Facebook Twitter Google +1     Admin

Otro patrimonio aragonés en el exilio

El Periódico de Aragón, 10 de marzo de 2018

 

 

En Madrid reside el poder político del Estado desde Felipe II. Desde finales del siglo XX es también capital económica. Madrid es ya la capital total. Este proceso responde a un proyecto político iniciado en el siglo XVIII con los Borbones, que podemos constatarlo en el diseño de la estructura radial de los transportes, iniciada en el siglo XVIII, según el modelo centralista y uniforme francés; el ferrocarril de mitad del XIX; y el AVE. Aquí se ha consolidado una élite, un núcleo de poder político-financiero-funcionarial-mediático-judicial-cultural que, esta vez sí, ha conseguido la hegemonía peninsular. Élite a la que le resulta difícil entender otras visiones y organizaciones del Estado español.

Centralización que se intensifica. Me fijaré en el mundo de la cultura. El Reina Sofía es un gran museo de arte contemporáneo, pero ahora mucho mejor, al ampliar los fondos de arte cubista, con la aportación de la colección de 39 obras de esa corriente cedidos por Telefónica en depósito por cinco años, renovables. Grandes obras de Picasso, Juan Gris, Georges Braque, María Blanchard, André Lhote, Albert Gleizes, Metzinger, Vicente Huidrobo, Joaquín Torres García y Emilio Pettoruti. «Ahora tenemos una narrativa de la historia del cubismo que solo se puede ver en Madrid», subrayó el comisario de la muestra, Eugenio Carmona.

La coleccionista cubano-venezolana Ella Fontanals-Cisneros donará tras acuerdo con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte al Estado español parte de su colección privada de arte latinoamericano, unas 3.000 obras. La colección se ubicará en el edificio de Tabacalera.

La Fundación Sandretto Re Rebaudengo de Turín cederá a préstamo durante 50 años, unas cien obras de la colección de arte contemporáneo Sandretto, que se ubicará en la nave 9 del Matadero. Nombres como los de Murizio Cattelan, Damien Hirst, Cindy Sherman, Carsten Höller, Doug Aitken, Charles Ray, Anish Kapoor llegarán a partir de 2019.

Como aragonés y zaragozano, me he permitido pensar, mejor soñar, que estas últimas exposiciones llevadas a Madrid podrían haber sido ubicadas en los edificios de la Expo sin uso, como el Pabellón de Aragón, el de España, la Torre del Agua y el Pabellón Puente…

Fijémonos en otras acciones culturales. Acaban de ser rechazadas dos proposiciones no de ley de Compromís y del PSOE solicitando el retorno de la Dama de Elche a su ciudad, como la de los políticos vascos de la devolución del Guernica.

En la Comisión dE Cultura de octubre de 2013 se presentó un proposición no de ley, defendida por el diputado de CHA, Chesús Yuste, con el objetivo del mantenimiento de los arcos mixtilíneos, un rosetón, varios capiteles y algunos frisos de la Aljafería, que habían sido cedidos por el Museo Arqueológico Nacional (MAN) con motivo de la Expo, y que de momento no han sido devueltos. Yuste argumentó: el criterio museístico ha cambiado profundamente en siglo y medio, cuando en 1868, la Comisión Provincial de Monumentos regaló al naciente MAN las obras citadas. Hoy se prima la conservación y la unidad de los conjuntos históricos. Por eso no solo es aconsejable, sino indispensable que especialmente los arcos mixtilíneos y el conjunto de piezas, elementos esenciales del inmueble bien de interés cultural y consustanciales del mismo, permanezcan en el lugar del que forman parte física e históricamente… Cuando hablamos de patrimonio cultural aragonés expoliado o exiliado los aragoneses solemos mirar hacia el este, pero también es importante volver la vista hacia el oeste… Es lo que hace Gonzalo Borrás Gualis, catedrático de Arte de la Universidad de Zaragoza en un artículo de Andalan.es Patrimonio artístico aragonés en el Museo del Prado, donde nos recuerda dos obras emblemáticas.

El santo Domingo de Silos es la tabla principal del retablo encargado a Bartolomé Bermejo en 1474 para la iglesia de su advocación en la ciudad de Daroca, pieza capital de la introducción del renacimiento flamenco en Aragón. La salida de Daroca, como la soberbia puerta mudéjar de la iglesia de San Pedro, con destino al recién creado Museo Arqueológico Nacional en el año 1869, se debe a la frenética actividad del pintor Paulino Savirón Esteban, que se incautó de las mismas, alegando su deficiente conservación. Savirón había sido miembro y secretario de la Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos de Zaragoza entre 1860 y 1869, año este último en que ganó por oposición una plaza del Cuerpo de Bibliotecarios, Archiveros y Anticuarios, con destino en el MAN, en el que se encarga de la adquisición de piezas y objetos para el mismo. Su actuación fue muy contestada en Aragón siendo asimismo el responsable del traslado al MAN de los dos arcos islámicos desmontados de la Aljafería

La tabla de la Virgen de Tobed constituye el oscuro relato de una venta eclesiástica por parte del párroco a fines del siglo XIX, con una rotunda denuncia civil desde el ayuntamiento. Es una pintura al temple, atribuida a Jaime Serra de 1375 y una obra clave de la pintura italogótica aragonesa.

Como conclusión, en un momento en que parece que nadie plantea un modelo de país viable, una auténtica descentralización administrativa, económica, cultural podría ser una alternativa de país totalmente viable. Si de lo que se trata es de vertebrar los territorios de España, lo razonable sería romper con esta dinámica (re)centralizadora.

10/03/2018 13:36 dorondon Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris