20 de diciembre, por la que se establecen en la Seguridad Social prestaciones no contributivas. La trascendencia de la reforma se centra en la extensión del derecho a las pensiones de jubilación e invalidez y a las prestaciones económicas por hijos a cargo, del Sistema de la Seguridad Social, a todos los ciudadanos, aun cuando no hayan cotizado nunca o el tiempo suficiente para alcanzar prestaciones del nivel contributivo, por la realización de actividades profesionales. Se trata, en definitiva, de la universalización de tales prestaciones. La ampliación de la protección social trata de dar respuesta a una aspiración social de solidaridad para determinados sectores más desprotegidos, como ancianos o inválidos sin recursos. Esta Ley supuso el que 400.000 nuevos pensionistas se incorporaran al sistema. El número de pensionistas (vejez, invalidez, accidente…) no dejó de crecer, y otro tanto ocurrió con las prestaciones de desempleo, ya que, si en 1985 recibían el subsidio un millón de personas, en 1992 la cifra alcanzaba medio millón más.

Otro hito fundamental fue la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo. En ella se reconoce que el derecho a la educación es un derecho de carácter social. Concreta la enseñanza básica, contemplada en el artículo 27.4 de la Constitución, determinándose en 10 años su duración, ampliándose, por consiguiente, en dos años la existente hasta entonces, y extendiéndose desde los seis hasta los dieciséis años, además de ser gratuita y obligatoria.

Ahora, ha tenido que ser otro Gobierno socialista, el de Rodríguez Zapatero, el que haya puesto en marcha el proceso de profundizar y extender el Estado de Bienestar, con la aprobación del Proyecto de Ley de Promoción de

12/10/2007 08:55 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Azaña y Rodríguez Zapatero, Políticos de verdad

 

 

 

 

 

            Hay momentos en la historia claves y trascendentales. Uno de ellos es el actual. Uno de los problemas que viene arrastrando esta España querida nuestra, es el de la vertebración territorial. Hay determinados territorios, que no se sienten cómodos, dentro del Estado español. Véase el País Vasco o Cataluña. No hay más ciego que el que  no quiere ver. Es de sentido común constatar esta realidad. Ante ella, se pueden adoptar diferentes posturas. Una la primera, la más cómoda y con menos costes electorales, es la de ir tirando. No hay problema alguno. Esto es cosa de cuatro iluminados que son unos desagradecidos con nuestra querida Madre Patria. La segunda, la realista, es reconocer el problema. La condición sine qua non para solucionarlo es reconocer su existencia, A partir de entonces hay que buscar la solución, por difícil que está sea.

            La primera es la postura es la de la mayoría de los políticos, que ven pasar los acontecimientos, sin más ni más. La segunda, la de los políticos con coraje, que empujan la Historia hacia delante, podría estar representada en el pasado reciente por Manuel Azaña y en el momento actual, por Rodríguez Zapatero.

            El líder de Acción Republicana en este tema dio muestras de coger el toro por los cuernos. Los políticos de temple no se acongojan ante los problemas, por arduos y difíciles que estos sean. En diferentes discursos, hablan por si mismos, algunos de ellos dignos de pasar al arte de la oratoria, demostró esta actitud. Ya el 27 de marzo de 1930, en un discurso en el restaurante Patria de Barcelona, se atrevió a decir algo como esto: Yo concibo, pues, a España con una Cataluña gobernada por las instituciones que quiera darse mediante la manifestación libre de su propia voluntad. Unión libre de iguales con el mismo rango, para sí vivir en paz, dentro del mundo hispánico que nos es común y que no es despreciable. Y he  de deciros también que si algún día dominará en Cataluña otra voluntad y resolviera ella remar sola en su navío, sería justo el permitirlo y nuestro deber consistiría en dejaros en paz, con el menor perjuicio posible para unos y otros, y desearos buena suerte, hasta que cicatrizada la herida pudiésemos establecer el menos relaciones de buenos vecinos. No se dirá que no soy liberal.

            En la sesión de las Cortes de 27 de mayo de 1932, en otro discurso celebérrimo, desempeñando ya la Jefatura del Gobierno, se atrevió a decir, después de mencionar a Ortega y Gasset que había indicado el problema catalán es insoluble y debemos conllevarlo, palabras certeras como estas: Cataluña dice, los catalanes dicen: “Queremos vivir de otra manera en el Estado Español”. La pretensión es legítima. La ley fija los trámites. Los catalanes han cumplido. Este es el problema y no otro. Se me dirá que el problema es difícil. ¡Ah! Yo no sé si es difícil o fácil, eso no lo sé; pero nuestro deber es resolverlo sea difícil o fácil.

            Unos meses después en una alocución a los catalanes, pronunciada en la Plaza de la República de Barcelona, el 26 de septiembre de 1932, con el Estatuto bajo el brazo, pudo terminar de esta guisa: Catalanes: ¡Viva España! ¡Viva la República! ¡Viva la libertad!

            Hoy, a pesar de ataques furibundos y viscerales, lanzados por doquier a través de todos los medios de comunicación, hablados, escritos e informáticos, que recuerdan esa España rancia y anquilosada, nostálgica del pasado imperial, del Mío Cid, los Reyes Católicos, Trento, Lepanto y Menéndez Pidal, Rodríguez Zapatero ha sabido estar a la altura de las circunstancias históricas que le ha tocado vivir, reconociendo el problema y abordándolo con coraje  y seriedad, por ello puede considerarse un dignísimo sucesor de D. Manuel Azaña. Desde tiempos de la II República no se había planteado en esta España nuestra con tanta seriedad y valentía un debate sobre la cuestión territorial, como ahora. Hemos esperado bastante. Al  político leonés le van a llover chuzos de punta. Enemigos no le van a faltar. Pero el Estatuto va a salir adelante, mal que les pese a muchos. Puedes estar seguro, ZP, que el Tribunal de la Historia te absolverá y que vas a tener un lugar privilegiado en nuestra Historia. Porque vas ennoblecer la política, ya que vas a permitir, al saber percibir la continuidad histórica, la duración, gracias a la observación directa de la realidad y personal del ambiente que te circunda, observación respaldada por el sentimiento de justicia, que es el gran motor de todas las innovaciones de las sociedades humanas, que España dé un salto adelante, como hace mucho tiempo estábamos esperando todos aquellos españoles libres de prejuicios y dogmatismos.

 

 

 

Cándido Marquesán Millán

           

12/10/2007 08:57 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La obra de las Misiones Pedagógicas en Híjar, una autentica Revolución Cultural

 

Una de la preocupaciones de los políticos que llegaron al poder a partir del 14 de abril de 1931, fue el elevar el nivel cultural de la población española. La realidad con la que se encontraron era demoledora. En Híjar la mitad de los hombres, y seis de cada diez entre las mujeres eran analfabetos. Aun siendo ligeramente superior este porcentaje en relación con la media española, siendo España una población eminentemente rural, los datos de Híjar eran perfectamente extrapolables a buena parte de la geografía nacional. Esta realidad debía servir de escarnio y vergüenza para cualquiera que se sintiera español.  Para tratar de corregir esta situación lamentable, además de otras medidas, se crearon las Misiones Pedagógicas, por Decreto de 29 de mayo de 1931, firmado por Marcelino Domingo, primer Ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes de la II República. El objetivo que se proponía el Gobierno con la organización del Patronato de Misiones Pedagógicas era:

 

"Llevar a las gentes, con preferencia a las que habitan localidades rurales, al aliento del progreso y los medios de participar en él, en sus estímulos morales y en los ejemplos de avance universal, de modo que los pueblos todos de España, aun los apartados, participen en las ventajas y gozos nobles reservados hoy a los centros urbanos(1)”.

 

Las personas que formaban el Patronato y que habían de poner en marcha la iniciativa, fueron designados por Orden de 6 de agosto de 1931, siendo su Presidente Manuel B. Cossío, y vocales del mismo Rodolfo Llopis, Marcelino Pascua, Francisco Barnés, Antonio Machado, Lucio Martínez Gil, Luis Bello, Pedro Salinas, Enrique Rioja, Juan Uña, Oscar Esplá, Angel Llorca, José Ballester, Amparo Cebrian, María Luisa Navarro y Luis A. Santullano, que actuaba de secretario.

La organización de una Misión Pedagógica surgía de la propuesta previa de una zona misionable, por iniciativa de las Inspecciones de 1ª Enseñanza, Consejos Locales o Provinciales, miembros del Patronato o particulares. La propuesta debía ir acompañada de un informe en el que aparecieran: descripción geográfico-económica de la comarca, distribución de la población, comunicaciones, situación cultural y escolar, ambiente social, locales de actuación, hospedajes, fluido eléctrico, etc. Teniendo en cuenta los elementos apuntados, el Patronato decidía la salida de una Misión eligiendo el personal idóneo. La colaboración personal solía ser libre y gratuita, como empresa de espíritu y generosidad y de limpio acercamiento a los humildes.

Para conseguir elevar el nivel cultural de los pueblos y hacer de sus habitantes auténticos ciudadanos, fundamentalmente se sirvieron de distintos medios.

Se decidió crear bibliotecas escolares, tanto para el niño como para el adulto. Las bibliotecas serían públicas y se estableció que toda escuela primaria poseería una. En el Decreto de 7 de agosto de 1931 se indicó que el Ministerio de Instrucción Pública destinaba 100.000 pesetas a la creación de bibliotecas( el sueldo diario de un jornalero era de 5 pesetas). Al cerrar la impresión de la memoria de 1934 el número de bibliotecas creadas por el Patronato sobrepasaba las 5.000. Los libros preferidos por los niños eran de Grimm, Andersen, Swift, Poe, Mayne, Verne y biografías de hombres ilustres. Los adultos se inclinaban por novelas, siendo los autores más solicitados Galdós, Valera, Pérez de Ayala, y entre los clásicos Quevedo, Cervantes, Dickens, Tolstoi, Victor Hugo. Poetas como Bécquer, Antonio Machado y Juan Ramón Jiménez.

El funcionamiento de las bibliotecas estaba encomendado a Juan Vicens y a María Moliner.

El servicio de música llevaba, con el Coro de las Misiones integrado por estudiantes, a los lugares que visitaba las canciones y los romances que el mismo pueblo había creado y tenía en el olvido. Se llevaban también obras de grandes compositores Beethoven, Mozart, Bach, Haendel, Schubert, Albéniz, Falla, Turina, así como ejemplos de canto gregoriano y de lírica regional. En 1934 el Patronato tenía repartidos alrededor de 70 gramófonos en las escuelas de distintos pueblos.

El cinematógrafo y las proyecciones fijas eran " los auxiliares más poderosos de la actuación misionera en los pueblos", aunque había escasez de películas orientadas al conocimiento de España. Esto hizo que el Patronato llegase a realizar 15 documentales. Películas de que disponían en 1934 eran 411, de las que 22 eran sonoras. Los temas variaban desde los agrícolas, geográficos, ciencias naturales, de humor y dibujos animados.

El Coro y el Teatro del Pueblo era otro de los servicios culturales y estaba dirigido por Alejandro Casona y Eduardo M. Torner. Iban en él estudiantes de Escuelas y Facultades que en domingo y durante las vacaciones recorrían los pueblos. Llevaban obras de Lope de Rueda, Juan de la Encina, Cervantes, Calderón, etc.

El Museo Circulante disponía de 2 colecciones, la primera integrada por 14 copias de cuadros existentes en el Prado: Berruguete, Sánchez Coello, El Greco, Ribera, Velázquez, Murillo, Goya, etc. Junto a las copias se exponían reproducciones de algunos grabados de Goya. En la segunda colección también aparecían reproducciones de grabados de Goya, junto con copias de cuadros existentes en el Prado, Academia de San Fernando y Museo Cerralbo. El Museo llevaba como elementos supletorios gramófonos y altavoces para con la música hacer más atractiva la exposición, y a veces se decoraba de forma sencilla con plantas y cacharros. Obsequiaban en ocasiones reproducciones de los cuadros y dejaban algunas enmarcadas para decorar las escuelas, Ayuntamientos y Centros Obreros.

Al frente del Museo estuvieron, Rafael Dieste, Luis Cernuda, Antonio Sánchez Barbudo y Ramón Gaya.(Los dos últimos estuvieron en Híjar en el verano de 1934).

El Patronato de las Misiones tenía un presupuesto reducido, adscrito al del Ministerio de Instrucción Pública, siendo el tema de las Misiones motivo polémico entre las distintas fuerzas políticas en las discusiones presupuestarias.

Las asignaciones en los distintos presupuestos para las Misiones fueron los siguientes:

 

-         1931.......... 350.000 pesetas.

-         1932.......... 625.000 pesetas.

-         1933.......... 800.000 pesetas.

-         1934 ......... 700.000 pesetas.

 

Se puede observar en estas cifras un aumento progresivo de las cantidades destinadas durante el bienio azañista, produciéndose en 1934 un descenso con respecto al año precedente, llegando a reducirse drásticamente en 1935.

En el primer proyecto de presupuesto de 1934 enviado a la Cámara, siendo ministro de I. P. Pareja Yébenes, se consignaban para las Misiones 400.000 pesetas, cantidad que, siendo ministro de I. P. Villalobos, intentó elevar a 800.000. Los votos particulares iban desde un maestro de F. E. T. E, que pedía se mantuviese la consignación del año anterior y acabó diciendo:

 

"  He deseado tan sólo llamar a la reflexión a los señores diputados para que se den cuenta de que las mencionadas 800.000 pesetas no deberían despertar en nosotros más preocupación que ésta: la de triplicarlas en el próximo presupuesto(2)"

 

 

 

Un tradicionalista, pedía la supresión, argumentando:

 

 "Yo soy de los que no acaban de comprender la utilidad de las Misiones, tanto por su organización como por la forma en que han sido llevadas a la práctica(3)."

 

. Apuntaba el diputado tradicionalista dos aspectos negativos: uno, la falta de imparcialidad en la elección de las personas que actuaban de misioneros, y otro, que se refería a los contenidos.

Entre estas dos posiciones, la de Alonso Zapata y la Lamenié de Clairac, surgió una tercera posición defendida por el independiente Manuel Pedregal, a la que se sumaron otros diputados que permitió un presupuesto de 700.000 pesetas.

En este debate parlamentario hubo una brillante intervención sobre el tema:

 

 " La obra de las Misiones Pedagógicas ha suscitado, sin que sepamos por qué, una odiosidad singular; despego en algunos, odio manifiesto en otros. Las M. P. curiosamente han despertado aquí esta sensación de enojo cuando en los medios culturales internacionales, por el contrario, han suscitado un movimiento admirativo ", y eso tanto en la Oficina Internacional de Educación de Ginebra, como en La Sorbona(4)."

 

            Si en el primer presupuesto aprobado por las derechas, el de 1934, pese a la actitud de los tradicionalistas, salió adelante la asignación consignada, en el segundo presupuesto, aprobado por el bienio radical-cedista de 1935, la asignación disminuyó. En un artículo titulado " Los Dinamiteros de la Cultura ", alguien dijo:

 

" Porque sépamos bien que tan criminal e insensato como hacer añicos la biblioteca de Oviedo o los tesoros de su Catedral, es el intento de aniquilar las Misiones Pedagógicas. Sin embargo, esta acción se podía hacer con apariencias de legalidad, impunemente sin que se formen consejos de guerra(5) ".

 

Una iniciativa como las M. P. tenía que fracasar previsiblemente dadas las estructuras agrarias de España, pero su hundimiento no llegó, pese a sus insuficiencias, por ahí; sino por la actividad intransigente de la derecha ante iniciativas culturales no surgidas en su propio campo político(6).

            Hecha esta introducción, me voy a fijar en algunas de estas iniciativas, que llegaron a Híjar en el año 1934. Me he servido de fuentes hemerográficas o documentales, en este último caso, del Libro de Actas Municipales del Ayuntamiento de Híjar.

En varios Plenos del Ayuntamiento trataron el asunto de la Biblioteca. Su actuación, era de derechas, nos sirve para conocer su escaso interés por el mundo de la cultura.

            En octubre de 1933, decidieron dar las gracias, por el interés mostrado en instalar una Biblioteca municipal en Híjar, al Ministro de Marina, D. Vicente Iranzo Enguita, de Cella, médico y dirigente turolense del disuelto "Grupo al Servicio de la República". No obstante el Ayuntamiento decidió, tenían otras preferencias, no instalar la Biblioteca por cuestiones económicas(7). Esta actuación se justifica por sí misma. Parece lógico pensar que ninguna institución municipal pueda rechazar una donación de una biblioteca para su municipio. El Ayuntamiento de Híjar de octubre de 1933 lo hizo. Esto parece incomprensible, a no ser que sus miembros fueran auténticos cenutrios.

            En octubre de 1933, unos días después, decidieron la instalación de la Biblioteca, desconozco las razones de este súbito cambio, conforme al Decreto de 13 de junio de 1932 del Ministerio de Instrucción Pública(8).

            En noviembre de 1933, se leyó la comunicación de la Junta de Intercambio y Adquisición de Libros, referente a ciertos requisitos precisos para la concesión solicitada(9).

En diciembre de 1933, por la prensa sabemos que se iba a entregar por parte del Patronato de Misiones Pedagógicas, organismo dependiente del Ministerio de Instrucción Pública una Biblioteca Escolar a las Escuelas Graduadas de Híjar(10).

            En diciembre de 1933, dieron las gracias a la Junta de Intercambio y Adquisición de Libros para la creación de la Biblioteca Municipal y decidieron, entre las bases de utilización de dicho servicio presentadas por Félix Téllez García, Secretario del Ayuntamiento, establecer 5 pesetas de depósito a los lectores para responder de los daños, que puedan ocasionar en los libros, que se les concedan para la lectura(11). Esta medida parece surrealista. En Híjar en estas fechas el jornal medio de un bracero era de 5,50 pesetas. Parece evidente que lo que pretendía el Ayuntamiento no era el fomento de la lectura. Parece deducirse de la medida anterior que el Secretario estaba muy preocupado por el mantenimiento del buen estado de los libros; quizás, pensaba que sus conciudadanos se los iban a comer.

            En febrero de 1934, decidieron inaugurar la Biblioteca el 4 de marzo, con la Banda Municipal, que iba a durar poco, e invitar a las autoridades a dicho acto y aceptar en justa reciprocidad la invitación escolar de La Puebla de Híjar(12). Merece la pena contar cómo lo relata la prensa la inauguración:

           

            " El pueblo de Híjar, atento siempre a los problemas culturales, ha dado una prueba elocuente de ello, inaugurando el día 4 del actual una biblioteca popular y otra escolar, establecidas en las Escuelas Graduadas de niños.

            Al acto concurrieron, además de los maestros, el Ayuntamiento en pleno, el Consejo Local de 1ª Enseñanza, el juez de Instrucción, el teniente de la Guardia Civil, el cura párroco, varios jóvenes maestros, hijos de la localidad, representando a la pedagogía moderna; y otras distinguidas personalidades.

            La banda de música, hábilmente dirigida por Don Tomás Aragüés, contribuyó a realzar la fiesta, interpretando escogidas composiciones.

            Después de admirar el gran número de libros perfectamente ordenados y colocados en un hermoso armario construido a propósito por el Ayuntamiento, Don Leoncio Fernández, bibliotecario y director de las Escuelas Graduadas, leyó los reglamentos redactados para el funcionamiento de ambas bibliotecas y a continuación pronunció un discurso en el que en sentidas y patrióticas frases expresó la necesidad de estas instituciones, para, con el estudio, contribuir al engrandecimiento y prosperidad de los pueblos y considerando la influencia que la mujer ejerce en el hogar, recomendó la conveniencia de que ésta participe también de sus beneficios. Fue muy aplaudido.

            Seguidamente se repartieron libros y caramelos a los niños y los invitados fueron obsequiados con un espléndido lunch.

            Como los libros que constituyen la biblioteca popular fueron regalados al Ayuntamiento por la Junta de Intercambio y los de la escolar fueron concedidos por el Patronato de Misiones Pedagógicas a petición de don Leoncio Fernández; Híjar, reconociendo y estimando en todo su valor las mencionadas donaciones, queda sumamente agradecida a ambas entidades y promete que sus libros serán tratados con gran cariño y consideración(13). "

 

Otro tema que sirve para conocer las inquietudes culturales de nuestro Ayuntamiento fue la supresión de la Banda Municipal de Música. Tomaron la decisión de suprimirla en abril de 1934, visto el nuevo Reglamento del Cuerpo de Directores de Bandas de Música, teniendo en cuenta las disponibilidades económicas del Municipio(14). Hay que señalar además la desconsideración, que tuvieron con Tomás Aragüés, el Director, que ya llevaba varios años realizando una labor muy encomiable.

            En julio de 1926 por la prensa conocemos que se iba a organizar la Banda Municipal de Música y para ello se iba a abrir un concurso para proveer el cargo de Director, que fuera a la vez organista y con algunas clases pudiera vivir con dignidad(15).

En abril de 1929, el mismo periódico nos  cuenta que Tomás Aragüés dio un extraordinario concierto el domingo, a las 4 de la tarde, con un repertorio totalmente nuevo y acabó con un  vals original suyo, que fue largamente aplaudido. Las alabanzas al profesor Aragüés fueron unánimes, al haber conseguido que los componentes de la Banda Municipal, en poco más de un año, sin saber nada de pentagramas, tocasen con gran gusto y afinación, como auténticos profesionales(16). A pesar de ello el Ayuntamiento fue implacable con D. Tomás Aragüés.

            En junio de 1934 se examinó una instancia presentada por D. Tomás Aragüés, en la que solicitaba le fuera reconocida la situación de excedente forzoso del cargo de Director de la Banda Música, con derecho al disfrute de los dos tercios del sueldo, que le correspondía con arreglo al artículo 7º del Reglamento de 3 de abril último. La Corporación Municipal, vista la Ley de 23 de diciembre de 1932 y el Reglamento de 3 de abril último, acordó por unanimidad contestarle que no afectando a este Ayuntamiento ni la Ley ni el Reglamento, ya mencionados, con arreglo a lo preceptuado en el artículo 1º de los mismos, puesto que la Corporación Municipal no sostenía de su presupuesto Banda de Música alguna, no podía reconocérsele la situación de excedencia que solicita(17).

            En agosto de 1934, acordaron que el personal subalterno del Ayuntamiento estuviese preparado el día 11 del actual, para la descarga del Museo de las Misiones Pedagógicas y habilitar para ello el local de las Escuelas de los niños(18).

            Conocemos por prensa que en agosto de 1934 y durante los días 12 al 16, en uno de los locales de las Escuelas de los niños, pronunciaron amenas e instructivas conferencias los funcionarios del Patronato de Misiones Pedagógicas, Antonio Sánchez Barbudo y Ramón Gaya.

Llevaban una colección de copias de cuadros del Museo del Prado y con una máquina cinematográfica los proyectaron en un telón, dando una explicación de cada cuadro y una pequeña biografía del autor, todo en un lenguaje sencillo y agradable, comprensible aún para los menos versados en el arte pictórico.

El público escuchó con verdadera atención, comentando favorablemente el objeto de estas Misiones Pedagógicas(19).

Vistas las actuaciones de las Misiones Pedagógicas en Híjar, merece la pena destacar que con 24 años de edad, llegaron al frente del Museo en el verano de 1934, 2 personajes de una categoría intelectual y humana impresionante. Son los citados Antonio Sánchez Barbudo y Ramón Gaya; el primero, un extraordinario profesor y crítico literario, con una gran cantidad de obras escritas sobre Antonio Machado, Unamuno, Espronceda; el segundo, un extraordinario pintor, que ha dado nombre a un Museo en su ciudad natal de Murcia. Los dos tuvieron que exiliarse, como otros muchos, al acabar la Guerra Incivil, propiciada por el Funeralísimo. ¡Qué riqueza intelectual se perdió para siempre, como consecuencia del inevitable exilio¡ Que estuvieran en Híjar estos dos personajes puede considerarse todo un lujo.

Como colofón a lo escrito previamente y captar el auténtico espíritu que impregnaba  a las Misiones Pedagógicas, sirven muy bien las palabras escritas por Ramón Gaya:

 

“Así, con el tiempo encontramos que lo mejor era abrir el Museo por la mañana, para que pudiera ir quien quisiera, y por la tarde anunciar unas charlas (dos charlas en realidad), que dábamos dos personas y dividíamos en tres o cuatro tardes. Se hacían bastante tarde, antes de cenar, porque en los pueblos a los que íbamos, la gente—la gente que le interesaba a Cossío—estaba en el campo y no podía venir antes. Así, teníamos un público atento, que después se convencía de que no íbamos a pedirles nada.

Dejábamos allí una biblioteca de cien libros, escogida también por Cossío y por los demás de las Misiones, un gramófono y una serie de discos, éstos escogidos por Torner. Solía haber una audición de música clásica de la mejor y de canciones populares que Torner precisamente había recogido por los pueblos. Después de los discos, que ellos mismos habían grabado, pasaban a escuchar canciones del Renacimiento italiano, por ejemplo, encontrando así la coherencia entre ambos.

Y nosotros hacíamos dos charlas diariamente, repartiéndonos el trabajo. Primero Antonio Sánchez Barbudo, Rafael Dieste o Cernuda hacían un comentario de la época en que estaban pintados tales o cuales cuadros, que se comentaban es día. Después yo hablaba de esos dos o tres cuadros como pintura. Intentaba decirles algo sobre lo que estaba ahí plasmado, pero siempre sin darles lecciones de nada, como nos había pedido Cossío. Porque Cossío resumió todo, diciéndonos: “He tenido muchos enemigos en este proyecto y no querría que se desvirtuara mi idea de llevar estos tesoros que tenemos, que los españoles tenemos. Quiero enseñárselos a las gentes que no los han visto nunca, porque también son suyos, pero en absoluto quiero darles ninguna lección, sólo quiero que sepan que existen y que, aunque están encerrados en el Prado, son también suyos. Eso es lo que quiero”. A mí esto me dejo con la boca abierta, porque desde luego es de una honradez y de una limpieza... Vi que era un verdadero señor 20.”

 

Cándido Marquesán Millán

 

 

 



1 Decreto de creación de las Misiones Pedagógicas, 29 de mayo de 1931.

2 Alonso Zapata, diputado socialista, junio de 1934.

3 Lamenié de Clairac, diputado tradicionalista, junio 1934.

4 Fernando de los Ríos, ex ministro socialista, junio de 1934.

5 El Sol, artículo de Americo Castro, 30 de junio de 1935.

6 La contextualización de todo lo relacionado con las Misiones Pedagógicas, me he basado en la obra La enseñanza en la II República, Pérez Galán, Mariano.

7 Libro de Actas Municipales de Híjar, 2 de octubre de 1933.

8 Libro de Actas Municipales de Híjar, 23 de octubre de 1933.

9 Libro de Actas Municipales de Híjar, 27 de noviembre de 1933.

10 Heraldo de Aragón, 24 de diciembre de 1933.

11 Libro de Actas Municipales de Híjar, 26 de diciembre de 1933.

12 Libro de Actas Municipales de Híjar, 24 de febrero de 1934.

13 Heraldo de Aragón, 6 de marzo de 1934.

14 Libro de Actas Municipales de Híjar, 23 de abril de 1934.

15 La Voz de Aragón, 22 de julio de 1926.

16 La Voz de Aragón, 13 de abril de 1929.

17 Libro de Actas Municipales de Híjar, 4 de junio de 1934.

18 Libro de Actas Municipales de Híjar, 6 de agosto de 1934.

19 La Voz de Aragón, 23 de agosto de 1934.

20 Mi experiencia en las Misiones Pedagógicas  (1931-1936) con el Museo del Prado de viaje por España. Conferencia de Ramón Gaya impartida en la Residencia de Estudiantes el 24 de abril de 1991.En el catálogo de la exposición, celebrada en Murcia y Madrid en 2003, y organizada por la Comunidad Autónoma de Murcia y la Residencia de Estudiantes, bajo el título Val de Omar y las Misiones Pedagógicas, 2003, Publicaciones de la Residencia de Estudiantes, Madrid.

14/10/2007 17:44 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Alejandro Kerenski en la Zaragoza de 1933

:

 

                       

 

 

            Uno de los personajes más relevantes de la historia europea en el primer tercio del siglo XX, ha sido Alejandro Kerensky, por su protagonismo en los primeros momentos de la revolución rusa. Si su actuación hubiera sido otra, la historia de Rusia hubiera seguido otros derroteros, y con ello la historia mundial habría discurrido por otros rumbos, ya que la primera revolución socialista habría fracasado. No obstante la historia, pienso, debe tratar de contar y explicar lo que ocurrió, y no lo que hubiera ocurrido si no hubiera ocurrido lo que ocurrió. No quiero entrar en más detalles, sobre la importancia del personaje anteriormente mencionado, ya que es incuestionable.

El siguiente trabajo trata sobre la llegada de Alejandro Kerensky a Zaragoza, a primeros de mayo, el 4 de mayo, de 1933, con motivo de impartir una conferencia, en el teatro Principal, bajo el título de “La economía dirigida y el plan quinquenal en Rusia”.

El acontecimiento mereció la atención de los periódicos zaragozanos, tales como: “El Noticiero”, “La Voz de Aragón” y “Heraldo de Aragón”, no sólo reflejando la conferencia, sino también publicando editoriales sobre el porvenir del socialismo. Son unos momentos claves, tanto en la historia de España, ya que era el período social-azañista de la II República; y no digamos, en la historia mundial, acaba de llegar al poder Hitler en Alemania.

Me parece importante el documento, por las razones expresadas anteriormente. Pero pienso que lo es sobre todo por su contenido, y por los momentos claves en que se lleva a cabo, cuando estaba gobernando Stalin, tras suceder a Lenin. Lo que dice un testigo-protagonista importantísimo, como él, es de una trascendencia singular. Dicho todo lo cual, paso a reflejar la crónica del “Heraldo de Aragón”, por ser la más completa y explícita, y ser un documento histórico de primera magnitud. Primeramente el cronista hace una breve descripción de Kerensky y posteriormente se limita a reflejar el contenido de la conferencia. Esta es la crónica:

 

“Deslumbrado por la batería del escenario, la sala a oscuras, el conferenciante avanza, como torpemente, intentando penetrar con su aguda mirada en la penumbra del patio de butacas. Es Alejandro Kerensky el que tenemos a unos pasos de nosotros.

De 1917 recordábamos la fotografía de este revolucionario, jefe del Gobierno Provisional de la República rusa, que arrojó al zarismo. Era entonces Kerensky el gran tribuno del pueblo; abogado elocuente que, aun no llegado a la cuarentena- hoy tiene 52 años-, tenía arraigo bien ganado en el partido laborista. Apostura de gesto, imán de simpatía, fogosidad verbal...

El Kerensky real que se nos aparecía ayer en el escenario del teatro Principal conserva la viveza de unos ojos verdosos y pequeños que durante el discurso entrecerraba como para concretar la expresión de un pensamiento, exteriorizado en francés premioso, pero claro.

Más nada de ademán oratorio en su cuerpo robusto, pero cansado y vulgarmente trajeado. Voz de tono corriente, empleada en disertación más bien documentada que amena.

Selecto y escaso público le siguió, no obstante, sin fatiga, premiándole al final con aplausos de simpatía. La relevante figura histórica del conferenciante no logró reunir a más de un centenar de personas.

 

Vistos los prolegómenos, la conferencia tal como la refleja el corresponsal de “Heraldo de Aragón”, fue como sigue a continuación:

                       

                                   Democracia y Dictadura

 

“Comenzó mostrando las dos corrientes opuestas-democracia y dictadura- que se disputan hoy en Europa la eficiencia para salvar la crisis ordinaria porque pasa después de la guerra.

Hay muchas teorías-dice- sobre el origen de la crisis mundial, que no una crisis ordinaria de coyuntura, como otras tantas que ha presenciado la historia del capitalismo.

Es un fenómeno más hondo. Vivimos un momento en que todas las bases de la vida económica y mundial cambian, y se hace necesario apelar a nuevas fórmulas. He aquí, como el más reciente, el caso de Norteamérica, donde Mr. Roosveelt obtiene facultades dictatoriales para organizar un sistema de inflación dirigida. Hecho significativo en el país esencialmente capitalista, del que se deben deducir enseñanzas. La tendencia actual del capitalismo se orienta decididamente hacia una economía mundial dirigida.

 

                                   La experiencia rusa

 

Expuestas estas consideraciones, el señor Kerensky entra a examinar la experiencia rusa y el fracaso del famoso plan quinquenal. Se propone deducir las consecuencias desastrosas de la intensificación colectivista, que, contrariando a la ley económica y a la voluntad del país, ha sembrado hambre, miseria y revueltas en el territorio de la Unión Soviética.

A este propósito da lectura a párrafos de una carta, cuya autenticidad recalca, en la que se habla del hambre y de muertos por millares. Carta—dice—confirmada por viajeros venidos de Rusia.

Recuerda la noticia del fusilamiento de 35 altos funcionarios del Ministerio de Agricultura, a quienes se acusaba del desastre. Por lo tanto—comenta—hay un reconocimiento oficial del fracaso. Y añade: ¡Cómo pueden 35 hombres, ni 350, organizar el hambre en un país que produce si no mediasen causas más hondas¡ Hace pocos días huían de Rusia varios ingenieros americanos. Después de traspasar las fronteras declararon que no podían trabajar en un país, en el que los habitantes sufren hambre y son dominados por el terror.

La enormidad del fracaso del plan quinquenal hay que verla en la historia. Stalin ha hecho la segunda experiencia de comunismo integral; la primera fue de 1918 al 1920, en que Lenin quiso organizar el comunismo y suprimir la libertad económica en el campo. Y la consecuencia fue el hambre de 1921, durante el cual Hoover se reveló de nuevo, como el organizador de los socorros del mundo a Rusia.

Entonces las condiciones en que se movía el Gobierno eran peores que hoy. Tenía la guerra civil de los rusos blancos y verdes, ayudados por Inglaterra y Francia, que así luchaban activamente contra el Gobierno de Lenin, y Rusia estaba bloqueada por completo, obedeciendo la consigna del “cordón sanitario”, dada por Clemenceau. Entonces Lenin tuvo a quien culpar del enorme fracaso del primer plan de economía dirigida; a aquel período se le llama hoy comunismo de guerra.

 

                                   Nueva Política Económica (N.E.P)

 

En vista de aquel fracaso, proclamó Lenin en 1921 la N.E.P. (Nueva Política Económica). Suprimió la aplicación estricta del comunismo en el campo y dio una semilibertad económica al campesino, a la pequeña industria y al comercio rural, conservando, sin embargo, la gran industria metalúrgica, la banca, y las minas.

Este pequeño respiro dio resultados milagrosos: en el interregno:  en el interregno 1921-1927 se desarrolló otra vez la vida económica y se olvidó el hambre. Y la situación política se estabilizó.

Entre 1927 y 1928 se le ocurre a Stalin empezar la lucha otra vez contra el campo. Las condiciones exteriores eran admirables para su experiencia por los capitalistas extranjeros que (con su admirable y estúpida ceguera) acudieron con sus capitales y sus máquinas en socorro del dictador y de su experiencia.

Por tanto, por haber también cesado la guerra civil, toda la responsabilidad del nuevo desastre cae sobre la dictadura de Stalin, ya que tampoco tiene dificultades exteriores a que achacarlo.

El primitivo plan quinquenal estaba preparado por técnicos-especialistas y era muy razonable.

1.      Desarrollo armónico de la industria y la agricultura.

2.      Mejora de las condiciones de vida del trabajador y por tanto de su poder adquisitivo.

3.      Desarrollo de la gran industria y su mecanización; y standarización al estilo norteamericano.

¿Qué medios se emplearon para llevarlo a cabo?

 

                                   El plan quinquenal

 

            La primera condición del plan elaborado por los técnicos y el desarrollo de la riqueza de los agricultores, eran la base para la realización del plan, especialmente del tercer punto. El campo floreciente, el campesino bien comido y que trabaja “individualmente” en su campo, eran la base del primitivo plan quinquenal.

            Sólo al quinto año el 20% de los campos debía ser colectivizado. Y esta riqueza del campo era indirectamente la base de la industria, y de ella, y no de los créditos extranjeros había de salir la creación de nuevas riquezas, el aumento del bienestar y del poder de compra de los obreros.

            Este programa, impreso y repartido abundantemente por los agentes bolcheviques, no se ha realizado. ¿Por qué? Por la dictadura stalinista, por sus intereses políticos, por el empeño de mantener el comunismo integral. El Gobierno tiene miedo, pánico a que el campesinado rico pudiera más que ellos. En 1926, en plena paz política, los campesinos y los obreros daban señales de inquietud y pretendían moverse por su cuenta.

            Entonces, en el Polit-Bureau, se celebró una conferencia secreta por los miembros dirigentes del partido, y en ella Trostky dijo su célebre frase: “Los campesinos bien comidos, son los peores enemigos de nuestra dictadura.”

 

                                               Trostky y Stalin

 

            “O la capitulación ante las leyes económicas y de libertad del pueblo, o el hambre y la miseria obligatorios con nuestra dictadura.”

            En 1927, Stalin, luchando contra Trostky y su extrema izquierda, publicó esta frase para aumentar la enemistad contra Trostky y los suyos. Y consiguió desterrarlo, aunque poco después cumplió e hizo suyo aquel programa.

            En 1930 se procede a la implantación del segundo plan quinquenal por métodos terroristas. Colectivización forzosa y terrorista del 80% de las tierras, y especialmente de las productoras de trigo, porque allí estaba el campesino rico y su peor enemigo. Y allí se colectivizó, se expropió y se suprimió lo que hizo la primera revolución republicana, que había dado la tierra a los campesinos, la de marzo de 1917.

            Cientos de campesinos fusilados, y millares deportados a Siberia y los bosques de Mormousk,  a trabajos forzados, fueron la secuela inevitable de estas medidas. Los campesinos respondieron asesinando a millares a los agentes bolcheviques y matando las vacas, los caballos y los cerdos en una proporción del cuarenta y cinco por ciento.

             Hoy no hay en Rusia manteca, leche ni calzado, porque no hay ganado. Antes del plan quinquenal había 30 millones de caballos. Hoy sólo hay 2.500.000 de HP, en tractores, lo cual no equivale ni a 15 millones de caballos de carne; y por ello no hay cosechas, ni simientes y el hambre es día por día más atroz y será reconocido por los enviados extranjeros. Como resultado de esto la ruina de la agricultura y el exterminio de los campesinos como clase. Y por tanto, si se arruina la agricultura en un país que es agrícola en un ochenta por ciento ¿por qué medios va sostenerse la gran industria americanizada? Antes del plan quinquenal, el campo daba algún rendimiento al Estado, que subsidiaba la industria incipiente con 3, 4 y 5 mil millones de rublos oro. Pero ahora el Estado debe subsidiar también el campo, y como no obtienen oro, exportaba todo: trigo, huevos, a precios irrisorios, desconocidos en Europa, precios de “dumpings”; pero esto se ha terminado porque no hay nada que exportar ya. Y la llamada “dictadura del proletariado” ha dado por consecuencia una “explotación del proletariado ruso”, como nunca la ha habido en ningún país capitalista. Y se dirá, ¿cómo el pueblo está quieto y tranquilo ante esto?

            Se dice que acepta esta opresión. Claro. No hay elecciones, ni puede expresarse en contra de esto. Las únicas elecciones con todos los resortes del gobierno oprimiendo al pueblo, en noviembre de 1917 dieron resultados tan desastrosos para la dictadura comunista, que no llegó a alcanzar el tercio de los votos.

            Ahora pues, la lucha es entre el Gobierno y las masas campesinas y obreras: ¿cómo se consigue aquietar a éstos? Stalin dio el 4 de agosto de 1932 un decreto para defender la propiedad socializada, una de cuyas disposiciones era, fusilar a todo aquel a quien se encontrase trigo en los bolsillos.  Para probar que no exagera lee extractos de la prensa oficial, “El Diario Oficial del Ministerio de Agricultura del Bajo Volga”:

           
            “Robos sistemáticos del trigo por sus propios amos; si se corta, se arrancan las espigas”.

            “Se roba, se esconde en agujeros, en estercoleros, en ataúdes y en tumbas. ¡Lo escondían en tumbas¡

            “Se comienzan a organizar revueltas de campesinos, que son ahogadas en sangre. Y comienzan las luchas de guerrillas contra el Gobierno”.

 

            Se reconoce oficialmente la existencia de bandas armadas. En Rostok, sobre el Don, un diario local en enero de 1933, publica el decreto ordenando a todos los campesinos de tres villas, sus mujeres y sus hijos, en número de 45.000 son enviados a Siberia y a los bosques  de Mowmantk. Los periódicos oficiales de Moscou no se han atrevido a publicar este decreto.

            Lee una carta de RostoK: “Combates de varias horas, los revolucionarios mal equipados se dispersan; perecen ametrallados 2.400.  Muchos jóvenes recién vueltos del servicio militar y dirigidos por suboficiales, están entre los revolucionarios”. La destrucción sistemática y organizada ha revolucionado a los jóvenes. Y esto es muy interesante, porque la juventud, que se entusiasmó con el plan quinquenal, ahora ya no es incondicional. Jóvenes comunistas son adversarios abiertos del régimen de Stalin. Los acontecimientos son más fuertes que la propaganda; y la vida real cambia la psicología de la juventud y de los miembros del partido.

            Zinovieff, jefe del Kominter, dice:

 

            “Una fracción importante del partido se deja arrastrar por la idea de una retirada, de una reacción, de un alto en el camino”:

            Stalin, sin  embargo, en Leningrado dice que no se debe retroceder ante nada, aunque hubiera que echar algunos centenares de millares de afiliados del partido.

            ¿Y el obrero industrial? ¿Está contento y tranquilo? No: hay huelgas y luchas entre ellos  y el Gobierno  que quiere proletarizar a los campesinos. Pero la destrucción de la agricultura tiene como consecuencia la reducción en la industria. Y hay que reducir el número de los obreros de ésta. En Europa esto se llama paro obrero. En Rusia oficialmente no hay paro. ¿Por qué? Y es que para eliminar a los obreros, se les acusa de sabotear, de ser agentes de la burguesía ,contrarrevolucionarios... y se les licencia en masa sin pagarles y privándoles de la cartilla de alimentación. Un ejemplo: en una factoría metalúrgica de 2 millones de obreros, se licenció a 240.000, y no figuran como parados. Y aún estaba descontento Stalin con algunos directores de fábricas por no licenciar a más gente.

            La lucha es hoy, pues, entre el Gobierno y los obreros y los campesinos. Conclusión útil no sólo para Rusia, sino para el mundo entero; no se puede progresar aniquilando la libertad de las masas y no se puede fundar un régimen sobre la tiranía.

            Al terminar recibió el señor Kerensky una nutrida ovación”.

 

           

 

 

                        Cándido Marquesán Millán

14/10/2007 17:58 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Patriotismo de verdad

                                  

 

            Con una mezcla de estupor y pesadumbre acabo de contemplar las acciones del Partido Popular en torno a la Fiesta  del 12 de octubre-no se sabe a ciencia cierta qué se celebra, si es la Fiesta de la Hispanidad, la de la Raza, de España, de la Virgen del Pilar…- , sobresaliendo el vídeo diseñado por los  asesores de imagen del Sr. Rajoy, o el escrito que todos los alcaldes populares debían leer.  Por más vueltas que le doy, no tengo muy claro por dónde empezar. El  grotesco vídeo, auténtica proclama nacional-católica y su puesta en escena pueden servir de un manual de semiótica. Está todo: la bandera, el toque bibliotecario, el semblante serio, grandes dosis de caudillismo, el haber sido grabado el discurso, como si estuviéramos al borde del precipicio. Para añadir más leña al fuego,  convertir el desfile del 12 de octubre en un acto de protesta contra el presidente Rodríguez  Zapatero ignoro qué réditos electorales acabará dando, mas no parece serio este proceder en un partido que tarde o temprano llegará al poder. Debe, tiene que ser en las Cortes, en el debate parlamentario, donde se da a conocer la alternativa política a la ciudadanía. Aprovecharse de un acto presidido por el Jefe del Estado y de homenaje a las víctimas en misiones de paz, para llevar a cabo políticas partidistas y de desgaste político del adversario no parece serio ni responsable.

             Además este  uso monopolístico descarado de todo un conjunto de símbolos por parte de un partido político no me huele bien. Sin cuestionar la importancia que para algunos pueden tener  los himnos, las banderas, las fiestas nacionales o los desfiles militares a la  hora de forjar un sentimiento nacional, considero que por envolverse en una bandera, entonar un himno, festejar con pompa y boato una fiesta nacional, o asistir a un desfile militar no se es más patriota. No debemos olvidar lo que dijo a finales del siglo XVIII, Samuel Johnson “el patriotismo es el último refugio de los canallas”. Tal como acaba de señalar Jesús Maraña. Me parece más acertada la definición de “patriotismo” hecha por Mauricio Virolli,  entendido como la capacidad de los ciudadanos de comprometerse en la defensa de las libertades y de los derechos de las personas. Para el politólogo italiano la virtud cívica o política se define como el amor a una patria, entendiéndola no como una vinculación  a la unidad cultural, étnica y religiosa de un pueblo, sino como amor a la libertad común y a las instituciones que la sustentan. Esa virtud cívica es la que se debe fomentar, por ello  “Es urgente instruir a los jóvenes sobre la historia de nuestra patria, enseñarles a amar a quienes lucharon por nuestra libertad”. El autentico patriotismo es que ningún ciudadano, ninguna ciudadana quede expuesto a la miseria y sus lacras ni abandonado a su suerte en tiempos de desventura.  Es que todos tengan exactamente los mismos derechos, los mismos deberes y las mismas libertades y oportunidades, de verdad, sea cual sea su cuna o su sexo. Es que cada persona esté protegida en sus necesidades elementales.  Es que todo el mundo adquiera tanta cultura, tanta educación y tanta formación como sea posible, para vivir mejor, para ser útiles y para ser difíciles de manipular y someter. Es que la justicia sea igual para todos, y que las cargas y alivios sociales sean escrupulosamente proporcionales a las posibilidades de cada cual. Es que, en caso de duda, nos pongamos siempre de parte de los débiles, que para neutrales ya están (o deben estar) los jueces. Este es el verdadero patriotismo. Y como el movimiento se manifiesta andando, el auténtico patriotismo se manifiesta a la hora de no poner trabas a que todo un colectivo de españoles, enterrados todavía en las cunetas, se les reconozca como merecen y que determinados símbolos fascistas desaparezcan de los edificios públicos. En condenar una dictadura que dio origen a uno de los períodos más tenebrosos de la Historia de España. En ayudar a que todo un conjunto de instituciones políticas y sindicales, o particulares españolas  recuperen su documentación, que les fue robada injustamente para poner en marcha una vergonzosa represión. En reconocer de una manera auténtica una España plural, no de boquilla. En permitir que determinadas personas españolas sin discriminación alguna de sexo puedan regularizar jurídicamente su situación personal. En no boicotear los intentos de paz para tratar de solucionar una de las lacras más graves de la democracia española. En valorar en su justa medida el esfuerzo encomiable en atender a todo un conjunto de personas españolas dependientes  que no se valen por sí mismas. En saber reconocer todo un conjunto de medidas de carácter social como: cheque-bebe, servicio gratuito de dentista para los niños, cheque para que los jóvenes puedan acceder a la vivienda.  En permitir que todo la juventud española sea educada en todo un conjunto de valores ciudadanos. Ese es el auténtico patriotismo. No el de envolverse en banderas, ni el de entonar himnos, ni el  festejar fiestas, ni presenciar desfiles militares.  Tristemente conocemos a donde nos ha conducido ese patriotismo. Ojo, esa concepción del patriotismo, produce miedo a muchos españoles. Y entre ellos estoy yo.

           

 

Cándido

Marquesán

Millán







15/10/2007 05:50 dorondon Enlace permanente. sin tema Hay 1 comentario.

Los Hijos de Don Quijote

 

 

 

Está cobrando gran actualidad en Francia el movimiento de los Hijos de Don Quijote. Han instalado campamentos con unas 300 tiendas alineadas en Paris, junto al canal de Saint Martín, frente al mítico Hotel del Nord, al lado de la Plaza de la Republica. Ya se están levantando  también por varias ciudades del resto de Francia. Tratan de solidarizarse con todos aquellos Sin Domicilio Fijo, condenados a vivir en la calles y sin ningún tipo de esperanza.

¿Por qué se ha dado el nombre de Don Quijote? Augustin Legrand, cofundador de la asociación lo explica con nitidez: Basta con recordar la gran batalla épica para provocar una reacción de solidaridad. El Gran caballero andante capaz de combatir el mal y la injusticia, enfrentándose a los molinos de viento más odiosos es un modo de moral absoluto.

            Sus propuestas  las han formulado en la Carta del Canal de San Martín, un documento cuya intención aparece claramente en su subtítulo:  Por el acceso de todos a una vivienda. Es breve, pero sustancioso. Merece la pena leerlo.  En el Preámbulo se indica que todo ciudadano rechaza la situación inhumana que viven algunos de ellos, sin domicilio fijo. Debe acabar esta situación que es un escándalo y una vergüenza para el país. Tiene 6 artículos. Por orden son: Abrir las estructuras de alojamiento 24 H/24H, 365 días al año, y humanizar las condiciones de recepción. ¡Terminada la devolución a calle! Toda recepción en alojamiento debe llevar a una solución estable. Crear inmediatamente una oferta de alojamientos temporales. Crear viviendas sociales, accesibles a los hogares más pobres. Desarrollar formas alternativas de vivienda. Y el último, hacer el derecho al alojamiento legalmente oponible en todo el territorio, lo que significa que todo ciudadano, que no pueda albergarse decentemente por sus propios medios debe poder obtener una propuesta de alojamiento, y a falta de ella debe disfrutar del derecho a someter su caso al juez.. En definitiva, las autoridades públicas deben garantizar el derecho a una vivienda digna, igual que los derechos a la educación y a los cuidados sanitarios.

Ya existen en Francia algunas asociaciones  que trabajan desde hace años en defensa de los SDF, pero los Hijos de Don Quijote aportan matices nuevos. Manejan bien la cámara y todavía mejor Internet, por lo que pueden hacer daño y en consecuencia la clase política francesa no ha tenido otra opción que tenerlos en cuenta. Por ello el derecho a disponer de una vivienda digna ha entrado en el debate político de cara a las próximas elecciones. La propuesta de los HDQ la asumió el presidente Jacques Chirac, que ordenó un proyecto de ley urgente. Cabe recordar que en 1995 prometió ya acabar con el escándalo de los que no tienen techo para cobijarse. Jean Louis Borlo, ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, ha recibido a sus representantes, para estudiar iniciativas. Dominique Villepin, primer ministro,  acaba de anunciar que el proyecto de ley lo va a presentar, con el fin que esté aprobado antes de que termine esta Legislatura. Se ha comprometido también a medidas puntuales y rápidas para resolver el problema de los sin vivienda, aunque no será hasta fines de 2008, cuando todos ellos podrán disponer de un techo estable y digno; y en el 2012 se hará realidad que el derecho a una casa sea exigible ante los tribunales.

Debemos sentirnos solidarios con este movimiento, profundamente justo y estar a la expectativa en cuanto a su desarrollo; no vaya a ser que se olvide por la clase política una vez hayan pasado las elecciones.

Todo lo que ocurre en Francia tiene especial trascendencia en  el resto de Europa. Con todos los problemas que tiene el país galo, todavía sigue siendo su modelo social el más justo y solidario. Aquí deberíamos tomar nota, porque un movimiento parecido no sería extraño que pudiera aparecer. Razones suficientes existen para que así sea. En España según las últimas cifras disponibles hay actualmente 30.000 personas que carecen de un techo y que duermen entre cartones en los cajeros automáticos de muchas oficinas bancarias. Además unas 273.000 personas residen en infraviviendas. Ya no entro en el precio de la vivienda, que es una auténtica vergüenza. En toda la Unión Europea, se estima que hay unos 3 millones de personas sin hogar y otros 18 millones que habitan en viviendas precarias.

Que a muchos españoles nos dé igual esta circunstancia, no es de recibo. Sin embargo los poderes públicos tienen la obligación de hacer algo. No en vano en nuestra Constitución, en el Capítulo III. De los principios rectores de la política social y económica, su artículo 47 dice así: Todos los españoles tienen el derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. Leer este artículo me produce sonrojo y vergüenza, si observamos la situación española actual. Sesudos juristas me dirán que el derecho a la vivienda no es un derecho fundamental, tal como lo son los que aparecen en la Sección Primera del Capítulo II. Aun siendo cierta esta aseveración, no debe olvidarse que los Principios del Capítulo III tienen que informar la legislación positiva, la práctica judicial y la actuación de los poderes públicos pero no cabe alegarlos directamente sino de acuerdo con lo que dispongan las leyes que lo desarrollen. Ello no quiere decir que carezcan de valor, como a veces de una manera simple se dice. Estos Principios son ideas de tendencia, criterios interpretativos, que podrían eventualmente conducir  a la inconstitucionalidad de una ley contraria  ellos. El Tribunal Constitucional precisó que estos principios no son normas sin contenido y que, por consiguiente, hay que tenerlos presentes “en la interpretación tanto de las restantes normas constitucionales como de las leyes”.

 

 

 

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN

15/10/2007 22:12 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Bendita Persecución

 

 

 

                                              

 

            Lo actuación de la jerarquía de la iglesia católica en este país resulta cuando menos sorprendente. Cualquier recién llegado a esta nuestra querida España que oyera los sempiternos lamentos de los Rouco, Ureña y Cañizares podría llegar a pensar que los católicos están siendo sometidos a una persecución implacable e inmisericorde, equiparable como mínimo a la que Diocleciano  sanguinariamente llevó a cabo  contra los primeros cristianos a inicios del siglo IV después de Cristo. Mas las palabras episcopales no concuerdan, por lo menos para mí, con la realidad clara y manifiesta, que paso a describir a continuación.

 

 En estos días lluviosos de Semana Santa todos hemos podido comprobar esas inmensas manifestaciones  procesionales  y religiosas, presididas conjuntamente por las autoridades eclesiásticas y civiles, y que han inundado y ocupado el espacio público de  nuestros pueblos y ciudades  con tambores y bombos, con penitentes vestidos con túnicas y capirotes, con cofradías de Las Siete Palabras o de Las Esclavas de María, con diferentes y suntuosas peanas porteadas por costaleros, de La Oración en el Huerto, El Nazareno, San Juan, la Virgen de los Dolores, El Descendimiento de la Cruz y La Santa Cama escoltada por el cuerpo de la Benemérita o por soldados romanos. Cuando retornábamos a nuestra casa todos hemos podido disfrutar también con todo ese elenco variado de películas emitidas, tanto en las televisiones públicas y privadas, con títulos tan sugestivos como: Barrabas, San Pedro, Salomé, Lourdes, Espartaco, Rey de Reyes, Quo Vadis, Los Diez Mandamientos…, así como con  las retransmisiones del Santo Entierro desde Calahorra, Murcia y Hellín, La Semana Santa en la Hoya de Huesca,  El Romper la Hora en Híjar y Calanda, El Monumento de la Semana Santa en Biscarrués,  El Drama de la Cruz en Alcorisa, El Vía Crucis de Adejé, El Vía Crucis desde Roma,  La Procesión de los Salzillo desde Murcia, La Procesión de Viernes Santo desde Lorca, El Triduo Santo, La Vigilia Pascual desde la catedral de Santa María Magdalena de Getafe, Los Costaleros para un Cristo Vivo, La Santa Misa de la Pascua de Resurrección desde Ciudad del Vaticano…. En esta último acto litúrgico, todos hemos podido ver también en una televisión pública, cómo Benedicto XVI  podía exponer por doquier  sin impedimento  alguno su mensaje pascual, afirmando que el dolor, la injusticia, el sufrimiento y la muerte de inocentes estaban sometiendo a  la fe  católica a una dura prueba, aunque se olvidó la pena capital; también recordó que en este día se celebraba  en la tradición cristiana la resurrección de Jesús; finalmente  impartió la bendición “Urbi et Orbi”en 62 idiomas, entre ellos el español y el portugués. También ese mismo día los Reyes acudieron con los duques de Lugo y de Palma y sus nietos a la catedral de Palma con motivo del Domingo de Resurrección, donde fueron recibidos por el obispo de Mallorca y varios canónigos del Cabildo Catedralicio.

 

Además la Iglesia católica española, cuyas cabezas visibles son los anteriormente mencionados purpurados, recibe cada año del Estado (o sea, de todos los ciudadanos, católicos o no) importantes cantidades de dinero que es difícil precisar con exactitud. El Estado tiene que costear los sueldos de obispos y sacerdotes, cantidad que ronda los 150 millones de euros. También tiene que pagar el salario a más de 30.000 profesores de religión católica en la escuela pública y en la privada concertada, financiada con fondos públicos. Desde tiempos de Felipe Gónzalez  a numerosos centros privados se les financia la enseñanza  a través de los conciertos. Y por si todavía no fuera bastante debemos tener en cuenta las importantísimas cantidades que el Estado dedica también todos los años al mantenimiento del ingente patrimonio histórico-artístico de la Iglesia católica. Como el movimiento se demuestra andando quiero exponer que  hoy mismo aparece en la prensa regional aragonesa la noticia de que el Gobierno de Aragón va a financiar el 80% de la cantidad de medio millón de euros para acabar con las goteras de la iglesia barroca de Ojos Negros, del 20% restante se harán cargo a partes iguales, el Ayuntamiento y el Obispado de la Diócesis de Teruel. De la misma manera el Gobierno de Aragón va a financiar la reparación de la cubierta de la iglesia de la Asunción de Cantavieja con  otro medio millón de euros.

 

A la vista de todos estos datos, resulta curioso que hoy en España haya todavía algunas personas que se quejan con lamentos jeremíacos de la “persecución” que está padeciendo la Iglesia católica por parte del Estado español y, sobre todo, por parte del Gobierno de Rodríguez Zapatero que sigue incluyendo en los presupuestos generales del Estado las cantidades suficientes para el sostenimiento de la Iglesia católica.

 

Si esto es persecución, que venga Dios y lo vea. ¡Bendita Persecución!

 

 

 

Cándido Marquesán Millán

 

 

15/10/2007 22:14 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Segregación racial en las escuelas norteamericanas

 

 

El Tribunal Supremo de Estados Unidos acaba de declarar que la política de discriminación positiva destinada a favorecer la integración racial en las escuelas es anticonstitucional. La histórica decisión, tomada por cinco votos de la mayoría conservadora contra cuatro del sector liberal, pone en peligro la manera en la que hasta ahora el país ha afrontado la incorporación de la minoría negra a la sociedad, desde la infancia y a través de los colegios. Esta sentencia da respuesta a las denuncias presentadas ante el Supremo por los Padres Involucrados en Escuelas Comunitarias contra el Distrito Escolar de Seattle y Meredith  y contra la Junta Escolar del Condado de Jefferson, en la urbe al noroeste de Washington, entre 1999 y 2001, ya que la raza fue el único criterio que impidió a 300 adolescentes, 200 blancos y 100 negros, hispanos o asiáticos, asistir a la escuela de su elección, que tenía más candidatos que plazas. En Louisville, un niño no pudo asistir a la guardería más cerca de su domicilio, donde quedaban lugares libres, porque ya había demasiados blancos.

Para los padres de los alumnos que presentaron las demandas, y que han sido respaldados por el Gobierno, estas medidas decididas por consejos locales de educación eran tan discriminatorias como la política de segregación prohibida por la Corte Suprema en 1954, mediante la Brown v. Board of Education,  que dictaminó que era ilegal que los niños negros no pudieran estudiar en las mismas escuelas a las que iban los blancos. Tal decisión fue un momento decisivo en la historia del país: tras años de hacer campaña contra las leyes de la segregación “Jim Crown”y la opresión racial. Las leyes segregacionistas en los Estados Unidos eran "las leyes Jim Crow", y ¿quien era Jim Crow? Nada menos que un comediante blanco dedicado a burlarse "inocentemente" de los negros. Jim Crow (Jaime Cuervo), Thomas D. Rice inventó la representación teatral consistente en pintarse la cara para ridiculizar a los negros, creando lo que se convirtió en un género llamado  Blackface (caranegra). La canción  “Jump Jim Crow" fue el emblema de Rice, llamado "Daddy Jim Crow".  La sentencia Brown, decidida unánimemente por la Corte Suprema y encuadrada en  El Movimiento por los Derechos Civiles, supuso el rechazo de  la doctrina de "separados pero iguales" que había sido utilizada para justificar el racismo oficial durante el previo medio siglo. Aunque Brown en si fue solo el primer paso para desmembrar la segregación escolar en el sur --un proceso que tomaría décadas de procesos legales, con resultados inciertos-- era más importante por su utilidad política inmediata, en tanto que le dio al Movimiento por los Derechos Civiles la legitimidad de la decisión de la Suprema Corte al declarar que la segregación patrocinada por el estado era injustificada e inapropiada.

            Con la decisión de la más alta instancia judicial estadounidense se definía como anticonstitucional la segregación de blancos y negros en los pupitres de Topeka (Kansas) y nacía el programa que transporta a escolares marginados desde sus zonas, deprimidas económicamente, a distritos más acomodados, para que aprendieran y se desarrollaran en un entorno más privilegiado. Es lo que se llamó "discriminación positiva" y tuvo su momento dorado en los setenta y ochenta.

Estas políticas contra la segregación racial en Estados Unidos inspiraron medidas de características similares tanto en Norteamérica como en países europeos destinadas a favorecer la discriminación positiva de las mujeres o de minorías étnicas.

Los Estados facilitaban transporte gratuito a los chavales hasta las escuelas fuera de sus barrios. Se les transportaba en bus, y por eso se conoce comúnmente el programa como busing (buseo). Decir busing es equivalente a decir chicos negros que viven en casas subvencionadas de los centros de las ciudades estudiando en escuelas ricas de las zonas residenciales.

El que un día fue el distrito con más busing de Estados Unidos es Prince George, una zona considerada de las más deprimidas de Estados Unidos, a las afueras de la capital federal, Washington. En los años setenta, el 70% de la población en esta área era blanca, y un juzgado federal obligó a implantar el sistema de busing. Hoy día, la población es negra en casi un 70%. Se han invertido, por tanto, las tornas. Sólo un 8% de los estudiantes de todo el condado es blanco.

El proyecto fue incendiario. Estados Unidos contempló a madres iracundas protegiendo a desesperados niños negros mientras jóvenes blancos lanzaban botellas a los autobuses al grito de "Nigro, go home" ("Negro, vete a tu casa").

 

La resolución actual del Tribunal Supremo significa un punto de inflexión, ya que más de cinco decenios de lucha por los derechos civiles quedaron invalidados en EE. UU. El tema es de tal enjundia que ha obligado a intervenir a los ocho candidatos demócratas a la Casa Blanca, Todos ellos acaban de afirmar que la fractura del origen étnico aún determina el destino de las personas, por lo que se lamentaron de la polémica decisión del Tribunal Supremo. Igualmente,  el The New York en una editorial se alineaba  con los críticos a la sentencia, por considerar que es una manera tácita de reafirmar la segregación real que se ha producido en virtud de la renta y de socavar la diversidad. El diario apuntó que “la nación se está haciendo más diversa, pero en gran medida las escuelas se están segregando más”. En E.E.U.U, en efecto, la calidad de las escuelas públicas en una zona es un factor determinante para que la gente adquiera o no allí una vivienda. Esto hace que, de facto, se produzca una segregación. Las medidas derogadas ahora por el Supremo pretenden contrarrestar esta tendencia al insertar alumnos de minorías étnicas en escuelas de zonas blancas o darles más oportunidad de ir a escuelas de excelencia académica. La decisión del Tribunal Supremo estadounidense vuelve a colocar el asunto de la discriminación positiva en el centro del debate sobre la corrección política.

 

Cándido Marquesán Millán

15/10/2007 22:15 dorondon Enlace permanente. sin tema Hay 3 comentarios.

Balance de tres años de Gobierno

                                  

 

 

 

                                  

 

             Será difícil en un país democrático encontrar un Presidente del Gobierno sometido a unas críticas más duras por parte de determinados y poderosos medios de comunicación. Intentan hacernos ver que todo es una catástrofe y que el fin del mundo está cercano. Si un día la cosa está mal, al día siguiente peor. Las críticas le llueven por todos los lados. El Diluvio Universal está al acecho. Tratan de sembrar en la sociedad española la idea de que el Gobierno de Rodríguez Zapatero es un desastre, por lo que se hace inevitable la moción de censura o un adelanto de las elecciones. Pretenden confundirnos. Mientras tanto una parte importante de la intelectualidad progresista, muy bien acomodada y con la faltriquera repleta, se suma a esta Cruzada para reconquistar España; otra se retira a los cuarteles de invierno a discurrir sobre el sexo de los ángeles. Tampoco estaría de más que algunos compañeros del Presidente se oyeran más  y otros que se oyeran menos. De ser cierto tal estado de opinión, un recién llegado a esta nuestra querida España tendría que sentir deseos de exiliarse.

 

  A modo de balance, me limitaré a reflejar todo lo hecho en estos tres años.

 

La economía marcha viento en popa. Los niveles de paro son los más bajos desde hace 28 años. Las tasas de crecimiento económico y de generación de puestos de trabajo son superiores a las del resto de los países de la Unión Europea.

 

Hemos salido de una guerra injusta e injustificada, ya que las armas de destrucción masiva no aparecen por ningún lado.

 

 Se han concedido a más españoles, a todo el colectivo de los homosexuales, unos nuevos derechos, de los que se les había privado siempre. Ejemplo que está siendo seguido por otros países europeos.

 

La inmigración se ha regularizado razonablemente. Muchos recién llegados trabajan en la construcción, en la hostelería o en la asistencia a la tercera de edad, pagando sus cotizaciones a la Seguridad Social, que sirven para sufragar entre otras cosas nuestras pensiones. Obviamente también hay problemas de adaptación.

 

Un tema importante como el educativo ha sido encauzado adecuadamente a través de la LOE, a la que se han sumado, casi  por unanimidad todos los grupos políticos.  A nadie se le ha excluido, a no ser aquél que lo haya querido hacer voluntariamente. El  Estado  ha asumido la responsabilidad de educar a nuestros muchachos para que sean ciudadanos el día de mañana con la impartición de la asignatura, Educación para la Ciudadanía  en un intento de transmitir los valores de la libertad, de la igualdad, del pluralismo y de la justicia que están en el artículo primero de nuestra Constitución.

 

Acaba de entrar en vigor Ley de Promoción de la Autonomía Personal y de Atención a las Personas Dependientes, con la pretensión de profundizar y extender el Estado de Bienestar. Todo ello va a permitir que personas dependientes, actualmente 1.125.190, que no se valen por sí mismas, puedan ser atendidas convenientemente desde teleasistencia o ayuda domiciliaria, al ingreso en una residencia, pasando por centros de día o de noche. Todo ello va a requerir un gran esfuerzo económico, que será sufragado por la Administración Central, la Autonómica y también mediante la aportación de los beneficiarios en función de su capacidad económica personal.

 

Un conjunto de documentos históricos  han sido devueltos, no sin dejarlos previamente convenientemente microfilmados, a su lugar de origen, de donde no debieron salir, ya que fueron robados como botín de guerra.

 

Un Proyecto de  Ley de de la Memoria Histórica pretende saldar una deuda histórica con todo un conjunto de españoles que por motivos políticos murieron, se exiliaron o fueron reprimidos. No puede haber una reconciliación plena si se desconoce una parte de la verdad. Nada de revanchas, es un intento de estudiar toda la historia sin filtro previo alguno  y no sólo una parte.

 

            Se aprobó el Estatuto de Cataluña Se inició el proceso en el Parlamento de Cataluña, se reformó en el Parlamento español, y lo refrendó el pueblo catalán, en un procedimiento escrupulosamente democrático. Proceso al que se están sumando las demás Comunidades Autónomas.

 

El Gobierno socialista, encabezado por su Presidente, con el apoyo de todas las fuerzas democráticas del Parlamento, y la excepción del Partido Popular,  ha explorado las posibilidades de alcanzar la paz tras el alto el fuego indefinido de ETA, sin ceder a sus peticiones imposibles. Cualquier otro hubiera hecho lo mismo en su lugar, como ya se ha hecho en otras ocasiones. Iniciado el proceso de negociación con ETA se ha acusado al ejecutivo socialista  de estar haciendo determinadas y presuntas concesiones políticas, judiciales y penitenciarias: que se había vendido ya Navarra y que ya  se había concedido la autodeterminación del País Vasco o que se iban a excarcelar los presos.  ¿Dónde están? Si las hubiera habido, no tendría sentido alguno este atentado de Barajas. Hace unos meses ETA decidió un alto el fuego indefinido y con el inicio de nuevo de la actividad criminal, se acabó el diálogo. En este contexto se ha producido el asunto De Juana. Rodríguez Zapatero tiene argumentos de peso suficientes para justificar la atenuación de la pena. Doscientos penalistas-catedráticos y profesores titulares, jueces y fiscales- de toda España han suscrito un comunicado en el que expresan su plena conformidad con la medida de prisión atenuada acordada por Instituciones Penitenciarias, con el aval del juez de vigilancia penitenciaria de la Audiencia Nacional. El documento señala que la medida fue propuesta por la junta de la prisión Madrid VI y asumida por el juez que tutela el cumplimiento de las penas impuestas por la Audiencia Nacional. El escrito subraya que no se ha concedido a De Juana beneficio penitenciario alguno, sino que la decisión se realiza en estricto cumplimiento de la legalidad vigente. Los penalistas han dicho que el Estado de derecho: “Ha de tener por principio fundamentalmente los de la tutela de la vida, y de humanidad en el uso del derecho penal y en el tratamiento penitenciario”.

 

Por cierto se me olvidaba, como aragonés. Se ha paralizado el trasvase del Ebro. y tenemos la EXPO, con lo que va a suponer para nuestra ciudad y nuestra tierra.

 

Y cuando estoy escribiendo estas apresuradas líneas, me entero de que acaba de ser aprobada la Ley Orgánica de Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres, cuyo objeto es hacer efectivo el principio de igualdad de trato y la eliminación de toda discriminación contra la mujer en cualquier ámbito de la vida y actuación pública o privada. Rodríguez Zapatero ha dedicado este 15 de marzo de 2007 a Clara Campoamor, la diputada que defendió el voto femenino hace 75 años.

 

Estos son los hechos desde mi punto de vista. Cada cual puede sacar sus propias conclusiones.

 

CÁNDIDO MARQUESÁN MILLÁN

15/10/2007 22:17 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La gripe de 1918 en la Comarca del Bajo Martín

 

 

 

        En 1918 se produjo en España una epidemia de gripe extremadamente dura y que provocó una gran mortandad.

             En Aragón desde mitad del mes de septiembre, fecha aproximada de inicio, hasta mediados de noviembre, puede decirse ya finalizada, los periódicos dedican una parte de sus noticias al seguimiento de la enfermedad. Así lo hacen también los periódicos zaragozanos, como “El Noticiero” y “Heraldo de Aragón”. Son los que he utilizado, podrían añadirse otros, para seguir la evolución de la enfermedad en diferentes pueblos del Bajo Aragón histórico, aunque me fijaré especialmente en los pueblos de la actual comarca del “Bajo Martín”.

            Fue una auténtica pandemia. Se han calculado entre 20 o 40 millones de muertos en todo el mundo. En España se alcanzó una cifra de 300.000 muertes. En los pueblos, que aparecen en este artículo, la mortandad fue muy grande. Las consecuencias fueron muchas, además de las estrictamente demográficas; otras, como la suspensión de las fiestas del Pilar, en Zaragoza y Calanda; la prohibición de visitar los cementerios, para evitar las grandes aglomeraciones, que facilitan el contagio.         

Se engendró por un virus, que pudo provenir de las aves o de los cerdos. Se piensa que surgió en el Tibet, pero los últimos estudios científicos corroboran su aparición en un campamento norteamericano, en Funton, Kansas, el 4 de marzo de 1918. De aquí los soldados norteamericanos, que venían a luchar en la I Guerra Mundial, la trajeron a Europa. Todas las tropas, de ambos bandos, se vieron infectadas con gran intensidad. Algún historiador piensa que la firma del armisticio, final de la I Guerra Mundial, se vio facilitado por el cansancio producido por las muertes causadas por la gripe. Se llama gripe española, dama española, influenza española ,porque nuestro país, al no existir censura de guerra, la dio a conocer en el mundo.

             Los más de treinta textos hemerográficos, reflejados en este trabajo, pueden servirnos para hacer demografía histórica. Cuando llega la pandemia, España estaba abandonando el modelo de demografía del Antiguo Régimen, caracterizado por altas tasas de mortalidad y de natalidad; para entrar en una etapa transicional con descenso de las tasas, primero de la mortalidad y después de la natalidad, como compensación, porque si mueren menos, también es necesario que nazcan menos. Por último vendrá una etapa moderna demográficamente, con bajas tasas, e incluso, puede llegar a ser inferior la natalidad a la mortalidad, y, en consecuencia, se alcanza el crecimiento cero o negativo de la población. Es la situación actual española.

            Lo importante de esta pandemia radica en que cuando España estaba en la etapa transicional, y ya descendía nítidamente la mortalidad, sobrevino la gripe y por ello se interrumpió esta tendencia, momentáneamente este año, al producirse muchas  muertes. Por otra parte una mortandad como ésta puede considerarse típica de una sociedad del Antiguo Régimen, que ya había desaparecido en nuestro país, Ahí radica su trascendencia.

            Además los textos son fuentes primarias, escritas en el mismo momento que están ocurriendo los acontecimientos, llenas de inmediatez, espontaneidad y plenas de sinceridad. Los corresponsales de los pueblos están sufriendo en sus propias carnes y de su familia, las dramáticas secuelas de la enfermedad. Por ello cabe pensar, parece lógico, que cuando hablan de 6 muertos, o 40 infectados, no iban a falsear la realidad. ¿Qué podían ganar con ello?

            Su lectura puede servirnos para hacernos toda una serie de reflexiones. Todos los textos  en su mayoría transmiten, explícita o implícitamente, un miedo terrorífico ante la  expansión implacable  de la pandemia, que adquiría gran virulencia especialmente entre la gente joven, y ante la cual la medicina de aquel entonces se mostraba totalmente incapacitada para encontrar cualquier tipo de vacuna, en cuanto a la prevención, o, de medicamento, para su curación, una vez constatada su existencia. La penicilina se descubrió en 1929. Vemos que los auténticos protagonistas, en cada uno de las localidades, además del pueblo soberano,  son las autoridades municipales, los médicos, y los sacerdotes. Los alcaldes, procurando que el abastecimiento de determinados artículos alimenticios o medicinales no faltase, o  restableciendo el servicio de enterradores. Los médicos tratando de poner en práctica medidas terapéuticas y que se cumpliesen determinadas condiciones higiénicas. El estamento clerical administrando los últimos auxilios espirituales, a los enfermos incurables. Todos ellos hicieron lo que pudieron. En muchos textos. los corresponsales reflejan su agradecimiento por sus comportamientos ejemplares. En algunos casos aparecen auténticos héroes, como el practicante jubilado de Albalate del Arzobispo; o , el médico de Ariño que debió asistir a los enfermos de Alacón, por la espantada vergonzosa del médico titular.

            Estos acontecimientos, tan dramáticos, debieron dejar profundas huellas en la conciencia colectiva de todos estos pueblos. Ver cómo iban, día tras día, muchos de sus vecinos y de sus familiares a la tumba inexorablemente, tuvo que generar un sentimiento inevitable de impotencia ante la muerte, y,  en consecuencia, una interiorización de la caducidad de la vida terrena, tal como lo expresa la religión católica. Por ello, una vez que el médico no podía hacer nada, se arrojaban en los brazos de la Iglesia, para que les administrase los póstumos auxilios en su último viaje. No tenían otra opción. Que muchos de estos pueblos fueran y sean profundamente religiosos, pueda explicarse por los hechos precedentes.

            Por último son documentos llenos de vida y de gran calado histórico. Lo que pretendo con su trascripción es conocer algo más una parcela del  pasado riquísimo de nuestra comarca, y, pueda servir de punto de partida para que otros historiadores puedan seguir profundizando en este tema. Creo  que merecería una monografía especifica, así como otros temas muy interesantes: La Azucarera de La Puebla de Híjar, la construcción de los pantanos de Escuriza o de Cueva Foradada, la desaparición del régimen señorial de la Casa de Híjar, la Guerra Civil y el franquismo, etc. Si estos documentos pueden servir para los objetivos anteriormente expresados, podré sentirme plenamente satisfecho. Ahí van:

               

 

           

           

            “El domingo, día 6, en Híjar, hubo 6 defunciones (todo varones), y entre ellos el torero “El Raposo”, madrileño, que vino a torear las corridas del día 25 y 26 de septiembre, el cual encontrándose enfermo, fue llevado al Hospital, donde falleció.

            El lunes, día 7, hubo una defunción (también varón), y hoy se encuentran viaticados 5 o 6. Se cree que la epidemia irá a menos.

            El miércoles, día 9, no hubo ninguna defunción. Hay 6 enfermos viaticados y 4 con la Extremaunción. Nos tememos que fallezcan a última hora. Aumentan el número de enfermos, aunque la mayoría parecen de carácter benigno1.”

 

                                                                       ------

 

            “El jueves 10, en Híjar durante las últimas 24  horas han fallecido 3 enfermos más (varones), y hay viaticados 5 entre todos los afectados; y de éstos 4 son de días anteriores.

            El viernes 11, en Híjar, durante todo el día han fallecido 3 de los afectados (ya 13), habiéndose registrado algunos nuevos casos, pero parece que tiende a decrecer la enfermedad. De éstos 3 fallecidos; 2, son primos hermanos del querido hermano y paisano mosén Luis Turón, ecónomo de Samper2.”

                                                                       ------

 

            “En Urrea de Gaén el alcalde ejerciente, D. Ramón Martín, mandó un telegrama, dirigido al Ministro de la Gobernación, a instancias de los 4 únicos concejales, todavía no enfermos, en el que se le comunica que no hay alimentos propios para los enfermos y niños, como la leche, ni personal sanitario ni desinfectantes.

            Familias enteras están en cama y más de media población está invadida. Unos mueren por congestión bronco-neumónica; y otros degeneran en fiebres tifoideas. Mueren muchos niños de pecho, porque sus madres no los pueden amamantar. Hay muchísimas defuncioenes3.”

                                                                       ------

 

            “El sábado 12, en Híjar, han ocurrido dos defunciones (varón y mujer). Aumenta el número de atacados, pero con carácter benigno4.”

 

                                                                       ------

 

            “El domingo 13, en Híjar, desde mi última carta han fallecido 5 (3 adultos varones) y 2 párvulos (niño y niña). Los ya enfermos continúan en el mismo estado, no habiéndose producido nuevas invasiones.

            En Samper de Calanda está atacando con furor la epidemia. Es lamentable que estemos viendo cómo se ha propagado en este pueblo, por haber llegado familiares de fuera. Está haciendo estragos entre la juventud.. En pocos días se han producido 6 bajas. Cuatro son de jóvenes de 18 a 25 años, y dos de unos 40 o 42 años. Graves hay varios y enfermos muchísimos.

            Hay que ver los que entran en la farmacia, por ello tienen que estar 3 dependientes constantemente. A pesar de 2 médicos, van a tener mucho trabajo. La labor de los sacerdotes es dignísima para asistir a los contagiados.

            El pánico es tremendo, y lo peor del caso, ya que los medios científicos son relativamente buenos, es la carencia absoluta de leche, base primordial del tratamiento de esta epidemia.

            En Castelnou se está extendiendo. Se ha producido una defunción. No habrá fiestas en honor de su santo Patrón, San Valero. Muchos atacados. El Ayuntamiento ha dictado providencias para que se cumplan las leyes de sanidad. Se han cerrado las escuelas.

            En Alcañiz de momento estaban libres, a pesar de lo que está ocurriendo por el país y los pueblos vecinos5.”

 

                                                                       ------

 

            “El lunes 14, en Híjar, han fallecido 2 adultos (varones) y 1 párvulo (niña). La epidemia aparece estacionada en los demás.

            El martes 15, en Híjar, han fallecido 2 mujeres, y hay 8 enfermos sacramentados. Es totalmente falsa la noticia aparecida en “El Heraldo de Aragón”, de que haya muerto el párroco, ya que se encuentra totalmente bueno y sano.

            En Caspe se está extendiendo con rapidez, con 2.000 atacados, por lo que resultan insuficientes los 4 médicos. En algunas familias están invadidos todos, y tienen que ser asistidos por vecinos caritativos. Hay bastantes graves. Ayer fallecieron 7, y 5 hoy. Escasea la leche y la carne, por ello el Ayuntamiento las ha suprimido de los cafés y casinos, y además ha encargado leche condensada.

            El Ayuntamiento ha reunido a la Junta de Sanidad para tomar medidas. Se piensa en solicitar ayuda de alumnos de medicina o practicantes para los casos leves.

            En la Iglesia parroquial se ha hecho una rogativa para solicitar el favor divino6.”

 

                                                                       ------

 

“El miércoles 16, en Híjar, han fallecido 4 (1 hombre, 2 mujeres y 1 niña). En la Torre de los Simones ya han muerto tres. Hoy se han producido 19 invasiones.

En La Puebla de Híjar continúa con caracteres graves. Desde el día 5 de octubre hasta la fecha se han producido 20 defunciones, entre ellas, la del veterinario, D. Juan Baixulí; la del secretario del Ayuntamiento, D. Agustín Costea; y la del maestro de niños, D. Ramón Jordán Monpeón. No es cierto que haya fallecido algún sacerdote ni farmacéutico, como cuentan los periódicos de Madrid. A petición de las autoridades se han pedido desinfectantes y medicinas. El médico Sr. Lacalle tiene en lista 250 enfermos, pero como su salud se resiente, se busca un médico para ayudarle.

En Albalate del Arzobispo la pasada semana hubo muchos días 800 enfermos de gripe. Hoy hay 500, de ellos 100 graves. En 16 días llevamos 32 defunciones. Ayer hubo siete. Anteayer seis. Hoy tenemos 6 con sacramentos. Parece que decrece el número de invasiones7.”

 

 

                                                                       ------

 

            “ En Urrea de Gaén se ha sentido un gran desencanto. Se esperaban las ayudas sanitarias  , y lo único que se ha producido ha sido la visita de un delegado sanitario, que se marchó rápidamente, no sin antes pagar 50 pesetas al chofer.

            En 11 días ha habido 700 casos y 40 defunciones, siendo un pueblo de 1.258 habitantes8.”

 

                                                                       ------

 

            “ El jueves, 17, en Híjar, han fallecido 5 (3 varones, 1 mujer y 1 niña). Hay 4 con la Extremaunción y 3 viaticados. Llama la atención de esta epidemia que en las torres, todas ellas tan ventiladas, haya un número considerable de enfermos. A visitar a éstos han salido las autoridades. Está lloviendo bastante.

            En Caspe desde anteayer hay menor número de invasiones y el de defunciones tampoco ha alcanzado al del día 15. En las 24 horas últimas han fallecido 7, en su mayoría muchachos de 10 a 25 años. Dicen los médicos que está remitiendo.

            El personal de correos ha disminuido. Los vigilantes nocturnos se han renovados dos veces. Los empleados municipales encargados de la desinfección no paran. Los médicos no pueden llegar a todos.

            El Ayuntamiento ha publicado un bando para que las clases pudientes auxilien a las necesitadas. Del reparto se encargan las Conferencias de San Vicente, y ya se han recaudado más de 500 pesetas.

            En Escatrón, ayer hubo 12 defunciones. El médico se ha ausentado por una enfermedad familiar. Se van a recibir los desinfectantes9.”

 

                                                                       ------

 

            “A Híjar la epidemia llegó al final de las fiestas. Hasta hoy ha habido 32 defunciones. Hay 30 casos graves y los invadidos pasan de 400; para la convalecencia habrá 500 o más.

            Están llevando un gran trabajo los dos médicos: D. Ramón Espinosa y D. Luis Monzón; así como el alcalde, D. Mariano Clavero. Todos los fallecidos han recibido los sacramentos10.”

 

                                                                       ------

 

 

            “El viernes 18, en Híjar, desde mi anterior noticia se ha producido una sola defunción, mujer y madre de nuestro reverendo Fray Francisco de Híjar, religioso capuchino del convento de Tudela, a quien le enviamos nuestra condolencia. No han ocurrido nuevas invasiones y los enfermos graves continúan estacionados. Se nos comunica que la acequia del Lugar por higiene quedará cerrada. ¡Ya era hora¡

            En Albalate del Arzobispo el día 16 hubo 2 defunciones, y ayer, día 17, tuvimos 6. Hoy de madrugada ha muerto 1, y hay algunos otros en la agonía. Hay muchos enfermos graves, pero menos invasiones que los días anteriores. Las Hermanas de Santa Ana están comportándose de una manera ejemplar, atendiendo a los enfermos.

            En Samper de Calanda la epidemia se está recrudeciendo. Hay 300 enfermos y de ellos 15 graves. Hoy, hasta la hora de escribir, se han muerto 3 mujeres jóvenes, 2 de ellas hermanas; 2 niños, y según se dice, 1 joven. En la agonía y con los santos sacramentos hay 4. La situación es crítica.

            La Junta de Sanidad está tomando decisiones, pero se podía extremar más. Emigrantes y vecinos, que trabajaban ausentes de su patria chica, regresan y se da el caso que, casi todos, vienen enfermos y han tenido alguna baja. Convendría someter a los viajeros a observación en un lazareto, y para eso tenemos la ermita de Santa Quiteria, muy aireada y que podría servir de lugar de aislamiento, tras ser desinfectada.

            Todos los facultativos trabajan muy bien. Hay que destacar la labor de los médicos, D. Teodoro Mayayo y D. José Esterás; y el farmacéutico, Gregorio Centol.

            Los enterradores se han declarado en huelga. No tenemos leche, ni huevos, y la leche condensada, la poca que había, está a precios muy caros. Para solucionar estos problemas, el alcalde ha actuado rápido; ha montado un nuevo servicio de enterradores y ha decomisado las latas de leche condensada, que se venden en la Casa Consistorial. El farmacéutico está haciendo todo lo posible para que no falte este artículo.

            De Teruel-capital están contentos porque, de momento están libres de la pandemia, aunque no así en los pueblos de la provincia, que están sufriendo de pleno11.”.

 

                                                                       ------

 

            “En Albalate del Arzobispo la epidemia apareció después de las fiestas( son a finales de septiembre, coincidiendo con las fiestas patronales de Híjar). Los días 13 y 14 de octubre, llegó a crearse la alarma, no por sus muchas invasiones, hasta hoy 1.200, sino por la 7 defunciones cada día de los citados.

            El día 14 las calles, a partir de las 8 de la noche, estaban totalmente desiertas, ya que todo el mundo amedrentado estaba en sus casas. No obstante parece que la situación es más grave en La Puebla de Híjar, Híjar y Urrea, debido a las malas aguas.

            Hay 300 atacados y de éstos 20 o 30 graves. Llevamos 2 días sin ninguna defunción. Se están produciendo abusos en los precios de los alimentos necesarios para los enfermos, como son los huevos, la leche y la gallina.

            Los huevos se pagan a 30 céntimos la unidad. La leche a 40 céntimos el litro. A una persona pudiente de la localidad se le ha cobrado a 16 pesetas una gallina.

            Está llevando a cabo una gran labor el alcalde, el cual, de su propio bolsillo, está socorriendo a los necesitados. Del mismo modo cabe destacar la labor de los médicos, D. Pascual Äznarez y Justo Bunad; los alguaciles, Pascual Marcuello y Mariano Félix, que además de llevar a cabo labores de desinfección, sacan los cadáveres con ayuda del auxiliar de secretaría, Mariano Artal.

            En Samper de Calanda hay en estos momentos 500 atacados y 16 muertos. La Junta de Sanidad, siguiendo las directrices de las autoridades gubernativas, ha tomado las siguientes medidas: cierre de las escuelas, desinfección de las viviendas de atacados, traslado de los muertos, acto seguido, al depósito, sin toques de campanas ni funerales; sitio adecuado para lavar las ropas de los infectados; aislamiento completo de los enfermos; prohibición absoluta de venta de pescados; aconsejar no visitar a los enfermos; blanqueo de las viviendas; desaparición de los estercoleros; y regado, a diario, de calles y, a ser posible, con Zotal.

            Hay un gran pánico en todo el pueblo. En algunas casa, incluso, han muerto todos, por lo que ha sido necesario cerrarlas. Ayer murieron 7; hoy creo que 3; y están en la agonía 4 o 5.

            Los enterradores se han declarado en huelga. No hay leche, ni huevos, ni leche condensada; los pocos frascos que quedaban se pagan a precios inmensos. Ante estos problemas tan graves, el alcalde, con buen criterio, ha montado un nuevo servicio de enterradores, y ha decomisado a los deshonestos industriales los botes de leche, y se venden en el Ayuntamiento a precio de tasa.

            Merece la pena destacar el gran trabajo, incansable, las 24 horas del día, de los médicos: D. Teodoro Mayayo y José Esteras; los practicantes, D. Miguel Gargallo y Francisco Clavero. El farmacéutico, Gregorio Centol, surte a la población a precio de coste los botes de leche condensada.

            Del mismo modo es encomiable la labor del estamento clerical, ya que no descansa, ni de noche ni de día. Esta noche han administrado 7 extremauciones12.”

 

                                                                       ------

 

            “De Teruel-capital se señala que donde se da con más crudeza la pandemia es el partido de Híjar, y en La Puebla de Híjar y Albalate del Arzobispo, inquieta mucho el número de atacados13. “

 

                                                                       ------

 

            “El sábado 19, en Híjar, de los enfermos graves que había, han fallecido 5 (3 varones, 1 mujer y 1 niña). Quedan sacramentados 5. No han ocurrido nuevos casos. Como si de una epidemia la noticia del reparto de consumos, ha sido desaprobado por la superioridad gubernativa, de lo que nos alegramos.

            El domingo 20, en Híjar, han fallecido 3 (1 hombre y 2 mujeres). Sacramentados están 6. No se dan nuevos casos. En lo que va de epidemia, en 15 días llevamos 43 defunciones.”

            De Teruel-capital se comunica que, desgraciadamente, les ha llegado la enfermedad. Comentan que se lo esperaban, ya que estaban rodeados por pueblos infectados, sobre todo, Sarrión y La Puebla de Valverde; y además las comunicaciones constantes con Valencia, reino que está invadido, ha producido lo que tenía que pasar14

 

                                                                       ------

 

            “El lunes 21, en Híjar, la epidemia continúa haciendo de las suyas, en los que ya estaban enfermos. Hoy se han producido 4 defunciones (1 varón, 2 mujeres y 1 niño). Se encuentran 5 bastantes graves.

            En Albalate del Arzobispo, el día 18, hubo una sola defunción. El 19 hubo 3, y entre ellas estaba el niño Moisés Martín Bernad. Ayer, día 20, perecieron 4 adultos y 5 párvulos.

            Es digno de destacar el papel llevado a cabo por el antiguo practicante del Hospital de Barcelona, Juan García, anciano de 78 años y retirado en esta villa, que despreciando achaques y peligros, ha atendido por su cuenta a 120 enfermos atacados.

            En La Zaida la situación se ha exagerado. La gripe apareció el 27 de septiembre con carácter benigno y lenta difusión. El día 10 de octubre aumentó su intensidad. Ha habido 1 defunción y hay 65 enfermos leves15.”

 

                                                                       ------

 

            “En Híjar el martes 22, ha fallecido 1 mujer. Se han presentado 2 casos nuevos; uno de ellos, es el del coadjutor, mosén Francisco Burillo, que se encuentra en grave estado.

            El miércoles 23 han fallecido 2 párvulos. Están 5 sacramentados de los anteriormente invadidos. Continúa en grave estado el coadjutor, habiendo contraído la enfermedad en el cumplimiento de su deber, al cumplir su ministerio de auxiliar a los enfermos. Todos los vecinos piden y rezan por él.

            El comportamiento de los capuchinos del convento de Santa María de los Ängeles, es verdaderamente ejemplar, auxiliando desde el primer momento al párroco. A partir del momento que enfermó el coadjutor, el R.P. Guardián del convento, dispuso que uno de los padres estuviera día y noche en la casa de la Abadía (casa parroquial).

            En Albalate del Arzobispo, el día 21 no hubo defunciones. El día 22 tuvimos 2 de adultos. Hoy día 23 tenemos la de un adulto. Decrecen las invasiones, pero los invadidos continúan graves16.”

 

                                                                       ------

 

            “Nos mandan a nuestra redacción una carta desde Caspe en los siguientes términos:

 

            “La epidemia aquí, sigue su acción devastadora; de tal modo que la población está influida de un pánico horroroso. Los campos están desiertos, por las calles sólo se ve algún transeúnte, por hallarse todos encerrados en sus casas.

            Le digo a usted que el cuadro que ofrece esta ciudad con todos sus accidentes no puede ser más triste y deprimente. Ayer había en el cementerio 13 cadáveres; las invasiones seguían aumentando y lo mismo ocurría con las defunciones17.”

 

                                                                       ------

 

            “El viernes 25, en Híjar, desde el parte anterior, a la hora del correo, han muerto 3 adultos, entre ellos el coadjutor, mosén Francisco Burillo, que murió a las siete de la tarde del día 24. A pesar del abundante aguacero, de la oscuridad de la noche y de la hora intempestiva, y teniendo que cumplir la orden gubernativa, a la conducción del cadáver le acompañaron muchos.

            En Albalate del Arzobispo, el día 23 hubo 2 defunciones. Ayer día 24 hubo otras 2. Hoy 25 hay 4 sacramentados. Entre ayer y hoy se han producido 15 nuevas invasiones. Se ha iniciado la mejoría del joven seminarista, Rafael Galvé. Siguen prestando unos servicios extraordinarios las Hermanas de Santa Ana.

            En Caspe la epidemia continúa haciendo estragos, sobre todo, entre los jóvenes. Trabajan muy bien las autoridades.

            En Teruel-capital señalan que hay pocos enfermos y benignos en la mayoría. Ha habido hoy 2 defunciones por la epidemia gripal, complicada con neumonía y bronconeumonía. De los pueblos vienen buenas noticias, en general. Se ha prohibido por las autoridades gubernativas la visita al Cementerio en la tarde de Todos los Santos, para evitar aglomeraciones, que pueden propiciar los contagios. En Teruel no puede entrar nadie sin certificado de salud.

            El miedo en los pueblos hace que no salgan a recoger el azafrán, por ello se está perdiendo la cosecha de este producto. En cambio, en otros años iban cuadrillas de pueblo para recoger el azafrán18. “

 

                                                                       ------

 

            “En Urrea de Gaén las impresiones comienzan a ser más satisfactorias. Merece la pena destacar la llegada del catedrático del instituto de Soria, D. Ricardo Pradels, el cual vino a sustituir al médico titular D. Pedro Laín Lacasa, al estar enfermo durante dos días. Una vez se repuso, se podría haber marchado, pero se quedó para atender a todos los enfermos. La labor de los 2 médicos, quiso agradecerla el Ayuntamiento, y por ello en Pleno del día 21 de octubre, solicitó al Gobierno para ambos la Cruz de la Beneficencia.

            El día 23, D. Ricardo regresó a Soria, porque la enfermedad evolucionaba bien y ya no era necesaria su presencia; por su actuación ha dejado un gran recuerdo entre todos los vecinos.

            Hay 700 y pico invasiones. Se han producido 41 víctimas.

            En Híjar, las lluvias empeoran a los enfermos. Hay 10 sacramentados. Ha muerto el coadjutor, mosén Francisco Burillo, al que debemos todo un conjunto de obras del catolicismo social como, el Sindicato Católico Agrícola, la Mutua de Caballerías, la Caja de Ahorros, así como otras19.”

 

                                                                       ------

 

            “En Alacón se produjo la invasión a mitad de septiembre; al principio fue benigna. Desde el día 2 de octubre, hasta el día de hoy se han producido 23 defunciones. Hubo días de 800 enfermos.

            Es digno de elogio la labor del párroco, mosén Raimundo Marco, asistiendo espiritualmente a todos los enfermos, y llevando hasta el cementerio, como lo hizo la noche del 3 al 4, porque nadie quería llevar el cadáver. Del mismo modo lo hicieron los jóvenes, José López, secretario; y Enrique Mendoza, ayudante del médico.

            En cambio, el médico titular, cuyo nombre no menciono, huyó la noche del 11 al 12 a Zaragoza, alegando que estaba enfermo, dejando a todo el pueblo abandonado a su suerte, con 200 enfermos.

            Debemos estar profundamente agradecidos al médico de Ariño, D. Tomás Quintana, que nos ha atendido convenientemente, a pesar de estar a 12 kilómetros Ariño, y que en este pueblo tenía sus propios enfermos. Este pueblo le estará siempre agradecido20.”

 

                                                                       ------

 

            “De Teruel-capital nos comunican que pasan de mil los muertos en la provincia. En Alcañiz se ha presentado la enfermedad con carácter benigno. Los atacados han alcanzado la cifra de 200, ocasionándose alguna muerte. Las autoridades han tomado medidas para impedir su desarrollo, como el desinfectar calles21.”

 

                                                                       ------

 

            “En Híjar, el domingo 27, murió 1 varón de los sacramentados. Continúan graves algunos de los viaticados. Según los médicos no se han dado nuevos casos.

            El lunes 28, no ha habido ninguna nueva invasión ni defunción, por ello comienza a renacer la tranquilidad.

            El sábado último dio comienzo el novenario al Santo Cristo del Milagro, para solicitar salud para todos los vecinos, las pláticas las impartirán los capuchinos. También se ha hecho una procesión-rogativa en la que ha participado todo el pueblo.

            En Albalate del Arzobispo por desgracia la gripe no cesa. El día 25 hubo 2 defunciones: El día 26 hubo 5 defunciones. Ayer día 27 se produjo 1. Hoy 28, hasta el mediodía, tenemos 2. quedan bastantes enfermos de gravedad.

            Las invasiones decrecen mucho. Se están haciendo rogativas por parte de la parroquia.

            En Castelnou, al principio la enfermedad se presentó benigna, pero se ha extendido de un modo tan alarmante, alcanzando a 300 la enfermedad, más de la mitad de la población. Se teme lo peor, como en Híjar y Escatrón, que se están produciendo grandes estragos. Hasta hoy se han producido 6 defunciones y en la noche pasada se han administrado 7 Viáticos y 3 Extremaunciones.

            En Jatiel están 200 enfermos, han fallecido 7 y continúa propagándose la enfermedad. Uno de los enfermos es el cura, mosén Jaime Gil de Bernabé, por lo que la parroquia la tiene que atender el párroco de Castelnou22.”

 

                                                                       ------

 

            “Azaila no ha sido el pueblo menos castigado, aunque hoy parece que ha decrecido la enfermedad. En un mes hubo 11 defunciones. Progresó, al principio, muy rápida, pero hay que destacar el gran mérito del médico titular D. Elías Aldaune, que aún estando enfermo, atendió en algunos momentos a más de 200 enfermos23.”

 

                                                                       ------

 

            “En Caspe la enfermedad va remitiendo. En Calanda han tenido hasta este momento 75 defunciones, así como más de 1.000 atacados24.”

 

                                                                       ------

 

            “En Híjar, el miércoles 30, los señores médicos y los sacerdotes observan que va decreciendo la enfermedad. Hace tres días que ya no hay nuevos avisos. Los sacramentados, dentro de la gravedad, mejoran.

            El templo parroquial está siempre lleno para asistir al novenario del Santo Cristo del Milagro25.”

 

                                                                       ------

 

            “Jorge Faulas, hermano del médico huido de Alacón, escribe una carta al periódico disculpando a su hermano, porque dice que estaba bastante enfermo26.”(No quedaría así la cosa, ya que unos días más tarde desde Alacón el corresponsal ratifica el mal comportamiento del médico por su espantada.)

 

                                                                       ------

 

            “En Castelnou está estacionada la epidemia. El día 28 hubo 4 defunciones; hoy, hasta mediodía, se han producido 2. Desde el día 20 han fallecido 11 y en Jatiel 10.

            Quedan muchos enfermos, algunos todavía graves; sacramentados 10, aunque no aparecen nuevas invasiones. Ha muerto el maestro D. Aniceto.

            Para la asistencia espiritual en Jatiel, al estar enfermo el párroco, ha llegado el beneficiado de Híjar, mosén Ignacio Gimeno27.”

 

                                                                       ------

 

            “En Caspe todos los síntomas indican que la epidemia va decreciendo.

            En La Puebla de Híjar, la epidemia reinante puede darse por extinguida. Si se presenta alguna nueva invasión es muy benigna, y enfermos graves sólo se mantiene 1. Las defunciones en el mes de octubre han sido 74; adultos 53 y párvulos 3128.”

 

                                                                       ------

 

                                                                      

 

            “En Albalate del Arzobispo va renaciendo la tranquilidad, ya que la gripe nos va dejando. No hay enfermos sacramentados, y los 8 o 10 invadidos en los días pasados, no van mal. Hay que elogiar especialmente a las autoridades municipales, médicos, practicantes, sacerdotes y a las hermanas de Santa Ana29.”

 

                                                                      ------

 

            “En Teruel-capital siguen presentándose nuevos casos, aunque casi todos leves. No puede definirse con claridad el estado actual de la epidemia en la provincia. Parece que hay un estancamiento general30.”

 

                                                                       ------   

 

            “En Vinaceite la enfermedad llegó a atacar hasta 235 personas. El médico, D. José Canals, y la Junta de Sanidad han actuado de una manera ejemplar; así como el Sr. Alcalde, D. José Calvo. Se han producido hasta ahora 18 muertes. Hoy puede decirse que está terminada31.”

 

                                                                       ------

 

            “En Castelnou y Jatiel está decreciendo la enfermedad. Ya era hora, porque en 20 días y entre los dos pueblos, han fallecido 32 personas; el 4% de sus habitantes. En Castelnou todavía quedan 5 graves.

            Una vez restablecido el Sr. cura párroco de Jatiel, ha podido volver a su destino el beneficiado de Híjar, mosén Ignacio Gimeno32.”

 

                                                                       ------

 

            “En Albalate del Arzobispo hace 12 días que ya no aparecen nuevas invasiones. Desde el 28 de septiembre se han producido 2.044 invasiones, con 52 muertes, en un pueblo que cuanta con una población de 4.500 habitantes. Las muertes se han producido, sobre todo, en gente joven. Hoy afortunadamente se abren las escuelas. Gran papel autoridades, médicos, sacerdotes y hermanas de Santa Ana33.”

 

                                                                       ------

 

            “En Alcañiz ha habido muertes, pero no ha sido tan lamentable, como en otras poblaciones. Ha habido 1.000 invasiones, falleciendo 60 personas. La enfermedad alcanzó al 10% de la población, y de los afectados murieron el 6%.

            Todos han tenido una buena asistencia médica. Además, gracias a la intervención municipal y sanitaria, se desinfectaron calles, oficinas y casas34.”

 

                                                                       ------

 

            “En Caspe ha desaparecido la enfermedad. El día 15 de noviembre se reunió la Junta de Sanidad local y declaró que estaba extinguida la epidemia. Hasta la fecha de hoy, se han producido 285 defunciones, contando todas las muertes.

            Todos debemos dar gracias a Dios, por ello en la parroquia se va a entonar un Te Deum de acción de gracias35.”

 

                                                                      

 

                                                                      

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                        .

 

    



1 El Noticiero, 10 de octubre.

2 El Noticiero, 12 de octubre.

3 El Heraldo de Aragón, 12 de octubre.

4 E. N., 13 de octubre.

5 E.N., 15 de octubre.

6 E.N., 16 de octubre.

7 E.N., 17 de octubre.

8 E. H., 17 de octubre, corresponsalía de Felipe López.

9 E.N., 18 de octubre.

10 E. H., 18 de octubre.

11 E.N., 19 de octubre.

12 H.A., 20 de octubre.

13 E.N., 20 de octubre.

14 E.N., 21 de octubre.

15 E.N., 22 de octubre.

16 E.N., 24 de octubre.

17 E.N., 25 de octubre.

18 E.N., 26 de octubre.

19 H.A., 26 de octubre.

20 E.N., 27 de octubre.

21 E.N., 28 de octubre.

22 E.N., 29 de octubre.

23 H.A., 30 de octubre.

24 E.N., 30 de octubre.

25 E. N., 31 de octubre.

26 H.A.., 31 de octubre.

27 E.N., 2 de noviembre.

28 E.N., 3 de noviembre.

29 E.N., 4 de noviembre.

30 E.N., 5 de noviembre.

31 H.A., 10 de noviembre.

32 E.N., 12 de noviembre.

33 H.A., 14 de noviembre.

34 E.N., 16 de noviembre.

35 E. N., 18 de noviembre.

 

 

Cándido Marquesán Millán

19/10/2007 23:27 dorondon Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El catolicismo social en algunos pueblos de la Comarca del Bajo Martín

 

El siguiente artículo va a tratar sobre algunas instituciones del catolicismo social, que se desarrollaron a comienzos del siglo XX en algunos pueblos de la comarca del Bajo Martín. Previamente  a  su aparición, voy a tratar de definir el concepto de catolicismo social.  De una manera muy sencilla en una primera aproximación, podría decirse que es la respuesta de la iglesia católica a la problemática social, surgida como consecuencia de la Revolución Industrial. Estaban, cada vez más, proliferando las doctrinas socialistas y anarquistas; ante las cuales la Iglesia católica no podía permanecer impasible; ya que de lo contrario, una parte de la sociedad la iba  a perder para siempre. Había que hacer algo. Ese algo hecho es el catolicismo social.

Para Duroselle[1] el catolicismo social se trata en primer lugar de un movimiento ligado al surgimiento de la nueva sociedad industrial:

 

“El catolicismo social nació—afirma Duroselle—cuando se operó la síntesis entre dos nociones: la del problema obrero, de carácter económico; la del progreso, de carácter intelectual. Ligar el progreso social a la mejora de la suerte de los obreros, creer que el advenimiento de una era de felicidad para las clases populares es el verdadero fin de la evolución humana, tal es el descubrimiento esencial”.

En segundo lugar, es preciso distinguirlo de movimientos afines, tanto de los socialismos utópicos de base cristiana, como de los múltiples movimientos católicos con fines más o menos benéfico-caritativos, pero no estrictamente sociales. No basta una coincidencia de fondo con los valores cristianos, es preciso descubrir una militancia explícita, una vinculación expresa entre las ideas sociales y las cristianas, y un deseo de dar testimonio de fe, para hablar de una actitud o manifestación católico-social. Por ello excluye Duroselle los socialismos utópicos.

Por último la actitud católico-social implica una nueva conciencia del problema social como algo más que un problema de beneficencia y caridad. Es el lento proceso que lleva a descubrir las exigencias de la justicia, además del deber moral de la caridad.”

 

Uno de los mayores especialistas del catolicismo social en España, J.R. Montero2dice entre otras cosas sobre este movimiento que:

 

su característica fundamental, fue la de ser un movimiento dialéctico. En otras palabras, surge como consecuencia de la toma de conciencia contradictoria que realizan los elementos afectados por el cambio social y político en la España del primer tercio de siglo, en especial por la praxis proletaria..”

Existe una vinculación del catolicismo social español con los partidos políticos de la II República, Acción Popular y la C.E.D.A.  ...

Algunos sectores de la Iglesia española y de la pequeña burguesía intelectual de corte católico sintieron la necesidad de contrarrestar la “carga social” que el país iba peligrosamente adquiriendo por sus transformaciones estructurales y organizativas obreras...

Por ello era necesario crear organismos sindicales para recoger a los trabajadores y campesinos todavía no ganados por las sindicales socialistas y anarquistas, en un intento de anular, con las influencias del cristianismo, sus perspectivas revolucionarias.

Necesidad de modelar unas élites que, al par que impulsen el programa católico social, lo difundan por la península. De ahí el surgimiento de: la Asociación Católica Nacional de Propagandistas, la Acción Católica y el Grupo de la Democracia Cristiana.

Necesidad de crear partidos católicos de masas que, dando nuevas ínfulas a los caducos partidos turnantes, superen las escisiones entre católicos y alcancen el poder. Los intentos quedaron sólo en eso.

´Las intenciones básicas del catolicismo social fueron; beligerancia católica en lucha contra el socialismo-anarquismo; identificación de la Iglesia con el orden burgués y la correlativa defensa de éste por aquélla, el miedo y el egoísmo de clase. Sobre estas intenciones básicas se desplegará toda una ideología.

Los católicos sociales españoles destacaron por su escasa prestancia intelectual. Muchas veces se limitaron a sustituir los razonamientos por la mera transcripción de los textos papales, que se repetían constantemente, adscribiéndoles un extraño poder taumatúrgico, como si de su reiteración surgiría por ensalmo la solución al problema social. Además llevaron a cabo una instrumentalización ideológica de las encíclicas; para legitimar o deslegitimar cualquier situación del orden imperante se usaban altisonantes  párrafos, en lugar de un discurso racionalmente bien construido.

El ideario católico social no pasó de ser un intento de sistematizar las causas y remedios del problema social, intento siempre acompasado por el embate de sus enemigos y, desde luego, por la pobreza de sus formaciones ideológicas.

El punto de partida de los católico-sociales es una visión apocalíptica del problema social. Hay que reaccionar. La acción es la lucha, ya que nos hemos dormido. Los católicos deben ser auténticos soldados, enfrentados a muerte a los enemigos. Hay una concepción maniqueísta. Los malos son socialistas, comunistas, libertarios, anarquistas, ateos y burgueses liberales. Frente a ellos la Iglesia debe desplegar todas sus potencialidades. Los enemigos de la Iglesia pretenden acabar con la civilización actual, y los pilares que los sustentan; la familia, la religión, la propiedad y la sociedad. Ante semejante peligro no podemos quedarnos de brazos cruzados. La religión es donde debemos buscar la fuerza para combatir a estos colosales enemigos. La religión debe impregnar todo, incluso lo social. Lo social es iluminado por la religión, que dicta normas y preceptos en orden a su buen funcionamiento.

Determinados sectores de la burguesía se verán acogidos en el catolicismo social. Dicen que lo que está en peligro, no es el futuro individual de las personas, sino los valores religiosos y espirituales, el tesoro de la familia, el legítimo concepto de propiedad.

Una vez reconocidos los enemigos, Angel Ayala, señala que el origen del problema social radica en el concepto materialista de la vida que impera en los medios proletarios; las injusticias son sus inmediateces. Para comprobar esto, podemos observar que el proletariado, por sus intereses materiales, no se satisface nunca con el jornal que tenga. El hombre debe volver los ojos hacia el fin sobrenatural, que se alcanzará en la otra vida. Hay cuestión obrera porque hay pecado, porque hay infracción de las leyes morales.

Definida la cuestión social, como cuestión religiosa. El remedio es claro, la religión. Se pueden usar varios mecanismos motores; Interiorizar en los estratos más desfavorecidos de la sociedad lo insalvable de su condición, lo cual se lograría tras procurar mantener y fortalecer el orden íntimo que Dios ha establecido en la naturaleza humana, y con la enseñanza, la práctica y las doctrinas del Evangelio.

Estas enseñanzas apoyan el intangible principio de la jerarquía social sobre la base de la propiedad, que se dice intrínseca a la naturaleza humana, puesto que así ha sido impreso este orden por el Creador, cualquier intento de romper el orden establecido es ir en contra de Dios. Claro que todo esto se mueve por unos ámbitos inaccesibles para las masas. El camino para llegar a ellas es recristianizar la sociedad, inculcándoles unos determinados valores; sobriedad, mortificación, amor al trabajo. Las medidas precedentes no iban a la raíz del mal, ya que transformando la mentalidad de los oprimidos, no se transformaban las situaciones que les oprimen. Hay que hacer unas reformas mínimas, que hagan desaparecer la lucha de clases, mediante algunas limaduras dentro de las aristas del sistema capitalista.

Uno de los temas más importantes en las disquisiciones ideológicas del catolicismo social es el de la propiedad. Hay que defenderla, el pensamiento conservador reemplaza el binomio aristocracia-pueblo, por la nueva relación propietario-proletario. Sacralizan la propiedad por voluntad divina, porque lo dice la doctrina vaticana y porque sirve para la realización de la intimidad del propietario, aunque añaden la función social de la propiedad, lo cual significa, según Severino Aznar, el que gracias  la función social de la propiedad, los católico sociales defienden la propiedad privada contra los socialistas y las limitaciones del derecho de propiedad contra los absolutistas del individualismo económico. La propiedad privada sirve al propietario para que realice sus fines personales, pero, de ahí su función social, debe servir para el bien común.

Angel Ossorio dijo: “el rico tiene la riqueza, no sólo para su personal regodeo, sino para contribuir a la utilidad general”. Pero eso se quedó en mera declaración de principios muy bonitos, pero sin ninguna aplicación práctica.

Para acabar de definir esa funcionalidad social de la propiedad, los católico sociales dijeron: “ los socialistas están abocados por sus programas a hacer desaparecer la propiedad y anular los propietarios, en lugar de eso, se ha de honrar la propiedad particular, tratando de que sean muchos los propietarios, y así realizaremos una democracia propietaria”.

 

            Javier Tusell3señala que lo que caracteriza el catolicismo social es su preocupación por las clases humildes, Nacido con posterioridad al liberalismo católico, tiene una connotación política al principio radicalmente contrapuesta: el catolicismo social nace en círculos legitimistas precisamente como oposición a un mundo liberal que se considera causante de la triste condición de las clases humildes. Es este tipo de pensamiento y sus realizaciones en distintos países (Inglaterra, Alemania, Francia, Estados Unidos...) el que fundamenta la encíclica Rerum Novarum, de la que se puede decir que propiamente no era muy original, pero que tuvo la gran virtud de “haber provocado un esfuerzo de reflexión” entre los católicos acerca del tema, sobre todo entre aquellos en los que la preocupación social nacida espontáneamente había sido muy escasa o mínima( tal es el caso de España ). Con base a la Rerum Novarum, y también a declaraciones pontificias posteriores, se elaboró toda una doctrina social católica y corporativista, presentada como una solución intermedia entre el liberalismo y socialismo.

 Vistas y comentadas estas definiciones de catolicismo-social por los grandes especialistas en la materia, pasamos a mostrar la problemática social  a fines del XIX y el primer tercio del siglo XX en España, y cuáles fueron las distintas respuestas de la Iglesia católica española para tratar de contener la cuestión social.

La historia europea que acaba en la II Guerra Mundial ha solido subsumirse en las vicisitudes de la cuestión social. Entendida esta como el conjunto de antagonismos permanentes entre la burguesía y las clases trabajadoras.

También en España a comienzos del siglo XX la cuestión social fue tema preocupante. El país va adquiriendo a pasos agigantados, que no es solo estructural- ascenso de la producción, formación de grandes empresas, tendencia al oligopolio, incremento de la población activa industrial en las ciudades, etc.-, sino que además, se percibe un aumento de las actitudes reivindicativas de las organizaciones sindicales obreras. En 1910 hay un diputado socialista en las Cortes. En 1911 aparece la C.N.T a nivel nacional. La U.G.T. tiene en 1912,  364 secciones y 147.729 asociados. Comenzaba a cundir una conciencia de peligro en las otras clases sociales, entre las que se abre paso la creencia de una inminente destrucción del orden establecido.

El régimen canovista es incapaz de encauzar toda esta creciente carga social. No obstante se ve obligado a crear el Instituto de Reformas Sociales o algunas leyes de contenido social. Los políticos de la Restauración comenzaron a preocuparse por todos estos problemas sociales, empezando por Canovas del Castillo.

La clase obrera española encontrará frente a sí, juntos el reaccionarismo y la represión del Estado y el egoísmo insensible de la patronal, de ahí el radicalismo de las reivindicaciones obreras que no conocen los países industriales europeos.

Cuando Angel Marvaud visitó España, en la primera década del siglo XX, le llamó la atención: “hasta que punto las cuestiones sociales se hallan en el primer plano de las preocupaciones del país.” La Iglesia tuvo que mojarse en este problema, como lo hicieron la totalidad de las clases y estratos sociales. Incluida como uno de los más poderosos aparatos ideológicos estatales, identificada a las líneas de conducta de la burguesía y de la aristocracia, se encontró sin ningún arraigo en los medios proletarios. El jesuita Francisco Peiró escribía en 1936:

 

“la masa trabajadora ha apostatado de la religión..Las otras clases sociales por el ambiente, por atavismo, interés, se conservan fieles a la religión... Por todo ello se comprende que la religión se haya convertido también en cuestión de clases... El clero se entregó a los ministerios con las clases acomodadas, que no le ofrecían dificultad, y descuidó el trato y cultivo de las clases populares.”

 

Por eso, cuando los primeros movimientos obreros sacudieron la tranquilidad de la Restauración, la Iglesia fue una de las primeras instituciones en sensibilizarse ante el peligro que estos entrañaban. La Iglesia vio el peligro de perder su situación de privilegio cerca del Estado y dentro del modo de producción capitalista. La potencial fuerza revolucionaria del proletariado agudizó la sensación de peligro de la Iglesia. Para evitar el peligro de la destrucción del orden social, crea la Iglesia el catolicismo social que, en el sentir de sus propagandistas no es otra cosa que “el espíritu del Evangelio en acción y su fuerza, mediante las dos virtudes reguladoras de las relaciones humanas: justicia y caridad.”

La encíclica “Rerum Novarum”, publicada en 1891, acrecentó aún más la oleada de escritos y el furor organizador de los componentes del catolicismo social, ante lo que los contemporáneos denominaron la “cuestión social.” Los análisis proponían, sin embargo, la regeneración moral y no la reforma económica. Un ejemplo de esta postura es la reflejada por el obispo de Orihuela, Maura y Gelabert, primo del político conservador Antonio Maura. Entre 1893 y 1901, Maura escribió nueve cartas pastorales sobre la cuestión social. Su descripción de la situación de los pobres mostraba que no se engañaba sobre sus lamentables condiciones de vida. La desigualdad clasista, constituía en su opinión, una especie de “sarcasmo sangrante lanzado a la cara del trabajador miserable, por la sociedad.”También era realista en su atribución de la violencia de los mal pagados y oprimidos, a su miseria económica. Sin embargo, su segunda carta se dedicaba a señalar la primacía de las ideas y valores, sosteniendo que todos los problemas socioeconómicos tenían en su origen problemas morales y religiosos. Las soluciones no radicaban en el cambio estructural, sino en el cambio del corazón y la comprensión. Había que luchar contra el positivismo y la falta de fe. Dado que, según el obispo Maura, no se podía acabar con la desigualdad, que era algo natural, lo que había que buscar era cómo evitar la desigualdad abusiva, alentando la justicia y la caridad entre los empresarios, y exigiéndoles que respetasen las enseñanzas respecto al nivel salarial y las condiciones de trabajo, contenidas en la Rerum Novarum. Al mismo tiempo que reconocía que los derechos de la propiedad privada no podían ser ilimitados, carecía de propuestas para redistribuir la propiedad y veía muy negativamente el socialismo. De hecho, en su sexta carta se mostraba ansioso por demostrar que la Iglesia era mejor defensora de los derechos de los trabajadores que el socialismo: a cambio de esa defensa, el obrero había de aceptar su condición social. En la obra de Maura, la Iglesia se mostraba como fuente de verdad en las cuestiones relativas a la propiedad, el trabajo y la organización social. Sus enseñanzas garantizaban el statu quo, criticando a la vez sus abusos, creados por el egoísmo y el error, y susceptibles de reforma por la conversión moral y la instrucción doctrinal.

Otro personaje importante de este primer catolicismo social es el padre Vicent, cuyo esquema doctrinal es fácilmente resumible. El mismo lo hizo en su obra “Socialismo y anarquismo” que pretende ser un resumen de las doctrinas de León XIII. En términos generales se puede decir que si la preocupación de carácter social era lo nuevo del planteamiento ideológico del padre Vicent, en cambio el trasfondo ideológico de toda su doctrina era muy tradicional.

En efecto, el padre Vicent parte de considerar la cuestión social como resultado de un proceso degenerativo a partir de un estado ideal, que ha llevado, primero, al protestantismo, luego, a la revolución francesa, para concluir definitivamente en el anarquismo. Dicho planteamiento no tiene nada de original. Palabras del padre Vicent son:

 

 “Con las ruinas ocasionadas por la dinamita de los anarquistas demostrará Dios que no se ultraja impunemente la ley divina, especialmente por los gobernantes, y de este modo el desorden moral vengará el orden moral, violado y ultrajado por los amigos de la revolución francesa, por los hombres del tercer estado.”

 

No se podía esperar un análisis social ni una acción social radicales, de un hombre que recomendaba a las mujeres adineradas, que no permitieran a las chicas del servicio salir de casa con vestidos indecentes o por encima de su posición, y aconsejaba a los obreros de las asociaciones católicas que se saludarán entre sí con un “Ave María Purísima”. La actitud del padre Vicent hacia los obreros es profundamente paternalista. En una especie de decálogo de las obligaciones del patrono, recomendaba, por ejemplo, que los capataces sean escogidos, encargando a las mujeres de confianza la vigilancia de los talleres de mujeres; la prohibición de las blasfemias y las conversaciones obscenas, la separación de sexos en las fábricas y en las horas de salida, etc. Tampoco legitima la huelga ya que sirve para que el obrero se entregue al ocio.

Los Círculos de obreros creados por el padre Vicent tenían fines religiosos, instructivos, recreativos y económicos. Entre los primeros estaba el de conservar, arraigar y propagar las creencias católicas, apostólicas y romanas. El fin instructivo era el de dar conferencias o clases. Los fines económicos no tenían nada de reivindicaciones. En efecto había socios que no son obreros, sino patronos y protectoras, “señoras que la junta directiva juzgue que merecen tal distinción”. En todo caso, el fin económico queda reducido a una serie de disposiciones de carácter cooperativo o de ayuda mutua: socorros para obreros enfermos, Caja de Ahorros y Monte de Piedad, tiendas de abastecimientos, cocinas económicas, etc. En 1895 el padre Vicent había conseguido que sus Círculos fueran 169 y el número de socios sobrepasaba el de 36.000, por la diócesis de Valencia, Tortosa, Barcelona y hacia el interior de la península. Ha sido considerado el padre Vicent como el verdadero patriarca del catolicismo social en España, no obstante debido a las características de sus Círculos, no podía servir para solucionar la problemática social de la clase obrera, lo cual él comprendió claramente. Unos meses antes de su muerte, se contaba la siguiente anécdota:

 

“Vino a visitarle en su lecho de muerte su ilustre colaborador don Manuel Simó. En la conversación salieron a relucir los años de campaña intensa por la fundación de los Círculos. El padre Vicent, con cierto amargor y desencanto en el rostro, tomando en la suya la mano del famoso orador, le dijo estas palabras: “¡Manolo, hemos fracasado!”

 

Lo más perdurable de la acción del padre Vicent son los Sindicatos Agrícolas, nacidos fundamentalmente de la necesidad de contar con abundante crédito:

 

”Hay absoluta necesidad de crear en España el crédito agrícola por medio de sindicatos. España es un país eminentemente agricultor y, sin embargo, la situación del país agricultor es deplorabílisima. Agobiado por los impuestos y cargas públicas, falto de capitales que le auxilien en la explotación del suelo, víctima de la plaga de usureros que le chupan la poca vida que le queda al agricultor camina rápidamente hacia la ruina.”

 

 Los fines económicos de los sindicatos agrícolas radican en la adquisición de aperos y máquinas agrícolas, así como de sementales; fomento agrícola a través de la adquisición de abonos y semillas; venta y conservación de los productos del campo y la agricultura; explotación y saneamiento de terrenos incultos y seguro de ganado. Los sindicatos agrícolas, además, tal como los imaginaba el padre Vicent debían ser mixtos, de patronos y obreros, y estar bajo la supervisión directora eclesiástica:

 

“No comprendemos la restauración sólida de la sociedad sin la intervención del sacerdote católico; por esto, los directores espirituales son los señores curas párrocos y los coadjutores son los secretarios de las Juntas. Y esto lo exige la naturaleza del estado sacerdotal, por ser la clase más proba y honrada de la sociedad.”

 

 Los fines benéficos de los sindicatos agrícolas son importantes y tienen el mismo tono paternalista que aparecía en los círculos.

Otra muestra de la creciente preocupación por los problemas sociales generados por la industrialización, fue la fundación en la mayoría de los seminarios españoles, en los primeros años del siglo XX, de cátedras de sociología, a instancias del congreso católico de Burgos de 1899. Del mismo modo se mostraba este interés social, tanto clerical como seglar, por la serie de seis conferencias, llamada Semanas Sociales, que tuvieron lugar con la participación episcopal, entre 1906 y 1912..

En 1893, el arzobispo de Valencia, Sancha, convocó, con la ayuda del padre Vicent, una Asamblea General de Círculos Obreros y Patronatos, de la cual surgiría en 1896, el Consejo Nacional de Corporaciones Católicas Obreras, el CNCCO. Vicent fue nombrado capellán de la nueva asociación nacional, y el marqués de Comillas, y su mano derecha, Carlos Martín Álvarez, se convirtió en el hombre más influyente, entre un importante número de marqueses, almirantes y generales, siendo nombrado presidente el duque de Sotomayor. En 1901, uno de los críticos mejor informado de Comillas, dentro del campo católico, el sacerdote asturiano Maximiliano Arboleya4, decía:

 

“A los obreros de nuestros Círculos se les habla de religión, de moralidad, de resignación, de sus obligaciones, que a veces se exageran un poco; pero casi nunca se les habla de sus legítimos derechos de forma concreta, de las injusticias de que son víctimas, de las obligaciones de los capitalistas...”

 

En los primeros treinta años del siglo, el debate dentro del catolicismo social, versó sobre cómo se deberían llamar a las asociaciones de trabajadores. Círculo fue poco a poco abandonado por el de Sindicato. Unos defendían que el adjetivo de católico estuviese en los nombres de todos los grupos; otros no les gustaba, no su composición católica, sino el trasfondo clerical y amarillo de la denominación confesional. Y si podía discutirse que los sindicatos fueran libres, en el sentido de renunciar a una confesionalidad clara, lo que no admitía discusión para un amplio número de católicos sociales, era su independencia y autonomía de los empresarios. El propio padre Vicent ya en 1906 defendía esta opción. Los sindicatos puros se convirtieron en la opción oficial en 1919, con la fundación de la Confederación Nacional de Sindicatos Obreros Católicos (CNSOC), que reconoció la legitimidad de la huelga si el proceso negociador fallaba, pero seguía aferrándose a la confesionalidad.

Estas resoluciones de 1919 resultaron, sin embargo, poco relevantes, ya que a estas alturas los sindicatos católicos se habían forjado la opinión entre los obreros, de ser unos rompehuelgas y era reconocido por todos que la influencia patronal no desaparecía por su simple exclusión formal de los sindicatos. Puede servir de ejemplo, el sindicato ferroviario, con sede en Valladolid, creado con motivo de la huelga ferroviaria de 1912, apoyado discretamente por las dos grandes empresas ferroviarias y dedicado a frenar a los revolucionarios y antipatrióticos, socialistas y anarquistas. Su líder, Agustín Ruiz, se vanagloriaba años más tarde de haberse opuesto a la huelga ferroviaria de julio de 1916 y a la huelga general de agosto de 1917. En el mismo sentido cabe la creación por parte del marqués de Comillas de una red de sindicatos mineros católicos, para romper huelgas. En este contexto, el compromiso de 1919 respecto a los sindicatos puros y la acción huelguística, si fuera necesaria, como mínimo merecería el calificativo de cínico.

Tal calificativo, dado el historial de Comillas y muchos otros sacerdotes, no era empleado sólo por observadores exteriores hostiles. Dentro de la misma Iglesia, personajes importantes pensaban lo mismo. Entre ellos seglares eminentes como Severino Aznar  e Inocencio Jiménez; curas diocesanos como Arboleya, y religiosos como el agustino Bruno Ibeas y el dominico Gafo. En algunos casos podemos seguir de una manera pormenorizada, los obstáculos a los que tuvieron que hacer frente algunos personajes del catolicismo social, al querer poner en práctica unas realizaciones más radicales.

Pedro Gerard, era prior en 1901 en la casa dominica de Jerez. En estos momentos la comarca jerezana estaba inmersa en una profunda crisis económica debido a las dificultades de la exportación del vino. Predicador brillante, Gerard recibió el encargo por parte de los magnates locales, en 1912, de organizar a los trabajadores, para frenar el movimiento anarquista jerezano. El prior dominico señaló que los medios tradicionales de beneficencia y caridad no eran la solución a las penalidades que le circundaban, e hizo público  su convicción de que los trabajadores tenían derecho a un salario digno. Posteriormente intervino en una conferencia sobre problemas sociales en Pamplona, en 1912, con gran resonancia de sus palabras entre los grupos dirigentes de los círculos de obreros y de los sindicatos católicos, acto que fue una de las razones para que no se volvieran a celebrar estas conferencias hasta veinte años después. En Pamplona, Gerard contundentemente denunció la actividad del catolicismo social, rechazó las pruebas de la confesionalidad, y pidió a todos los sindicatos que fueran sociedades de resistencia y tuvieran un carácter militante. Pronto fue denunciado al Nuncio e incluso se dieron noticias a Roma. Pese a que los Sindicatos Libres de Gerard, libres en el sentido de no confesionales aunque católicos, como en la no admisión de empresarios- se extendieron a Madrid, Pamplona, Zaragoza y otros sitios, y formaron una federación nacional en 1916, por ello el fraile jerezano se ganó la enemistad de muchos. En 1913, el arzobispo de Zaragoza le prohibió volver a dar conferencias en la ciudad, y en 1912 y 1913, Roma le prohibió lo mismo. En 1916 recibió de sus superiores la orden de abandonar cualquier actividad con los sindicatos de trabajadores.

El trato que recibió Gerard permite hacernos una idea del mundo mental de la jerarquía católica, pues, aunque su estilo era duro y agresivo, nada radical había en sus propuestas. Las asociaciones de trabajadores ya habían sido aceptadas en 1891, en la Rerum Novarum de Leon XIII, en la que también se subrayaba la necesidad de un salario justo. Gerard se inspiraba en los sindicatos belgas, y solicitó el consejo de un conocido dominico belga, el padre Rutten. El supuestamente peligroso dominico Gerard, defendía la propiedad privada, era antisocialista y consideraba a los sindicatos católicos como parte de un apostolado religioso más eficaz que los actos piadosos.

Otros compartieron los esfuerzos de Gerard por promover sindicatos católicos en su inspiración, pero que no fuera la piedad su actividad principal, ni estuvieran controlados por el CNSOC, y les dieron continuidad. Algunos dominicos como Tomás Perancho y José Gafo se mantuvieron vinculados a los Sindicatos Libres, de obra y de palabra. Hacia 1921 Gafo tuvo que defenderse del Nuncio, y las fuentes dominicas ponen de manifiesto que los empresarios presionaron a los obispos para que les salieran al paso a él y a los Libres. Un compañero de Gafo explicó a a sus superiores:

 

“estas tácticas tenían a menudo mucho éxito, puesto que muy pocos prelados estaban adecuadamente informados en temas sociales, y pocos tenían la valentía de rechazar las exigencias de hombres poderosos.”

 

Gafo no fue silenciado tan bruscamente como lo había sido Gerard, pero los Libres siempre resultaron sospechosos a la jerarquía y la CNSOC en todo momento intentó marginarlos. Sin duda a muchos empresarios les parecía una amenaza el análisis del desprecio obrero hacia la Iglesia, que Perancho recogió en su diario y que los Libres tomaron como punto de partida:

 

“La gente odia a la Iglesia, no porque sea inmoral, como afirman tontamente muchos sacerdotes, sino porque está al servicio de los ricos... aceptando como una tarea fundamental la defensa de la propiedad de los ricos.”

 

Dentro del clero diocesano una figura avanzada dentro del catolicismo social fue el asturiano Maximiliano Arboleya. En 1914 creó los Sindicatos de Trabajadores Independientes de Oviedo. A semejanza de los Libres, a los que se parecía mucho, los Independientes pronto tuvieron dificultades con los empresarios católicos y con algunos obispos. Arboleya reconoció que los sindicatos socialistas y anarquistas habían hecho grandes conquistas para los mineros y que, por ello, se habían hecho acreedores de su confianza. No tenía sentido la creación de sindicatos católicos orientados a la mejora espiritual de hombres que tenían necesidades mucho más acuciantes. Los sindicatos deberían dedicarse a las relaciones industriales, no al progreso espiritual. Arboleya se indignaba de que una política de sentido común, normal en cualquier otro lugar de Europa, provocara semejante campaña conservadora. Su cólera era fácil de entender, pues los Independientes apostaban por el respeto de la propiedad privada, la familia, las doctrinas y la ética católicas y lejanos de cualquier planteamiento de la lucha de clases, que esperaban captar la financiación de simpatizantes ricos. La voluntad real de emplear la huelga, la exclusión de capitalistas de la militancia, fueron motivos suficientes para provocar la ira de los católicos que dominaban la CNCCO como la CNSOC y Acción Católica.

En Barcelona también surgieron algunas iniciativas dentro del catolicismo social. En 1907, el jesuita Gabriel Palau fundó Acción Social Popular (ASP). En 1916, fue trasladado por sus superiores, para que no creara problemas, a una cátedra de sociología en Argentina. Fue mal visto y sospechoso para algunos obispos y otros católicos influyentes,  como el propio Comillas- por intentar coordinar todas las empresas del catolicismo social del país, pretendiendo que Barcelona fuera su centro y no Madrid. Algunas de las funciones propagandistas de la ASP siguieron, pero el colapso de las Uniones Profesionales tras la marcha de Palau es un indicador claro de su falta de solidez. En realidad eran misiones de la clase media en los ambientes obreros, más que organizaciones de trabajadores.

En Bilbao ya habían surgido  Uniones Profesionales en 1905, con el fin de oponerse el catolicismo a los sindicatos de la UGT, sin rechazar la huelga, y siendo puros en su composición. En 1916 por falta de militancia desaparecieron por la competencia de los sindicatos católicos nacionalistas. En Bilbao y su comarca surgieron en 1916, asociaciones, vinculadas a la Confederación Nacional de Sindicatos Libres Católicos de Gerard. En el País Vasco  los sindicatos que tuvieron mayor éxito fueron la Solidaridad de Obreros Vascos (SOV), fundada en 1911. Estos sindicatos industriales católicos surgieron como réplica al socialismo y tenían una aportación ideológica nacionalista. En 1920 alcanzaban una militancia de 10.000 miembros.

En 1919, año de fundación de la Confederación Nacional de Sindicatos Obreros Católicos, el panorama dentro del catolicismo social era bastante confuso. Además de la nueva asociación de sindicatos confesionales, existía una federación nacional de sindicatos en la línea de Gerard, católica pero no abiertamente confesional, cuyos representantes abandonaron la reunión de 1919, después de violentas disputas. La SOV vasca no podía incluirse en ninguna confederación española. Los grupos de Gafo eran grupos libres de los no trabajadores. Además las relaciones de los distintos grupos eran bastante tensas, con acusaciones mutuas de secretismo y traición. Y lo verdaderamente importante es su ineficacia a la hora de acercar los trabajadores industriales a la Iglesia. Lo cierto es que la presencia católica era escasa y poco efectiva en los talleres y las minas, como mucho eran grupos de trabajadores católicos, que se ayudaban mutuamente, compartían el ocio y sus actos piadosos, e incluso, negociaban con los empresarios, pero poco capaces de conseguir mejoras palpables para la clase trabajadora.

Por ello no resulta paradójico que en 1919 surgiera una iniciativa nueva y mucho más agresiva, también de inspiración católica, de las filas del tradicionalismo. Los Sindicatos Libres de Barcelona, nacieron de grupos de trabajadores, emigrantes rurales vascos, imbuidos de ideología carlista y que habían llegado recientemente a la ciudad condal. No eran confesionales, tampoco tenían etiquetas políticas claras, si bien se oponían a los planteamientos revolucionarios de los sindicatos anarquistas, a la vez que eran sus rivales, no sólo en su firmeza durante los conflictos industriales, sino también en su recurso a las luchas callejeras y a los asesinatos. Entre noviembre de 1920 y octubre de 1922, los Libres sirvieron de cómplices entusiastas al gobernador militar de Barcelona, Martínez Anido, en su empeño de acabar mediante la violencia con el dominio anarquista de la calle barcelonesa. Apoyaron la intervención militar en estos años, cooperaron sin titubeos con la Dictadura de Primo de Rivera, lo cual no significaba en absoluto condescendencia con los empresarios. En 1924 crearon una nueva Confederación Nacional de Sindicatos Libres (CNSL), y en 1929 tenían unos 200.000 militantes, crecimiento favorecido por la ilegalización de la central anarquista. El resurgimiento de los anarquistas al final de la dictadura, el anticatalanismo y la hostilidad hacia la democracia parlamentaria, los hizo vulnerables en el nuevo clima político de 1931, y desde entonces fueron perdiendo fuerza.

En 1919 se inició un proyecto distinto. Severino Aznar, catedrático de universidad y decano del catolicismo social, reunió a intelectuales afines y a clérigos en un Grupo de la Democracia Cristiana. Este dinámico grupo, que pretendía analizar los problemas sociales y sus posibles soluciones, pronto se vio acosado por la extrema derecha católica y los jesuitas, llegando a ser acusado en Roma. En estos años muy violentos a nivel rural y urbano, especialmente en Barcelona y en el Sur, era lamentable que sacerdotes activos como Bruno Ibeas, Francisco Marín y Arboleya, figuras académicas como Salvador Minguijón e Inocencio Jiménez, tuvieran que defenderse de acusaciones de heterodoxia, por hablar de la función social de la propiedad y de establecer ciertos límites a la propiedad privada. Las perspectivas para los que querían actitudes nuevas y enérgicas eran difíciles.

El Grupo de la Democracia Cristiana no estaba solo en su deseo de educar y hacer a los católicos más conscientes desde el punto de vista social. Diez años antes el jesuita Angel Ayala había fundado en Madrid la Asociación Católica Nacional de Propagandistas. Su labor fue muy importante en la historia de España del siglo XX, porque consiguieron articular y expresar, de una manera institucional sus inquietudes periodísticas, educativas, asociativas, e incluso políticas. En 1911 se hicieron cargo de “El Debate”, convirtiéndolo en un diario de difusión nacional y gran influencia; intervinieron decididamente en las organizaciones católicas agrarias; constituyeron el núcleo de la movilización política católica de la década de 1930, alrededor de Acción Popular primero, y de la C.E.D.A. después. Su líder seglar, Angel Herrera, consiguió la confianza de la jerarquía, como presidente de Acción Católica en 1933. Los propagandistas eran modernos en sus métodos, pero tradicionales en sus objetivos. Para recristianizar a las élites recurrieron al periodismo, las alocuciones públicas y a las técnicas avanzadas de relaciones públicas, tratando a los sectores desfavorecidos con abundantes recursos, concebidos para mantenerlos alejados de la tentación socialista.

Hasta que fue suspendida la Constitución de 1876 en 1923, los esfuerzos de la Iglesia para ganarse a los trabajadores industriales habían sido poco fructíferos. El fracaso era peligroso para la credibilidad eclesiástica y para su propia seguridad., como se veía en los actos violentos proletarios contra los eclesiásticos, las procesiones, y los edificios religiosos. Tras la Semana Trágica de Barcelona, en 1909, el escritor católico catalán. Joan Maragall, decía que, mientras que la Iglesia se identificaba con la paz y el orden, los pobres en su impotencia y frustración buscaban el desorden y la guerra, y algo nuevo, pues la paz no era su paz y el orden establecido para ellos no tenía nada que ofrecerles a ellos. Maragall confiaba que los católicos no se limitaran a reconstruir sus iglesias destruidas, con puertas más fuertes o una protección estatal más eficaz, y se apercibieran de la necesidad de cambios y de despegarse de un orden social cuya defensa tanto estaba costando. El dilema insoluble del catolicismo social de la época era estar controlado por gente que consideraba que el mantenimiento total del orden social era irrenunciable. Podría haberse abierto paso el reformismo moderado de los Libres-Católicos y los Independientes, antisocialistas pero comprometidos con la consecución de mejoras salariales y laborales, a través de una acción sindical enérgica, pero ni siquiera este modesto programa recibió aliento o espacio necesario para actuar.

Los historiadores, mayoritariamente, están de acuerdo en que el catolicismo social tuvo mucha más fuerza y pujanza en los ámbitos rurales que en los industriales. Lo afirma  G. Acebo y Modet5 y Malefakis6

En el campo, como acabamos de ver, los esfuerzos del catolicismo social fueron recompensados con el éxito. Primero, porque la religión católica tenía mayor fuerza y pujanza en los ámbitos rurales del norte y la mayor parte del centro, que en las localidades mineras y en los suburbios industriales de las grandes ciudades; en segundo lugar, porque a los pequeños campesinos se les ofrecían cosas ventajosas, sin tener que atacar los intereses de los grandes propietarios católicos. En muchas comarcas rurales españolas, a comienzos del siglo XX, todavía se podía hacer frente a la amenaza socialista y anarquista, ya que estas ideologías a unos pequeños campesinos que deseban asegurar su propiedad y hacerla más productiva no tenían nada de atractivas.

Grupos agrícolas católicos había en Castilla la Vieja desde comienzos de siglo, pero cuando cobró fuerza el sindicalismo católico agrario, fue a partir de la ley de Sindicatos Agrarios de 1906, que dio un status legal a las asociaciones de agricultores y a las instituciones de crédito agrario, prometiéndoles ventajas fiscales y arancelarias en lo referente a maquinaria, simiente, animales de cría y fertilizantes. Uno de los activistas primeros en este campo fue el padre Vicent, que consiguió la participación del terrateniente acomodado, Antonio Monedero, gran figura del sindicalismo católico agrario en estos años. Monedero fundó en Dueñas, provincia de Palencia, la Asociación Católica Patronal Obrera. En 1908, varios grupos se unieron en federaciones locales; en 1912 nació una federación nacional auspiciada por el Consejo Nacional de Corporaciones Laborales Católicas; en 1915 surgió una confederación regional en el centro neurálgico del catolicismo agrario, en Castilla la Vieja y León; y, por último, en 1917, se fundó la Confederación Nacional Católica Agraria(CNCA), que correspondía en el terreno agrario a los sindicatos industriales católicos y, como éstos, formaba parte de la Acción Católica oficial, sometida a la supervisión jerárquica.

El proceso anteriormente descrito no estuvo exento de problemas y desavenencias internas dentro del catolicismo social. El secretariado agrario central, con sede en Madrid, y que Aznar, Arboleya y el cardenal de Toledo, Guisasola,  pretendían que fuera el eje sobre el que se unificarían las distintas federaciones locales y regionales, fue desplazado por los líderes de las asociaciones de Castilla la Vieja y León, con Monedero y Sisinio Nevares a la cabeza. Monedero fue nombrado presidente de la CNCA en 1917, manteniéndose en el cargo hasta 1921, y vinculado estrechamente con Angel Herrera. Durante siete años, a partir de 1912, Monedero escribió una columna sobre asuntos agrarios católicos en ”El Debate”. La CNCA era interclasista y a su frente estuvieron siempre grandes propietarios y propagandistas burgueses. Además, era confesional, ya que sus reuniones se iniciaban a menudo con cánticos religiosos y el rezo del rosario; y trabajaba en estrecha conexión con los obispos y los curas de la zona. Defendió la religión, la familia, la propiedad privada, y se consideró a sí misma como la vacuna contra el peligro socialista.

En 1919 la CNCA reunía, según Monedero, unos 500.000 miembros, cifra que debe ser rebajada. Sin embargo, no cabe duda que en Castilla la Vieja, Navarra, la Rioja, Levante y Aragón, los sindicatos agrarios tuvieron un gran éxito7. Muchos curas diocesanos participaron activamente en la fundación y  el funcionamiento de los sindicatos locales. Quizá los sacerdotes y obispos, que procedían del medio rural, comprendían perfectamente los problemas de los campesinos pobres, luchando por salir adelante, y sabían mejor cómo ayudarles, que cuando se enfrentaban a los problemas, totalmente ajenos a ellos, de los irreligiosos suburbios urbanos. Hay otras razones del éxito de la CNCA; donde tuvo mayor auge fue en provincias de pequeños propietarios y arrendatarios, con niveles culturales relativamente altos y no eran los pobres sin recursos del campesinado o proletario agrícola de Andalucía y Extremadura. Las facilidades de créditos, la adquisición al por mayor de fertilizantes más baratos, la propiedad colectiva de la maquinaria costosa, todas estas posibilidades suponían una ayuda inmediata y práctica, que no interfería con las relaciones de propiedad de la tierra dominantes.

En Galicia de agricultura minifundista, y en casi todo el centro y el sur, hubo poca receptividad para la CNCA, a pesar de los intentos que se hicieron entre los años 1917 y 1919 por los líderes de la Confederación. Los foreros y pequeños propietarios gallegos; los jornaleros sin tierra andaluces y extremeños, que no tenían lo suficiente para subsistir, únicamente consideraban provechoso el que se les diera más tierra; la CNCA podía, y de hecho lo hizo, pedir a los grandes propietarios que cedieran voluntariamente sus propiedades, pero se negaba a pensar en términos de una reforma obligatoria de la distribución de la propiedad; entre una cosa y otra, hicieron agua los planes del catolicismo social.

El catolicismo social rural contribuyó a evitar la proletarización del pequeño campesino y su acercamiento al socialismo, pero tuvo escaso éxito donde campesino era sinónimo de jornalero, o donde los campesinos eran minifundistas en condiciones miserables, sectores en los que ya se iban extendiendo las ideas socialistas y anarquistas. Esta desigual implantación tendió a reforzar el modelo creado por la distribución de la práctica católica y la densidad de instituciones católicas en las áreas rurales. La España católica podía contar con el campesinado de Valladolid o Palencia, pero no con el de Almería o Albacete. En su momento, cuando se movilizaron electoralmente los católicos en la II República, el frente conjunto de la CNCA, Herrera, y “El Debate” aseguró el apoyo popular del campesinado norteño, por razones prácticas y religiosas, a la CEDA. Sin duda, los sindicatos rurales católicos tuvieron mayor éxito que los industriales.

Hecha esta introducción voy a pasar a describir, por orden cronológico, como van apareciendo distintas respuestas institucionales dentro del  catolicismo en Urrea de Gaén y Samper de Calanda. En el pueblo de Híjar, al ser tantas y su obra tan prolija, sería necesario otra publicación, que esperamos su institución más representativa, sea sensible para su publicación. Aquí, existe un repertorio impresionante, desde una Sociedad de Socorros Mutuos, un Patronato Católico de Obras Sociales, un Seguro de Caballerías, Una Caja de Ahorros. Además se mojaron e implicaron toda la clerecía hijarana, tanto la regular como la secular, a la hora de crear todo este inmenso repertorio de instituciones del catolicismo social. En este breve artículo tengo que limitarme a nombrarlas.

 

 

 

PÓSITO  O   GRANERO  DE  SAN  JOSÉ  EN  URREA   DE   GAÉN.

 

Una institución muy interesante del catolicismo social es el Pósito de granos, que apareció a comienzos de 1903. No es de las más prototípicas, pero tiene gran interés. Fue aquí por primera vez, según mis noticias, en el Bajo Aragón histórico turolense. No he podido constatar su existencia en Híjar, a pesar de que en algunos momentos los habitantes de este pueblo hablan de la conveniencia de crear un Pósito de granos. Para conocer todas las circunstancias y motivaciones que propiciaron la fundación del Pósito de trigo en Urrea de Gaén, nada mejor que los documentos hemerográficos  zaragozanos de febrero de 1903 8.

 

“Con la competente autorización de las autoridades eclesiástica y civil, bajo la protección de San José y tutela inmediata de una Junta Directiva, cuyos presidente y vicepresidente son respectivamente el Párroco y el Alcalde del pueblo, se ha fundado en esta localidad un Pósito de trigo, con el objeto de atender a las apremiantes necesidades de los labradores que en el tiempo de siembra puedan utilizarlo, con la obligación de devolverlo en los meses de la recolección con un pequeño rédito que redunda en beneficio y aumento del mismo Pósito, no viéndose de este modo en la triste alternativa de, o no sembrar o entregarse a prestamistas sin entrañas que, abusando de las críticas circunstancias y bajo el mentido pretexto de socorrerles, convierten en provecho propio los sudores de un buen número de honrados labradores.

La villa de Urrea de Gaén está de enhorabuena merced a la generosidad desinteresada de una muy conocida señora, cuyo nombre no publicamos por temer herir su modestia(el cronista no cita el nombre, pero es Doña Serapia Cabañero y Temprado, de la que hablaremos más adelante), que ha cedido de su pecunio particular 120 cahíces de trigo y está dispuesta a desprenderse de todo el necesario para subvenir de una manera completa a los labradores de dicho pueblo. Plácemes mil merece la fundadora, cuya caridad debía ser imitada por todas aquellas personas que en los pueblos se encuentran en condiciones de hacerlo, con lo cual impedirían la miseria de muchas familias que, con sobrada frecuencia se ven caer víctimas de la desordenada usura.

En nombre de los labradores, en obsequio de los cuales se ha fundado el Pósito, doy las gracias más sinceras a la fundadora, haciendo fervorosos votos al Señor para que prospere y vaya en aumento una fundación que tantos beneficios ha de reportar a todo el pueblo.

Para primeros de marzo próximamente se celebrará un triduo de acción de gracias a San José, a juzgar por las funciones que proyectan y los preparativos que se van haciendo, promete ser muy solemne.”

 

Para conocer con más detalles el funcionamiento del pósito de trigo de Urrea, podemos servirnos de la escritura suscrita ante el notario Gregorio Rufas Calvo, en Zaragoza a 24 de enero de 19039.

En dicho documento se establece que Doña Serapia Cabañero y Temprado, de 55 años, soltera, propietaria, vecina de Híjar, (calle Estrecha,4), para la gloria de Dios, para el honor del glorioso San José y en beneficio de los honrados labradores de Urrea de Gaén funda en dicho pueblo un Pósito de trigo, con arreglo a las siguientes condiciones:

Entrega Doña Serapia, como propietaria, a favor de la fundación, a)125 cahíces de trigo, o 206 hectolitros y 51 litros; su valor es de 3.750 pesetas. b) Una casa , situada en Urrea de Gaén, calle del Barrio Nuevo, con el nº 29, con una superficie que no puede determinarse ni aún aproximadamente, compuesta de dos pisos al aire y al firme, bodegas y corral con cubiertos, confrontando por la derecha con otra de Raimundo López, por la izquierda con la Eugenio Bandregón, y por la espalda con camino de la Acequia; su valor es de 1.044 pesetas.

Estos bienes se aumentarán con los donativos sucesivos de cualquier procedencia legítima y con las creces del trigo del pósito.

El pósito, granero toma el nombre de San José, en consideración de esta fundación piadosa, y para recordar los deberes que deben cumplir los buenos trabajadores con Dios, con su familia y con su alma, proponiéndoles como modelo al Santo Patriarca, jefe de la Sagrada Familia de Nazaret.

Podrán usufructuarse de él todos los labradores, vecinos de Urrea de Gaén, que no cuenten con recursos propios para efectuar la siembra de campos por ellos laboreados en el término de dicho pueblo, cuyas costumbres no sean públicamente escandalosas, y que guarden las fiestas, según lo prescrito por Nuestra Santa Madre la Iglesia, ateniéndose a las disposiciones que siguen:

Para tomar trigo del Pósito deberán solicitarlo a la Comisión Administrativa, verbalmente o por escrito, por conducto de su Presidente desde el día de la Natividad de Nuestra Señora(8 de septiembre), expresando el campo que han de sembrar, con especificación de la cabida del mismo destinado a sementera, y yendo acompañado cada solicitante de un fiador que se haga responsable solidariamente con el deudor del trigo prestado y de las creces.

En la época de la recolección, los labradores que hayan sembrado con trigo del pósito, avisarán al Administrador del mismo, cuando estén aventando en la era para que salga a elegir para sí o por otro el trigo prestado más las creces. De no acudir en tiempo oportuno, se entenderá que el Administrador fía en la probidad del mutuario, quien cumplirá su compromiso antes del día de la Asunción de la Santísima Virgen, llevando en todo caso de su cuenta el trigo obligado al local del pósito.

Las creces se pagarán anualmente, al mismo tiempo que devuelva el trigo tomado, en esta proporción; una hanega por cahíz mientras el Pósito no llegue a doscientos cahíces; nueve almudes hasta los trescientos; seis almudes hasta los cuatrocientos; y en adelante, aunque en mucho mayor cantidad el pósito, un solo cuartal por cahíz prestado. Es de advertir que el trigo devuelto ha de ser de buena calidad, puro, limpio y de recibo, pudiendo el medidor rechazarlo cuando no reúna estas circunstancias.

Siempre que hubiese que acudir a los Tribunales de justicia o al procedimiento de apremio administrativo para hacer efectivo el trigo prestado y creces, el deudor y fiador vendrán obligados solidariamente a pagar todos los gastos, costas y perjuicios que se ocasionen al pósito, incluso los derechos y honorarios de las personas que representen y dirijan al mismo en sus reclamaciones.

La cantidad mayor que puede prestarse en cada extracción, es un cahíz por vecino y únicamente para sembrar, más no para otros fines, aunque sean muy beneficiosos.

La primera extracción será desde el 8 de septiembre de cada año. Si sobrase trigo el pósito se anunciará segunda extracción para el 1 de octubre. Si aún hubiese existencias a fines de este, se anunciará tercera extracción el 1 de noviembre. En cada extracción será preferido el que antes lo solicite, pero el que no hubiera devuelto el trigo y pagado las creces del año o años anteriores no podrá solicitar otro préstamo ni la Comisión concedérselo.

Para la administración, cuidado y acrecentamiento del pósito habrá una Comisión administrativa compuesta de Presidente, Vicepresidente, Vocal 1º, Vocal 2º y Administrador Secretario.

Será Presidente el Párroco o Ecónomo, que haga sus veces en la dirección de la parroquia de S. Pedro Mártir de Urrea de Gaén; Vicepresidente el Alcalde, en propiedad o ejerciente de dicho pueblo; Vocal 1º el Mayordomo ejerciente de la Cofradía del Rosario; Vocal 2º un vecino de dicho pueblo, nombrado por el Prelado, a propuesta del Párroco; y Administrador Secretario, el Coadjutor de la parroquia, nombrado por el Prelado.

La Comisión Administrativa para tomar acuerdos, deberán estar presentes 3 miembros, y siempre por mayoría de voto. El voto del Presidente decide en caso de empate.

En caso de no poder formar parte de esta Junta alguna de las personas indicadas, por incompatibilidad, prohibición u otra causa legal, el Prelado completará la Junta con las personas que tuviese a bien elegir de entre los residentes en Urrea de Gaén.

Corresponde a la Comisión Administrativa, la concesión o denegación del trigo; la censura y aprobación de las cuentas que presentará el Administrador Secretario, sin perjuicio de la resolución superior del Prelado; acordar y presenciar la medición del trigo existente en el granero; autorizar al Presidente para perseguir judicial o administrativamente el cobro de los préstamos.

Corresponde al Presidente representar al pósito en toda clase de actos y contratos, así como ir a juicio; comunicarse con toda clase de autoridades y particulares en asuntos del pósito; cumplir con las obligaciones y deberes que, con arreglo a las leyes incumben a los pósitos de fundación privada, ya sea para la exhibición de los presupuestos y cuentas; remitir las cuentas del pósito, aprobadas por la Comisión con su visto bueno, al Prelado de la Diócesis, conservando un ejemplar en el Archivo Parroquial; inspeccionar la casa granero, así como los libros  y contabilidad del pósito; procurar que en tiempo de Santa Visita, revise el Prelado el pósito y sus dependencias, consignando en el libro de actas, cuanto estime el prelado para el buen régimen del pósito.

El Vicepresidente suple al Presidente, y sucesivamente los vocales por orden de preferencia.

El Administrador-Secretario tiene a su cargo cuidar el trigo y el edificio del pósito; llevar la cuenta clara y detallada las entradas y salidas, que justificará con los vales del Presidente de pedir y los recibos talonarios de cobrar; redactar y extender las Actas de las Juntas que celebre la Comisión Administrativa en el libro correspondiente, autorizándolas con su firma, y las comunicaciones, cuentas e informes de todas clases que hayan de presentarse a toda clase de autoridades; estará muy advertido de que no se entregue nunca trigo sin el vale del Presidente; desempeñar los demás trabajos y comisiones que le encargue la Comisión y el Presidente representando al pósito por delegación de aquel en cuantas reclamaciones hubiera; percibirá anualmente, como retribución, diez cahíces, que le entregará la Comisión desde el 15 de agosto al 8 de septiembre y vivirá gratuitamente en la casa, en que se constituye el pósito, con obligación de ceder, sin retribución alguna, a Doña Serapia Cabañero durante la vida de la misma, las habitaciones que ella elija.

Habrá un Medidor nombrado por la Comisión Administrativa, a las órdenes del Administrador, lo mismo para entregar que para cobrar del pósito, limpiar el local, dar vuelta al trigo y otras operaciones necesarias para su mejor conservación. Estará al servicio de la Comisión para llevar recados, avisar a juntas y demás, siempre bajo la obediencia del Presidente. El medidor recibirá la gratificación de 2 cahíces de trigo anuales, más habitación franca, con obligación de vivir en la misma casa del pósito.

Todos los años se reservarán 2 cahíces para atender a los gastos de contribución y recomposición de la casa, cuyo trigo se venderá o guardará como más convenga a juicio de la Comisión, pero su importe no puede emplearse en otros fines que el indicado.

La Comisión Administrativa asume toda la responsabilidad del pósito. Por tanto la Comisión puede y debe exigir al Administrador-Secretario las responsabilidades e indemnizaciones a que haya lugar, cuando observe deficiencias en el cuidado de la citada casa, o en la cantidad o calidad del trigo. Contra los acuerdos de la Comisión no habrá más apelación que ante el Prelado. Este es el único que puede acudir a los tribunales seculares en defensa del pósito o autorizar a la Comisión al mismo fin.

Si por accidentes imprevistos o por otra causa, tales como propósitos del Gobierno de incautarse de los bienes o de la Administración del pósito, guerra u otro motivo parecido, en cualquier tiempo peligrasen los intereses del mismo, no solamente autoriza, sino que encarga la fundadora con todo interés a la Comisión Administrativa procurar diligentemente, de acuerdo con el Prelado diocesano, buscar modo seguro de salvarlos, aunque sea por medio de una enajenación temporal del inmueble y trigo; y siendo absolutamente imposible la reconstitución del pósito, que se emplee el capital en otra obra benéfica de interés general del pueblo, pero sobre todo para los pobres de Urrea de Gaén. La Comisión, por si sola, no podrá tomar determinación alguna en este sentido, ni variar las disposiciones de esta escritura sin el consentimiento expreso del Prelado, a quien corresponde, en definitiva, determinar la obra benéfica.

Si ocurriese alguna dificultad para la aplicación de lo establecido en esta escritura, sea cual fuere el motivo, o se notarán omisiones, la Comisión Administrativa propondrá al Prelado diocesano su ampliación o reforma dentro del espíritu de la fundación, y sus resoluciones se considerarán como parte integrante de la misma. En igual forma corresponde al Prelado diocesano la aprobación de las instrucciones o reglas para llevar a la práctica lo consignado en esta escritura.

Mientras el Señor conserve la vida a la fundadora, Doña Serapia Cabañero, tendrá participación inmediata en la administración del pósito, considerándola como miembro honorario, con derecho a que se le avise a todas las Juntas, donde quiera que la Señora estuviese, con voz y voto como los demás individuos de la Comisión. Del mismo modo, mientras viva en Urrea de Gaén, el vecino Raimundo López se le considerará como vocal 2º, en atención al interés que ha mostrado en la administración primera del pósito.

En cuyos términos deja formalizada la presente escritura, suplicando a todos los beneficiados con esta institución, que sean muy agradecidos a Dios Nuestro Señor, que es el dador de todo bien, portándose como buenos cristianos, evitando el horrible vicio de la blasfemia y guardando religiosamente los días festivos. Es lo único que les pide en reconocimiento del favor que les hace por caridad y para la mayor gloria de Nuestro Señor Jesucristo, y que la encomienden al Santo Patriarca San José, rogando no solamente por ella sino también por sus deudos y parientes.

Y yo el Notario he enterado a la compareciente de las correspondientes advertencias legales.

Así lo dice y otorga, siendo presentes como testigos, Don Tomás Díez Villanueva y Don Ángel Gracia Domingo, de esta vecindad que aseveran no tener excepción para serlo y no la tienen con respecto a mí el Notario.

Serapia Cabañero, Tomás Díez, Angel Gracia-Signado.Gregorio Rufas-Rubricado.

 El Pósito o Granero de San José de Urrea de Gaén es un ejemplo claro y explícito de cómo las clases poderosas del mundo rural, intentaban paliar la miseria de las clases populares, a través de la caridad.  Si surgió esta iniciativa era claro que trataba de subsanar un problema muy extendido en muchos pueblos, el problema de la usura, ya que los campesinos tenían que recurrir imperiosamente a auténticos buitres prestamistas en determinadas fechas claves del calendario agrícola, como la de la siembra.

Serapia Cabañero, la fundadora era de una de las familias más ricas del Bajo Aragón, la de los Esponeras, ya que su padre se llamaba Francisco Cabañero Esponera. Era soltera, ya de 51 años en el momento de la fundación. La institución, empezando por el nombre, se llama “Granero De San José”, está bajo el patrocinio y control de la Iglesia católica. Desde cualquier punto que la observemos se respira un profundo espíritu religioso en la redacción de la escritura fundacional.

La Comisión Administrativa, está presidida por el párroco; el Admistrador-Secretario es el coadjutor; el vocal 1º es el mayordomo de la Cofradía del Rosario; el vocal 2º lo nombra el Prelado, a propuesta del párroco; el único miembro no controlado por la Iglesia es el vicepresidente, que es “de iure” el alcalde. Y por encima de todos los cargos está la supervisión y control del Obispo diocesano.

En otros aspectos puede verse como está impregnado el funcionamiento del pósito de un espíritu religioso profundo. A la hora de tomar el trigo se pone como fecha, el día de la Natividad de Nuestra Señora. La devolución del trigo prestado será antes del día de la Asunción de la Santísima Virgen. Da la sensación que toda la vida rural a comienzos del siglo XX, gira en torno a las festividades religiosas.

Los usuarios del pósito se ven obligados a practicar determinados comportamientos. Me estoy refiriendo, a que deben ser buenos cristianos, no practicar el horrible vicio de la blasfemia y guardar religiosamente los días festivos. La Iglesia católica controla el pósito, y por tanto impone sus condiciones, lo cual desde un punto de vista ético, como mínimo parece cuestionable. Si alguien no tenía la costumbre de ir a misa los días festivos, estaba excluido del uso del pósito.

Como final del comentario el Pósito o Granero de San José de Urrea de Gaén, es una más de las instituciones de la Iglesia católica, que no se plantea cortar las raíces de la miseria de las clases populares rurales, sino atenuarla y moderarla, con el objetivo de que los campesinos no fluyesen a los sindicatos revolucionarios, que tenían planteamientos muy distintos a la hora de encarar las apabullantes injusticias sociales del campo español.

Unos años después, en diciembre de 1908, la prensa zaragozana10, nos proporciona noticias, escuetas y jugosas, sobre la existencia de instituciones del catolicismo social en Urrea. Nos cuenta que el Sindicato Agrícola acababa de ser inaugurado; además nos habla del fucionamiento del Pósito, ya que presta trigo a los agricultores para la siembra, que lo devuelven a la recolección a un módico rédito de 9 almudes por cahíz. El cronista recuerda a la fundadora Dª Serapia Cabañero; y termina indicando que detrás de todas estas instituciones está la mano del infatigable coadjutor, Luis Turón, oriundo de Híjar.

Dos meses después, de nuevo la prensa zaragozana11 nos informa de que el 7 de febrero de 1909 se inauguró un Circulo Católico instructivo y recreativo para los jóvenes de la localidad. Con esta son ya tres las obras sociales del citado pueblo de Urrea, pues posee además un Sindicato Agrícola, un Pósito de granos o cereales de cuyas instituciones hemos dicho algo en otras ocasiones, en estas mismas columnas. El Pósito de San José se creó en el mes de febrero de 1903. Estaba bajo la presidencia y vicepresidencia del párroco y alcalde respectivamente. Tenía como misión proporcionar trigo a los agricultores en la época de la siembra, y debían devolverlo  con un módico rédito a la época de la recolección, con lo cual se mantendría y engrandecería el Pósito. Para comenzar la obra una señora, Dñª Serapia Cabañero y Temprado proporcionó una cantidad de 120 cahíces de trigo.

En las pascuas de 1909,  Antonio Galve, maestro de niños, y D. Francisco Galindo, secretario del Ayuntamiento, organizaron, bonitas y variadas veladas recreativas, que, además de entretener a los vecinos, llevan un fin moral, digno de todo aplauso.

El Sindicato Agrícola y el Círculo de Obreros Católicos marchaban admirablemente, ya que tenían un buen número de socios y por los palpables beneficios que reportaban a los agricultores, probándose hasta la evidencia que allí donde se trabajaba por Cristo, se tenía ya por seguro el resultado apetecido12.

              Un año después, en abril de 1910 se hablaba de que dentro de pocos días tendría lugar la inauguración solemne de un Hospital, fundado por Doña Serapia Cabañero y Temprado, dama distinguida por su celo y, que ya en años anteriores, había hecho la fundación de un Pósito de grano, que ha sido el sostén de los trabajadores, cuando, faltos de recursos, no podían ni sembrar sus campos ni dar un pedazo de pan para sus pequeños. Todo el pueblo, sin distinción alguna, ha contribuido a las obras, orgulloso de tomar parte en una fundación tan ventajosa y deseando manifestar públicamente su agradecimiento con una bienhechora tan ilustre. Se había acordado que el día mismo de la inauguración, que sería probablemente el día de la Asunción, 5 de mayo, se declarase hija predilecta de esta villa, a Doña Serapia Cabañero, que se diese su nombre a la calle donde estaba el nuevo Hospital, llamada hasta entonces “Calle del Barrio Nuevo”, y que en dicho día tuviesen lugar varios festejos populares. Se destacaba esta señora por sus actos de caridad, y se esperaba para  pronto la venida de las Hijas de San Vicente a esta parroquia, para bien de este católico vecindario13.

La inauguración del Hospital de Urrea de Gaén se produjo el día 8 de mayo de 191014, con gran pompa y boato. Por la mañana hubo misa de comunión con fervorines y motetes, acercándose por vez primera a la mesa eucarística varios niños y niñas, escuchando una plática del párroco.

            A las 9 salió la procesión, que se detuvo en el Hospital, para ser bendecido el local. Terminada la procesión, hubo misa mayor por la capilla de Albalate, en la que ofició D. Luis Espinosa, ministrado por D. José Oliver y D. Francisco Burillo, beneficiado y capellán de Híjar respectivamente. Del sermón estuvo encargado el Rvdo. P. Basilio de Gea, superior de los capuchinos de Híjar, que hizo ver por la claridad y la elegancia, lo qué es y significa un Hospital, levantado por la caridad y sostenido por el entusiasmo de todo el pueblo. Terminada la misa, y acompañados clero, autoridades y pueblo por la rondalla de Albalate, se dirigió la comitiva a la Casa Consistorial, en donde se dio lectura al acta de la sesión del 24 de abril último, por la que se declaraba hija predilecta a Doña Serapia, para pagar de alguna manera sus obras benefactoras, además del Hospital.

            Acto seguido, el alcalde Juan Pamplona descubrió la placa en la que se dedicaba la nueva calle del Barrio Nuevo a Doña Serapia. En la puerta del Hospital había otra placa, que fue descubierta por el párroco.

            En la casa del Pósito de San José, fundado en 1903 por esta señora, habíase colocado otra placa, que fue descubierta por D: Pedro Esponera, teniente coronel de artillería, después de agradecer al pueblo todo cuanto habían hecho.

            Y para que no faltase un obsequio infantil, nos sorprendió con un bonito discurso de niños (Compuesto por el maestro D. Antonio Galve) por el aventajado alumno de la escuela municipal Joaquín Vallesaín.

            Las autoridades e invitados fueron obsequiados por Doña Serapia con exquisitas pastas y licores. Durante todo el día estuvo abierto el Hospital y todas sus dependencias.

            Recurriendo de nuevo a la prensa, podemos conocer algunos nuevos detalles sobre el desarrollo del Sindicato Agrícola, en marzo de 1923, unos meses antes de la llegada al poder del Dictador Miguel Primo de Rivera15.  Sabemos que acababa de celebrar su fiesta de San José, predicando en ella D. José Clavero, coadjutor de la parroquia. Ofició la misa el párroco, D. Salvador Turón. Un coro selecto de jóvenes de la localidad interpretó magistralmente la misa de Pío X. También hubo procesión numerosa, presidida por el Ayuntamiento y la Junta Directiva del Sindicato.

            Después de la función religiosa se reunieron todos los socios; en número de 382, en los salones del Sindicato, con asistencia del Ayuntamiento para enterarles del balance del año 1922, que resultó el siguiente:

 

            Activo……………….68.222,58 pesetas.

            Pasivo………………65.599,91 pesetas.

            Caja…………………   2.662,67 pesetas.

 

            Expuso el señor secretario, don José Clavero un resumen verbal de la situación y marcha económica de la sociedad, en la cual se reflejaba la enorme actividad desarrollada por el Sindicato en bien de los socios.

            Después se procedió a la renovación de la Junta Directiva, siendo elegidos: Presidente, Joaquín Martín. Vicepresidente, José Calahorra. Consiliario, D. Salvador Turón, el párroco. Tesorero, Ramón Pastor, que fue reelegido por su celo y labor realizada. Secretario, D. José Clavero, coadjutor de la parroquia. Vocales, Florencio Tena, Manuel Sesé Lafaja y Manuel Sans. Vice-Tesorero, Lorenzo Casorrán.

            Finalmente la Sociedad obsequió con un refresco, reinando el mayor entusiasmo entre los socios.

 

LAS OBRAS DEL CATOLICISMO SOCIAL EN SAMPER DE CALANDA

 

En otro pueblo de la comarca del Bajo Martín, como Samper de Calanda, también irrumpieron determinadas iniciativas del catolicismo social. En diciembre de 190816, se indica que hace un año ya funciona un Sindicato Agrícola y un Seguro de Caballerías, por iniciativa de su celosísimo señor cura párroco. Su éxito no puede ser más satisfactorio. Ocho siniestros ocurridos hasta aquel momento, habían sido pagados distributiva y puntualmente. Su párroco era José María Blasco, el cual en el mes de febrero de 190917, impartió una conferencia en el Patronato Católico de Obras Sociales de Híjar sobre el tema “el espíritu de asociación”, en la que reflejó su odio y temor visceral hacia los socialistas, comunistas, anarquistas y revolucionarios, que tratan de destruir el orden social, sobre todo, uno de sus pilares básicos, la familia.

Unos meses más tarde, a finales de abril de 190918 se inauguró el Sindicato Agrícola en Samper de Calanda, que había sido recientemente aprobado. Ya parece que funcionaba, así como también el Seguro de Caballerías a fines de 1907, como  acabo de comentar.

El acto tuvo lugar en el Salón de Sesiones del Municipio, presidiendo, el párroco D. Jerónimo Gargallo, y el acaudalado propietario y presidente del Sindicato, D. José Ballester.

            Primero habló el cura, encareciendo la necesidad de asociaciones protectoras de las clases menesterosas, enlazando el bien material con el espíritu religioso, a cuyo fin deben tender estas entidades. Fue muy aplaudido.

            A continuación, el Presidente del Sindicato, D. José Ballester, dijo que ponía a disposición del Sindicato, cuanto vale y posee para bien de la clase trabajadora de la villa. Fueron muy bien acogidas sus palabras.

             También habló el alcalde Jerónimo Gargallo, quien con buen estilo y fácil palabra, pronunció un brillantísimo discurso y muy interesante para ver cómo se iban introduciendo estas instituciones del catolicismo social en Samper. Lo fundamental del discurso, señaló, es la necesidad de dinero para cualquier obra social, ya que sin él no se puede atender los gastos sociales y las obras benéficas, que es la finalidad del Sindicato.

             Afirmó que la única que ha podido desarrollarse sin previo capital ha sido la Mutualidad de San Antonio Abad para las caballerías, por la abnegación del párroco, y secundado por el veterinario D. Francisco Pastor, y porque todos habían comprendido lo positivo de la Mutualidad, por los hechos prácticos que han sucedido.

             El alcalde afirmó que dos eran los medios para conseguir el dinero para el Sindicato; el préstamo del Banco de León XIII o el adelanto por la Junta Directiva y socios del Sindicato, entusiastas y pudientes.

             Recomendó que en ese momento lo más factible para Samper era fundar la Caja Rural, como hijuela y al abrigo del Sindicato para hacer préstamos a la clase media, que era la más necesitada, pero en cantidades relativamente pequeñas y que para comenzar, era haciendo imposiciones el Presidente, siguiendo toda la Junta directiva, y a continuación todos los presentes que pudieran. Si todos colaboraban y buscaban nuevos socios funcionaría. Fundemos la Caja Rural. El alcalde terminó afirmando que era su obligación, como católico social e hijo de Samper.”

            Enseguida se produjo una suscripción de 4.000 pesetas.

            Todo este movimiento católico-social se debió a Jerónimo Gargallo, párroco; a mosén José Mª Blasco:a José Ballester; al médico Mariano Minguez, el cual dijo poner todos sus ahorros a disposición del Sindicato sin interés alguno, para socorrer las amarguras de la clase trabajadora de Samper.

En noviembre de 190919 tenemos nuevas noticias sobre las obras del catolicismo social en Samper de Calanda, ya que el Sindicato Agrícola había constituido la Caja de Ahorros y Préstamos, con muchas imposiciones y más de sesenta préstamos. Al mismo tiempo había abierto el Sindicato Católico y llevaba expendidos en solo el mes de octubre cuatro vagones de abono. Por todo ello parecía que trabajaba bien su Junta Directiva.

 

 

 

Cándido Marquesán Millán

 



[1] DUROSELLE, J.B., Les debuts du catholicisme social en France, 1882-1870, París, 1951.

2 MONTERO, j. R. , La Ceda. El catolicismo social y político en la II República. Vol.1., Ediciones de la Revista del Trabajo, Madrid, 1977.

3 TUSELL, Javier, Historia de ka Democracia Cristiana en España, Sarpe, Madrid, 1986.

4 Maximiliano Arboleya, fue uno de los miembros más comprometidos dentro del catolicismo social.

5 “Los esfuerzos del clero español se han dirigido sobre todo a la propaganda de las regiones rurales. Dos razones había para ello: Primera, los obreros de las ciudades estaban ya sindicados por los socialistas. Segunda, los obreros del campo han conservado, mucho más que los urbanos, el espíritu religioso, sus relaciones con el patrono son más familiares, muchas veces cultivan parcelas, de las que son propietarios, y, por tanto, conservadores. Guardando más la fe, eran más asequibles a la propaganda católica. De paso atacaban la cuestión social en su verdadero campo.” ACEBO, G.,: Origen y desarrollo y trascendencia del movimiento sindicalista obrero, Edit. Jaime Ratés, Madrid, 1915.

 

6 “El catolicismo social se insertaba en un sector de población, conservador por naturaleza. El empobrecimiento de los pequeños propietarios del Norte no constituía una amenaza grave para el orden social existente; como sus homólogos franceses, y alemanes, aquellos eran una clase conservadora, no revolucionaria.” MALEFAKIS, E.: Reforma agraria y revolución campesina en la españa del siglo XX, Ariel, Barcelona, 1979, pag. 19.

 

7 “ Donde brota más espontáneamente esta acción social agraria, es en la mitad no